El Plan de Salvación
Lo primero es usted debe comprender es que
es un pecador. La Biblia dice: “Por cuanto
todos pecaron y están destituidos de la gloria
de Dios”. Romanos 3:23.
La Biblia también dice que “La paga del pecado es
muerte”. Romanos 6:23. Así es que si usted es un
pecador está condenado a morir.
Pero Dios envió a Su Hijo Jesucristo, para que llevando
nuestros pecados muriera en nuestro lugar. “Para que por
Él fuéramos justificados”. 2Cor. 5: 21.
Y ahora Dios manda que todos los hombres se arrepientan, Hechos
17:30. Ese es un cambio que se efectúa al reconocer que somos
pecadores y que Cristo murió para salvarnos.
Entonces viene el arrepentimiento, cuando dejamos
nuestra pasada manera de vivir y tratamos de hacer
la voluntad de Dios guardando su palabra.
Jesucristo dijo que “el que no nace de nuevo no
puede ver el reino de Dios” Juan 3. Ese es un
nacimiento espiritual
del agua –el bautismo por inmersión- y del espíritu.
“Vivid en el espíritu y no satisfagáis la
concupiscencia de la carne”.
El Plan de Salvación de Dios es sencillo. Cuando los
apóstoles Pablo y Silas estuvieron presos y el carcelero les
preguntó: -¿Qué puedo hacer para ser salvo?
Ellos le contestaron: “Cree en el Señor Jesucristo y
serás salvo tú y tu casa”.
Creer es entender que Él dio su vida por ti, aceptar
la salvación que El te ofrece, y confesar tus
pecados.
Cree y serás salvo. El único que puede salvarte es
Jesucristo.
Tú eres pecador, si te arrepientes recibirás el perdón
De tus pecados y la vida eterna.
Quizás piensas que no puede ser tan simple.
Así es de simple. Es el plan de Dios.
Amigo, cree en Jesús y recíbele como tu
Salvador hoy, porque no hay seguridad del mañana.
¿Qué ganará el hombre si ganare todo el mundo
Y perdiere su alma?
Después que aceptes a Jesucristo, debes bautizarte
Como un testimonio de tu salvación.
Después, únete a un grupo de creyentes que
Estudie la Biblia.
Ora, lee la Biblia y háblale a otros de la salvación.
Si amas a Dios y no sientes vergüenza de reconocer
las cosas maravillosas que Él ha hecho por ti.
Amigo, si no estás seguro de estar salvado,
Reconcíliate hoy con Dios.
Que Dios te acompañe
y tengas un lindo día!!
Descargar

Un desafio de Dios