Casa de la virgen
María,
esposa de José, en
Nazaret (Galilea)
«Alégrate, María,
el Señor está
contigo.»
¿Qué es
esto?
No temas, María, porque Dios
se ha fijado en ti; vas a dar a
luz un hijo, a quien pondrás
por nombre Jesús.
He aquí la esclava
del Señor; hágase
en mí según tu
palabra.
Lc 1, 26-38
Salió un edicto de César Augusto
ordenando que se empadronase todo el
mundo. Iban todos a empadronarse,
a su ciudad.
Lc 2, 1-3
Subió también José
desde Galilea a la
ciudad de Belén,
para empadronarse
con María, su
esposa, que estaba
a punto de dar a
luz.
Lc 2, 4-5
Y sucedió que,
mientras ellos
estaban allí, llegó el
momento del
nacimiento,
Lc 2, 6
…y dio a luz a su hijo
primogénito, le
envolvió en pañales
y le acostó en un
pesebre.
Lc 2, 7
Un ángel anunció a los pastores una
gran alegría: ¡ha nacido hoy un
salvador y esto os servirá de señal:
encontraréis un niño envuelto en
pañales y acostado en un pesebre.
Vamos, pues,
hasta Belén y
veamos lo que
ha sucedido
Y fueron a toda prisa, y
encontraron a María y a
José, y al niño acostado
en el pesebre.
Los Magos se pusieron en camino, y la
estrella que habían visto en el Oriente
iba delante de ellos, hasta que se
detuvo encima del lugar
donde estaba el niño.
Mt 2, 9
Entraron en el portal y vieron al
niño con María su madre, y
postrándose, le adoraron; abrieron
luego sus cofres y le ofrecieron
oro, incienso y mirra.
Mt 2, 11
¡Feliz Navidad!
Gloria a Dios
en el cielo y
en la tierra
paz a todas
las personas
de buena
voluntad
Lc 2, 14
Descargar

Advento