Construcción de un trapezoide conociendo la
longitud de sus lados y de una diagonal
Datos:
Conviene hacerse
una idea del
cuadrilátero que
vamos a construir
y de cómo van
situados los datos
en él.
Construcción de un trapezoide conociendo la
longitud de sus lados y de una diagonal
Para ello dibujamos
un esquema aparte, tal
y como muestra la
imagen.
Así vemos que
podemos resolver el
problema por
triangulación: construir
un triángulo con dos
lados y la diagonal,
para añadir por último
los dos lados
restantes,
completando el
trapezoide.
Construcción de un trapezoide conociendo la
longitud de sus lados y de una diagonal
Situamos uno
de los lados
como base,
centrándolo
sobre la recta
horizontal.
Construcción de un trapezoide conociendo la
longitud de sus lados y de una diagonal
Desde un
extremo del
lado a
trazamos un
arco con la
longitud de la
diagonal como
radio.
Construcción de un trapezoide conociendo la
longitud de sus lados y de una diagonal
Desde el otro
extremo
trazamos otro
arco con la
longitud del
lado b como
radio.
Ambos se
cortan en el
tercer vértice
del
cuadrilátero.
Construcción de un trapezoide conociendo la
longitud de sus lados y de una diagonal
Dibujamos la
diagonal y el
lado b en la
posición así
obtenida.
Construcción de un trapezoide conociendo la
longitud de sus lados y de una diagonal
Desde el
vértice anterior
trazamos un
arco con la
longitud del
lado c como
radio.
Construcción de un trapezoide conociendo la
longitud de sus lados y de una diagonal
Desde el
extremo del
lado a,
dibujamos
un arco con
radio igual a
la longitud
del lado d.
Ambos
arcos se
cortan en el
cuarto y
último
vértice del
trapezoide.
Construcción de un trapezoide conociendo la
longitud de sus lados y de una diagonal
Dibujamos
con una
línea recta
el lado c.
Construcción de un trapezoide conociendo la
longitud de sus lados y de una diagonal
Y por último
el lado d.
Construcción de un trapezoide conociendo la
longitud de sus lados y de una diagonal
El ejercicio se
considera
terminado una
vez que
hayamos
rotulado con
limpieza y
precisión los
cuatro lados
del
cuadrilátero.
No borramos
nunca los
trazados
hechos a lápiz
o con compás.
Descargar

Diapositiva 1