Cuarta Parte: Tan humano como Jesús, sólo Dios podía serlo
8 de octubre: El anuncio central de Jesús: el Reinado de Dios (Dios es Jesús)
10 de octubre: El Reino proclamado conflictivamente en obras y palabras
(milagros y parábolas)
17 de octubre: El Antirreino: la Pascua de Jesús (muerte y resurrección)
22 de octubre: Jesús como personaje histórico
24 de octubre: La Iglesia, sacramento de salvación
Descripción
1. Jesús de Nazareth, judío, galileo, vivió en Palestina en el
s. I d.C. Él es reconocido por los cristianos como
verdadero hombre y verdadero Dios.
2. Verdadero Dios porque su vida es idéntica a la Voluntad
de Dios para Él. Él es la Palabra de Dios hecha vida
humana. Verdadero hombre porque su vida es idéntica a
la Voluntad de Dios de vivir humanamente.
3. Jesús proclama y realiza el proyecto de Dios, el Reino de
Dios, con palabras y obras.
4. La proclamación del Reino es conflictiva, sufre oposición,
y Jesús va así a la muerte.
5. La resurrección lo constituye como Dios y confirma el
carácter humano y divino de su vida.
6. La Iglesia nace de Jesús y tiene la misión de realizar su
presencia en la vida.
Objetivos
El alumno será capaz de:
1.Explicar el significado de Jesús de Nazaret (su persona y su
proyecto) en relación con la imagen del Dios-que-dialoga
2.Explicar la importancia de partir de Jesús de Nazaret (personaje
histórico conflictivo que anuncia el Reinado con palabras y acciones),
para hablar de Dios.
3.Utilizar (en la síntesis y/o la reacción personal) de manera precisa,
contextualizada y creativa los siguientes conceptos: Reinado de Dios,
Antirreino, Pascua, Iglesia-sacramento.
4. Responder una pregunta previamente formulada a través de la
elaboración escrita: a) de una síntesis que recoja el conjunto de los
contenidos estudiados en la unidad y b) de una ‘reacción personal’
que los aplique a un tema elegido libremente por él.
Objetivos
El alumno será capaz de:
1. Explicar el significado de Jesús de Nazaret (su persona y su proyecto)
en relación con la imagen del Dios-que-dialoga
A. Presencia plena de la acción de Dios en su relación con el Hombre:
realización, a través de una vida humana, de la iniciativa divina (proyecto de
Dios).
B. Humanidad perfecta por su respuesta positiva a esa iniciativa en la vida
cotidiana;
C. Presencia perfecta de la respuesta divina a través de la vida vivida
humanamente en libertad;
D. Víctima de la respuesta negativa como plenitud humana, realización en
nuestra vida del Dios-rechazado;
E. Objeto de la respuesta definitiva de Dios a la humanidad en la
resurrección.
Descargar

Diapositiva 1