Hay errores
irreparables …
Érase una vez, una viejecita que vivía muy sola, con un gato por única
compañía …
Un día, mientras remoloneaba con su gato, apareció ¡ un
hada …!
“ ¡Hola, yo soy tu hada madrina y
como toda la vida fuiste buena,
ahora voy a satisfacerte
tres deseos …!”
Bien, ¡quisiera
tener el cuerpo de
una bella joven …!
¡No hay
problema
…!
¡Increíble,
eres
maravillosa
satisfaciendo
deseos …!
¡Es mi
trabajo!
¿Cuál es tu
próximo
deseo?
Mi cama… ¿puedes
cambiarla? Quisiera tener
una con dosel …
¡Espectacular! Es
exactamente lo que
soñaba …!
¿Cuál es tu tercer
deseo? ¡Piensa
bien porque es el
último …!
Quisiera que
transformases a mi
gato en un bello
príncipe …
Seguro que
ahora estás
arrependida …
¿Arrependida
? ¿De qué
…?
¡De haberme
mandado castrar …!
Descargar

Ein folgeschwerer Fehler