Miércoles, jueves y viernes
Miércoles
de
ceniza:
¿Nos dejamos pescar?
Miércoles
de
ceniza:
¿Nos dejamos pescar?
• Elige tu pez: ¿Prefieres uno de
lejos o de cerca?
• El anzuelo es el mismo Jesús,
con lo que “picar” supone
aceptar su modo de vida.
• A lo largo de esta Cuaresma
sería bueno cambiar de mar,
navegar en aguas libres, fuera
de ataduras, explorar otras
corrientes, conocer paisajes,
gentes…
• Si no nos acercamos al anzuelo
es difícil que nos pesque. ¿Te
atreves?
• Te vamos a dar unas pistas…
Miércoles
de
ceniza:
La marca de la ceniza
• Ceniza es la marca de quienes rechazan vivir en
dispersión, llevados por la corriente, por la gente, por
la publicidad...
• En Cuaresma hace falta un cambio...
–
–
–
–
–
–
–
que no hagas gastos superfluos,
que ofrezcas tu tiempo al que te lo pida,
que veas en toda persona a un hermano
que valores más calidad que la cantidad,
que no seas esclavo de las modas, los juegos, el consumo,
que te abstengas de toda violencia,
que te pongas en camino hacia una nueva Vida.
Miércoles
de
ceniza:
Iniciamos la Cuaresma
• Ahora es el tiempo de empezar de nuevo, de prestar
más atención a la Palabra de Dios. Ahora es el tiempo
de emprender el viaje hacia la Vida. Tiempo de
caminar hacia una vida más estable y duradera.
• Ahora es el tiempo que tenemos para insistir en
nuestro corazón y en la comunidad, que debemos
quitar de nuestro alrededor todo aquello que es signo
de muerte: el egoísmo, la insolidaridad…
• Es el tiempo que disponemos para poner más empeño
en trabajar por la vida, para no quedarnos en la piel
• Busquemos nuevos mares, nuevos rumbos. ¡¡A
navegar!!
Jueves
después
de la ceniza:
Buenos propósitos
Jueves
después
• Analiza la imagen:
identifica a los personajes
• ¿Cómo la titularías?
• Imagina que estabas
escuchando, ¿qué decía?
• ¿Por qué le desenchufan
los micrófonos?
• ¿El bien es más fuerte
que el mal?
de la ceniza:
Buenos propósitos
Jueves
después
¿Cómo no alzar las manos?
¿Cómo no dar las gracias?
¿Cómo no anegarse de lágrimas mis ojos?
¿Cómo evitar la sonrisa que explota en mis
labios?
¿Cómo mentir si el corazón grita?
¿Cómo silenciar mis latidos?
¿Cómo, dime, Señor, cómo?
¡Alzaré muy alto mis manos,
en todo momento daré gracias,
anegaré de lágrimas mis ojos,
explotará la sonrisa en mis labios,
mi corazón gritará sin cesar,
sí, latirá, muy fuerte latirá!
de la ceniza:
Buenos propósitos
Porque hoy tengo la oportunidad
de tener la gracia, por tu misericordia,
de empezar una senda nueva,
de caminar a tu lado siempre,
de ser perdonado y perdonar,
de levantarme una vez más,
y contigo marchar y marchar,
siempre hacia delante, sin mirar atrás.
Tú eres camino, verdad y vida,
cura éstas mis heridas,
lava mis manos
y enséñame a caminar.
Fray JRYELA
Jueves
después
de la ceniza:
Buenos propósitos
• La Cuaresma es tiempo de conversión, tiempo
ofrecido por Dios para restablecer la amistad
entre Él y tú, es tiempo de nueva oportunidad.
• ¿Tienes dispuesto el corazón para iniciar este
camino de conversión?
• Dispón tu tiempo, renueva tu oración, ayuna
de las cosas que estorban al corazón para
recibirlo en plenitud
Viernes
después de la ceniza:
Un objetivo para tu vida
Viernes
después de la ceniza:
Un objetivo para tu vida
• Describe la escena
• ¿Te ves representado
por ese joven?
• ¿Qué nombre pondrías
en las flechas?
• ¿Con qué criterio eliges
uno u otro?
• ¿Dios es un camino más
o en todos ellos Él va?
¿De qué depende?
Viernes
después de la ceniza:
Un objetivo para tu vida
¿Buscas un objetivo para vuestra vida?
• En el mundo faltan tres millones de médicos:
– sé médico de los pobres.
• Más de mil millones de seres humanos no saben leer ni
escribir:
– sé maestros para ellos.
• Dos hombres de cada tres no comen lo suficiente:
– sé sembrador y logra que las tierras incultas den cosechas que
los sacien.
• Vuestros hermanos necesitan de vosotros:
– sé sencillamente un noble obrero en cualquier disciplina porque
tu trabajo es nobleza cuando está pendiente de una estrella.
Viernes
después de la ceniza:
Un objetivo para tu vida
• Niégate a meter tu vida en una vía muerta.
– Pero niégate también a la aventura en que cuenta más el orgullo que
el servicio.
• Denuncia, pero ayuda; protesta, pero para construir.
– Que tu misma rebelión sea amor.
• Sed cada uno de vosotros una pequeña parte, una chispa de ese
amor.
• Organizad la epidemia del bien, y que todo el mundo se contagie.
• Fuertes son quienes quieren y creen construir.
• Construid la felicidad de los demás… y el mañana tendrá vuestro
rostro.
• ¿Buscáis un objetivo para vuestra vida?
• El mundo está deshumanizándose: sed personas.
Primera semana
Lunes
de
la
primera semana:
Ayer domingo…
Lunes de la primera semana:
Ayer domingo…
«En aquel tiempo el Espíritu
empujó a Jesús al desierto. Se
quedó en el desierto cuarenta
días, dejándose tentar por
Satanás; vivía entre alimañas y
los ángeles le servían.
Cuando arrestaron a Juan,
Jesús se marchó a Galilea a
proclamar el Evangelio de Dios;
decía: –Se ha cumplido el plazo,
está cerca el Reino de Dios.
Convertíos y creed la Buena
Noticia» Mc 1, 12-15.
Lunes
de
la
primera semana:
Ayer domingo…
• La tentación es siempre algo posible y al alcance
de la mano. Es una manera de ser y de realizarte.
Sólo tiene una connotación: te distrae y aparta de
tu camino, de tu verdad, de tu auténtica
realización personal. La hora de la tentación es
cualquier día, cualquier momento…
• Si te quieres “equipar” para “vencer la tentación”
necesitas momentos de silencio, de oración, de
planteamiento serio de las preguntas que te
orientan hacia una meta.
Lunes
de
la
primera semana:
Ayer domingo…
¡Si la vida es amor, bendita sea!
Quiero más vida para amar! Hoy siento
que no valen mil años de la idea
lo que un minuto azul de sentimiento.
Mi corazón moría triste y lento...
Hoy abre en luz como una flor febea.
¡La vida brota como un mar violento
donde la mano del amor golpea!
Hoy partió hacia la noche, triste, fría...
rotas las alas, mi melancolía;
como una vieja mancha de dolor
en la sombra lejana se deslíe...
¡Mi vida toda canta, besa, ríe!
¡Mi vida toda es una boca en flor!
(Explosión) Delmira Agustin
Martes
de
la
primera semana:
Fuerza para escalar
Martes
de
la
primera semana:
Fuerza para escalar
• Fíjate en la imagen y
describe la escena
• ¿Qué titulo le pondrías?
• ¿Por qué quieren
ascender? ¿Qué significa?
• ¿Por qué cuerda te
resultaría más fácil
ascender?
• ¿Cuál es la más difícil para
ti? ¿Por qué?
Martes
de
la
primera semana:
Fuerza para escalar
• La cuaresma, que recoge la riquísima tradición bíblica de la
preparación, es un tiempo para la búsqueda y el encuentro. Nos
ofrece la posibilidad de un largo retiro espiritual que nos encamina
en los pasos de Jesús y nos invita a compartir su misión de dar la
vida.
• Cuaresma es tiempo de discernimiento interior para morir a todo
aquello que nos aleja de Dios y de los demás, que nos impide
abrazar su voluntad y construirla en nuestras vidas.
• Cuaresma es tiempo de purificación, que nos recuerda la tentación
del egoísmo, del poder, de la riqueza, del individualismo, de la
indiferencia… que lentamente carcomen y corroen nuestra fidelidad
al Reino.
• Cuaresma es tiempo de solidaridad activa, pues el Dios de la Vida
no quiere sacrificios sino solidaridad, vida y bienes compartidos,
entrega y compromiso por la justicia..
Martes
de
la
primera semana:
Fuerza para escalar
• Este es un tiempo de búsqueda y encuentro. Para morir a
nuestro pecado, personal y colectivo, para morir a todo lo
que pone escollos, desvía o derrumba el proyecto solidario
del Reino por el cual Jesús dio la vida y resucitó.
Para el compromiso personal
• Las lecturas bíblicas de cada día de Cuaresma son una
excelente invitación a la búsqueda y el encuentro. Anímate
a dedicar unos minutos diarios a la oración con la Biblia.
• Escribe cada día una pequeña reflexión a partir de la
lectura. Verás como vas construyendo un itinerario a la luz
de la Palabra que te lleva a la conversión y al encuentro con
Jesús, que te hace aligerar el peso y escalar mejor…
Miércoles de la primera semana:
Las apariencias engañan
Miércoles de la primera semana:
Las apariencias engañan
• Describe la imagen
identificando los
personajes
• ¿Cuál era la causa de las
críticas?
• ¿Te has visto alguna vez
en una situación igual?
¿Cómo la resolviste?
• ¿Las apariencias
engañan?
Miércoles de la primera semana:
Las apariencias engañan
Estoy aprendiendo a aceptar a las personas, aun cuando ellas me defrauden, aun cuando se
salgan del ideal que yo tengo de ellas, y aun cuando ellas me hieran con palabras ásperas o acciones
irreflexivas.
Es difícil de aceptar a las personas así como ellas son, y no como yo quiero que sean. Es difícil,
muy difícil, pero estoy aprendiendo, porque yo estoy aprendiendo a amar. Estoy aprendiendo a
escuchar. Para escuchar con todos los sentidos, lo que dice el corazón, lo que dicen los hombres caídos,
los ojos tristes, y las manos inquietas. Para escuchar el mensaje que esconden las palabras, para
descubrir la angustia guardada, la inseguridad enmascarada, y la soledad encubierta. Para penetrar en
la sonrisa falsa, la felicidad simulada, y la adulación exagerada. Para descubrir el dolor de cada corazón,
para descifrar el porqué de las lágrimas. Poco a poco, yo estoy aprendiendo a amar.
Estoy aprendiendo a perdonar, porque el amor perdona, limpia las heridas, y borra las cicatrices
que la incomprensión e inseguridad grabaron en mi corazón herido. El amor alivia la herida que dejaron
los pensamientos dolorosos, y no cultiva las ofensas con piedades y autocompasión. El amor perdona,
da alivio, y extingue todo el dolor en el corazón.
Estoy aprendiendo que el afecto y la aceptación son necesarias para soportar las experiencias
duras a lo largo de los años. Yo estoy aprendiendo a ver el alma de las personas, y las posibilidades que
Dios les dio. ¡Pero, cómo es lento aprender! y ¡cómoes de difícil amar! Aún así, estoy aprendiendo a
amar.
Miércoles de la primera semana:
Las apariencias engañan
• Reflexión:
– ¿Qué tal me va en la escuela del amor?
– ¿Qué es lo que más me cuesta (aceptar, perdonar,
escuchar…?
– ¿Aprenderé a evitar que las apariencias
condicionen mi opinión de las personas?
– ¿Aprobaré todo en junio o tendré que dejar algo
para septiembre?
Jueves de la primera semana:
Ver bien en Cuaresma
Jueves
de
la primera semana:
Ver bien en Cuaresma
• Describe la imagen
• ¿Por qué crees que la
Iglesia tiene que
graduarse la vista?
• Todos somos Iglesia con
lo cual…
• ¿Para qué necesitaría la
Iglesia más agudeza
visual?
Jueves
de
la primera semana:
Ver bien en Cuaresma
Hace más de veinte siglos unos hombres escogieron el poder para humillar a Jesús, la violencia
para colgarle de una cruz… Hoy, 2.012 años después, la mayoría de los que nos declaramos cristianos
hemos escogido la indiferencia para que Jesús no trastoque demasiado nuestras vidas…
Te invito a que en este tiempo de cuaresma revises tu vida como cristiano, como discípulo de
Cristo. Te proponemos unos consejos que te ayudarán a recorrer con Jesús el camino del Calvario… Sólo
así, podrás, unos días después, reconocerle en el camino de Emaús y gozar para siempre de su
compañía.
• Conviértete. De corazón. No te preocupes por la fachada, por el envoltorio. Jesús te conoce de
sobra; no intentes engatusarle con “penitencias de todo a cien.” Rasga tu corazón, no tus vestiduras.
• Ubícate. Utiliza para tal fin “el GPS de los evangelios.” En especial, el pasaje de Lucas (4,1-13).
Acude al desierto donde te esperan un montón de dudas, de tentaciones… Pero no te des a la fuga,
Jesús no te dejará solo, si confías en Él, saldrás victorioso.
• Ayuna. Levántate todos los días con hambre de justicia. Acude a tu trabajo con hambre de
solidaridad. Relaciónate con tus hermanos con hambre de fraternidad. Acoge las pruebas y los
sinsabores con hambre de fe y acuéstate al finalizar la jornada con hambre de Dios. Ya verás como
acabarás dándote “un atracón” de amor, de Amor del bueno.
Jueves
de
la primera semana:
Ver bien en Cuaresma
•
Reza. Cierra las puertas de la desidia, de los ruidos, de las prisas, del “cumpli-miento.” Y, ahí, en lo
escondido, en el interior de tu corazón ama, ora y habla a Dios de los hombres y a los hombres de
Dios; pues nada sabe de oración el que no ama y nada sabe de amor el que no ora.
•
Escucha. Precisamente porque Dios te ha dado una boca y dos oídos, escucha el doble de lo que
hablas. Pon “a cuarentena” tu lengua y escucha la hermosa melodía que Dios, a través de las ondas
de tus hermanos, pone todos los días en tu corazón.
•
Santifícate. Dios, a través de este tiempo de gracia, te envía un mensaje: “La cruz es ante todo una
declaración de amor.” A pesar de que haya gente a tu alrededor que siga prefiriendo un cristianismo
de butaca, tú apuesta por un cristianismo de cruz. Recuerda que una persona santa no es aquella
que nunca cae, sino la que siempre se levanta.
•
Mira a tu alrededor. No es la cuaresma un tiempo para caminar solo. A tu lado, Jesús sigue cayendo
una y otra vez bajo el peso de la cruz. Sólo los que tienes ojos pueden ver las necesidades de los
otros y convertirse en cireneos de tantas personas que siguen recorriendo el camino del Calvario un
día sí y otro también.
•
Ama. Pues sin amor despídete de entender a Dios, porque Él es eso, precisamente Amor. Combate
las dudas, los fracasos, las cruces, el dolor... a base de amor. No olvides que si sufriendo se aprende
a amar, amando se aprende a sufrir. Si amas, la Pascua, la resurrección, la dicha de un Dios-Amor
brotará, y de qué forma, en tu vida y en la de tus hermanos… ¡Haz la prueba!
Viernes
de
la primera semana:
Entender el ayuno
Viernes
de
la
• Describe la imagen
• El corazón está hambriento.
Jesús le sirve el pan, le da
de su pan…
• Cuando estamos
hambrientos quisiéramos
comer sin parar pero, otras
veces nos gustaría llenar la
panza de caprichos ¿De qué
puedes privarte para
demostrarte que no eres
esclavo de nada ni de
nadie?
primera semana:
Entender el ayuno
Viernes
de
la
primera semana:
Entender el ayuno
• Ayuno agradable a tus ojos:
– Que no haga gastos superfluos.
– Que sea beneficioso para los que tienen menos que
yo.
– Que ofrezca mi tiempo al que me lo pida.
– Que prefiera servir a ser servido.
– Que tenga hambre y sed de justicia.
– Que me comprometa en la lucha con marginación.
– Que vea en cada ser humano a un hermano.
– Que ayune de tanta palabra superficial y tanta
discusión inútil.
Viernes
•
•
•
•
•
de
la
primera semana:
Entender el ayuno
Que no me considere dueño de nada
Que ponga mis cualidades a disposición de los demás.
Que prescinda de miedos y añoranzas, depresiones y cobardías.
Que prefiera pasar necesidad, antes que la pase mi hermano.
Que procure ser cada día más libre y sólo El sea mi Señor.
Te pido, Señor, que bendigas mi fragilidad. Cura mis heridas para que no
sangren más. Dame un amor que supere mi dolor, que sea capaz de amar
a quienes me han causado dolor. Porque sólo perdonando encontramos
nuestra naturaleza humana. Un amor que sepa perdonar y curar nos
muestra quiénes somos: frágiles vasos de arcilla, llenos de poder y aroma
divino. Hazme más profundamente humano y acércame más hacia Ti, para
que pueda conocer la alegría de perdonar de corazón.
Joe Mannath
Segunda semana
Lunes
de
la
segunda semana:
Ayer domingo…
Lunes
de
la
«En aquel tiempo, Jesús tomo consigo a Pedro, a
Santiago y a su hermano Juan y se los llevó aparte a
una montaña alta.
Se transfiguró delante de ellos y su rostro resplandecía
como el sol y sus vestidos se volvieron blancos como
la luz. Y se les aparecieron Moisés y Elías
conversando con él. Pedro, entonces tomó la
palabra y dijo a Jesús:
–Señor, ¡qué hermoso es estar aquí! Si quieres, haré tres
chozas: una para ti, otra para Moisés y otra para
Elías.
Todavía estaba hablando cuando una nube luminosa los
cubrió con su sombra, y una voz desde la nube
decía:
–Este es mi Hijo, el amado, mi predilecto. Escuchadle.
Al oírlo, los discípulos cayeron de bruces, llenos de
espanto. Jesús se acercó y tocándolos les dijo:
–Levantaos, no temáis.
Al alzar los ojos no vieron a nadie más que a Jesús, solo.
Cuando bajaban de la montaña, Jesús les mandó:
–No contéis a nadie la visión hasta que el Hijo del
Hombre resucite de entre los muertos». Mc 9,1-9
segunda semana:
Ayer domingo…
Lunes
de
la
segunda semana:
Ayer domingo…
• La comunidad no puede “reducir” la fe al “entusiasmo”
post-pascual. Es la tentación que se expresa en la montaña
iluminada cuando Pedro quiere construir las chozas muy
lejos de la llanura.
• La brillantez de los vestidos quiere resaltar la fascinación
que ejerce sobre los seres humanos ese tipo de experiencia
religiosa “desligada” del sufrimiento y del dolor humano
que acontece diariamente en la llanura.
• Ascenso y descenso se necesitan mutuamente. Ascenso
para celebrar y gozar los avances de la fe. Descenso para
afirmar la fe en medio de la conflictividad y la
contradicción.
Lunes
de
la
segunda semana:
Ayer domingo…
• El monte para resaltar la utopía comunitaria. El valle para
construirla en la cotidianidad y la adversidad. Los “seis
días” de trabajo y fatiga necesitan del “séptimo” de
descanso y adoración si queremos plenitud y dignidad
humana.
• ¿Necesito un alto en el camino -como el que proporcionó
Jesús a sus tres discípulos en el monte Tabor- para verle
transfigurado y transfigurar así también mi vida?
• Vamos por la vida caminando con gozo hacia el encuentro
glorioso con Cristo resucitado; ¿estoy dispuesto a asumir
que a ese triunfo final sólo se llega pasando por la cruz, por
el servicio, por la vida entregada por y a los hermanos?, ¿o
prefiero quedarme en el Tabor (hacer tres tiendas) sin
continuar hasta el Calvario?
Continuará…
Imágenes: Fano
Textos: Roberto Sayalero Sanz
Colegio San Agustín, Valladolid
www.colegiosanagustin.net
Descargar

Diapositiva 1 - Agustinos Recoletos