El arte catalán
Cataluña es un país pequeño, pero ha sido la tierra de muchos artistas que han traspasado fronteras y han
llegado a ser conocidos y benerados internacionalmente. A continuación tienes un pequeño reto; verás una
serie de fotografías de obras famosas, ¿eres capaz de unirlas con sus artistas y con su época o
movimiento artístico? ¡Suerte! 
Tàpies
1
4
7
2
5
8
3
6
Gótico
Gaudí
Oriol Bohigas
Ampúrias
Miró
Arte romano
9
Dalí
Iglesias de la Vall de Boí
El espíritu catalán
Villa Olímpica de Barcelona
Arte contemporáneo
La Sagrada Familia
Basílica de Santa Maria del Mar
La persistencia de la memoria
Modernismo
Románico
Surrealismo
Las Murallas de Tarragona
El pez cantante
Vanguardismo
Arte griego
El arte catalán – Antoni Gaudí y su obra
Antoni Gaudí i Cornet (1852-1926), uno de los arquitectos europeos más innovadores de su
tiempo, se cuenta, hoy en día, entre las figuras catalanas más prestigiosas a nivel mundial.
Gaudí nació en Riudoms, en 1852. En su infancia, fue un muchacho débil y enfermizo,
aquejado de fiebre reumática, lo que no deja de asombrar dada la enorme capacidad que
demostró en su vida adulta. Se licenció en 1878 en Barcelona, ciudad que atravesaba un
período muy propicio para aquéllos con ambiciones artísticas o intelectuales: la Renaixença
(movimiento de renacimiento político y cultural) se hallaba en su punto álgido. Gaudí recibió la
influencia de las teorías de Viollet-le-Duc y Ruskin, así como de las ideas de la generación
modernista, el movimiento catalán correspondiente al Art Nouveau que se formó en
Barcelona alrededor de la Exposición Universal de 1888. Sin embargo, el arquitecto no tardó
en formular su propia estética y desarrollar su inclasificable estilo, que algunos, dada la
ferviente religiosidad del artista, describen como propio de un espíritu visionario.
Un rasgo a destacar en la biografía de Gaudí fue su relación con el influyente industrial
Eusebi Güell y su familia. Gaudí fue aceptado en el círculo de los Güell cuando era un recién
licenciado, lo que resultó crucial para su carrera profesional. Pronto recibió encargos para
proyectos arquitectónicos en sus propiedades y disfrutó del prestigio social que su apoyo
suponía.
En su tiempo, a Gaudí no le faltaron ni admiradores ni críticos, para los cuales su audacia y
originalidad era una muestra de genio o de exceso, respectivamente. En nuestros días, tras
un relativo olvido, su fama a nivel mundial se ha afianzado y, de entre sus obras, los edificios
de la Casa Milà (La Pedrera) y el Palacio Güell, son reconocidos por la UNESCO en su lista de
obras del patrimonio mundial.
El arte catalán – Antoni Gaudí y su obra
Antoni Gaudí i Cornet (1852-1926), uno de los arquitectos europeos más innovadores de su
tiempo, se cuenta, hoy en día, entre las figuras catalanas más prestigiosas a nivel mundial.
Gaudí nació en Riudoms, en 1852. En su infancia, fue un muchacho débil y enfermizo,
aquejado de fiebre reumática, lo que no deja de asombrar dada la enorme capacidad que
demostró en su vida adulta. Se licenció en 1878 en Barcelona, ciudad que atravesaba un
período muy propicio para aquéllos con ambiciones artísticas o intelectuales: la Renaixença
(movimiento de renacimiento político y cultural) se hallaba en su punto álgido. Gaudí recibió la
influencia de las teorías de Viollet-le-Duc y Ruskin, así como de las ideas de la generación
modernista, el movimiento catalán correspondiente al Art Nouveau que se formó en
Barcelona alrededor de la Exposición Universal de 1888. Sin embargo, el arquitecto no tardó
en formular su propia estética y desarrollar su inclasificable estilo, que algunos, dada la
ferviente religiosidad del artista, describen como propio de un espíritu visionario.
Un rasgo a destacar en la biografía de Gaudí fue su relación con el influyente industrial
Eusebi Güell y su familia. Gaudí fue aceptado en el círculo de los Güell cuando era un recién
licenciado, lo que resultó crucial para su carrera profesional. Pronto recibió encargos para
proyectos arquitectónicos en sus propiedades y disfrutó del prestigio social que su apoyo
suponía.
En su tiempo, a Gaudí no le faltaron ni admiradores ni críticos, para los cuales su audacia y
originalidad era una muestra de genio o de exceso, respectivamente. En nuestros días, tras
un relativo olvido, su fama a nivel mundial se ha afianzado y, de entre sus obras, los edificios
de la Casa Milà (La Pedrera) y el Palacio Güell, son reconocidos por la UNESCO en su lista de
obras del patrimonio mundial.
El arte catalán – Antoni Gaudí y su obra
1) Las frases que leerás a continuación son falsas. ¿Cómo se sabe? Identifica las
oraciones del artículo que las refutan.
a) Gaudí era un chico muy deportivo
b) Cuando Gaudí era joven, no había mucha creatividad artística en Barcelona
c) Gaudí no se interesó por las ideas de otros países.
d) Durante muchos años, Gaudí imitó simplemente el estilo de otros modernistas
e) Cuando era viejo, Gaudí conoció a un industrial llamado Güell
f) Todo el mundo estaba de acuerdo sobre la obra de Gaudí
2) Completa las siguientes frases sobre la biografía de Gaudí.
Antoni Gaudí _________ en 1852. Fue en Barcelona _________ __________ sus ambiciones
artísticas. Las ___________ de Viollet-le-Duc ___________ ________ Gaudí. La estética de
Gaudí hizo que su ___________ fuera difícil de clasificar. Gaudí recibió ________ de los
Güell. Hoy en día Gaudí es ________ conocido.
Antoni Gaudí ‘s Work
Casa Milà (La Pedrera)
Apartment block built between 1906 and 1910 in Barcelona for the Milà family. The
façade is an impressive wave-like mass of rough-shipped stone. The windows and
doors seem to be dug out of this stone mass and are trimmed in exquisitely crafted
wrought iron work with vegetal forms on the balconies and astonishing grilles on the
two street-doors. On the stepped terrace, coming as an elegant surprise are the
huge stair exits of sculptured spirals and faced with broken ceramics and marble.
The chimneys bring to mind knights wearing visors. All of this makes up a fantastic
and futurist space. The interior marine decoration - ceilings, columns and the
furniture designed by Gaudí for this house are extremely modern. The Mila
apartments measured 1,323 squares meters, a really vast place. Casa Milà was
classified as World Heritage in the1984 UNESCO Catalogue.
Park Güell
Gaudí planned and directed the construction of the park in Barcelona from 1900 to
1914 for Eusebio Güell.
This park is a place of great plastic beauty. A grand stairway divided by a
mythological dragon or lizard leads to the large hypostyle hall. This is built with 84
inclined columns. These in turn support the great upper plaza, a fine balcony overlooking the city and the sea. The large plaza is delimited by an extraordinary
balustrade-bench which twists in serpentine manner to form winding course,
recesses and small semi-enclosed areas where the facing of brightly coloured
ceramics creates a spectacular collage which seems to have anticipated a vein
explored later avant-garde artists. UNESCO declared Güell Park a place of World
Heritage in 1984. The architects Jose Antonio Martinez Lapeña and Elías Torres in
charge of the restoration of the Park Güell from 1985 - 1993. Fortunately, they
centre their creativity in the old residence of the Count of Güell, turned in a state
school, where by negligence they destroy the Great Screen of the Chapel. The more
censurable, was the manipulation of the long bench a Gaudi master piece of the great
square, with the substitution of most of the original "trencadís" by modern tiles,
leaving an aspect of a bathroom.
La obra de Antoni Gaudí
Casa Milà (La Pedrera)
Edificio construido entre 1906 y 1910 en Barcelona para la familia Milà. La fachada es una
impresionante masa ondulante de piedra que representa el mar. Las aperturas parecen cavadas en
esta masa y están adornadas con una magnífica obra en hierro forjado con formas vegetales para
los balcones y las verjas, sorprendentes para ser los portales del edificio. En el terrado, las
salidas de las escaleras son sorprendentes esculturas helicoidales revestidas con céramicas
pegadas y mármol. Las chimeneas recuerdan guerreros cubiertos con un casco, todo el espacio es
fantástico y futurista. Los espaciosos departamentos están dispuestos a lo largo de la fachada y
alrededor de dos patios circulares. Los apartamentos privados de los Mila medían 1,323 metros
cuadrados que hacían de esta vivienda un lugar realmente inmenso. Los elementos marinos se
encuentran en la decoración interior : techos con movimientos, columnas de piedra esculpida y un
mobiliario creado por Gaudí muy moderno. La Casa Milà está incluida en la lista del Patrimonio
mundial de la UNESCO desde 1984.
Park Güell
A petición de Eusebio Güell, Gaudí diseña y dirige el proyecto del parque entre 1900 y 1914 en
Barcelona. Este parque es un jardín de deslumbrante belleza plástica. La escalinata cortada por
un fabuloso dragón lleva a una gran sala hipóstila. Las bóvedas de esta sala sostenida por 84
columnas inclinadas soportan a su vez una gran plaza de la que podemos contemplar la ciudad y
más allá, el mar. Esta gran plaza está deslindada por un prodigioso banco-parapeto que serpentea
y forma meandros, rincones, y pequeños espacios. Está revestido con espectaculares cerámicas
pegadas, de colores brillantes, que parecen anunciar la vanguardia de los artistas del siglo XX.El
Parque Güell fue inscrito en el Patrimonio Mundial por la UNESCO. Los arquitectos José Antonio
Martínez Lapeña y Elías Torres fueron encargados de la restauración del Park Güell de 1985 1993. Por suerte, centraron su creatividad en la antigua residencia del Conde Güell, convertida
en escuela pública, donde por descuido se destruyo el Gran Biombo de la Capilla. Lo más
censurable de su actuación fué la manipulación del banco de cerámica obra de Gaudi única en el
mundo, con la sustitución de la mayor parte del "trencadís" original por azulejos modernos,
dejándole un aspecto de sala de baño.
Descargar

Diapositiva 1 - Languages Resources