¿Harto de aguantarte
las ganas de... en
locales públicos?
¿Deseas personalizar
tu propio cuarto de
aseo, quitándole ese
aspecto anodino y
aséptico, que lo hace
similar a cualquier
otro?
Puede que aquí encuentres
lo que necesitas
Para empezar, diseños florales. Al fin y al cabo, les vas a aproximar un capullo...
Los hombres, no vamos a
negarlo, pensamos
generalmente en la mujer
cuando desenfundamos.
Por eso, el toque femenino
favorece el escenario
Con cierto estilo
A lo basto
Para sentarse
acogedoramente
Un urinario como éste puede ayudarte a superar complejos
Otros seran acordes a tu personalidad deportista...
... O política.
Los hay que
posibilitan
afinar la
puntería.
Como éste,
que invita a
apuntar a la
mosca...
Los que
atraen a
amantes
del
riesgo...
O a músicos.
Si eres de los exquisitos, este modelo que te lo hace todo te parecerá muy adecuado
Si eres un ecologista seleccionador de residuos, querrás algo así
Los masoquistas también encontrarán lo que desean.
Con todo lujo de detalles
Si no tienes
simpatías hacia
Billy Gates,
éste te va a
encantar
Tener un retrete
reservado para ti en
el trabajo puede ser
posible instalando
el kit de
“ocupado”, con
piernas que se
mueven de forma
programada...
¡Y ya está!
Como profesor de historia medieval...
O como persona sociable que lo comparte todo...
Te gustarán estos modelos: “side by side”...
... para parejas de distinto sexo ...
... O “vis à vis”.
No faltan modelos para quienes disfrutan al tiempo de la lectura, de una copa, ...
... O del PC (usar teclados inalámbricos)
Lo último: el urinario femenino para las que
siempre están compitiendo con los hombres
Pero, terminada la
evacuación,
... No debe faltarte NADA
Ser previsor nunca está de más
Y tampoco en esto deben
faltar posibilidades para
poner de manifiesto nuestra
personalidad
... Sea la que sea
Acabada la manipulación, algo imprescindible: el aseo manual
Porque hay que
guardar, además
de la higiene, las
formas
Aunque haya sequía, ya sabes que “agua que no has de beber, déjala correr”
Descargar

Tipos de aseos