CRECIENDO
EN LA OBRA DEL SEÑOR
SIEMPRE
REUNIÓN REGIONAL,
VARONES CON MINISTERIO,
San José Tetel,
Septiembre 22, 2012.
Texto base:
“Así que, hermanos míos
amados, estad firmes y
constantes, creciendo en la
obra del Señor siempre,
sabiendo que vuestro trabajo
en el Señor no es en vano”
(1 Corintios 15:58).
Para crecer necesitamos estar
FIRMES . . .
Pensemos en Colosenses 2:6,7.
La base de mi fe: “En él”
La fuerza de mi fe: “Arraigados y
sobreedificados”. Con raíces que
alimentan y cimiento estable e
inamovible.
La vitalidad de mi fe: “Acciones de
gracias”. Ver lo que Dios hace y
agradecerlo, me hace crecer.
Para crecer necesitamos estar
Y CONSTANTES.
También se destaca:
La calidad de mi fe:
No retrocede (Hebreos 10:35-39).
El secreto de mi fe:
Me acerco (Hebreos 10:22)
confiadamente para alcanzar el
oportuno socorro (Hebreos 4:16).
Para lograr esto tenemos los siguientes
RECURSOS
1. La SANGRE de CRISTO que elimina
de mi vida:
El pecado como CONDICIÓN.
Dice: “Tenemos pecado” (1 Juan 1:8),
pero ya he sido libertado de su ley
(Romanos 7:23 – 8:3).
¿Creo y vivo Romanos 6:22?
Para lograr esto tenemos los siguientes
RECURSOS
1. La SANGRE de CRISTO que elimina
de mi vida:
El pecado como ACCIÓN.
La meta es: “para que no pequéis”
(1 Juan 2:2; 3:6,9).
¿Tengo la disciplina sugerida en
Romanos 13:14?
Para lograr esto tenemos los siguientes
RECURSOS
1. La SANGRE de CRISTO que elimina
de mi vida:
El pecado como VIRUS.
Pero 1 Juan 1:7 me dice que esto
sólo es efectivo “si andamos en luz”,
es decir, si ya no hay pecado EN mí.
Sólo queda el “pecado que nos asedia”
(Hebreos 12:1).
Para lograr esto tenemos los siguientes
RECURSOS
2. El ESPÍRITU SANTO:
Que es el PODER que vivifica mi cuerpo
(Romanos 8:10,11).
Por medio del renacimiento (Juan 3:5), la
regeneración y la renovación (Tito 3:5).
Para lograr esto tenemos los siguientes
RECURSOS
2. El ESPÍRITU SANTO:
Que es la VOZ que convence mi corazón
de pecado, justicia y juicio (Juan 16:8),
para que crea en Cristo (de pecado),
que está a la diestra del Padre (justicia)
y ha vencido a Satanás (juicio).
Para lograr esto tenemos los siguientes
RECURSOS
2. El ESPÍRITU SANTO:
Que es la FUERZA que me santifica
“para alcanzar la gloria de nuestro
Señor Jesucristo”
(2 Tesalonicenses 2:13,14).
Transformándome “de gloria en gloria”
(2 Corintios 3:18; 4:6).
Para lograr esto tenemos los siguientes
RECURSOS
3. La PALABRA DE DIOS, pero debo:
OÍRLA (leerla), porque la fe es por el oír
(Romanos 10:17).
CREERLA al aprenderla, persuadirme y
ponerla por obra (2 Timoteo 3:14,15).
PERMITIR que sea cambiado por ella
para ser (no estar) “preparado para
toda buena obra” (2 Timoteo 3:14,15).
Para lograr esto tenemos los siguientes
RECURSOS
4. La ORACIÓN, por ella obtengo:
SANTIFICACIÓN (1 Timoteo 4:5), pues
no sólo abarca alimentos, sino toda
acción.
COMUNICACIÓN (Colosenses 4:2) al
pedir, observar y dar gracias.
CRECIMIENTIO, pues soy fortificado y
edificado (Judas 20).
Para lograr esto tenemos los siguientes
RECURSOS
5. Mi IGLESIA LOCAL, que:
ORA, pero debe ser informada
(Hechos 4:23,24; 14:27; 21:18,19).
APOYA, porque se le pide que lo haga
(Romanos 15:30-32).
SE PREOCUPA, pues todos se ven como
miembros los unos de los otros
(1 Corintios 12:25,26).
RESUMEN
Al crecer, necesariamente habrá:
ESFUERZO,
SACRIFICIO,
LÁGRIMAS Y DOLOR.
Pero, “no es en vano”
(1 Corintios 15:58).
RESUMEN
¿Quiero ser digno de
gozar el cielo
habiendo hecho menos
por quien hizo tanto
por ti?
Descargar

Creciendo en la Obra