la locución divina que dio origen al
punto 933 de Camino: «Cuentan de
un alma que, al decir al Señor en la
oración "Jesús, te amo", oyó esta
respuesta del cielo: "Obras son
amores y no buenas razones".
Piensa si acaso tú no mereces
también ese cariñoso reproche»
¿Que puedo hacer?
• Velar, escribiendo en el ordenador;
• Entregar la carta a tiempo;
• Contarme a mi mismo un cuento, una oración,
– Un sacrificio.
¿Y si el demonio me la lía?
• Ese ser orgulloso, que esta en, casi, todas
partes, ese espíritu que no soporta que se
mofen de el. Dios lo tenga encerrado en su
jaula.
• Tu obediencia debe ser muda. ¡Esa lengua!.
• No olvides tus oraciones de niño, aprendidas
quizá de labios de tu madre.– Recítalas cada
día con sencillez, como entonces.
De San José dice Santa Teresa,
• En el libro de su vida: “Quien no hallare Maestro
que le enseñe oración, tome este glorioso Santo
por maestro, y no errará en el camino”.- El
consejo viene de alma experimentada. Síguelo.
• San José. Padre de Cristo, es también tu Padre y
Señor.– Acude a él.
• Nuestro Padre y Señor San José es Maestro de la
vida interior.– Ponte bajo su patrocinio y sentirás
la eficacia de su poder.
Pobreza
• No consiste la verdadera pobreza en no tener,
sino en estar desprendido: en renunciar
voluntariamente al dominio sobre las cosas.
Por eso hay pobres que realmente son ricos. Y
al revés.
• No tienes espíritu de pobreza si, puesto a
escoger de modo que la elección pase
inadvertida, no escoges para ti lo peor.
Recursos, recortes, salud
• ¡Cuántos recursos santos tiene la pobreza!
• --¿Te acuerdas? Tú le diste, en horas de agobio
económico para aquella empresa apostólica,
hasta el último céntimo de que disponías.
• Y te dijo– Sacerdote de Dios--:”yo te daré
también todo lo que tengo”.– Tú de rodillas.
Y…”la bendición de Dios Omnipotente, Padre,
Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre ti y
permanezca siempre”, se oyó.
– Aún te dura la persuasión de que quedaste bien
pagado.
Postrimerías
• Si eres apóstol, la muerte será para ti una
buena amiga que te facilita el camino.
• ¿”No has oído con qué tono de tristeza se
lamentan los mundanos de que cada día que
pasa es morir un poco”?
– Pues yo te digo: alégrate, alma de apóstol, porque
Cada día que pasa te aproxima a la Vida.
Esto de aquí es un continuo acabarse: aún no
empieza el placer y ya se termina
• ¿No brilla en tu alma el deseo de que tu Padre-Dios se
ponga contento cuando te tenga que juzgar?
• No tengas miedo a la muerte. ---Acéptala, desde
ahora, generosamente…. cuando Dios quiera….
como Dios quiera… donde Dios quiera….
• --No lo dudes: vendrá en el tiempo, en el lugar y
del modo que más convenga….Enviada por tu
Padre-Dios ---Bienaventurada sea nuestra
hermana la muerte!
Anímate.-- ¿No sabes que dice San
Pablo, a los de Corinto, que
• “cada uno recibirá su propio salario a medida de su trabajo”?.
• Siempre.--¡Para siempre!—Palabras manoseadas por el afán
humano de prolongar – de eternizar--- lo que es gustoso.
• Palabras mentirosas, en la tierra, donde todo se acaba.
• El cielo: “ni ojo alguno vió, ni oreja oyó, ni pasaron a hombre
por pensamiento las cosas que tiene Dios preparadas para
aquellos que le aman”
– ¿No te empujan a luchar esas revelaciones del apóstol?.
Tú –si eres apóstol– no has de morir,
-- Cambiarás de casa, y nada más.
Vida de infancia
• Cuando quieras hacer las cosas bien, muy bien,
resulta que las haces peor.– Humíllate delante de
Jesús, diciéndole: ¿has visto como todo lo hago mal?
–Pues, si no me ayudas mucho, aún lo haré peor!
– Ten compasión de tu niño: mira que quiero
escribir cada día una gran plana en el libro de mi
vida… Pero, ¡soy tan rudo!, que si el Maestro no
me lleva de la mano, en lugar de palotes esbeltos
salen de mi pluma cosas retorcidas y borrones
que no pueden enseñarse a nadie.
• Desde ahora, Jesús, escribiremos siempre entre
los dos.
Descargar

obras son amores