NOVENA A LA INMACULADA
MISIONERAS DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN
Nuestro Instituto está, desde su
fundación, especialmente consagrado a
María.
Ella, en el misterio de su
Inmaculada Concepción, es para nosotras
modelo de comunión frente al poder
disgregador del pecado. Da nombre a
nuestra familia religiosa, es nuestra
Protectora y Madre y colaboramos con
ella en la obra salvadora de Cristo (C.C. 8)
Con esperanza y confianza en Dios, que
camina con su pueblo, emprendemos
esta novena a nuestra Protectora y
Madre, la Inmaculada Concepción, en
comunión y solidaridad con nuestros
pueblos que sufren la enfermedad, el
desempleo, la muerte.
Las reflexiones han sido tomadas de José Antonio Pagola
PRIMER DÍA: LUCAS 1:26-38
LA VERDADERA ALEGRÍA
*«Alégrate» Es lo primero que María escucha
de Dios y lo primero que hemos de escuchar
también hoy. Cuando falta la alegría, la fe
pierde frescura. Todo se hace más difícil. Es
urgente despertar la alegría en nuestras
comunidades y recuperar la paz que Jesús nos
ha dejado en herencia.
*«El Señor está contigo» No es fácil la alegría
en estos tiempos Sólo puede nacer de la
confianza en Dios.
*«No temas» Son muchos los miedos que nos
paralizan a los seguidores de Jesús. El miedo
nos está haciendo mucho daño. Necesitamos
recuperar la confianza en Dios que está con
nosotros.
*«Darás a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús» También a nosotros, como a
María, senos confía una misión: contribuir a poner luz en medio de la noche
PRIMER DÍA
LA VERDADERA ALEGRÍA
Hacemos hoy presente juntamente
con María Inmaculada a tantas
personas que viven la impotencia
ante la enfermedad, la pobreza, el
desempleo…
¿Con nuestra misión vamos
acompañando a tantas hermanas y
hermanos en su sufrimiento?
Cantamos: En el trabajo de cada día, cómo vivías y amas tú…
SEGUNDO DÍA: LUCAS 1,39-40
AMOR SALVADOR
+Uno de los rasgos característicos del
amor cristiano es tratar de acudir junto
a quien puede estar necesitando nuestra
presencia.
+Ese es el primer gesto de María después
de acoger con fe la misión de ser madre
del Salvador. Ponerse en camino y
marchar aprisa junto a otra mujer que
necesita en estos momentos su cercanía.
+Este amor que nos hace tomar parte en
las cargas y el peso que tiene que
soportar el hermano es un amor
«salvador», pues libera de la soledad e
introduce una esperanza y alegría nueva
en quien sufre, pero se siente
acompañado en su dolor.
SEGUNDO DÍA
AMOR SALVADOR
Al igual que María
acompañemos a nuestras
hermanas y hermanos que
sufren la injusticias, el abuso de
poder, la impunidad…
¿Cómo Vivimos este Amor
Salvador en lo cotidiano de
nuestras vidas?
Cantamos: Santa María, de la
esperanza, mantén el ritmo de nuestra
entrega.
TERCER DÍA: LUCAS 1, 41-45
PORTADORA DE LA BUENA NOTICIA
+«La madre de mi Señor». Así lo proclama Isabel a gritos y llena del
Espíritu Santo. Es cierto: para los seguidores de Jesús, María es, antes que
nada, la Madre de nuestro Señor. Éste es el punto de partida de toda su
grandeza.
+«Bendecida por Dios entre todas las
mujeres», ella nos ofrece a Jesús, «fruto
bendito de su vientre».
+Isabel la declara dichosa porque «ha
creído». María es grande no simplemente
por su maternidad biológica, sino por
haber acogido con fe la llamada de Dios a
ser Madre del Salvador.
+María, la evangelizadora: María ofrece a todos la salvación de Dios que
ha acogido en su propio Hijo. Ésa es su gran misión y su servicio. Según
el relato, María evangeliza no sólo con sus gestos y palabras, sino porque
allá a donde va lleva consigo la persona de Jesús y su Espíritu.
TERCER DÍA
PORTADORA DE LA BUENA NOTICIA
Lleguemos con María Inmaculada a
tantos jóvenes decepcionados de la
vida, que terminaron sus estudios y
no consiguen empleos dignos, que
buscan y no encuentran una
oportunidad para salir adelante
¿Los encuentros que tenemos con
nuestras hermanas y hermanos en
nuestro diario caminar son gozosos y
portadores de Buenas Noticias?
Cantamos: Alégrate, llena de gracia, Virgen María alégrate.
CUARTO DIA: LUCAS 2, 15-19
EXPERIMENTAR HOY LA FUERZA
SALVADORA DE JESUS
•«María guardaba todas estas cosas
meditándolas en su corazón».
No conserva lo sucedido como un
recuerdo del pasado, sino como una
experiencia que actualizará y
revivirá a lo largo de su vida.
No es una observación gratuita. María es modelo de fe. Según este
evangelista, creer en Jesús Salvador no es recordar acontecimientos de
otros tiempos, sino experimentar hoy su fuerza salvadora, capaz de
hacer más humana nuestra vida.
CUARTO DIA
EXPERIMENTAR HOY LA FUERZA
SALVADORA DE JESUS
Junto con María Inmaculada
acompañamos a tantas hermanas
y hermanos que anhelan , esperan
y luchan por un mundo mejor, más
humano y fraterno.
¿Vamos experimentando en nuestras
vidas esta fuerza salvadora de Jesús y
la transmitimos a nuestro alrededor?
Cantamos: Madre de los pobre, los humildes y sencillos…
QUINTO DÍA: LUCAS 1, 46-55
CONFIANDO EN EL PADRE DE LOS PEQUEÑOS.
+María comienza proclamando la grandeza
de Dios: «mi espíritu se alegra en Dios, mi
salvador, porque ha mirado la humillación
de su esclava». María es feliz porque Dios
ha puesto su mirada en su pequeñez. Así es
Dios con los sencillos.
+María proclama al Dios «Poderoso»
porque «su misericordia llega a sus fieles de
generación en generación». Dios pone su
poder al servicio de la compasión. Su
misericordia acompaña a todas las
generaciones.
+María proclama también al Dios de los pobres porque «derriba del trono a
los poderosos» y los deja sin poder para seguir oprimiendo; por el contrario,
«enaltece a los humildes» para que recobren su dignidad.
QUINTO DÍA
CONFIANDO EN EL PADRE
DE LOS PEQUEÑOS.
Dejemos que María nos enseñe a seguir
a Jesús, anunciando al Dios de la
compasión, trabajando por un mundo
más fraterno y confiando en el Padre
de los pequeños.
Pidamos a Jesús aumente nuestra
confianza en el Dios que hace camino
de liberación desde abajo, desde y con
los pequeños.
Cantamos: Mi alma glorifica al Señor mi Dios…
SEXTO DÍA: JUAN 2, 1-11
LA ALEGRÍA Y EL AMOR
EN LA CONVIVENCIA
La madre de Jesús, atenta a los detalles
de la fiesta, se da cuenta de que “no les
queda vino” y se lo indica a su hijo.
María está preocupada. La fiesta está en
peligro. ¿Cómo puede terminar
una boda sin vino? Ella confía en Jesús.
Entre los campesinos de Galilea el
vino era un símbolos. muy conocido de
la alegría y del amor. Si en la vida
falta la alegría y falta el amor, ¿en qué
puede terminar la convivencia?
Este gesto de Jesús nos ayuda a captar la orientación de su vida entera y el
contenido fundamental de su proyecto del Reino de Dios, Jesús se dedica a
hacer más humana y llevadera la vida de la gente.
SEXTO DÍA
LA ALEGRÍA Y EL AMOR
EN LA CONVIVENCIA
Ante la extorsión, las
enfermedades, la muerte, las
desapariciones forzadas que
viven nuestros pueblos.
¿Cómo hacemos presente al Dios
de la Vida y de la Esperanza?
Cantamos: Señor de la Vida, del principio y del final, nuestro corazón está
cansado de esperar.
SEPTIMO DÍA: LUCAS 11, 27-28
FECUNDIDAD FEMENINA
Una piedad mariana bien entendida asegura en
nuestra vida de fe la presencia enriquecedora de lo
femenino.
Porque el mismo Dios ha querido encarnarse en el
seno de una mujer. Y desde entonces, podemos decir
que “lo femenino es camino hacia Dios y camino que
viene de Dios”.
La humanidad necesita siempre de esa riqueza que
asociamos a lo femenino porque aunque también se
da en el varón, se condensa de una manera especial
en la mujer. Es la riqueza de la intimidad, de la
acogida, solicitud, cariño, ternura, entrega al
misterio, gestación, donación de vida.
Pero es que además, para nosotros los creyentes,
siempre que despreciamos lo femenino, nos cerramos
a cauces posibles de acercamiento a ese Dios que se
nos ha ofrecido en los brazos de una madre.
SEPTIMO DÍA
FECUNDIDAD FEMENINA
Con María Inmaculada nos unimos a tantas
mujeres que sufren la violación de sus
derechos, que viven la violencia
intrafamiliar, que son sometidas a la
marginación o la desvalorización por ser
mujeres, más aún si son pobres o indígenas.
¿Vamos valorando nuestra fecundidad
femenina y la de tantas mujeres que
acompañan nuestro caminar?
Cantamos: Bendita seas Mujer, que le ofreces
a Dios la vida…
OCTAVO DÍA: JUAN 19, 25-27
NUEVA MISIÓN
•María ha estado siempre unida a Jesús
•Por eso María está parada junto a la cruz
totalmente unida a su Hijo, a su voluntad, a
su amor redentor.
•María sufre profundamente. ¡Es su Hijo, el
único, el amado!
•La fe, amor y entrega de María es total
•El amor del Padre parece ausente.
•Entonces oye María las palabras que Cristo le
dirige desde la cruz: "Mujer, mira a tu hijo".
•Jesús agonizante pone ante los ojos de María
a toda la humanidad, representada en Juan
para que nos acepte como hijos suyos.
•Entonces "un nuevo amor" madura en María: ¡es la última voluntad de su Hijo,
de Dios! Esta "nueva maternidad" de María, engendrada por la fe, es fruto del
"nuevo amor", que maduró en ella definitivamente junto a la cruz, por medio de
su participación en el amor redentor del Hijo
OCTAVO DÍA
NUEVA MISIÓN
Acompañemos a María Inmaculada
y unámonos a tantas familias que
viven el drama de la desaparición
forzada de sus miembros y que hoy
claman justicia.
Dios nos habla desde la realidad y a
través de ella nos va indicando cuál
es el camino a recorrer.
¿Cómo podemos mostrar la
solidaridad con las víctimas y con los
clamores del pueblo?
Cantamos: Quién será la Mujer que a tantos inspiró…
NOVENO DÍA : Apocalipsis 12, 1
LA GRAN CREYENTE.
MARIA ES:
+ La primera seguidora de Jesús.
+ La Misionera que lleva a Jesús y que
se encuentra con quien la necesita.
+La profetisa que canta al Dios,
salvador de los pobres.
+La madre fiel que permanece junto a
su Hijo perseguido, condenado y
ejecutado en la cruz.
+ Testigo de Cristo resucitado, que
acoge junto a los discípulos al Espíritu
que acompañará siempre a la Iglesia
de Jesús.
NOVENO DÍA:
LA GRAN CREYENTE.
Contemplamos a María como
mujer creyente y con ella miramos
la realidad de nuestros pueblos,
hacemos nuestros sus esperanzas,
alegrías y dolores.
Nos preguntamos:
•
•
¿Cómo está nuestra fe?
¿Cómo estamos viviendo nuestro
seguimiento a Jesús Misionero?
Cantamos: Madre de los Creyentes, que
siempre fuiste fiel, danos tu
confianza , danos tu fe.
Descargar

Diapositiva 1