Bautismo del Señor
Ciclo C
Lectura del Santo Evangelio según San Lucas; 3; 15-16. 21-22
En aquel tiempo,
como el pueblo
estaba a la
espera, andaban
todos pensando
en sus corazones
acerca de Juan, si
no sería él el
Cristo; respondió
Juan a todos,
diciendo: «Yo os
bautizo con agua;
pero viene el que
es más fuerte que
yo, y no soy digno
de desatarle la
correa de sus
sandalias.
Palabra del Señor
Él os bautizará en
Espíritu Santo y
fuego».
Sucedió que
cuando todo el
pueblo estaba
bautizándose,
bautizado también
Jesús y puesto en
oración, se abrió el
cielo, y bajó sobre
Él el Espíritu Santo
en forma corporal,
como una paloma;
y vino una voz del
cielo: «Tú eres mi
hijo; yo hoy te he
engendrado».
Todo rey designado por Dios debía ser ungido. Juan
el Bautista, último de los profetas del Antiguo
Testamento, unge al Rey de Reyes, Jesucristo, el
Mesías, el Hijo de Dios y con su Bautismo Jesús inicia
su vida pública. Hasta entonces ha estado en medio
del pueblo, en un segundo plano, creciendo en gracia.
Ahora, revestido con la vestidura del perdón y del
inmenso amor de Dios se dirige a cumplir su misión,
devolver al hombre y a la mujer su verdadera
dignidad, la que la voz anuncia, la de que somos Hijos
de Dios incorporados por nuestro bautismo a Cristo, al
Misterio y a su Iglesia.
¿Eres capaz de reconocer al Señor en tu herman@, en
el que tienes a tu lado?
¿Eres consciente del
significado de tu
Bautismo?
¿Cuál es tu misión?
¿Qué te pide Dios?
José Miguel, Ana y Aitor
Dichosos los que viven la Palabra de Dios y la ponen en
práctica
Descargar

Diapositiva 1