Las bodas de cana. Juan 2, 1 - 12
Juan 2:1 - 12
1 En aquel tiempo, hubo una boda en
Caná de Galilea, a la cual asistió la
madre de Jesús.
2 Jesus y sus discípulos también
fueron invitados.
Jesús y María, su Madre,
fueron invitados a un casamiento en Caná, un
pueblito próximo a
Nazaret, de
donde era Natanael.
Estaban en plena fiesta
cuando María que ayudaba a los dueños de casa
había advertido que el vino se había acabado.
Y que se acabara el vino en
medio de la fiesta era un deshonra terrible para los novios.
Se acercó entonces discretamente a Jesús y le dijo:
-No tienen vino.
Jesús le contestó : -Que le vamos a hacer tu y Yo?. Todavía
no llegó mi hora
Sin embargo María les indicó a los
mozos que servían:
-Hagan lo que Él les diga.
Sonrió Jesús al ver la insistencia de su
madre
y ordenó a los mozos:
6 Había allí seis tinajas de piedra,
de unos cien litros cada una, que
servían para las purificaciones de
los judíos.
7 Jesús dijo a los que servían:
“Llenen de agua esas tinajas”. Y
las llenaron hasta el borde.
Los mozos hicieron
lo que les mandó y
llenaron hasta el
borde las tinajas.
Éstas eran seis, de
piedra, con una capacidad
entre 80 y 120 litros cada una.
Enseguida dijo Jesús:
-Ahora llévenla un poco de esa agua al “maitre”,
para que la pruebe.
9 Así lo hicieron, y en cuanto el encargado
de la fiesta probó el agua convertida en
vino, sin saber su procedencia, porque
sólo los sirvientes la sabían, llamó al novio
10 y le dijo: “Todo el mundo sirve primero
el vino mejor, y cuando los invitados ya
han bebido bastante, se sirve el corriente.
Tú, en cambio, has guardado el vino mejor
hasta ahora”.
Este fue el primer milagro que
hizo Jesús.
Y que realizó por pedido de su
Madre, a quien nada le niega.
11 Esto que Jesús hizo en Caná
de Galilea fue el primero de sus
signos. Así manifestó su gloria y
sus discípulos creyeron en él.
Palabra del Señor
Descargar

Document