Programa de capacitación de
Lectio Divina para Niños
promovido por
“Fundación Ramón Pané Inc.”
www.fundacionpane.org
Presidente Honorario: Cardenal Oscar Rodríguez Madariaga.
Presidente: Hno. Ricardo Grzona.
Adaptación de Lectio Divina Dominical para niños: Eduardo Pineda.
La mayoría de las caricaturas que aparecen en está presentación son propiedad de la Fundación
Ramón Pané Inc., por lo que nos reservamos el derecho de uso.
Misioneritos
Aun no tienen fe
Prepárate para iniciar:
Materiales:
• Hoja de trabajo para cada uno de los niños.
• Y lápices de colores, lapiceros o plumones
para que los niños puedan escribir y tijera
para recortar
INSTRUCCIONES EN ROJO
INVOCACIÓN AL
ESPIRITU SANTO
Gracias por enseñarnos a vivir
como hermanos.
Ven Espíritu Santo y enséñanos
a encontrarte en el Pan de la
Palabra y en el Pan de la
Eucaristía
Y darnos tu amor, queremos
alimentarnos con tu Palabra y tu
Pan que llene nuestra vida y
sacie nuestro ser. Te amamos
Jesus Palabra te amamos Jesus
Eucaristía, ayúdanos a ser tus
testigos. AMEN.
Amén.
• Este Domingo XII del tiempo ordinario
continuamos con la lectura del
Evangelio de San Marcos, a partir de
los versículos siguientes a la lectura del
pasado domingo. Este relato que nos
presenta la liturgia para este día, es
conocido como “la tempestad
calmada”.
TEXTO BIBLICO: Marcos, 4, 35-41
«Aún no tienen fe»
4,35: Aquel día al atardecer les dijo: —Pasemos a la otra orilla.
4,36: Ellos despidieron a la gente y lo recogieron en la barca tal como
estaba; otras barcas lo acompañaban.
4,37: Se levantó un viento huracanado, las olas rompían contra la barca
que se estaba llenando de agua.
4,38: Él dormía en la popa sobre un cojín.
Lo despiertan y le dicen: —Maestro, ¿no te importa que naufraguemos?
4,39: Él se levantó, increpó al viento y ordenó al lago: —¡Calla,
enmudece!
El viento cesó y sobrevino una gran calma.
4,40: Y les dijo: —¿Por qué son tan cobardes? ¿Aún no tienen fe?
4,41: Llenos de temor se decían unos a otros: ¿Quién es éste, que hasta
el viento y el lago le obedecen?
BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO
Mira el Evangelio de otra forma
https://www.youtube.com/watch?v=dLcTTRJXzEo
LECTURA
¿QUÉ ME DICE EL TEXTO? Lee en silencio de nuevo el
evangelio trata de recordar algunas de las frases clave o
más importantes y junto a tu catequista armen juntos de
nuevo esta parte del Evangelio
Esta desesperación los lleva a despertar al Maestro, y
ha preguntarle si no le importa que ellos se ahogaran.
Jesús no responde la pregunta, sino que sus palabras
se dirigen al viento y al mar, ordenándoles silencio.
Una vez calmada las aguas, Jesús les pregunto a sus
discípulos porque tenían miedo, y porque no poseían
Fe. Ante el miedo y la duda, el Señor propone la Fe,
una Fe firme capaz de sostener a la persona en los
momentos de “tempestad”, para sobreponerse a ella,
y seguir el camino.
Si pensamos la barca sin Jesús, nos
quedamos con una imagen triste y
desoladora, porque en ella reinaría la
tristeza y la desesperación, se acercarían las
tormentas y difícilmente se saldría de ellas.
La presencia de Jesús en la barca garantiza
la seguridad, calma los miedos, y otorga el
don de la Fe.
Reconstruimos el texto:
¿En qué momento del día se desarrolla el
relato? ¿Qué estaba haciendo Jesús en el
momento de la tormenta?
¿Qué hacen, y dicen los discípulos a Jesús?
¿Qué le dice Jesús al viento y a las aguas?
¿Qué ocurre con estas?
¿Qué les pregunta Jesús a sus discípulos?
¿Qué sintieron? ¿Qué se preguntaban entre
ellos?
MEDITACIÓN
¿QUÉ ME DICE A MÍ EL TEXTO? Responde las preguntas en tu
cuaderno misionero y pregúntale al sacerdote o a las
religiosas de tu comunidad, como escucharon ellos el
llamado de Jesús a entregarse por completo a la vida
consagrada.
ORACIÓN
¿QUÉ LE DIGO YO AL SEÑOR?
Padre, estoy creciendo
Cada día estoy más grande y eso me pone feliz y contento.
Estoy creciendo, estoy más alto, más grande.
Ayúdame a crecer también en el corazón.
Que cada día sea más bueno, que tu amor me llene por adentro hasta que
contagie a los que me rodean.
Ayúdame a crecer en sabiduría, en oración, en solidaridad, en buen humor,
en entrega a los demás.
Cuídame mucho, como cuidaste a tu hijo Jesús cuando crecía.
Hazme parecido a él, con sus mismos sentimientos y actitudes.
Que crezca como un buen hijo tuyo en la fe, la esperanza y sobre todo en el
amor. Amén
PUEDES ESCRIBIR UNA ORACION PERSONAL EN LA PARTE DE ATRÁS DEL
DIBUJO DE PEZ QUE TE DIO TU CATEQUISTA.
CONTEMPLACIÓN
¿CÓMO VIVO EL TEXTO DEL EVANGELIO?
Contemplar es ir adentrándose en el misterio, es ir dejando en
nuestro corazón, en nuestra mente una sola frase que nos haga
recordar la Palabra del Señor. Repetimos varias veces esta frase
del Evangelio para que vaya entrando a nuestro corazón:
«Aumenta nuestra fe» (Versículo 40
Anota en grande la frase en tu cuaderno misionero y repítela
varias veces y cuando en la Eucaristía se diga esta frase, repítela
desde el corazón. Escribe la frase en el corazón que corresponde.
ACCIÓN
¿A QUÉ ME COMPROMETO?
Quinto momento: ACCIÓN… ¿A que me comprometo?
En el grupo, nos comprometemos a ser parte una Barca,
la de la Iglesia, que navega firme con la seguridad de que
el Señor esta en medio de ellos. Nos comprometemos a
adentrarnos en las situaciones de vulnerabilidad social
de nuestra comunidad, preparando alguna campaña
durante el año para conseguir donaciones de ropa,
medicamentos, u otras necesidades materiales. Lo
acompañamos también con nuestra oración por cada
uno de ellos.
Anota tu compromiso en tu cuaderno misionero y recuerda las tareas
asignadas en la acción. Y pégalo en tu cuaderno misionero.
ORACIÓN FINAL…
Querido amigo Jesús… Gracias por dejarnos en tu
corazón, ese corazón lleno de amor para nuestras vidas,
gracias por darnos cada vez más una nueva vida, gracias
por darnos tu corazón y tu amistad.
Contigo al Padre Alabamos, Reverencia te rendimos
y con el Espíritu Santo te esperamos por los siglos de los
siglos. AMÉN.
Hasta el otro domingo querido amiguito…..
Recuerda que la Palabra de Dios, debe reinar en tu corazón.
El próximo domingo
viviremos otra Lectio
Divina Heeeeee!!!.
DIOS TE BENDIGA
Descargar

Misioneritos