A. W. Tozer dijo: Un creyente real es un
ser extraño… Tiene amor supremo por
un Ser al que nunca ha visto, habla en
forma familiar con Alguien a quien no
puede ver, espera ir al cielo por la virtud
de Otro, se vacía a sí mismo para ser
llenado, admite que está equivocado
para poder ser declarado justo, se
humilla para poder ser exaltado…
Muere para poder vivir.
¿Qué tendría que
sucederle para que
usted diera el paso
de rendirse al Señor?
• Un ascenso inesperado
• Ver brillar a sus hijos en la
vida.
• Llegar con bien a un año más.
• El cuidado diario del Señor.
• El haber sido librado de la
muerte
¿Qué cosa le haría
dar este paso?
Romanos
6:11-14.
El pasaje nos habla
de la ineludible
responsabilidad
del creyente frente
al pecado.
El comportamiento
del creyente frente
al pecado es una
cuestión de convicción.
¿A que convicciones
debo llegar
para enfrentar
mi responsabilidad
frente al pecado?
De este texto podemos
desprender dos
declaraciones que nos
ayuden a convencernos del
cómo debemos responder
frente al pecado.
A. El creyente debe considerarse
muerto al pecado. (11ª)
1. Consideraos.- calcular; tomar cuenta
de o contar como seguro.
2. Romanos 6:1,6
a. “Porque los que hemos muerto al
pecado,…”
b. “…que nuestro viejo hombre fue
crucificado”
3. Gálatas 2:20 “Con Cristo estoy
B. El creyente debe considerarse
vivo para Dios. (11b)
1. “pero vivos para Dios en Cristo Jesús,..”
2. Efesios 2:1 “Y él os dio vida a vosotros, cuando
estabais muertos en vuestros delitos y pecados”
3. “…muertos al pecado”, “…muertos en
vuestros… pecados”
4. 2ª Corintios 5:14 dice: “Porque el amor de
Cristo nos constriñe, pensando esto: que si uno
murió por todos, luego todos murieron; …”
La comprensión de lo que
significa nuestra nueva vida debe
transformarse en la permanente
convicción en nuestros corazones
y en nuestras mentes.
Esta es la primera convicción
a la que debemos llegar…
A. El creyente debe evitar ser
dominado por el pecado. (12,13ª)
1. “No reine… el pecado en
vuestro cuerpo mortal…”(12)
2.“…ni tampoco presentéis
vuestros miembros al
pecado…” (13ª)
B. El creyente debe consagrar
su vida a Dios. (13b, 14)
1. La forma de la consagración. (13b)
a. Romanos 12:1
b. presentaos = poner a lado de
2.La razón de la consagración (14)
¿No le da gusto saber que,
aunque todavía seguimos
pecando, la Biblia declara que
los creyentes estamos muertos
al pecado, no por lo que
hagamos sino por lo que
Cristo hizo en la cruz?
¿No sería esta razón
suficiente para rendirnos
al Señor?
Descargar

Diapositiva 1