MIRANDO EL
BELÉN
MIRANDO
EL BELÉN
En Navidad es tradicional decorar los hogares con
dos símbolos:
el árbol
el belén
Los dos comenzaron con una motivación religiosa, pero
poco a poco están cayendo en el peligro de perderla y
quedarse solamente como algo “decorativo”.




El
“Belén”
o
“Nacimiento” fue una idea de
san Francisco de Asís
cuando regresó de visitar
Tierra Santa.
Lo llevó a cabo por
primera vez el año 1223
en la ermita de Greccio.
Pronto se propagó por
toda Italia, y en el siglo
XV ya se ponía un Belén
de tamaño natural en la
catedral de Volterra.
Alemania fue otro de los
lugares donde se acogió
como expresión navideña
en el monasterio de
Füssen.

Carlos III en el siglo XVIII, concretamente, fue uno de
los mayores impulsores, y desde los talleres de
cerámica de Capodimonte en Nápoles lo introdujo en
España.

Así el Belén se convierte en una forma sencilla de
expresar el misterio más original de nuestra fe:
 Dios se hizo hombre para compartir la vida con los
pobres…
 Y todo por amor.

El “Nacimiento” ha sido una escena representada por
nuestros mejores artistas:
Salzillo
La Roldada
Martínez Montañés
El Belén es fácil de entender por todos:
niños y mayores.
¿CÓMO MIRAR UN BELÉN?



Lo primero que conviene es no quedarse
atrapado solamente en
su belleza.
Hay que preguntarse
ante cada personaje:
¿qué
nos
quiere
enseñar?
Por eso vamos a ir
repasando un Belén
popular, reparando en
sus personajes.
Comenzamos por:
SAN JOSÉ:




Algunos lo imaginan muy
mayor.
Era un hombre bueno y
justo.
Supo adaptar los planes que
tenía para su vida, a los que
Dios le propuso: hacer las
veces de padre para Jesús.
Nos enseña lo importante
que es tener fe y humildad,
y sobre todo estar siempre
junto a Jesús.
LA VIRGEN:


Era una joven nazarena.
Un día le dijo a Dios que se
hiciera en ella su voluntad,
aunque eso fuera difícil.


Y mantuvo su palabra en
Belén y en la cruz.
Ella es la madre de Jesús y
también nuestra madre.
EL NIÑO JESÚS:



Es el protagonista de esta
historia.
En Él destaca su debilidad y
su ternura.
Ante
su
figura
nos
preguntamos:
 ¿por qué nos quiere Dios
tanto hasta hacerse uno
como nosotros?
 ¿por qué Dios se hace tan
débil?
 ¿por qué se puso tan
cerca de los pobres?
Este es el misterio principal de la Navidad.
LA FAMILIA:





No son tres personas
aisladas, sino relacionadas
entre sí.
Entre ellos se entrecruzan
las miradas y el amor.
Esta familia es lugar de
comunión y de entrega
mutua.
En ella cada uno tiene su
sitio, y ofrece su propia
personalidad.
Modelo
para
todas
nuestras familias es la
familia de Belén.
EL PESEBRE:
No es un buen lugar para
nacer,
ni
para
ser
acurrucado.
En él encuentran acomodo
solamente los
marginados.
Simboliza un drama:
“No había sitio para Él en la
posada”.
Y es que,
“vino la Luz a este mundo, y
los hombres prefirieron las
tinieblas”.
EL BUEY Y LA MULA:



Su presencia no se asoma
en los evangelios.
Pero ya en el siglo IV
aparecen dando calor al
Niño Jesús en el establo.
Y ahí sigue
siempre fieles.
estando,
LA POSADA:
Les dieron con la puerta en las narices,
y en su interior no encontraron
acomodo.
Esta posada es como el corazón
de muchas personas, cerrado
por el egoísmo.
Y donde hay egoísmo, no hay
lugar para Dios.
LA HUÍDA A EGIPTO:



Desplazados de su tierra a un lugar extraño como era Egipto.
Nos recuerdan a tantos inmigrantes que por alguna razón
tuvieron que salir de su tierra, en soledad y sin calor
humano.
Los vemos todos los días en nuestras calles.
LOS CAMINOS:
En nuestros belenes los caminos
están hechos de arena o de
aserrín.
En la vida existen muchos caminos,
unos más cómodos que otros.
Sólo uno nos lleva a Dios, como sólo uno
nos lleva al Niño Jesús del Portal.
Jesús dijo una vez: “Yo soy el camino, la
verdad y la vida”.
Jesús es el camino que nos hace libres.
LOS PASTORES:
• Hombres que viven su sencillez
en soledad.
• Son los primeros en
acoger al Niño, y ofrecerle
sus dones.
• Pobres, pero capaces de
correr hasta adorarlo.
• Representan a toda la gente
buena y sencilla que entiende
las cosas del Señor.
EL ÁNGEL:



Anuncia
la
Buena
Noticia: “Ha nacido el
Salvador”.
Es como el catequista
que enseña donde
está la salvación.
Nosotros tendríamos
que parecernos al
ángel anunciando a la
gente que Jesús el
Salvador.
LOS MAGOS:




Eran unos personajes importantes que se pusieron en
camino para encontrar al que
fuera capaz de iluminar sus
vidas.
Caminan mucho tiempo hasta
reconocer que esa Luz es
Jesús, un niño en brazos de su
madre.
Son capaces de postrarse y
ofrecerle sus dones: oro,
incienso y mirra.
Nos recuerdan que el que no
se pone en camino, no
encuentra al Señor.
LA ESTRELLA:


Es la Luz que orienta en medio de la
noche.
Ella que marca el camino para el que
va a tientas por la vida.
Cristo es la Luz, ante el cual dijo el
ciego: “Que vea, Señor”.
HERODES Y SUS SOLDADOS:
El poderoso siempre siente
miedo a perder su poder.
Por eso se encierra en su
castillo.
Cree que el Mesías es su
enemigo, y lo manda matar.
Los poderosos son personas
siempre llenos de miedo, por eso
usan la violencia.
Mientras que Dios siempre está
junto al débil.
LOS NIÑOS:
Muchas veces víctimas inocentes.
Son los amigos de Jesús.
El dijo:
“Dejad que los niños se acerquen a mí”.
Dios mismo se hizo niño en
Belén, y vivió niño en Nazaret.
LOS POBRES:




En tiempos de Jesús eran muchos
los pobres.
Tantos, que constituían una
mayoría en la población.
los
llamó
“bienaventurados”, y les dijo que ellos es el
Reino de Dios.
Aunque no tienen nada, están
dispuestos a ofrecer su vida y sus
bienes.
Jesús
LAS MUJERES:


Tan olvidadas, pero
necesarias.
Siempre
trabajando
cuidando a su familia.
tan
y
Siempre disponiendo
un hogar acogedor.

LOS ENFERMOS:


Además del dolor que debían de
soportar, eran pobres. Muchos de ellos
tenían que pedir para poder vivir.
Ahí estaban los cojos, los tullidos, y los
ciegos.



Para todos ellos tuvo Jesús gestos de
consuelo.
A uno le dijo: “Levántate y anda”.
También los incluyó entre sus
bienaventurados
LOS TRABAJADORES:




La gente normal no
suele ser protagonista
de nada. Su tesoro es
su sencillez.
Son los trabajadores
que están siempre
presentes en nuestros
belenes.
Tienen que esforzarse
para cuidar a su
familia.
Y
pagar
impuestos
romanos.
muchos
a
los
LOS ANIMALES:

No es posible imaginar un Belén sin animales,
principalmente ovejas, asnos y camellos.
LOS ANIMALES:
Eran necesarios en un
pueblo agricultor y pastor.

Nos recuerdan el valor de la
humildad y del servicio.
Merecen todo nuestro respeto.
Y por fin, LA NATURALEZA:

En todo “belén” siempre están
presentes:
el musgo, las
palmeras, los otros árboles, las
montañas, y el río con su noria.




Reflejan la naturaleza.
Un buen regalo de Dios para
que lo cuidemos, y puedan
gozar de él otras generaciones.
Jesús supo pararse a contemplar
los lirios del campo y los pájaros
del cielo.
E hizo recostar a sus amigos
muchas veces sobre la hierba del
campo.
Hemos terminado nuestra visita
al
Belén,
interesantes.


Agradecemos a los belenistas que
nos acerquen al nacimiento de Jesús.
Nos animamos
villancico popular
un Belén, y nos
cuenta de que
protagonista es
dispuesto a nacer
día.
a cantar un
que nos describe
hace caer en la
su verdadero
el Niño Jesús,
en nosotros cada
aprendiendo
cosas
. El villancico se llama Las Casas del Nacimiento, y se escucha así:
Las casas del nacimiento son de papel,
mire usted que gracia,
y las montañas, también.
Mire usted, mire usted, mire usted.
Los ríos y las lagunas son de cristal,
y las flores son “pintás”.
Míralas, míralas, míralas.
Los ángeles son de barro, la Virgen y san José;
de barro las ovejitas, la mula y el buey.
Y de madera tallada
Melchor, Gaspar y Baltasar.
Pero el niño que está en el portal
ese sí que es de veras, ese sí es de verdad.
Y ese sí, ese sí que es de veras,
ese sí que es de veras, ese sí es de verdad.
La estrella que tanto brilla es de latón,
mire usted que gracia, y la nieve de algodón.
Míralo, míralo, míralo.
El cielo es un decorado hecho de añil,
los caminos de aserrín.
Mirad sí, mirad, sí, mirad sí…
Los ángeles son de barro, la Virgen y san José;
de barro las ovejitas, la mula y el buey.
Y de madera tallada
Melchor, Gaspar y Baltasar.
Pero el niño que está en el portal
ese sí que es de veras, ese sí es de verdad.
Y ese sí, ese sí que es de veras,
ese sí que es de veras, ese sí es de verdad.




Sabemos que merece la pena hacer cada año un Belén en
casa, aunque sea sencillo. . . . . Para que alegre nuestro
hogar.
Y para que nos ayude a celebrar las cosas de nuestra fe:
Jesús se contenta con lo humilde, y no quiere palacios.
Es el amigo cercano. Lleno de ternura y amor.


Pero el verdadero Belén
que le podemos ofrecer al
Niño Jesús, es nuestro
corazón
de
amigo,
siempre dispuesto a amar
a los más pobres.
La Virgen María supo
hacer en su persona el
primer Belén, porque
acogió en su corazón al
Dios Amor.
IDEA Y TEXTO: Francisco Rosales Fernández
MONTAJE: Francisco Montes Camacho
Descargar

EL BELEN DE NAVIDAD: