En la Biblia encontramos:
- Matas que hablan (Exodo 3)
- Mares que se abren (Exodo 14)
- Burros que hablan (Número 22:21-28)
- Comida que baja del cielo (Exodo 16)
- Hombres con super fuerza (Jueces 15)
- Niños que matan a gigantes con una sola
piedra (1 Samuel 17:48-50)
- Cuervos delivery (1 Reyes 17:1-6)
- Gente que entran a un horno de fuego
y no mueren (Daniel 3)
- Mujeres que dan a luz cuando tienen casi 100
años y ya pararon de menstruar (Génesis 21:1-7)
Hechos 10:9-20:
“Al día siguiente, mientras ellos iban de camino
y se acercaban a la ciudad, Pedro subió a la
azotea a orar. Era casi el mediodía. Tuvo hambre
y quiso algo de comer. Mientras se lo
preparaban, le sobrevino un éxtasis. Vio el cielo
abierto y algo parecido a una gran sábana que,
suspendida por las cuatro puntas, descendía
hacia la tierra.”
Hechos 10:9-20:
“En ella había toda clase de cuadrúpedos, como
también reptiles y aves.
- Levántate, Pedro; mata y come- le dijo una voz.
- ¡De ninguna manera, Señor! —replicó Pedro—.
Jamás he comido nada *impuro o inmundo.
Por segunda vez le insistió la voz: - Lo que Dios
ha purificado, tú no lo llames impuro.”
Hechos 10:9-20:
“Esto sucedió tres veces, y en seguida la
sábana fue recogida al cielo.
Pedro no atinaba a explicarse cuál podría ser
el significado de la visión. Mientras tanto,
los hombres enviados por Cornelio,
que estaban preguntando por la casa
de Simón, se presentaron a la puerta.”
Hechos 10:9-20:
“Llamando, averiguaron si allí se hospedaba
Simón, apodado Pedro. Mientras Pedro seguía
reflexionando sobre el significado de la visión,
el Espíritu le dijo: «Mira, Simón, tres hombres te
buscan. Date prisa, baja y no dudes en ir con
ellos, porque yo los he enviado.»”
Hechos 10:28-29:
“Entonces les habló así:
—Ustedes saben muy bien que nuestra ley
prohíbe que un judío se junte con un extranjero
o lo visite. Pero Dios me ha hecho ver que a
nadie debo llamar *impuro o inmundo. Por eso,
cuando mandaron por mí, vine sin poner
ninguna objeción. Ahora permítanme
preguntarles: ¿para qué me hicieron venir?”
Hechos 10:34:
“Pedro tomó la palabra, y dijo:
- Ahora comprendo que en realidad para Dios
no hay favoritismos,”
Dios llevo a Pedro a romper:
1- Patrones religiosos
Dios llevo a Pedro a romper:
1- Patrones religiosos
2- Patrones Alimenticios
Dios llevo a Pedro a romper:
1- Patrones religiosos
2- Patrones Alimenticios
3- Patrones sociales y culturales
Dios llevo a Pedro a romper:
1- Patrones religiosos
2- Patrones Alimenticios
3- Patrones sociales y culturales
“Pero cuando Dios manda algo que no
va con la costumbre o con los pactos
establecidos hay que hacerlo, aunque
nunca antes se haya hecho;
hay que instituirlo aunque la institución
sea del todo nueva.”
Agustín de Hipona - Confesiones
Descargar

Document