SIGNIFICADO
•La Trinidad es la creencia central sobre la
naturaleza de Dios del cristianismo católico
del cristianismo ortodoxo y de la mayoría de
las denominaciones protestantes.
•Afirma que Dios es un ser único que existe
simultáneamente como tres personas
distintas, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.
El término es una palabra compuesta de
"tres" y "Unidad" es decir "Tres en uno", Triunidad, Trinidad. La palabra "Trinidad" como
tal, no aparece en las Escrituras .
DOGMA DE LA SANTISIMA TRINIDAD
•
•
•
•
•
253 La Trinidad es una. No confesamos tres dioses sino un solo Dios en tres personas: "la
Trinidad consubstancial" (Cc. Constantinopla II, año 553: DS 421).
Las personas divinas no se reparten la única divinidad, sino que cada una de ellas es
enteramente Dios: "El Padre es lo mismo que es el Hijo, el Hijo lo mismo que es el Padre, el
Padre y el Hijo lo mismo que el Espíritu Santo, es decir, un solo Dios por naturaleza" (Cc. de
Toledo XI, año 675: DS 530).
"Cada una de las tres personas es esta realidad, es decir, la substancia, la esencia o la
naturaleza divina" (Cc. de Letrán IV, año 1215: DS 804).
254 Las personas divinas son realmente distintas entre sí. "Dios es único pero no solitario"
(Fides Damasi: DS 71).
"Padre", "Hijo", Espíritu Santo" no son simplemente nombres que designan modalidades
del ser divino, pues son realmente distintos entre sí: "El que es el Hijo no es el Padre, y el
que es el Padre no es el Hijo, ni el Espíritu Santo el que es el Padre o el Hijo" (Cc. de Toledo
XI, año 675: DS 530).
CARACTERISTICAS DE LA FAMILIA
TRINITARIA
•
Según esta doctrina: El Padre. Es increado e
inengendrado.
•
El Hijo. No es creado sino engendrado desde
antes de todos los siglos por el Padre.
•
El Espíritu Santo. Procede del Padre y del
Hijo (según la teología occidental) o sólo del
Padre (según las Iglesias Ortodoxas).
•
El misterio de la Santísima Trinidad es el
misterio central de la fe y de la vida cristiana.
Sólo Dios puede dárnoslo a conocer
revelándose como Padre, Hijo y Espíritu
Santo.
262 La Encarnación del Hijo de Dios revela
que Dios es el Padre eterno, y que el Hijo es
consubstancial al Padre, es decir, que es en
él y con él el mismo y único Dios.
•
•
263 La misión del Espíritu Santo, enviado
por el Padre en nombre del Hijo (cf. Jn
14,26) y por el Hijo "de junto al Padre" (Jn
15,26), revela que él es con ellos el mismo
Dios único. "Con el Padre y el Hijo recibe
una misma adoración y gloria".
•
264 "El Espíritu Santo procede del Padre
en cuanto fuente primera y, por el don
eterno de este al Hijo, del Padre y del Hijo
en comunión" (S. Agustín, Trin. 15,26,47).
•
265 Por la gracia del bautismo "en el
nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu
Santo" somos llamados a participar en la
vida de la Bienaventurada Trinidad, aquí
abajo en la oscuridad de la fe y, después
de la muerte, en la luz eterna (cf. Pablo VI,
SPF 9).
EL LLAMADO DE DIOS A LA SANTIDAD
Todos los seres humanos están llamados a la santidad que, en última instancia,
consiste en vivir como hijos de Dios, en esa “semejanza” a Él, según la cual,
hemos sido creados
Según el Papa, «todos los seres humanos son hijos de Dios, y todos tienen que
llegar a ser lo que son, a través del camino exigente de la liberta
«Dios les invita a todos a formar parte de su pueblo santo. El “Camino” es Cristo, el
Hijo, el Santo de Dios: nadie puede llegar al Padre si no por Él», aclaró. La
santidad a la que estamos llamados todos los seres humanos se puede dar en
muchos frentes y en un gran abanico de posibilidades, pues no necesariamente se
debe llevar a cabo en la vida consagrada religiosa o sacerdotal, también es un muy
buen medio la vida marital, la vida laboral, en la vida cotidiana; con el ejemplo de
rectitud de vida, de conciencia, de actos, hacer las cosas sin un doble sentido,
pensando en que si yo estuviera en la posición de la otra persona no me gustaría
ser tratado de tal o cual manera.
Cristo, en sus tres años de vida pública, me dice esto mismo, pues a todos los
trataba de una forma digna, a veces dura, pero sin faltar al respeto; en sus
parábolas nos dice que tenemos que morir a nosotros mismos para dar frutos y en
esto veo otro medio de santificación. Cristo llévame de tu mano en este camino,
para que nunca más pueda apartarme de tu lado, pues tú nunca me dejaste y yo si
me aleje de ti
MODELOS DE SANTIDAD
Lo ha dicho Jesucristo: Sed santos como el Padre celestial es santo" (Mt. 5,48).
"Sed misericordiosos como el Padre Celestial es misericordioso" (Lc. 6,36).
Y San Pablo: "Esta es la voluntad de Dios: vuestra santificación" (1 Tes 4,3; Ef
1,4).
El Concilio Vaticano II nos ha recordado que "todos estamos llamados a la
santidad" (L. G. cap. 5).
•
•
•
•
DEJARSE CAMBIAR ES CONVERTIRSE. DEJARSE
TRANSFORMAR ES SANTIDAD. ¿QUIÉN ESTÁ LLAMADO A LA
SANTIDAD?
Todo hombre, toda mujer y todo niño de toda época, en
todo estado de vida, condición, grado de talento y
profesión.
TÚ ESTÁS LLAMADO A LA SANTIDAD.
"Sed santos en toda vuestra conducta como dice la
Escritura:
Seréis santos, porque santo soy yo" (1 Pedro 1,15),
¿POR QUÉ?
¡Porque Dios te ama!
Tú eres precioso para Él.
Tú le perteneces a Él.
Él te amó antes de que existiera el tiempo.
Él es tu Padre.
Tú lo necesitas.
ÉL DESEA QUE TU SEAS COMO ÉL: SANTO.
"En efecto, hechura suya somos: creados en Cristo Jesús, en
orden a las buenas obras que de antemano dispuso Dios
que practicáramos"
(Efesios 2,10)
• ¿CUÁNDO?
• ¡Ahora! Hoy—en este momento.
SU GRACIA TE BASTA.
"En el tiempo favorable te escuché y en el
día de salvación te ayudé. ¡Mirad!, ahora es
el tiempo favorable; ahora el día de
salvación "
(2 Corintios 6,2).
• ¿DÓNDE PUEDO PRACTICAR LA SANTIDAD?
• En el hogar
En el trabajo
En el descanso
En el colegio
en una multitud—solo—en tu familia—
en la prisión
TÚ PUEDES SER SANTO EN TODAS PARTES
"Por tanto, ya comáis, ya bebáis o hagáis
cualquier otra cosa, hacedlo todo para
gloria de Dios"
(1 Corintios 10,31)
•
•
•
•
•
•
•
•
¿ES ESTO POSIBLE?
obras—amor, fe y esperanza.
"Pero Llevamos este tesoro en vasos de barro para que
aparezca que la extraordinaria grandeza del poder es de
Dios y que no viene de nosotros" (2 Corintios 4,7).
¿ES VERDADERAMENTE PARA MI?
Sí, la santidad es para ti. No es para personas especialmente
elegidas. La santidad es para la gente común y corriente que
realizan con gozo la voluntad de Dios, en fe y en verdad. "El
santuario de Dios es sagrado, y vosotros sois ese santuario"
(1 Corintios 3,17).
¿QUE DEBO HACER?
Sé fiel a tu estado de vida—casado, soltero, religioso o
estudiante.
Sé fiel a la Santa Madre Iglesia—a los preceptos, los
sacramentos, los mandamientos, la doctrina, la enseñanza.
Lee la palabra de Dios y otras lecturas espirituales.
Observa las bienaventuranzas—compendio de la santidad.
Ama e interésate. Permite que Jesús resplandezca a través
de ti.
Ora.
"Todo cuanto hay de verdadero, de noble, de amable, de
puro, todo esto tenedlo en cuenta" (Filipenses 4,8).
•
SON ALGUNAS DE LAS SUGERENCIAS PRÁCTICAS?
1. Mira a Cristo en el momento presente.
2. Cambia toda situación desagradable para bien de tú
alma.
3. Adáptate al temperamento de tú prójimo.
4. Permanece unido a la voluntad de Dios.
5. Elige a Dios por encima de ti.
6. Imita a Jesús.
7. Visita a Jesús frecuentemente en el Santísimo
Sacramento.
8. Practica la virtud.
9. Recibe los sacramentos con frecuencia.
10. Trata de estar consciente de Su presencia.
•
"Que cada uno de nosotros trate de agradar a su
prójimo para el bien, buscando su edificación."
(Romanos 15, 2).
•
¿DÓNDE ESTA MI FORTALEZA?
En la misericordia del Padre
En la Preciosa Sangre de Jesús
En el poder del Espíritu
En la intercesión de María, nuestra Madre
En la protección de los ángeles
En la Eucaristía
En Su cruz ,sacramentos, la Escritura, las buenas obras
de caridad.
¿CUÁLES "Que el mismo Señor nuestro Jesucristo y Dios,
nuestro Padre, que nos ha amado y que nos ha dado
gratuitamente una consolación eterna y una esperanza
dichosa, consuele vuestros corazones y los afiance en
toda obra y palabra buena" (2 Tesalonicenses 2,16).
¿VERÉ LOS RESULTADOS?
Sí, verás más armonía en el hogar
Más paciencia con tú prójimo
Más fortaleza para vencer la debilidad
Más compasión con otros
Más misericordia
Más gozo
Paz en medio de la confusión
"El fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia,
afabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre,
templanza" (Gálatas 5,22-24).
¿DONDE ESTÁ LA FUENTE CONSTANTE DE LA
SANTIDAD?
Su amor—Su gracia—Su Iglesia
Su palabra—Su Espíritu—Su poder
Sus sacramentos—Su presencia
Su cruz—Su resurrección
"Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre
verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi
sangre, permanece en mí y yo en él" (Juan 6,55).
•
•
Sí, Jesús dará frutos en ti si tú cooperas
con Su gracia. La gracia se recibe con
el arrepentimiento, la Confesión, la
Comunión, la oración, los ¿CUÁNTO
TIEMPO TOMARÁ ESTO?
De momento a momento—de oración a
oración—de día a día. "No que lo tenga ya
conseguido o que sea ya perfecto, sino que
continúo mi carrera por si consigo
alcanzarlo, habiendo sido yo mismo
alcanzado por Cristo Jesús. Yo, hermanos,
no creo haberlo alcanzado todavía. Pero
una cosa hago. olvido lo que dejé atrás y
me lanzo a lo que está por delante"
(Filipenses 3,12-14).
Metas.
Amar a mi prójimo como Jesús lo ama
Ser fiel a Su Iglesia
Proclamar la Buena Nueva
Ser Santo
"Te he puesto como luz de los gentiles,
para que lleves la salvación hasta el fin de
la tierra" (Hechos 13,47).
…EL COMPROMISO ES AHORA …
Descargar

Diapositiva 1