MÁS QUE UNA CONTUSIÓN COSTAL
AUTORES: M. D. GRAURE, A. C. COMAN, J. FLORES TORRECILLAS, F. GUILLEN CAVAS
INTRODUCCIÓN
Los traumatismos torácicos cerrados en ancianos en tratamiento con anticoagulantes
orales pueden complicarse a veces con un hemotórax, debido al sangrado del
parénquima pulmonar o de los vasos de la pared torácica, sea la causa determinante
una fractura o una simple contusión costal.
DESCRIPCIÓN DEL CASO
• MOTIVO DE CONSULTA
Mujer de 78 años, en tratamiento con Acenocumarol por prótesis mecánica aórtica,
que acude a su médico de familia por disnea y dolor agudo a nivel del costado
izquierdo que aumenta con los movimientos respiratorios, de 3 días de evolución.
Según refiere, hace 6 días sufrió una caída en el aseo de su casa, golpeándose en el
costado izquierdo contra el borde de la bañera. La paciente ha sido valorada en
Urgencias en dos ocasiones, siendo dada de alta con el diagnóstico de contusión costal.
Radiografías torácicas realizadas en
el servicio de Urgencias
Ulteriormente se realiza drenaje torácico quirúrgico de forma urgente con eliminación
de 2 litros de sangre. Para descartar la persistencia del sangrado tras el drenaje, se
realiza TC tóraco-abdómino-pélvico con contraste que demuestra la presencia de
fracturas de las últimas dos costillas izquierdas, enfisema subcutáneo, leve
hemoneumotórax izquierdo con tubo de drenaje bien posicionado y contusión en
parénquima pulmonar izquierdo, con leve pérdida de volumen. Durante su estancia en
el hospital la paciente permanece estable hemodinámicamente, la evolución ulterior
siendo favorable.
Radiografías que demuestran la presencia de Hemotórax izquierdo antes y después de realizar el drenaje torácico.
ESTRATEGIA PRÁCTICA DE ACTUACIÓN
 Todos los pacientes anticoagulados presentan un riesgo
mayor de sangrados
tras traumatismos, por lo que precisarán un seguimiento estricto por parte de su
médico.
• EXPLORACIÓN FÍSICA
A la exploración física destaca: palidez mucocutánea, dolor espontáneo en reborde
costal izquierdo que aumenta con los movimientos respiratorios y a la palpación, con
hematoma local pero sin crepitación ósea y abolición completa del murmullo
vesicular en hemitórax izquierdo. El resto de la exploración es normal. La paciente
mantiene sus constantes vitales dentro de los parámetros normales.
• EVOLUCIÓN
Ante la sospecha de hemotórax se remite al servicio de Urgencias donde se realiza un
análisis de sangre (Hb 8,1 mg/dl, Ht 26,9%, leucocitos 19460, neutrófilos 71%, INR
3,2) y una radiografía de tórax en la que se observa gran acumulación líquida en
prácticamente todo el hemitórax izquierdo, con posible fractura de la séptima costilla
izquierda, confirmándose el diagnóstico de sospecha. El segundo análisis de sangre
confirma el proceso de anemización secundaria (Hb 8,1 mg/dl, Ht 24,4%) y ante la
descompensación respiratoria de la paciente se decide administrar oxigeno a alto flujo
y transfundir concentrados de hematíes y complejo protrombínico.
 Frecuentemente
es difícil de diferenciar entre una contusión y una fractura
costal, el seguimiento clínico siendo imprescindible.
 Un hemotórax en un paciente con traumatismo torácico se puede sospechar
ante la no mejoría del dolor con aparición de disnea, abolición del murmullo
vesicular en el hemitórax afecto y anemización, si la pérdida de sangre es masiva.
 El hemotórax puede ser una complicación aguda pero también puede surgir
días o semanas después del traumatismo.
 La radiografía de tórax confirma el diagnóstico de hemotórax en la mayoría de
los casos.
Referencias bibliográficas:
• Gómez P, Bolaños F, Cepeda E. Hemotórax tardío “Una entidad poco considerada”. Neum Cir Tor 2003; 62:38
• Carda Casalta C, Hemotórax tardío tras fractura costal. Revista Española de Cirugía Osteoarticular Vol. 42 Nº 228 octubre - diciembre 2006; 198:201
• Sirmali M, Turut H, Topcu S at al. A comprehensive analysis of traumatic rib fractures: morbidity and
management. Eur J Cardiothorac Surg 2003; 24:133-8
Descargar

contusión costal