Beber un vaso de leche
caliente o una taza de té.
Leer en la cama un
libro poco interesante.
Permanecer tranquilo/a.
No ver películas que puedan
asustarte o causarte terror
antes de acostarte.
Intentar anular cualquier
ruido que pueda molestar en
el interior de la casa.
Tomar un baño
agua caliente.
de
Escuchar música que
te resulte relajante.
Acostarse en la cama
hecha.
Dormir sobre un cojín
mullido.
Procurar que la
temperatura de la
habitación sea la
adecuada.
fin
Noelia Cívico, Marina García,
Maria Eugenia Ifer y Laura Rovira
Descargar

Diapositiva 1