“COMPA , EL
PERRITO
DE
COMPAÑÍA”
“Compa, el perrito de compañía” C.P. Ntra Sra de los Dolores. El Raal
Tenia 12 años había salido
de casa para jugar un
partido de fútbol con sus
amigos. Estaba feliz porque
le habían regalado unos
zapatos nuevos de deporte.
Iban a participar en un
campeonato. ¡El era el
portero!.
“Compa, el perrito de compañía” C.P. Ntra Sra de los Dolores. El Raal
Al cruzar la calle se
encontró con un perro
herido. Tenía heridas
grandes y aullaba
tristemente pidiendo ayuda.
El perro era pequeño cabía
en una cartera del colegio.
Tenia las patas cortas, era
marrón con pelo largo y
lacio. Sus orejas pequeñas
estaban caídas. Sus ojos de
color verdes se cerraban
poco a poco.
“Compa, el perrito de compañía” C.P. Ntra Sra de los Dolores. El Raal
Pablo, que así se llamaba el
niño, lo cogió con mucho
cuidado y lo llevó a su casa.
Allí se encontró con que no
tenia lo suficiente para
curarlo.
“Compa, el perrito de compañía” C.P. Ntra Sra de los Dolores. El Raal
Buscaba y buscaba en los
armarios de la cocina, en el
botiquín y sólo encontró
una venda y tiritas. Lavó
con cuidado al perrito y,
luego lo vendó. Cuando
había terminado, oyó como
se abría la puerta de su
casa.¡Eran sus padres!
“Compa, el perrito de compañía” C.P. Ntra Sra de los Dolores. El Raal
Carmen, su madre al verlo
le preguntó: ¿Qué haces
con un perro en casa?
¿Está herido?.Y Pablo le
contestó: Sí, tendremos
que llevarlo al veterinario.
Su madre cogió el coche
y los llevó al veterinario.
Allí le dijeron que el perro
tenía quedarse tres días
para curarlo bien.
“Compa, el perrito de compañía” C.P. Ntra Sra de los Dolores. El Raal
Pablo y su mamá
compraron un collar al
perro y la mamá de
Pablo compró al perro
una pelota pequeña de
muchos colorines y a
Pablo un tren de juguete.
“Compa, el perrito de compañía” C.P. Ntra Sra de los Dolores. El Raal
Llegaron a su casa y Pablo
encontró que tenía un
vecino nuevo llamado
Manuel y le decían Manu.
La mamá de Manu era una
señora muy amable que le
invitó a conocer su casa y
a cenar.
“Compa, el perrito de compañía” C.P. Ntra Sra de los Dolores. El Raal
La cena fue exquisita.
Durante la cena le
contaron a los nuevos
vecinos la aventura del
perro que habían
encontrado.
“Compa, el perrito de compañía” C.P. Ntra Sra de los Dolores. El Raal
Pasaron los 3 días y Pablo
con su mamá y su vecino
Manu fueron a recoger al
perro. El perro los reconoció
enseguida y se puso a
juguetear con los pies de
Pablo.
“Compa, el perrito de compañía” C.P. Ntra Sra de los Dolores. El Raal
Estando ya en casa llamó
a la puerta un
desconocido.
Era alto, grueso, rubio de
ojos azules y una gran
barba rizada.
Su aspecto era nervioso
y se le notaba algo serio.
“Compa, el perrito de compañía” C.P. Ntra Sra de los Dolores. El Raal
El desconocido preguntó si
habían visto un perro
marrón con manchas
blancas, de orejitas
pequeñas que se le había
escapado al ver a la perrita
de su vecina mientras
paseaban.
“Compa, el perrito de compañía” C.P. Ntra Sra de los Dolores. El Raal
Carmen le invitó a pasar y le
ofreció un café.
Pablo enseñó el perro al
desconocido y éste le dijo
que era el suyo.
Cuando se acercó a
acariciarlo el perro dio un
salto y se puso a ladrar y
corrió hacia los brazos de
Pablo que lo abrazó muy
sorprendido.
“Compa, el perrito de compañía” C.P. Ntra Sra de los Dolores. El Raal
Pablo sospechó que algo raro
pasaba. Le preguntó al
desconocido el color del
collar que llevaba el perro
cuando se perdió.
-Era gris. Dijo el desconocido.
-Pablo y su mamá se dieron
cuenta que no era el dueño
del perro porque cuando
encontraron al perrito no
llevaba ningún collar.
-Y así se lo dijeron al
desconocido.
“Compa, el perrito de compañía” C.P. Ntra Sra de los Dolores. El Raal
Si, es verdad, pero
dejadme que os lo
explique todo. Yo estoy
solo todos los días desde
que mi mujer y mis tres
hijos murieron en un
accidente de tráfico.
Necesito compañía y
cuando vi al perrito herido
fui a por él, pero Pablo
llegó antes. Por eso me he
hecho pasar por su
dueño.
“Compa, el perrito de compañía” C.P. Ntra Sra de los Dolores. El Raal
Pablo y Carmen se quedaron
boquiabiertos porque no se
esperaban esa sorpresa.
Entonces Pablo encontró la
solución: ¡ Mamá, ya lo
tengo! Podemos dejarle el
perro mientras tu trabajas y
yo voy al colegio
“Compa, el perrito de compañía” C.P. Ntra Sra de los Dolores. El Raal
Su madre lo abrazó y
después de darle un beso
contestó: Claro que si hijo
mío, pero no sabemos mucho
de este señor.
El desconocido les dijo que
se llamaba Blas y que vivía
en la calle de al lado de ellos.
Que sobrevivió al accidente
pero que no podía trabajar y
necesitaba un bastón para
caminar.
“Compa, el perrito de compañía” C.P. Ntra Sra de los Dolores. El Raal
Como vivo cerca de aquí,
les dijo, vendré todos los
días a recoger a tu perro y
te acompañaremos al
colegio. A las 5 te lo
devolveré.
“Compa, el perrito de compañía” C.P. Ntra Sra de los Dolores. El Raal
Pablo se alegró mucho y
propuso: Blas, puedes elegir
tú el nombre de nuestro
perro.
Pero Blas, emocionado,,
respondió: Le llamaremos
Compa y será nuestro
compañero.
“Compa, el perrito de compañía” C.P. Ntra Sra de los Dolores. El Raal
Fin.
“Compa, el perrito de compañía” C.P. Ntra Sra de los Dolores. El Raal
“Compa, el perrito de compañía” C.P. Ntra Sra de los Dolores. El Raal
Descargar

Diapositiva 1