Géneros periodísticos
Carlos Terrones
SEMANA 6
Setiembre de 2012
Géneros periodísticos

Son los diferentes estilos, formas o
modalidades de hacer periodismo, ya sea
escrito, radial, televisivo o electrónico.

También se habla de discursos periodísticos,
en vez de géneros, pues son muchos los
híbridos que se forman cuando estos últimos
se entremezclan entre sí.
Concepto
“Los géneros periodísticos son aquellas
modalidades de la creación literaria
relacionadas con la información y
destinadas a ser difundidas por cualquier
medio de difusión colectiva, con el ánimo
de atender a los dos grandes objetivos de
la información de la actualidad: el relato de
acontecimientos y el juicio valorativo que
provocan tales acontecimientos”
(José Luis Martínez Albertos)

José Luis Martínez Albertos argumenta que los
géneros y los estilos existen a partir del mismo
momento en que hay diferentes objetivos literarios
o sociales.

Sus orígenes proceden de la teoría clásica de los
géneros literarios (épica, lírica, dramática,
narrativa, etc.).

En la actualidad, son tres los tipos de géneros
tradicionales: el informativo, el interpretativo y el
de opinión o comentario.
Género Informativo
Su función es relatar los hechos, reflejándolos de
la manera más objetiva posible, sin añadir
opiniones.
Su estilo es sobrio y escueto. No permite la
presencia de la primera persona al escribir.
Incluye la nota informativa y la entrevista.
Nota informativa referida a la muerte de Osama Bin Laden, publicada en
el diario El Comercio (02-05-2011):
Acabó el terror de Bin Laden
Líder de Al Qaeda fue abatido en una operación militar en Pakistán. Barack Obama señala que se ha
hecho justicia a las víctimas de ataques
WASHINGTON [EL COMERCIO/AGENCIAS]. Uno de los más crueles terroristas que ha conocido la
historia cayó ayer. Osama Bin Laden, el cerebro de Al Qaeda detrás de los atentados del 11 de
setiembre del 2001, murió en una operación encabezada por Estados Unidos, informó ayer el
presidente de EE.UU., Barack Obama.
“Un pequeño equipo de estadounidenses llevó a cabo el ataque y capturó los restos de Bin Laden”,
señaló el mandatario en un dramático anuncio nocturno desde la Casa Blanca. “Se ha hecho
justicia”, agregó.
Desde hace tiempo las autoridades habían creído que Bin Laden, el hombre más buscado en el
mundo durante casi una década, estaba oculto en una región montañosa a lo largo de la frontera
entre Pakistán y Afganistán. Sin embargo, un funcionario estadounidense confirmó que el líder
terrorista fue abatido en una mansión cercana a Islamabad.
Un agente de inteligencia pakistaní también confirmó que el líder de Al Qaeda murió en el país
islámico.
En la operación realizada a primera hora de ayer intervino un pequeño equipo estadounidense.
Además de Bin Laden, murieron otros tres hombres adultos, incluido al parecer uno de los hijos del
cabecilla terrorista y dos de sus mensajeros personales, así como una mujer usada como escudo por
un combatiente y cuya identidad no fue revelada.
Género Interpretativo
Se caracteriza por poseer un estilo narrativo original.
Incluye las siguientes clasificaciones: reportaje,
crónica, análisis y también la entrevista. También es
conocido como género híbrido.
Se ubica en posición equidistante entre el género
informativo y de opinión.
Si bien no incluye opiniones propiamente dichas, sí
presenta gran cantidad de datos de contexto,
brindando los elementos necesarios para que el
lector entienda los hechos.
Análisis sobre la muerte de Osama Bin Laden (Suplemento Domingo
(08/05/2011):
El terror después de la felicidad
En Nueva York, en estos días, las heridas toman forma de sonrisas. Al júbilo por la ejecución de Osama
bin Laden, le sigue la incertidumbre de si, al fin y al cabo, matar al líder de Al Qaeda en vez de
apresarlo vivo era acaso lo que Estados Unidos necesitaba.
El lunes por la mañana, el servicio del subway neoyorkino anunció el relanzamiento de su campaña
llamada “Si ves algo, di algo”, ideada después del ataque al World Trade Center. En la afamada
Estación Central la seguridad fue reforzada. El nivel de alerta también era elevado en los aeropuertos.
Y pese a la noche de júbilo del domingo, la ciudad que nunca duerme se despertó, además de
desvelada, con un sentimiento de aprensión que hacía una década le era ajeno.
“¡Yo estoy feliz de que hayan matado a ese hombre que tanto daño le hizo a mi religión!”, dice Mariam
Abadeh, una musulmana de cabeza cubierta y cejas pobladas en Times Square. A su lado, varios jóvenes
gritaban “U-S-A, U-S-A”. En Ground Zero, el sentimiento era de regocijo, pero también de tristeza. Se
suponía que un domingo la familia olvida las penas, pero con apenas unos tweets salidos de la cuenta
de un asesor de Donald Rumsfeld, el mundo se enteró de la muerte de Osama bin Laden antes del
anuncio oficial. Y así, como los tornados o huracanes, los sentimientos del pasado volvieron a
apoderarse
del
pueblo
de
Estados
Unidos.
El pasado miércoles, un día antes de la llegada de Obama a Nueva York, el servicio secreto tocó la
puerta de Wave F. Chan, con copias impresas de sus posteos en Facebook. El interrogatorio, a él y a su
hermano, constó de 50 preguntas y duró varias horas. Igual, al día siguiente, Chan –un agente
inmobiliario de ascendencia china residente en Manhattan– acudió armado de letreros en contra de
quien él llama el “Presidente Imbécil Obama” (President Ass Hat Obama).
Género de opinión o comentario
En este género se valora los hechos y se enjuicia.
Las opiniones pueden estar ancladas en los valores,
ideas y sentimientos del autor de los textos, y no
necesariamente en los acontecimientos.
Están incluidos: el editorial, la columna o artículo, la
caricatura de opinión, el comentario, la crítica o
reseña y la carta.
Artículo de Adolfo Ogi, asesor de la ONU, publicado en
El Comercio (03-05-2011):
Bin Laden: duro golpe al terrorismo internacional
Osama Bin Laden representó para Estados Unidos y para el resto del mundo no solo el rostro del terror,
sino el más buscado. Por ello, así como su muerte marca un hito en la lucha contra el terrorismo
internacional, también tiene en estos momentos el impacto de un golpe psicológico –una suerte de alivio
generalizado–, sobre todo para quienes sufrieron en carne propia los atentados perpetrados por la red
islámica Al Qaeda que él lideró.
Debe recordarse que, además de los atentados contra las Torres Gemelas (World Trade Center) de Nueva
York, la red de trenes de Cercanías de Madrid, el metro y otras arterias de Londres y un distrito turístico
de Bali, se le atribuyen ataques a diversos objetivos estadounidenses, como las embajadas en Kenia,
Tanzania y Yemen, entre otros. En fin, una retahíla de acontecimientos violentos que desde la opinión
pública estadounidense parece haber culminado con la muerte de Bin Laden. Lamentablemente, esa
lectura es incompleta.
El golpe perpetrado a Al Qaeda es, sin duda, una victoria táctica, el epílogo de la historia de violencia que
Bin Laden se encargó de iniciar cuando le declaró la guerra a Estados Unidos, a pesar de haber sido uno de
sus principales colaboradores en la resistencia afgana contra el comunismo en la década de los 80. No
obstante, el terrorismo islámico es una telaraña difícil de erradicar y su desarticulación no acaba con la
muerte de su líder emblemático.
Basta escuchar las amenazas veladas de las facciones del talibán, asentadas en la frontera de Afganistán
con Pakistán, o de los líderes del Hamas palestino, que han lamentado la muerte del líder de los
muyahidines (combatientes musulmanes), hoy reconocido como un ‘mártir-héroe’ de la Yihad (guerra
santa).
Bin Laden no era ya un jefe operativo en el fundamentalismo islámico. Pero también es claro que existen
grupos radicales que, cual funesto legado, nacieron bajo su inspiración, no lo veían como un terrorista,
sino como un combatiente sagrado, un luchador.
Descargar

Seminario de Periodismo Digital 2.0