LAS HURDES
En las Hurdes Altas los valles son más estrechos y
pedregosos, abundan menos los frutales y son más escasos
los pequeños huertos con plantaciones de calabazas, maíz,
coles…, construidos, a veces, sobre pequeños paredaños.
Más allá de las tierras próximas a las alquerías están los
bosques de pinos, que son lo dueños y señores de la
vegetación y muy en segundo lugar algunos olivos, robles,
castaños, nogales….y chopos, fresnos, álamos, mimbreras y
avellanos silvestres en las riveras de los ríos.
Como sotobosque muchas plantas aromáticas que das a
las Hurdes su típica fragancia y contribuyen a que las abejas
elaboren dulcísima miel en las muchas colmenas que allí
existen.
LAS HURDES.-Comarca situada al Norte de la
provincia de Cáceres integrada por 5 municipios y
unas 40 alquerías. Se divide en Hurdes Bajas (
municipios de Pinofranqueado y Caminomorisco )
y Hurdes Bajas (municipios de Nuñomoral,
Ladrillar y Casares de Hurdes).
Dicen que en Las Hurdes dominan los pinos y las
piedras, yo diría que también el olor
CASAR DE PALOMERO.-Antesala de las Hurdes. No
olvide el caminante visitar el bar denominado El Curandero.
Casi en las afueras del pueblo, donde a la sombra de una
higuera “sanaba” los domingos “don Tomás”, el muy
célebre curandero del Casar. Allí sirven un riquísimo magro
muy bien servido y mejor escanciado con vino tinto y más
si el hambre y la fatiga acucian el estómago y las piernas
del caminante.
PINOFRANQUEADO.-Al llegar a Pinofranqueado, el
caminante puede relajarse bañándose en las aguas claras
del río Los Angeles. Es tan cristalina que puede beberse y
permite contemplar a los pequeños peces que juegan con
los pies´.
Terminado el baño es un placer tumbarse sobre la hierba
a la sombra de cualquier fresno o álamo y dejarse llevar
por las ensoñaciones
CAMINOMORISCO.-Por poco dinero puedes
alquilar una habitación en el Hostal del Abuelo, en las
afueras del pueblo. Si duermes por las noches con las
ventanas abiertas, podrás escuchar los sonidos que
vienen del próximo bosque. Ten parecerá oír el grito de
búho, que te dice : “duerme en paz, extraño
caminante; yo, que soy el espíritu de las densas
noches de estos bosques, vigilo con mis redondos ojos
verdes tu descanso y te envío un saludo”
EL GASCO.- Con Martilandrán y La Fragosa parecen
dormidos al arrimo del río Hurdano y más allá de los
tiempos. El Gasco es una de las alquerías que todavía
conserva algún tipismo. Sus callejuelas son estrechas ,
tortuosas y empinadas. Las casas bajas y pequeñas,
con paredes de piedras – ya hay muchas excepciones,
como puede verse- y los tejados también,
normalmente de lanchas de pizarras grises
MONASTERIO DE SAN
JOSÉ.-Está en el valle de Las
Batuecas, ya en la provincia
de Salamanca. Aparte del
edificio-vivienda con capilla y
de algunos caserones viejos,
todavía quedan una serie de
pequeñas ermitas
semiderruídas, separadas
entre sí y perdidas en las
malezas, donde en otros
tiempos los frailes eremitas, en
solitario recogimiento, hacían
vida de oración y penitencia.
No sé si todavía sigue allí fray
Matías, con quien tuve alguna
relación en otros tiempos
Descargar

Diapositiva 1