El anuncio como elemento de
comunicación
El EMISOR de este anuncio es la propia compañía Donna
Karan y esta dirigido (RECEPTOR) fundamentalmente a
consumidores jóvenes, tanto hombres como mujeres (“for
woman, for men”). El CANAL en este caso es internet, las
revistas, la prensa… El MENSAJE es el propio spot, con su
eslogan, sus imágenes, sus símbolos (CÓDIGO) con el fin
de atraer sutilmente al consumidor. El anuncio pretende
coaccionar a nuestra mente para que compremos el
producto con elementos que inducen al engaño unas veces
y otras no, sin que el consumidor perciba su
intencionalidad camuflada.
Elementos básicos
• La manzana, cuyo simbolismo tiene su origen en Adán y Eva.
Simboliza la tentación, lo pecaminoso, lo prohibido.
•Los jóvenes perfectos, con la función de dar una imagen
conocida al producto y que la gente se identifique con ellos
mediante el uso del producto
• La ciudad de Nueva York, símbolo de lo urbano, el estilo, la
grandeza reflejada en el Empire State al fondo
• La moto con la función de resaltar la riqueza, el éxito, el
prestigio social
• El eslogan, que hace referencia de nuevo a la tentación, ahí
vemos la relación estrecha entre eslogan y la manzana
Más información
Esta línea de perfumes “Red delicious” de Donna Karan tiene
su origen en la llamada “Be delicious” con la cual comparte
prácticamente todos sus símbolos. Después de ver la
comparación entre los dos spot nos damos cuenta que lo
único que realmente ha cambiado es la palabra Red y
probablemente el aroma del perfume. Pero ¿Qué se busca
realmente con este cambio? Pues bien si buscamos el
simbolismo del color rojo encontramos: “Se considera agresivo,
vital, cargado de energía, afín al fuego, y sugiere tanto el amor como la
pasión, exalta los impulsos eróticos y el entusiasmo.” No
podemos
quedar entonces indiferentes ante que esto unido con
lo anterior no es solo coincidencia.
Conclusión
El spot cohesiona muy bien todos los elementos para sugerir
en el joven comprador un deseo de comprar el producto el
cual lo identificará con el éxito social, sexual, económico y
posiblemente también el perfume sea “un elixir para la
juventud eterna”.
Con un simple cambio de nombre y de spot el producto logra
evocar sensaciones totalmente distintas pero al fin y al cabo
lo que tenemos es un perfume, más o menos barato pero
realmente lo que estamos comprando no es el perfume sino
lo que este simboliza.
En nuestra opinión, el spot es efectivo ya que viéndolo no
pudimos resistir la tentación de degustar su “apasionado”
olor.
Descargar

Diapositiva 1