“Asimismo, a todo hombre a quien Dios da riquezas y
bienes, y le da también facultad para que coma de ellas,
y tome su parte, y goce de su trabajo, esto es don de
Dios.” Eclesiastés 5:19
Riqueza/Bienes – 6239 – ósher. Bienes. Deriva de 6238. De
la raíz primaria ashar. Acumular, causativamente:
enriquecerse, prosperar.
Facultad – 7980 – shalát. Gobernar, dominar; por
implicación permitir.
Parte – 2506 – kjélec. Porción asignada.
Gozar – 8055 – samákj. Iluminar. Causar alegría, jovialidad.
En esta clase estudiaremos:
Cómo lograr prosperidad a través del plan
divino.
El propósito de Dios para la creación y el
hombre.
La importancia de la educación financiera.
Los principios financieros y enseñanzas de
Jesús acerca de la riqueza.
La sabiduría como una ciencia y sus beneficios
en todas las áreas de vida
Las enseñanzas sobre la riqueza del Rey
Salomón.
INTRODUCCIÓN
La situación financiera de cada individuo es un
reflejo de su sabiduría o falta de ella en el área
del dinero y lo que sea, está impactado su vida
entera.
Vivir con seguridad financiera, plenitud física y
emocional y desarrollar nuestro potencial
humano y espiritual es el propósito divino para el
hombre. Para lograrlo requerimos de dos
elementos importantes: Dinero y Sabiduría.
En la práctica, pocos son los que le dan importancia a
la educación financiera y en cuanto a la sabiduría, se
ve más como una virtud personal, en lugar de
reconocérsele como una ciencia que debe ser
estudiada.
En el tema que hoy nos ocupa, estudiaremos el tema
de la sabiduría financiera, porque el dinero es una
herramienta para construir muchas cosas positivas,
incluyendo el engrandecimiento del Reino, pero
también es un instrumento muy peligroso que puede
destruir cuando esta sabiduría no se tiene. De allí
viene la mala administración, el impulso por gastar, la
falta de ahorro o las deudas crónicas.
EJERCICIO
De acuerdo a lo que usted crea, por favor responda a
las siguientes afirmaciones.
1. Mis esfuerzos no deben dirigirse hacia crear riqueza
material sino a lo espiritual; la riqueza material no Cierto ( )
debe mezclarse con lo espiritual.
Falso ( )
2. Las personas con grandes riquezas se deterioran en
Cierto ( )
su salud física, emocional y espiritual.
Falso ( )
3. El dinero es la raíz de muchos males y corrompe.
Cierto ( )
Falso ( )
4. Las enseñanzas Jesucristo estaban dirigidas
principalmente a la salvación y a como adquirir una Cierto ( )
vida espiritual elevada, no a lo económico.
Falso ( )
5. Las
enseñanzas
bíblicas
están
centradas
principalmente en enseñar al hombre sobre la vida Cierto ( )
espiritual, no sobre lo material.
Falso ( )
PROSPERIDAD A TRAVÉS DEL PLAN DIVINO
Cualquiera puede tener prosperidad, experimentar un
gran bienestar y resultados mucho mas placenteros
en cualquier área de su vida, pero sólo si lo desea.
La Biblia es un libro que enseña sobre estos temas, el
mejor libro que jamás se haya escrito, sin embargo, es
un libro de gran profundidad, así que penetrar en ella
es la llave que nos llevará a comprender el verdadero
sentido del pensamiento de Dios.
En lo que se refiere a la riqueza y la prosperidad, hay
grandes enseñanzas en la Biblia que han estado
encubiertas para la mayoría, porque la gente lee la
Biblia pero no la escudriña.
“Mas tan ciertamente como vivo yo, y mi gloria
llena toda la tierra.” Números 14:21
Gloria – 3519 – kabod. Copiosidad, esplendor,
honor, copiosidad; riqueza.
Jesús dijo: “Escudriñad las Escrituras; porque a
vosotros os parece que en ellas tenéis la vida
eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí.”
Juan 5:39
Escudriñar – 2045 – ereunáo. Mediante la idea
de inquirir, buscar, investigar.
Y como deseamos descifrar la Escritura en lo que
se refiere a la riqueza, la prosperidad y la
bendición que provienen de nuestra fe, en todos
los puntos que tratemos veremos el fundamento
bíblico, no sólo en la superficie, sino penetrando
en las raíces hebreas y griegas en las que
originalmente se escribió el pasaje bíblico, para
efecto de que lo que se diga tenga un sustento
que lo valide, y para que los principios de
prosperidad que Dios ha dejado como un legado,
se vuelvan obvios cuando lleguemos a este pleno
conocimiento.
El deseo del Padre para sus hijos, es el bienestar y la PROSPERIDAD
ILIMITADA y no que vivamos solamente con lo indispensable, mucho
menos que padezcamos escasez.
Para que esto sea posible, se requiere romper con ciertas creencias
mal fundamentadas, romper el sentimiento de culpabilidad que
existe en muchos por el deseo de riqueza y prosperidad y en su lugar,
reclamar la herencia divina que Dios dio al hombre desde el principio
de la creación.
“Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, y en sus
mandamientos se deleita en gran manera. Su descendencia será
poderosa en la tierra… bienes y riqueza hay en su casa…” Samos.
112:1-3
Riqueza – 6239 – ósher. Bienes. Deriva de 6238. De la raíz primaria
ashar. Acumular, causativamente: enriquecerse, prosperar.
En la mente de Dios hay una mentalidad de riqueza y
abundancia.
“18Pero
vosotros guardaos del anatema; ni toquéis, ni
toméis alguna cosa del anatema, no sea que hagáis
anatema el campamento de Israel, y lo turbéis. 19 Más toda
la plata y el oro, y los utensilios de bronce y de hierro, sean
consagrados a Jehová, y entren en el tesoro de Jehová. 21 Y
destruyeron a filo de espada todo lo que en la ciudad
había; hombres y mujeres, jóvenes y viejos, hasta los
bueyes, las ovejas, y los asnos. 24 Y consumieron con fuego
la ciudad, y todo lo que en ella había; solamente pusieron
en el tesoro de la casa de Jehová la plata y el oro, y los
utensilios de bronce y de hierro.” Josué 6:18-19, 21, 24
EL PROPÓSITO DE DIOS PARA LA CREACIÓN Y EL HOMBRE.
La vida de Adán normalmente se ve como la historia de la
caída, la forma en que el pecado llegó al hombre, pero lo
que la mayoría no ve, es la historia que muestra la gran
abundancia que Dios creó para que la disfrutara el hombre.
La historia de la creación es una descripción donde LA
ABUNDANCIA SURGE POR TODAS PARTES, pero va mucho
más allá.
Después de que Dios creó el universo con su generosa
abundancia, luego creó al hombre y le dio dominio sobre el
mundo de riqueza que habitaba (Génesis 1:26) y además,
le dio un lugar especial para vivir.
La residencia de Adán era el jardín del Edén.
Edén – 5730 y 5731 – Edén, que significa placer,
deleite; viene de la raíz 5727 Adán que significa: ser
suave o placentero, vivir voluptuosamente.
Ese ha sido siempre el plan de Dios, quiere que el
hombre viva en deleite total, por eso desde el principio
lo puso en un mundo de total abundancia.
En el Edén había también una gran riqueza.
Y salía de Edén un río para regar el huerto, y de allí se
repartía en cuatro brazos. El nombre de uno era Pisón;
este es el que rodea toda la tierra de Havila donde hay
oro; y el oro de aquélla tierra es bueno; allí hay
también bedelio y ónice.” Génesis 2:10-12
Oro – 2091 – zajáb. Relucir, cielo claro, buen tiempo.
Por eso la palabra “oro” que representa lo mejor de la
riqueza, aparece en alrededor de 400 pasajes en la
Escritura, relacionado también con todo aquello que
pertenece a Dios o que estaba a su servicio.
Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto
del Edén, para que lo labrara y lo guardase.” Génesis
2:15.
Labrar – 5647 – abád -Trabajar en todo sentido. Cultivar.
Guardar – 8104 – shamár. Cercar alrededor, (como con
espinos) guardar, proteger, cuidar, atesorar, conservar,
custodiar, preservar, vigilante.
Esto nos enseña que la verdadera riqueza, la
que tiende a la prosperidad que trae bienestar,
TIENE UNA BASE BÍBLICA.
“La bendición de Jehová es la que enriquece, y
no añade tristeza con ella.” Proverbios 10:22
Bendición. – 1293 – Beraká. Prosperidad.
Proviene de la raíz 1288 – Barak. Bendecir al
hombre como beneficio.
Enriquecer – 6238 –
enriquecerse, prosperar.
asár.
Acumular,
Tristeza – 6089 – atsáb. Esfuerzo doloroso, retortijón
de cuerpo o mente. Su raíz es 6087 – atsáb. En mal
sentido, preocuparse, dolor o cólera, herir.
En lo que se refiere a la pobreza material, no
muestra virtud alguna. Por el contrario, al pobre se
le reconoce como alguien al que hay que ayudar
para salir de esa triste condición.
“…el
que tiene misericordia de los pobres es
bienaventurado.” Proverbios 14:21
Bienaventurado – 835 – ésher. Felicidad. Su raíz
viene de 833 – ashém. Estar estable, prosperar.
La lección que aprendemos de Adán.
De Adán aprendemos que mal utilizó el bienestar
que Dios le había dado, lo que lo llevó a no disfrutar
de la vasta abundancia que se le había entregado,
debido a que tomó UNA MALA DECISIÓN.
Adán escogió comer del árbol del BIEN y el MAL.
“Más del árbol de la ciencia del bien y del mal no
comerás; porque el día que de él comieres,
ciertamente morirás.”Génesis 2:17
Bien – 2896 – Tob. Abundancia, beneficio, bienestar,
éxito, prosperidad.
Esta raíz tiene dos acepciones. Como sustantivo y como
adverbio. En este caso, mal, es un adverbio de modo:
bien, mal, peor, mejor. (También hay adverbios de
tiempo; ahora, ayer, mañana; de lugar: aquí, allá, acá;
de cantidad o grado: mucho, tanto, apenas).
El adverbio es un tipo de palabra invariable que tiene
por función modificar de distintas formas al verbo, a un
adjetivo, o bien a otro adverbio.
Es un término que no varía porque un adverbio no
posee género o número. Por tanto, se puede afirmar
que los adverbios poseen dos características básicas: la
de un modificador y que se trata de una palabra
invariable.
Mal – 7451 – Rah. Adversidad, aflicción, calamidad,
castigo, desastre, desgracia, doloroso. Que viene de
la raíz Raá (7489) adverbio que significa, arruinar,
hacer o ser bueno para nada.
A partir de ese momento, a Adán y Eva la
desobediencia les trajo carencias y limitaciones
mentales, a pesar de que estaban rodeados de una
vasta abundancia.
Así, Adán pasó de una mentalidad de riqueza
(mínimo esfuerzo) donde todas las cosas se le
facilitaban, a una MENTALIDAD DE TRABAJO DURO,
en medio de un mundo de gran abundancia.
Por eso hoy escuchamos:
 “Si quieres algo tienes que trabajar muy duro.”
 “El dinero no se recoge en árboles”, es decir, no se
obtiene de forma sencilla.
 “Solamente a través de mucho esfuerzo puedes
lograr lo que quieres”.
Es decir, por su desobediencia, Adán pasó del placer y
el deleite, a vivir con inseguridad y temor al ser
sentenciado:
“…Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que
vuelvas a la tierra.” Génesis 3:19
Sudor – 2188 – Zea que se deriva de la raíz zúa (2111)
que significa sacudir, agitar (como con temor).
RECUPERANDO LA LIBERTAD.
Trabajar a lo largo de la vida sólo para vivir y peor aún,
vivir en estado de ESCLAVITUD FINANCIERA, no es el
plan de Dios para sus hijos. Libertad es capacidad. Es
estar exentos de obligaciones.
Muchas personas salen de madrugada a su trabajo y
regresan tarde en la noche para obtener dinero que les
permita subsistir. Otros más están en deuda crónica.
Son personas que viven en la esclavitud física y
financiera que además, son malos modelos de conducta
para sus hijos, porque en el futuro ellos reproducirán
ésta misma conducta.
Como líderes, nuestra responsabilidad es adiestrar
a quienes están bajo nuestro cuidado para que
desarrollen el potencial humano que Dios le ha
dado y con ello logren bienestar en todos sus
niveles de vida.
“Instruye al niño en su camino, y aún cuando fuere
viejo no se aparatará de él.” Proverbios 22:6
Instruir – 2596 – kjanák. Iniciar a disciplinar,
dedicar, adiestrar.
Un adiestrador es el que HACE DIESTRO A OTRO u
otros, a través de la enseñanza y la instrucción.
La instrucción es consciente cuando deseamos formar
una conducta positiva: o inconsciente, cuando no
tenemos ese fin en mente, pero de todas maneras
instruimos en algo (muchas veces negativo), porque la
principal instrucción se provee no con palabras, sino con
el ejemplo.
Ni en la escuela, ni en la iglesia, se adiestra para
generar riqueza y administrarla adecuadamente.
Sin embargo, en el hogar de los ricos los hijos aprenden
como enriquecerse; en el de los pobres aprenden de la
pobreza y de que a ese grupo pertenecen; y en el de la
clase media, como vivir endeudados. Cada uno en su
caso, aprende a través de lo que oyen y ven.
LA IMPORTANCIA DE LA EDUCACION FINANCIERA.
Las escuelas se enfocan en habilidades
profesionales y académicas para que con esa
preparación la gente gane dinero, pero
increíblemente, no se les da educación financiera,
lo que provoca muchas veces una mentalidad y
una programación financiera pobre.
¿Dónde lo aprendió? En su hogar. ¿Dónde en
ocasiones se refuerza este tipo de pensamiento?
En la iglesia, cuando se imponen limitaciones
sustentadas en dogmas y creencias erróneas.
LA RIQUEZA REQUIERE DE CONOCIMIENTO para crearla,
para administrarla y para multiplicarla y es la falta de
este conocimiento lo que empuja a muchos hacia el mal.
Cuando se tiene educación sobre la manera en que se
crea y administra la riqueza, se obtiene el poder que se
nos ha dado sobre ella para utilizarla correctamente.
Entonces, es importante adiestrar a la iglesia a tener una
actitud y visión correcta hacia la riqueza y el dinero,
porque:
a) Al POSEER LA TIERRA (Riqueza) y al bien administrarla,
podemos hacer un bien mucho mayor que cuando no
la tenemos.
Es con riqueza con lo que se editan Biblias, se
construyen templos, se envían misioneros, se
sostienen multitud de ministerios y la gente satisface
plenamente sus necesidades.
b) Es importante conocer QUE ES DEL DINERO, su
valor, importancia, la forma de pensamiento que
deben tenerse hacia él.
Este conocimiento es un factor clave, porque la forma
en que las personas toman decisiones sobre su dinero
hoy, determinará la situación financiera futura no solo
de la persona sino también la de su familia.
c) El TRABAJO ESCLAVIZANTE Y LAS DEUDAS TIENEN SUJETA LA
VOLUNTAD de muchos de tal manera, que no tienen
tiempo ni energía para honrar al Dios verdadero.
La educación financiera de acuerdo a los principios
bíblicos puede liberar a estas personas de esa esclavitud.
d) Hay que enseñar a la gente a que CAMBIE SU FORMA DE
PENSAMIENTO en cuanto a la forma como se obtienen
las cosas.
La mayoría cree que debe lograr lo que desea con gran
esfuerzo, con mucho trabajo, y que esta es la única forma
como pueden suplir sus necesidades¸ porque desconocen
los principios financieros bíblicos.
PRINCIPIOS FINANCIEROS Y ENSEÑANZAS DE JESÚS ACERCA DE LA
RIQUEZA.
“Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por
amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su
pobreza fueseis enriquecidos.” 2 Corintios 8:9
Pobre – 4433 – ptojeúo. Tiene dos significados. 1.- Ser mendigo,
quedar indigente. 2.- En sentido figurado: Hacerse pobre.
Rico – 4145 – ploúsios. Abundando con. Viene de la raíz 4149 –
ploútos. Riqueza (como llenura) Literalmente: dinero, posesiones.
Enriquecido – 4147 – Ploutéo. Enriquecerse. Viene de 4148 que
tiene la misma raíz, y de 4149 – ploútos, que significa: riqueza (como
llenura). Literalmente: dinero, posesiones. Que a su vez viene de la
base de 4130 – plédso, que significa: llenar, embeber, influir,
empapar.
Jesús pertenecía a una clase elevada.
a) Él nació de sangre real, descendía de una larga línea de
profetas y reyes.
b) Cuando nació vinieron a visitarlo hombres sabios y se
presentaron ante Jesús con los más ricos presentes que se
podían otorgar a una persona: oro, incienso y mirra.
c) Jesús era llamado Rabí.
Rabí – 4461 – jrabbi. Título oficial de honor. De origen hebreo,
7227 rab, abundante en cantidad, tamaño, rango y calidad.
d) Cuando Jesús llamó a sus discípulos también llamó a Judas
quien habría de convertirse en el tesorero del grupo, es decir
si Jesús nunca hubiera tenido nada, por supuesto que nunca
hubiera necesitado de un tesorero.
e) Jesús no vivía con lujos, sin embargo en varias ocasiones cenó
con aquellos que sí los tenían. (Lucas 11:37, Lucas 19:1-10 y
14:1).
f) María que vivía en Bethania y que era una amiga
especial de Jesús era considerada como una mujer de
riqueza y buena posición social. No solo en su propio
lugar de origen si no también en Jerusalén.
g) Mientras Jesús cenaba con María y su familia, Jesús
permitió que sus pies fueran ungidos con un aceite
muy valioso y él no rechazó, lo cual demostraba su
comprensión del mundo material en este acto. Esto fue
un gran regalo de sus anfitriones, como
reconocimiento de que él era un hombre de
prosperidad. (Juan 12:1-11).
h) Un hombre rico llamado José de Arimatea le pidió a
Pilato el cuerpo de Jesús y lo enterró en una tumba
donde se sepultaba gente de alto nivel. (Mateo 27:57-60).
En síntesis, Jesús era un hombre rico INTERIOR Y
EXTERIORMENTE. Y aunque es verdad que no poseyó
prácticamente cosa alguna, como si lo hicieron sus
millonarios ancestros del Antiguo Testamento, ESO NO
SIGNIFICA QUE VIVIERA EN LA POBREZA. Al contrario, su
mentalidad de riqueza, de la cual surgen todas las
cosas materiales, hizo posible suplir las necesidades
cuando estas se manifestaban.
No es posible vivir una vida normal, saludable y plena,
a menos que vivamos con abundancia. Además, el
deseo de vivir con abundancia es meritorio y digno
para un hijo de Dios y es algo que Jesús enseñó.
Jesús sabía que la prosperidad es una bendición de Dios
disponible para toda la raza humana y así lo transmitió a través de
sus enseñanzas. Las primeras las encontramos en el sermón del
monte.
“El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.” Mateo 6:11
Pan – 740 – ártos. Se deriva de 142 – aíro, cuyo verbo primario es
elevar, alzar, cargar o llevar cargando. De manera figurada
significa, mantener en suspenso (la mente).
Lo que Jesús quería hacer al alzar su voz, era elevar el nivel de
pensamiento de sus oyentes. Al decir: “El pan nuestro de cada día
dánoslo hoy” estaba diciendo que cada día es importante
mantener en alto la mente, elevar el nivel de pensamiento por
medio de su pan, de su palabra, de sus enseñanzas de
prosperidad.
También es significativo que muchas PARÁBOLAS
DE JESÚS, como la del hijo pródigo, la de los
talentos o la casa sobre la roca, son parábolas
RELACIONADAS CON LA PROSPERIDAD, y que sus
milagros y enseñanzas también estaban ligados a
la prosperidad.
Además les mostró a los expertos pescadores
como pescar con abundancia. Tuvo la habilidad
para obtener dinero de la boca de un pescado para
pagar sus impuestos y los de un discípulo. Podía
convertir piedras en pan, agua en vino, o alimentar
a miles con tan sólo cinco panes y dos peces.
LA PALABOLA DE PROSPERIDAD DEL HIJO PRODIGO.
1ª. Parte. (Lucas 15:1-16)
La parábola del hijo pródigo siempre ha sido vista en el
plano espiritual como la historia de un hombre que se
aleja de Dios y regresa andrajoso en busca del perdón;
pero esta es una parábola de prosperidad.
“Se acercaban a Jesús todos los publicanos y pecadores
para oírle.” Lucas 15:1
Publicano – 5057 - telónes Recolector de impuestos.
Viene de 5056 – télos. Fijar fuera de un punto definido
o meta.
Pecador – 264 – jamartólos. Viene de errar el blanco (y así no
participar del premio).
Esta parábola enseña la actitud de un hombre que administra
sus recursos los adecuadamente, lo que le permite vivir
cómodamente hasta el final de sus días; y por la otra, el hijo,
a quien LA INSENSATEZ LO LLEVA LA ESCLAVITUD FINANCIERA.
Esta es una gran lección financiera, porque nos muestra como
la gente que derrocha los recursos que Dios le da es un
pecador, que eventualmente, cae en un estado de carencia, de
escasez y de pobreza.
Sin embargo, también muestra que puede ser prospero
nuevamente si regresa al padre, no para seguir pensando de la
misma manera, sino teniendo una mentalidad transformada.
Jesús enseñaba a sus oyentes lo que sucede cuando se
gasta insensatamente y se DESPILFARRAN LOS RECURSOS
que son puestos en sus manos. A la postre se enferman,
física, emocional y espiritualmente, además de
financieramente.
Ese fue el resultado en el hijo pródigo. Se fue a un lugar
lejano y gastó de forma desordenada toda su riqueza
viviendo perdidamente, porque desconocía los principios
que llevan al hombre a la prosperidad.
Perdidamente – asótos (811) Libertinamente, libertinaje.
La palabra LIBERTINAJE significa: CARENCIA DE ORDEN y
esta carencia, llevó a este joven a su peor situación. Lo
positivo en él es que fue capaz de reaccionar y rectificar.
El padre da al hijo ropa nueva, le entrega un anillo,
lo calza y le hace una fiesta, lo cual tiene estos
significados:
1. El traer el mejor vestido y ponérselo, fue una gran
lección. El padre estaba diciendo: “MI HIJO NO
DEBE VESTIR ROPAS DE POBREZA, debe de vestir
a la altura de lo que es, mi hijo, un hombre de
riqueza”.
2. C el anillo, estaba RECONOCIÉNDOLE AUTORIDAD
PARA DISPONER DE SUS BIENES a favor de sí
mismo o de otros. Estaba diciendo: “todo lo que
yo poseo es tuyo”.
3. En los tiempos bíblicos los sirvientes no
utilizaban calzado, sólo los hijos; esa era señal
de quienes eran los hijos del señor de la casa.
Al calzarlo, el padre LE ESTABA DANDO AL HIJO
SEÑORÍO DE NUEVO, pues no sería más un
esclavo financiero.
4. La gran fiesta era en reconocimiento de que el
hijo había retornado con una mentalidad
diferente, ahora entendía la mentalidad de
riqueza que tenía el padre y además, el hijo
ESTABA NUEVAMENTE EN POSESIÓN DE SU
HERENCIA.
“Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, y en sus
mandamientos se deleita en gran manera. Su descendencia
será poderosa en la tierra… bienes y riqueza hay en su
casa…” Salmos 112:1-3
“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie
viene al Padre, sino por mí.” Juan 14:6
Camino – 3598 – jodós. Camino, por implicación: progreso
Verdad – 225 – alédseia. De la raíz 227 – aledsés. De 1 –
alfa, el primero y 2990 landsáno, yacer escondido.
Vida – 2222 – zoé. Compárese con 5590 - psujé – aliento.
Distinguido por un lado de 4151, que es el alma racional e
inmortal; y por el otro 2222, que es mera vitalidad.
SABIDURÍA FINANCIERA.
Uno de los personajes que ha sido reconocido a
través de los siglos como un gran sabio, fue el rey
Salomón. Su Libro de los Proverbios es,
literalmente, un manual de sabiduría, y a menudo
está mostrando las diferencias entre el sabio y el
necio y los resultados que uno y otro obtienen.
Al inicio de su libro, él aconseja: “Sabiduría, ante
todo; adquiere sabiduría; Y por encima de tus
posesiones, adquiere inteligencia. Porque mejor es
la sabiduría que las piedras preciosas; Y todo
cuanto se puede desear, no es de compararse con
ella.”
En otra parte también señala: “No te juntes con el
hombre necio, porque de sus labios no hallarás
palabras de ciencia.”
“El oído del entendido adquiere sabiduría; y el
oído de los sabios busca la ciencia“. Proverbios
18:15
En estos breves pasajes, están resumidas los cinco
grandes temas que ampliamente enseña en su
libro, que son: El necio y la necedad, la
inteligencia, el entendido, la ciencia y el sabio y la
sabiduría. Vamos a analizar una por una.
El necio y la necedad.
La palabra necio tiene dos raíces hebreas. En
algunos casos utiliza la 3684 – kisíl. Bobo, tonto,
fatuo insensato; y en otros casos 191 – evíl.
Insensato.
La palabra necedad viene de la referencia 200 –
ivvelét, que significa lo mismo que 191 - Insensatez.
Un necio, según el diccionario de la Real Academia
Española, es un imprudente y falto de razón; y esto
es la falta de cuidado que una persona demuestra
en sus acciones.
Con las actitudes y conductas que llevan a cabo los
imprudentes y faltos de razón, podemos deducir las
consecuencias que atraen para sí y para otros.
Para los necios, su necedad, es la muestra de la falta de
consciencia en su comportamiento, llevándolos a perder
efectividad en su vida personal, sus finanzas y su trabajo
o negocio, lo que lo hace un candidato ideal al fracaso y
la ruina financiera, provocando infelicidad en otros.
Es decir, continuará habiendo individuos que derrochan
su dinero una y otra vez, a pesar de las consecuencias
que viven por hacerlo. Y aunque estas los machaquen, su
programación mental los llevará a repetir una y otra vez
estas conductas, por eso es un necio.
La inteligencia.
“… y sobre todo lo que posees, adquiere inteligencia”.
Proverbios 4:7
Inteligencia – 998 – biná. Lo mismo que en 995.
Entendimiento y Distinguir; y, 8394 – tabún.
Inteligencia.
La inteligencia es lo que nos permite valorar
positivamente el mensaje de la experiencia, que a su
vez genera un crecimiento en la consciencia interna.
El hombre actúa como quiere, después de deliberar con
su inteligencia para dejar de estar gobernado por sus
instintos.
En la raíz latina, viene de intelligentĭa, que proviene de inteligere,
término compuesto de intus "entre" y legere "escoger", por lo
que, etimológicamente, inteligente es quien sabe elegir las
mejores opciones para resolver una cuestión.
“El inteligente no hace alarde de su carácter, pero el necio hace
gala de su estupidez”. (Proverbios 12:23)
El entendido.
¿De qué sirve el precio (dinero) en la mano del necio para comprar
sabiduría, si no tiene entendimiento? Proverbios 17:16
Entendido – 995 – bin. Separar mentalmente ó Distinguir.
El entendido distingue lo otros no pueden distinguir, y estas
distinciones lo llevan a crecer, a ver lo que otros no ven y a
conducirse con entendimiento.
Entendido – 7919 – sakál. Ser circunspecto. Comprender,
cuerdo, prudente, pensar, éxito, prosperidad.
Salomón señala: “El camino de la vida va hacia arriba para el
entendido”.
Una persona entendida, es alguien que presta atención, que es
un buen oyente. Es prudente para hablar y actuar. Se hace
responsable de sus palabras y actúa con integridad, para honrar
su palabra en aquello en lo que se comprometió. Se da cuenta
cuando faltó en algo.
Considera su proceder, lo corrige cuando es necesario y
reescribe su historia, porque advierte las consecuencias que le
puede acarrear no hacerlo. Como consecuencia de todo esto, el
entendido obtiene éxito y la prosperidad.
Y por el contrario, el necio aunque tenga ante su vista y a su
disposición toda la sabiduría, no puede hacer uso de ella, por su
falta de entendimiento, porque no tiene en su programación
mental la estructura para utilizarla. Eso es lo que quiere decir
Salomón cuando señala; “¿De qué sirve al necio el dinero para
adquirir sabiduría, si no tiene entendimiento?”
La ciencia.
“Vete de delante del hombre necio, porque en él no hallarás labios
de ciencia.” Proverbios 14:7
La palabra Ciencia viene de la raíz hebrea 1847 - dáat, significa,
docto. Alguien que tiene conocimiento en un sentido profundo, no
superficial. Este conocimiento implica intención, observación,
sentido.
Salomón, que era un hombre docto, no sólo provee una
enseñanza, sino que además muestra, positiva o
negativamente, las consecuencias.
Por ejemplo: “Si fueres sabio, para ti lo serás; y si fueres
escarnecedor, pagarás tú solo.” (las consecuencias).
Escarnecedor – 3887 – luts. Burlarse, mofarse.
Del sabio y la sabiduría.
El estudio de la sabiduría ha sido relegado con graves
consecuencias, porque la estrechez financiera, la
inestabilidad emocional, la desintegración de las familias,
la infelicidad, la delincuencia o cualquier otro mal, se
debe a la acción de individuos que carecen de sabiduría.
La sabiduría tiene que ver con el alma, con la forma en que
adquirimos experiencia y con la visión para ver cosas que otros
no ven que la mayoría de las veces, están más allá del
conocimiento. Y aunque los conocimientos son un
componente de la sabiduría, no suelen llevar aparejados el
conocimiento de uno mismo, ni al autocontrol, que son pilares
de la sabiduría.
Alguien puede ser un físico extraordinario, un matemático
brillante o un biólogo de primera línea y a pesar de ello, tener
una personalidad inmadura, ser egocéntrico, autoritario o un
comprador compulsivo; es decir, una persona con grandes
conocimientos, pero sin autocontrol, incapaz en el manejo de
sus finanzas y de sí mismo. Sin embargo, a pesar de estas
evidencias, el conocimiento es mucho más valorado que la
sabiduría.
Quienes
adquieren
sabiduría,
propician
el
conocimiento de sí mismo y el autocontrol, manejan
su dinero adecuadamente y tienen una actitud ante la
vida que los lleva al crecimiento y a la serenidad, a
aprovechar al máximo sus recursos, porque al ser
sabios, anteponen a la compulsión provocada por la
inmadurez, la prudencia y la razón.
La parábola de la casa sobre la roca es un claro
ejemplo.
Entonces, ¿cómo se llega a ser sabio? ¿Es la sabiduría
algo que podemos desarrollar activamente o, sólo
debemos esperar a ser sabios conforme envejecemos?
La respuesta la da Job: “No son los sabios los de mucha
edad.” Job 32:9
Sabiduría – 1847 – dáat; y 2451 - kjokmá. Conocimiento,
entendimiento, inteligencia, experto, ciencia.
Sabio – 2449 y 2450 – Kjácám. Inteligente, experto.
Analicemos en un ejemplo práctico lo que es el
conocimiento (que se obtiene de la información que en
el mundo existe), la experiencia (ser experto) y el
carácter.
A la información la podemos comparar con una mina de
carbón. La información está compuesta de datos, estos
datos es el carbón que encontramos en la mina.
Quien ha adquirido conocimiento, se debe a que fue a la mina a
extraer carbón (que es una materia prima), datos específicos, es
decir, información. Esta información la extrajo de los libros, la
educación académica, seminarios, etc. Lo que extrajo se
convirtió en conocimiento propio (capital intelectual).
Luego de un proceso de prueba y error que le produjo
experiencia, con ese conocimiento (capital intelectual)
transformó el carbón en acero y con la inteligencia, utilizó el
acero para construir puentes, edificios o máquinas de
producción. Pero aquí todavía no aparece la sabiduría, porque
falta el último de los ingredientes, el carácter.
Carácter, es el conjunto de valores que permite actuar a un
individuo, ante cualquier circunstancia de vida, bajo las normas
más elevadas de conducta.
Es decir, la sabiduría une a través de la información externa,
el conocimiento; con el entendimiento, la información
interna a la que llamamos experiencia, ante las situaciones
de vida aplica la inteligencia y utiliza el capital interno que ha
creado para evitar riesgos o peligros, resolver problemas o
alcanzar metas de cualquier tipo (creación de riqueza) y todo
esto, en armonía con los valores.
Una persona sabia manifiesta que lo es, cuando en su
relación con Dios, su familia, su trabajo o negocio, con los
demás y con el dinero existe un orden. Ese orden en el
dinero se manifiesta en como lo administra, invierte y
multiplica. Con esto hace una demostración externa de su
condición interna. Es decir muestra su carácter, su conjunto
de valores.
Las doce reglas de prosperidad del rey Salomón.
El rey Salomón fue un hombre sabio y con una gran
riqueza. ¿Qué nos enseña acerca de este tema?
Independientemente de la educación académica, los
recursos o las circunstancias, quien SIGUE LAS REGLAS
financieras que enseña el rey Salomón se convertirá en
un administrador de riqueza. Estas reglas son las
siguientes:
Regla No. 1: Poseer una MENTALIDAD DE RIQUEZA.
La principal razón por la que una persona no es un
administrador de riqueza, es porque no ha intentado
obtenerla debido a su tipo de pensamiento o creencias.
Engaño hay en el corazón de los que piensan el mal; pero
alegría en el de los que piensan el bien.” Proverbios 12:20
Engaño – 4820 – mirmá. Fraude, traición.
Mal – 7451 – rah. Adversidad, aflicción, calamidad,
desgracia, quebrantamiento. Viene de la raíz 7489. Arruinar,
hacer (o ser) bueno para nada.
Alegría – 8057 – shimkjá. Jovialidad. Viene de la raíz 8055
shamákj. Iluminar, estar (hacer) alegre.
Bien – 7965 – Shalom. Seguro, bienestar, salud,
prosperidad, paz.
La gran mayoría NO ES CONSCIENTE de la fuerza y el poder
de sus pensamientos.
Así cómo el viento no es visible pero tiene una fuerza
impresionante, lo mismo son nuestros pensamientos.
Con ellos podemos construir o destruir la riqueza.
“Oye tierra, He aquí yo traigo mal sobre este pueblo, el
fruto de sus pensamientos…” Jeremías 6:19
Pensamiento – 4284 – makjashébet. Concretamente:
Invención, máquina. Abstractamente: Intención, plan
(malo o bueno), diseño.
La mentalidad de riqueza, que es la mente de Dios, es
la habilidad para FUNCIONAR SIN ESFUERZO y sin
obstáculos en este mundo, CON O SIN DINERO, porque
hay suficiente riqueza para todos.
Los problemas económicos no se resuelven con dinero. Se
resuelven en la mente, con imaginación, siguiendo ciertos
principios bíblicos y con confianza en las promesas de Dios.
Lo único que se requiere para ser administradores de riqueza,
es la idea de que fuimos HECHOS por Dios PARA TENER
SEÑORÍO.
Con esta idea la persona con mentalidad de riqueza tiene un
espíritu fuerte y convicciones poderosas para creer que ha sido
llamado para señorear la tierra.
Hay quien dice: “Yo prefiero ser feliz a tener riqueza”. La
pregunta es: ¿Por qué la gente piensa que debe de escoger entre
una y otra cosa y no piensa que puede tener ambas? Porque les
falta mentalidad de riqueza y porque desconoce para que fue
hecho por Dios.
SER POBRE, ES DIFERENTE DE NO TENER DINERO
La pobreza es un estado de la mente. La falta de dinero es sólo
una situación temporal. Así que no hay escasez, excepto en la
propia mente.
“Las riquezas y la honra están conmigo; riquezas duraderas y
justicia.” Proverbios. 8:18
LA RIQUEZA O LA POBREZA PROVIENE DE LA MENTE, de la forma en
que se construyen los pensamientos. Por eso cando una persona
dice:
 “Es difícil ganar dinero”. Le será difícil ganarlo.
 “Yo nunca seré rico”. Eso será verdad para esa persona.
 “La única manera de volverse rico es trabajar duro”. Sin duda
esa persona logrará riqueza sólo trabajando muy duro.
 El dinero no es lo más importante”. Y cómo no es importante el
dinero, no estará en su vida.
Pero la Biblia enseña: “Para hacer que los que me aman tengan
su heredad y que yo llene sus tesoros.” Proverbios 8:21
Heredad – 5157 – nakjál. Instituir en testamento.
Tesoro – 214 – otsár. Depósito. Viene de 686 – atsár que
significa, almacenar, atesorar, mayordomo.
ES NECEDAD PRETENDER QUE EL DINERO NO ES IMPORTANTE,
cuando se dedica la mayor parte de la vida, tratando de
obtener dinero.
Lo que se piense acerca del dinero, eso será la realidad
exterior. La prosperidad económica empieza en la mente,
cuando se cree en las promesas de Dios.
Como en el cielo hay riqueza, así también en la tierra. Cómo es
dentro, así también es afuera.
Regla No. 2: VALORE EL DINERO.
Un administrador de riqueza sabio, ve un capital inicial en
cada peso, porque igual que una diminuta bellota contiene
el potencial de transformarse en una poderosa encino,
cada peso tiene el poder de crecer hasta llegar a
convertirse un gran árbol de dinero. Cuando se destruye
una bellota, también muere el encino que hay en su
interior.
Cómo la mayoría de la gente no valora un peso, fácilmente
se deshace de él y por eso nunca crean riqueza.
“Como ciudad derribada y sin muros, es el hombre cuyo
espíritu no tiene rienda.” Proverbios 25:28
Rienda – 4623 – matsár. Control.
El dinero a nadie lo hace ser rico. De hecho, el dinero tiene el
poder de volver rico y pobre al mismo tiempo a una persona.
Existen miles de millones de personas que todos los días prueban
este hecho. La mayoría tiene dinero, pero unos lo gastan hasta
empobrecerse y hundirse en las deudas, otros producen más
riqueza con él. La parábola de los talentos es un ejemplo de que a
quien Jesús reconoció, fue a los que produjeron, no al que no lo
hizo.
El dinero tampoco es la raíz de los males y mucho menos
corrompe. ES LA IGNORANCIA en el manejo de este recurso y el
estado moral de la persona lo que lo ocasiona.
Hay muchas vidas destrozadas en la cárcel, en la vida diaria o en el
seno familiar, de aquellas personas que fueron descuidadas con su
dinero.
Regla No. 3: CONTROLE SU DINERO.
¿Controla sus gastos, o son sus gastos los que lo
controlan?
“Sé diligente en conocer el estado de tus ovejas, y mira con
cuidado por tus rebaños. Porque las riquezas no duran para
siempre…” Proverbios 27:23-24
La historia del hijo pródigo nos muestra al padre que fue
sabio, pensó en el largo plazo y construyó riqueza;
mientras que el hijo sólo pensó en el placer a corto plazo.
La mayoría de la gente quiere tener riqueza, pero NO
TIENE LA DISCIPLINA necesaria para controlar sus gastos y
hacer las cosas correctas.
Les pasa lo mismo que a la mayoría de la gente, quiere
mantenerse en buena forma física y con salud, pero no tiene
la disciplina necesaria para hacer ejercicio con regularidad y
tampoco mantiene una sana alimentación.
Los GASTOS SIN CONTROL han llevado a las personas que no
tienen solvencia económica y que están endeudados al
punto en el que se encuentran hoy, se han convertido en
SIERVOS DEL DINERO.
La tentación, la codicia y la ignorancia financiera llevan a la
insolvencia económica y a la pobreza y son las principales
causas por las que la gente cae en pecado; pero todo
empieza en que desconocen en que gastan el dinero, lo cual
es la verdadera causa de sus problemas financieros.
En el barbecho de los pobres hay mucho pan, más se pierde por
falta de juicio” Proverbios 13:23
Quien se convierte en siervo del dinero, también se convierte en
SIERVO DEL TRABAJO.
En la actualidad la gente trabaja más duro, pero sus hábitos de
consumo no les permiten ir delante de sus necesidades; y como
las necesidades los rebasan, cada día deben trabajar más y más.
“Tanto fatiga a los necios el trabajo, que ni aún saben por dónde
ir a la ciudad” Eclesiastés 10:15
Cómo piensan que con más dinero resolverán el problema,
buscan otro empleo o trabajan tiempo extra. Sin embargo caen
en un círculo vicioso, porque cómo desconocen la raíz de su
problema, su falta de educación financiera, al tener más dinero,
gastan más.
“Cuando aumentan los bienes, también aumentan los que los
consumen. ¿Qué bien pues, tendrá su dueño, sino verlos con
sus ojos?” Eclesiastés 5:11
ESCLAVO DE LOS ACREDORES
Quien decide gastar sin control lo que gana en placeres de
corto plazo, jamás conseguirá independencia financiera en
el largo plazo.
Es común ver a la gente comprar muebles, ropa, vacaciones,
automóviles o simplemente tomarse el “cafecito”. Esto no es
malo en sí mismo, excepto cuando no es necesario y cuando
lo hacen endeudándose.
“Las riquezas de vanidad disminuirán...” Proverbios 13:11
Para ser un buen administrador de riqueza, hay que DISTINGUIR LA
DIFERENCIA ENTRE las DEUDAS BUENAS Y las deudas MALAS.
Las personas adquieren deudas malas porque quieren el
placer inmediato, ya que carecen de control sobre la emoción
humana llamada tentación.
“El que cava una fosa caerá en ella…” Proverbios 26:27
Ser esclavos del trabajo y de los acreedores finalmente lleva a las
personas a ser ESCLAVOS DEL DINERO.
Una persona que es esclavo de algo o de alguien, pierde su
capacidad de decisión y su voluntad está sujeta al otro.
“El rico se enseñorea de los pobres, y el que toma prestado es
siervo del que presta” Proverbios 22:7
Las personas que son esclavos del dinero:
1. VEN REDUCIDO SU TIEMPO para educar a sus hijos
y convivir con su esposa; no pueden darse a sí
mismos y a su familia tranquilidad económica,
educación, vacaciones, salud, etc.
De lo que no están conscientes es de su falta de
control sobre el dinero, derivado de su ignorancia
financiera. Esto es lo que constituye el verdadero
problema.
2. NO PUEDEN GENERAR RIQUEZA para apoyar la
causa del Señor, ni a su comunidad a través de la
creación de empleos; y,
3. CONTINUARÁN TODA SU VIDA COMO ESCLAVOS DEL DINERO,
sujetos a una enorme cantidad de tentaciones, porque
no aprendieron cómo éste funciona.
Tesoro precioso y aceite hay en la casa del sabio; mas el
hombre insensato (TONTO O BOBO) todo lo disipa.”
Proverbios 21:20
Para los que viven con escasez permanente, EL DINERO
SE CONVIERTE EN UNA DROGA a la que se han vuelto
adictos.
Al igual que los adictos a una droga psicoactiva,
alucinan y se vuelven ansiosos o violentos cuando no la
tienen, se tranquilizan cuando se lo tienen.
Para romper esa adicción, se requiere de una
educación continua acerca de lo que los
principios financieros bíblicos enseñan, cómo
administrar el dinero y cómo hacer que trabaje
para nosotros, en lugar de que se trabaje para él.
PODEMOS CONTROLAR EL DINERO CONVIRTIENDONOS
EN ESCLAVOS DE UN PRESUPUESTO.
OBJECIÓN: Tengo que gastar todo lo que gano
para sobrevivir; así que a mí no me serviría hacer
un presupuesto.
RESPUESTA: El principal beneficio de aprender a manejar
el dinero a través de un presupuesto, es que nos permite
visualizar de forma precisa si cada peso que se gasta se
efectúa tal cómo se planeó, lo cual va a contribuir a vivir
dentro de nuestros propios medios.
Quien se AJUSTA CON DISCIPLINA A UN PRESUPUESTO, se
protege de la tentación de gastar dinero donde no debe
y obtiene control sobre él.
Sin un presupuesto, se gasta inconscientemente, debido a
los patrones de conducta que se formaron en la niñez con
respecto al dinero. Por el contrario, un presupuesto
contribuye a que tomemos decisiones de manera
consciente en cómo vamos a utilizarlo.
Los pensamientos del diligente ciertamente tienden a la
abundancia…” Proverbios 21:5
Diligente – 2742 – Kjarúts. Viene de 2782 – kjaráts que
significa estar alerta.
Lograr que el dinero alcance, sobre y se multiplique,
requiere de acciones efectivas y directas. Todo lo que se
requiere PARA ADMINISTRAR BIEN EL DINERO es TENER UN PLAN Y
SEGUIRLO.
Hay un fenómeno interesante en cuanto a la elaboración de
un presupuesto. Si mantiene un diario de cada peso que gaste
durante el mes, al final pasarán dos cosas.
Primero, tenderá a recortar los gastos pequeños, porque
resultará demasiado complicado estar escribiéndolos.
Y en segundo lugar, si lo hace, verá cuánto le cuesta al mes
tomar a diario una taza de café o comprar un refresco o un
bocadillo; y podrá ver cuánto dinero puede ahorrar y cuanta
salud puede generar con tan sólo cambiar algunos de sus
hábitos.
“Quien cuida la higuera comerá su fruto…” Proverbios 27:18
EL DINERO TRAE CONSIGO RESPONSABILIDADES y la primera
responsabilidad es ante quien es la fuente de todo lo que
poseemos.
Cuando tenemos claro que lo que ha sido puesto en
nuestras manos no nos pertenece, sino pertenece a Dios;
todo lo manejamos y lo negociamos desde la posición de un
administrador.
Los buenos administradores de riqueza cuidan el dinero de
la siguiente manera:
1.
2.
3.
4.
Compran lo mejor, al mejor precio.
Piden y esperan un descuento.
Leen sus facturas de compra por si hubiera errores.
Si tienen un negocio, intentan convertir lícitamente cada gasto
en un gasto empresarial fiscalmente deducible.
5. Toman responsabilidad para pagar sus deudas malas (utilizar
dinero prestado para gastar); y con ello incrementan sus
opciones financieras y su paz mental. Su comportamiento
honrado se refleja en su crédito y en su carácter.
6. Llevan un registro de sus gastos mensuales para verificar si se
ajustaron a su presupuesto; y,
7. Al final del mes concilian sus gastos con su presupuesto para
verificar que mantienen la disciplina presupuestaria.
Regla No. 4: De su DIEZMO.
OBJECIÓN: No me alcanza con lo que gano, como voy a
diezmar.
RESPUESTA: La riqueza o la pobreza es un estado mental.
Decir no me alcanza es vivir con una mentalidad de escasez
en un mundo de supervivencia mínima; y eso es lo que se
obtendrá. Por el contrario, decir puedo hacerlo, es una
mentalidad de abundancia y eso es lo que lograremos,
porque estamos en el plan de Dios actuando de acuerdo de
éste. El resultado: Él también cumple su plan y no se
guarda nada de lo que le damos.
Ese fue el caso del joven rico.
“Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que
tienes, y dalo a los pobres y tendrás tesoro en el cielo; y ven
y sígueme.” Mateo 19:21
Perfecto – 5046 – Téleios. Completo en varias aplicaciones:
Trabajo, crecimiento, mentalidad y carácter moral.
Vender – 4453 – Poléo. Trocar, canjear.
Él no fue capaz de compartir lo que tenía, porque tenía un
apego (a la riqueza). Quien vive con apegos, su crecimiento
interior y mentalidad es muy pobre.
“Honra A Jehová con tus bienes y con las primicias de todos
tus frutos, y serán llenos tus graneros con abundancia y tus
lagares rebosarán de mosto.” Proverbios 3:9-10
EL DIEZMO ES UN GESTO DE ACCIÓN DE GRACIAS, un acto de
gratitud a Dios por sus infinitos favores.
Quien da de forma alegre lo hace como un gesto de amor, de
repartición, de donación espontánea libre y generosa; con
ello también está cebando la bomba de las riquezas de Dios.
Mucha gente piensa que CUANDO LES VAYA MEJOR
empezarán a diezmar.
Dios trabaja de forma diferente. No es posible recibir cuando
no se da. Una persona prospera porque primero da. La ley es:
“Siembra y cosecharás”.
Cuando una persona da el diezmo está diciendo: “TENGO
TANTO QUE PUEDO DESPRENDERME DEL 10% para que sea
administrado en favor de otros”.
Tenemos el caso de la viuda que dio cómo ofrenda,
aparentemente, “todo” lo que tenía. Pero al dar como un
acto de fe, al mismo tiempo estaba sacando de su vida la
necesidad, porque tenía un sentido de prosperidad y
abundancia.
“Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y
rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma
medida con que medís, os volverán a medir.” Lucas 6:38
En los tiempos del Antiguo Testamento, como en el
tiempo de Jesús, UN JUDÍO FIEL DABA TRES TIPOS DE
DIEZMOS: El diezmo para los levitas, el diezmo para las
fiestas y el diezmo para la caridad. Independientemente
de muchas otras ofrendas que también compartían.
Ellos daban, no lo que les sobraba, sino lo primero y
mejor para Dios, y como consecuencia eran
inmensamente ricos.
Durante el éxodo, los hebreos desarrollaron tal
conciencia de riqueza en el desierto, que HASTA MOISÉS
TUVO QUE RESTRINGIRLOS DE QUE DIERAN.
“Entonces Moisés mandó pregonar por el
campamento, diciendo: Ningún hombre ni mujer haga
más para la ofrenda del santuario. Así se le impidió al
pueblo ofrecer más; pues tenían material abundante
para hacer toda la obra, y sobraba.” Éxodo 36:6-7
Regla No. 5: AHORRE.
OBJECIÓN: Antes de ahorrar, primero quiero salir de
mis compromisos.
RESPUESTA: Esta idea significa que uno debe ser el
último al que hay que pagar. Cuando se adquiere el
hábito del ahorro nunca se volverá a estar sin dinero; y
al hacer esto se está llevando a la práctica el hábito de
pagarse a si mismo, antes de pagar lo demás. Es la
afirmación de que se posee un excedente de dinero, lo
que produce un efecto emocional positivo y que es
importante para la generación de riqueza.
QUIEN NO ES UN AHORRADOR, ES UN DEUDOR
Una persona que no ahorra, a pesar de que pudiera no deberle a
otros, se está debiendo a sí mismo, porque después de Dios, lo
primero que debe hacer es pagarse a sí mismo y esto es lo que la
persona hace a través del ahorro.
LA FÓRMULA 10 + 10 + 10 + 70 = 100.
10 % de Diezmo.
10 % de ahorro para ropa, calzado, etc. “Los corderos son para tus vestidos,
10 % de ahorro para inversión en el
y los cabritos para el precio del campo;
futuro.
y la abundancia de leche de las cabras
Y 70% para los gastos fijos. Es decir, no para
tu
mantenimiento;
para
se debe gastar más de este porcentaje mantenimiento de tu casa, y para
de lo que se gana.
sustento de tus criadas.” Proverbios 27:
26-27
Cuando se empieza, esta fórmula puede variar. Puede
empezar a ahorrar una cantidad menor que esa para ir
formando el hábito, pero esa distribución será el punto
de equilibrio.
Sin embargo, a medida que se vaya generando riqueza
también puede variar, porque que el diezmo o el
ahorro podrá incrementarse. El modelo dado es el
comienzo ideal. Si se hace de esta forma, convertirse
en un administrador de riqueza será algo infalible.
“Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al
que no tiene, aún lo que tiene le será quitado”. Mateo
25:29
ANALIZANDO LOS DOS TIPOS DE AHORRO
Al ahorrar se guarda dinero para un uso específico en el
futuro. Hay dos tipos de ahorro.
1. El ahorro PARA ADQUIRIR las cosas que deseamos.
La gente que ha generado riqueza adquieren sus “lujos”
al final, mientras que los pobres y principalmente la
clase media, compran sus lujos al principio, pagando
mucho más por ellos debido a la carga financiera que
adquieren junto con el bien.
“Hay quienes presumen de ricos y no tienen nada, y hay
quienes pasan por pobres y tienen muchas riquezas.”
Proverbios 13:7
Es nuestra decisión gastar para darnos placer en el corto
plazo, o ahorrar para conseguir de contado las mejores
adquisiciones y tener independencia financiera en el largo
plazo.
2. El
otro
tipo
de
ahorro
es
PARA
LOGRAR
INDEPENDENCIA FINANCIERA.
“El mejor momento para plantar un árbol que produce
fruto fue hace 15 años. El segundo mejor momento es
hoy”. (Proverbio chino).
El inicio de la riqueza es similar a un árbol, crece a partir
de pequeñas semillas. Mientras más pronto sembremos
las semillas de la riqueza, más pronto crecerán.
Pero si en vez de invertir parte de nuestras ganancias
las gastamos, nunca van a trabajar para nosotros.
“Ve a la hormiga oh perezoso, mira sus caminos y se
sabio; la cual no teniendo capitán, ni gobernador, ni
señor, recoge en el verano su comida, y recoge en el
tiempo de la siega su mantenimiento”. Pro. 6:6-8
Una primera regla para alguien que desea generar
riqueza empieza, no cuánto dinero gana, sino
CUÁNTO DINERO CONSERVA.
“Todo hombre prudente procede con sabiduría; más
el necio manifestará necedad.” Proverbios 13:16
Hay personas que en su trabajo o negocio logran obtener
más dinero; sin embargo, en vez de incrementar su
capacidad de ahorro, lo que incrementan es su capacidad
de gasto; y por supuesto al no sembrar semillas de
riqueza, al futuro tampoco cosecharán su fruto.
Si no se conserva parte del dinero que se obtiene,
¿Cómo esperar que el dinero trabaje a nuestro favor? El
valor compuesto del dinero que gana dinero, que luego
vuelve a ganar dinero y así sucesivamente, rinde frutos
con el tiempo.
“El excedente de riqueza es una confianza sagrada que
el poseedor está obligado a administrar durante toda
su vida por el bien de la comunidad”. Andrew Carnegie
EL ESTUDIO DE RICOS Y POBRES
Hace años se hizo un estudio para averiguar acerca de los pobres
y los ricos alrededor del mundo. Se quería saber cuánta gente
que nació en la pobreza, luego se enriqueció.
Sin importar en qué país vivían, se descubrió que entre las
personas que se enriquecían, de las que no lo hacían, había tres
diferencias importantes:
LOS QUE SALIERON DE LA POBREZA Y
GENERARON RIQUEZA:
1.- APRENDIERON la forma en que se genera
y administra la riqueza.
2.- MANTENÍAN UN PLAN Y UNA VISIÓN A
LARGO PLAZO. Retrasaban la gratificación o
recompensa inmediata, para obtener el
beneficio a largo plazo.
3.- UTILIZABAN EL PODER DEL INTERÉS
COMPUESTO. Los intereses que se suman a
favor a través del tiempo.
LOS QUE SE MANTUVIERON EN LA POBREZA:
1.- Nunca recibieron esta educación.
2.- TENÍAN UNA VISIÓN A CORTO PLAZO.
Vivieron con la gratificándose inmediata, sin darse cuenta del
perjuicio en el largo plazo.
3.- Ignoraban el poder del interés compuesto, y eran esclavos
de las deudas.
Mas todo el que se apresura alocadamente (porque quiere la
“Los pensamientos del diligente ciertamente
gratificación inmediata) de cierto va a la pobreza.” Proverbios
tienden a la abundancia;
21:5
Regla No. 6: Poner a trabajar el dinero a nuestro favor.
INVERTIR O INICIAR UN NEGOCIO.
OBJECION: Yo no estoy hecho para los negocios.
RESPUESTA: No es necesario ser un experto, poseer una
confianza ilimitada en sí mismo o tener un gran fondo
económico para alcanzar éxito en un negocio propio. Se
puede empezar con algo muy sencillo. Basta mirar todo lo
que hay a nuestro alrededor para darnos cuenta que eso le
ha producido dinero a alguien.
Nuestro país no se engrandece por los empleados que
obedecen instrucciones, sino por individuos que están
dispuestos a tomar la iniciativa y las responsabilidades que
implica iniciar un negocio.
Cerca de 80% de las personas que hoy tienen riqueza,
empezaron sin nada y llegaron a serlo al crear un
negocio.
El objetivo de iniciar un negocio es buscar formas de
INCREMENTAR LOS INGRESOS, independientemente de
su ocupación principal.
El propósito es generar una idea que produzca
dividendos. Hay fortunas que se han hecho por una
idea que prosperó. Muchas de las cosas que ahora
nos dan más comodidad, tan sólo fue la idea de
alguien, lo cual le produjo excelentes dividendos.
ENTENDER LA DIFERENCIA ENTRE EMPLEO Y NEGOCIO es la
habilidad de distinguir la diferencia entre esfuerzo y
resultado.
Las posibilidades de lograr libertad financiera trabajando
para alguien más, o sin hacer nada adicional para
incrementar los ingresos, son muy pocas. En un empleo
el ingreso de una persona depende más de la política
salarial de la compañía, que de la cantidad y calidad del
trabajo realizado.
Un negocio propio puede ser cualquier cosa imaginable,
donde el ingreso depende de la calidad y cantidad de su
producción. El reto es saber ver los beneficios de tener
un negocio propio.
Con sabiduría se edificará la casa; y con prudencia se
afirmará; y con ciencia se llenarán las cámaras de todo
bien preciado y agradable” Proverbios 24:3-4
Cuando se pone un negocio es importante que también
se pague a sí mismo un sueldo. Muchos negocios
quiebran porque son manejados de forma incorrecta,
debido a la falta de mentalidad de riqueza, lo que
provoca que se cometan errores; el principal, tomar el
dinero para gastarlo, en lugar de tener la disciplina para
reinvertir.
El MIEDO A VENDER evita que la mayoría de las personas
que desean empezar un negocio propio lo hagan.
“Ciertamente el que bate la leche, saca mantequilla…”
Proverbios 30:33
Regla No. 7: MULTIPLIQUE SUS EXCEDENTES DE DINERO por
medio de la inversión pasiva.
OBJECIÓN: No debemos atesorar riqueza.
RESPUESTA: Hay una gran diferencia entre atesorar y
administrar. En atesorar hay una expresión negativa
condenada por la Biblia, el amor al dinero; mientras que
cómo administradores tomamos conciencia de que no nos
pertenece lo que tenemos, sólo lo administramos.
“La mano de los diligentes señoreará; más la negligencia
será tributaria.” Proverbios 12: 24
Tanto en un negocio o aún de nuestro trabajo, pueden
quedar excedentes de dinero. Estos pueden utilizarse
para lograr la inversión pasiva.
“Si quieres seguir obteniendo huevos de oro, cuida bien
de la gallina que los pone”.
La INVERSIÓN PASIVA es aquella por la cual se reciben
dividendos sin que se tenga que destinar una gran
inversión de tiempo en ella.
Deseamos que el dinero crezca, porque no queremos
pasarnos el resto de la vida trabajando para ganarlo y
porque anhelamos hasta el último día de nuestra vida
ser contribuyentes importantes en la obra de Dios.
“El rescate de la vida del hombre está en sus riquezas;
pero el pobre no oye censuras”. Proverbios 13:8
Regla No. 8: PROTEJA SU RIQUEZA fortificándola con
murallas.
OBJECIÓN: Yo no quiero dejar problemas a mi familia
después que muera, así que prefiero no dejar ahorros, ni
seguros, ni posesiones, ni nada.
RESPUESTA: Cualquier persona puede generar riqueza
económica y esto es digno y legítimo para un hijo de Dios,
pero si no la protege de los peligros, puede perderla.
Las riquezas de los sabios son su corona; pero la
insensatez de los necios es infatuación. Proverbios 14:24
La Biblia muestra que QUIEN TIENE RIQUEZA VIVE PROTEGIDO
por murallas, lo cual se convierte en una fortaleza, mientras
que los pobres viven sin protección y con inseguridad.
“Las riquezas del rico son su ciudad fortificada; y el desmayo de
los pobres es su pobreza.” Proverbios 10:15
“Las riquezas del rico son su ciudad fortificada, y como un muro
alto en su imaginación.” Proverbios 18:11
Si queremos vivir dentro de esa fortaleza y evitar amenazas
posibles debemos construir las murallas que nos protejan. Estas
son:
Los AHORROS.
Para mucha gente, el gasto es privilegiado en demérito del
ahorro.
El SEGURO DE AUTOMOVIL.
Nos protege contra situaciones imprevistas materiales
como físicas. Golpear otro carro o atropellar una persona
sin tener seguro de automóvil, puede causar pérdidas
considerables.
El principal objetivo de los seguros es que nos den paz
mental.
El SEGURO de vida.
Los seguros son la primera muralla de defensa cuando
otras personas dependen de ustedes. Quien tiene poco o
nada ahorrado para el retiro y tampoco cuenta con un
seguro de vida, cuando fallece, su familia pasa por una
incertidumbre financiera.
El SEGURO DE GASTOS MEDICOS.
Uno de los riesgos cada vez mayores de la actualidad es que
las personas están viviendo más que su dinero. Tener un
seguro de gastos médicos nos permite cubrir las amenazas
que pudieran afectar la salud o el bienestar propio o de la
familia.
El TESTAMENTO.
Las estadísticas afirman que entre 70 y 80 % de la gente no
tiene un testamento. Una persona que tiene un bien
inmueble escriturado a su nombre, dejará una serie de
problemas si no ha hecho un testamento, pues parte
importante de ese capital tendrá que irse a gastos legales.
“La casa y las riqueza son herencia de los padres…” Proverbios
19:14
Tenga CUIDADO CUANDO LE PIDAN DINERO PRESTADO.
En este punto existen dos situaciones:
1.Hay personas que se encuentran en graves problemas
financieros debido al desorden personal en sus finanzas, así
que cuando piden dinero prestado, en vez de resolver una
situación, sólo están empeorando la que tienen; y en
ocasiones, las de otras personas, cuando no les pagan. A estas
personas usted no está ayudándoles cuando les presta dinero,
sólo está contribuyendo a su desorden financiero.
“La pasión sagrada de la amistad durará toda la vida, a menos
que te pidan dinero prestad”. Mark Twain
2.Si quien le pide dinero prestado lo hace por una verdadera
necesidad y usted decide prestarle dinero, cuando lo haga,
hágalo con la mentalidad de que ese dinero no lo tendrá de
regreso.
NO SALGA FIADOR por nadie.
“No seas de aquellos que se comprometen, ni de los que
salen por fiadores de deudas” Proverbios 22:26
Cuando la gente ve que usted tiene riqueza, ciertos amigos y
parientes tienden a acercarse para pedirle ayuda. Una
habilidad muy importante para ser un administrador de
riqueza efectivo, es desarrollar la capacidad de decir no a ti
mismo y a las personas que amas cuando piden que se
convierta en fiador de ellos.
“El hombre falto de entendimiento presta fianzas; y sale por
fiador en presencia de su amigo.” Proverbios 17:18
Para que la riqueza que ha sido puesta en sus manos para
ser administrada siga creciendo, BUSQUE EL CONSEJO DE
GENTE CAPACITADA y exitosa.
Quien quiere saber de joyas no le pregunte al sastre,
pregúntele al joyero.
“Porque con ingenio harás la guerra, y en la multitud de
consejeros está la victoria” Proverbios 24:6
El camino más fácil para lograr independencia
financiera, es APRENDER directamente DE QUIENES YA LA
TIENEN.
Hay que aprender todo lo que saben, conocer sus
métodos y hacer lo que ellos hacen; incluso, hacerlo aún
mejor. Si no podemos hacerlo personalmente, hay que
leer sus libros, escuchar sus grabaciones, ver sus videos o
asistir a sus cursos.
Cada uno de estas murallas va a proteger de posibles
amenazas tanto a la persona, como a aquellos que
dependen de ella.
“Se diligente en conocer el estado de tus ovejas, y mira
con cuidado por tus rebaños; porque las riquezas no
duran para siempre; ¿Y será la corona para perpetuas
generaciones? Proverbios 27:23-24
Regla No. 9: VEA CON LOS OJOS DE LA FE la riqueza que
quiere administrar o en lo que se quiere convertir. (Te
conviertes en lo que contemplas.)
Los campeones de la fe que nos narra Hebreos 11, se
convirtieron y alcanzaron aquello que vieron con los ojos
de la fe.
No solamente DEBEMOS PENSAR EN NUESTRAS
METAS, debemos pensar desde ellas.
Si su meta es un automóvil, una casa o ahorrar una
cantidad de dinero, en su mente maneje el
automóvil, camine por la casa o vea su cuenta de
ahorros con la cantidad que se puso como meta
ahorrar. No salgas a escena en la vida para alcanzar
sus metas, sin antes ensayar su actuación con los
ojos de la fe.
¿Jugó alguna vez con una lupa, enfocando los rayos
del sol sobre un objeto hasta generar el calor
suficiente hasta producir una llama?
Lo mismo podemos hacer con nuestro pensamiento
fundamentado en la fe. Cuando aprendemos a
enfocarlo sin interferencias sobre un objetivo concreto,
las imágenes mentales de aquello que deseamos
alcanzar acabará siendo realidad.
“Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir
al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin
saber a dónde iba”. Hebreos 11:8
Regla No. 10: HAGA ORACIONES CORRECTAS. Afirme con
fe basado en las promesas de Dios.
Del fruto de la boca del hombre se llenará su vientre; se
saciará del producto de sus labios.” Proverbios. 18:20
“Los sabios guardan la sabiduría; más la boca del necio
es calamidad cercana.” Proverbios 10:14
La diferencia entre una persona rica y una pobre, es el
VOCABULARIO que utilizan.
Las vanas palabras de los labios empobrecen.”
Proverbios 14:23
Quien no presta una cuidadosa atención al mensaje que
sus palabras transmiten, podría terminar en la pobreza.
Las palabras son oraciones, y la oración es la
herramienta más poderosa a nuestra disposición, ya que
es sumamente eficaz, ¡porque siempre es escuchada y
cumplida!
La oración es como una copa que se ofrece para que se le
llene. David decía “mi copa está rebozando”. A través de
lo que oramos determinamos lo que recibimos.
“Las palabras del sabio están llenas de gracia, más los
labios del necio causan su propia ruina.” Eclesiastés 10:12
¿Qué es lo que repetimos y creemos constantemente?
Nuestros constantes pensamientos y las cosas que
afirmamos son nuestra oración, aquello que ejercerá un
gran poder en nuestra vida, ya que nuestras oraciones se
ven escuchadas y recompensadas en especie.
“El alma del que trabaja, trabaja para si; porque su boca
le estimula.” Proverbios 16:26
Regla No 11: INVERTIR EN UNO MISMO a través del
conocimiento.
El hombre sabio es fuerte, y de pujante vigor el hombre
docto” Proverbios 24:5
“Si se embotare el hierro, y su filo no fuere amolado, hay que
añadir entonces más fuerza; pero la sabiduría es provechosa
para dirigir”. Eclesiastés 10:10
“Si dispusiera de ocho horas para cortar un árbol, dedicaría
seis a afilar mi hacha”. Abraham Lincoln
Quien quiera ser UN GRAN ADMINISTRADOR DE RIQUEZA,
DEBE SER ESTUDIOSO de lo que sobre este tema las
Escrituras enseñan y de aquellos que modelan estas
conductas y las enseñan.
Económicamente hablando lo que sé, contribuye a
generar y multiplicar la riqueza que me toca
administrar; lo que no sé, me lleva a ser un mal
administrador y en consecuencia, un perdedor
constante de dinero.
“Pero llegando también el que había recibido un
talento dijo: … tuve miedo, y fui y escondí el talento
en la tierra…” Mateo 25:24-25
Buscando un experto en el campo que desea
desarrollarse y aprender de él, o consiguiendo un
libro sobre la materia.
Una idea aprendida de otro puede ahorrarnos dinero,
años de trabajo y tiempo. Así que lea sobre esta
materia, porque UN HOMBRE QUE NO LEE buenos
libros, NO TIENE VENTAJA alguna SOBRE QUIEN NO
SABE LEER.
Benjamín Franklin dijo: “Los mejores dividendos se
obtienen invirtiendo en conocimiento”.
Regla No. 12: RELACIÓNESE SÓLO CON LAS PERSONAS
ADECUADAS.
Mucho de lo QUE LOGREMOS o no logremos alcanzar,
está estrechamente ligado a las personas CON QUIEN
NOS RELACIONAMOS.
Es importante cultivar relaciones con las personas
adecuadas, pues esto es un impulsor determinante de
nuestro éxito y nuestros logros y provocará un efecto
multiplicador.
El que anda con sabios, sabio será; más el que se junta
con necios será quebrantado. Proverbios 13:20
CONCLUSIÓN:
Este tema ha desafiado sus ideas y creencias. Hay algo
en lo que pudiera no estar de acuerdo, es válido, pero
eso no significa que por ese algo todo lo demás pierda
validez.
Uno de los principales objetivo de este tema es que sepan
que Dios le ha dado el poder de crear, y puede crear un
mundo de pobreza, o uno en el que exista abundancia; es
decir, riqueza. Ese es el maravilloso poder que cada uno
tiene, el poder de elegir lo que quiera crear.
“Pobreza y vergüenza tendrá el que menosprecia el consejo;
mas el que guarda la corrección recibirá honra”. Proverbios
13:18
Consejo – 4148 – Musár. Advertencia, instrucción,
enseñanza
Corrección – 8433 – Tokákját. Refutación, prueba.
Honra – 3519 – kabod. Copiosidad, esplendor, honor,
copiosidad; riqueza.
Descargar

PRESENTATION NAME