Yo pido a los Reyes Magos,
con todo el amor de mi alma,
no recibir ya juguetes
en cajas color de plata
cuando llega Navidad.
Que para cumbres nevadas
y ángeles de fantasía,
basta la mentira humana
que viaja en trineos rojos
deseándonos feliz pascua.
A este mundo de parados,
regalad más esperanza,
y a tanto niño con hambre
-huérfanos por la metralladadles hogar, padre y madre.
Con niñez tan castigada,
no puede ser Navidad.
Con niños sin un mañana
no esperemos que haya paz.
Traednos, Reyes, templanza,
parad la ley del aborto
dada por gentes sin alma,
y lo que se gasta en muerte
usadlo para que nazcan
niños de ojazos alegres
que traigan nueva alborada
a este mundo desquiciado.
Y a nuestra alma que clama
por la paz universal
dadle amor, fe, y esperanza.
Descargar

Yo pido a los Reyes Magos