Clic para avanzar
Como velado por un sueño
despierta el día,
Neblinoso, húmedo,
frío día de invierno.
Apenas se distinguen
las siluetas de los árboles,
Como fantasmas mecidos por el viento.
El parque desolado, silencioso,
Aún es temprano y todo duerme.
Es bello observar el paisaje
Cubierto por la densa niebla,
adivinar qué son esas formas,
Tal vez sueños que han escapado de la noche,
o algún espíritu travieso que juega en el parque...
La niebla...Intangible con su misterioso encanto...
Salgo a mojarme y perderme en la bruma.
Yo también seré una forma inquieta, sutil,
indefinida, que corre tras los árboles.
FIN
Descargar

Diapositiva 1