VISITA A SANTO DOMINGO
Radhamés
Minier
DIARIO GRÁFICO 1
Mis queridos amigos y amigas,
acabo de regresar de mi visita a Santo Domingo (16 Junio – 14
Julio 2009). Estoy poniendo las cosas en su sitio, ordenando
un poco los materiales. Y antes de entrar de nuevo en el afán
de la agenda acumulada, me propongo enviarles este mensaje
urgente para decirles que llegué bien y que ya les echo en
falta.
Será como un Diario Gráfico de lo que viví, ilustrado con las
fotos que hice o ustedes me dieron. Que no se moleste nadie
si se ha quedado fuera del Álbum fotográfico. Seguro que lo
guardo en la memoria del corazón.
De paso aprovecharé para presentar nuevos amigos a mi
círculo de amigos y decirles una última palabrita personalizada
a cada uno.
¡Muchas gracias por acogerme con el corazón y hacerme la
vida tan agradable!
JAUME REYNÉS, 18.7.09
Nene Espinal fue el primero que me buscó
y el último en llevarme. La foto dice que
ya te estás haciendo un hombre madurito,
aunque te cueste asumirlo. Recuerda lo
que hablamos en Olé y en todos los
trayectos que hicimos juntos. Eres un
buen herrero, ¡ojalá seas un buen padre!
Agradezco a Antonia que viajara para
verme. Hasta ahora fuiste la gran mamá
de la familia, acompáñalos de cerca, pero
déjalos que crezcan y te cuiden un
poquito.
Con la familia de
Miledy pasé
buenos ratos. El
trabajo de
Radhamés, la boda
de Rocío, los
amores de Perla...
parece que
mejoran el clima.
Espero que Miledy se cuide y no se
disperse. Que el embarazo les sea
leve y que todos se amen cada día
más... ¡Bienvenido a Virgilio!
Uno de los mejores regalos fue
encontrarme con los 20 añitos de mi
ahijado Esmeraldo. Gracias por regresar
a verme, gracias por demostrarme tanto
afecto.
¡Ahora hay que
estudiar duro,
conseguirse un
trabajito y no dejar
de comunicarte!
El tigre de Fernando siempre
estuvo presente entre nosotros.
Recuerda lo que hablamos: no
imites en todo a tu padre... No
dejes escapar a Gera. Llévate
mejor con tu hermano. Sabes que
te quiero, déjate acompañar.
Abrazos para Aldy, que
prometió montame el
shat con cámara. Cuida
esta cicatriz y abrazos a
los demás Espinales.
Para Jaime y Leidi pido que el Señor les acompañe en las alegrías
y en las penas, en la salud y en la enfermedad, y que los haga
fuertes en la tribulación.
Tuve el gusto de reunirme
con toda la familia Liz, que
ve como Altagracia se está
convirtiendo en abuelita,
edad a la que Julio no pudo
llegar. Que nunca les falte la
ilusión de vivir. Que los
jóvenes –y alguno no tan
joven- asienten la cabeza...
Enhorabuena para Hamlet con su
hermosa familia... Mucho amor
y responsabilidad.
Papo Peña
nunca sale en
las fotos
porque anda
detrás del
objetivo. Que
se cumpla lo
que pedimos en
la bendición del
taller.
Muchas gracias a Cuco por el
regalito que me dejó.
Felicidades a Yoshua en su
boda y en su carrera. Buenos
deseos para Juan Pablo y
Tintico.
Manolo y Brenda tienen
una linda familia.
Prepárense para la boda en
mi próximo viaje y
cúidenme mucho a Tinto y
a Otilia.
Ánimo para Gladys en su
compromiso cristiano.
Bendiciones para todos los
parientes, hermanos/as y
numerosos sobrinos/as.
Me encantaría hacer un
grupo de Laiquitos con
toda esta juventud...
¡Cúidense mucho, que las
pistolas tienen el gatillo
ligero!
La familia de Vale y Mery
saben que soy uno de ellos.
Me alegro y sufro con sus
problemas y esperanzas.
Ánimo, Norys, el Señor
cuenta contigo.
Una bendición especial
para mi ahijado Jaime,
Elizabeth y los niños.
¿Qué les diré a mis lomeros favoritos
Berto, Andrés y Lourdes, y los
demás?
Ustedes, como el agua de coco,
ocupan un lugar refrescante en mi
vida. Que Dios les bendiga.
A todos mis alumnos del Liceo. A
Danny que prepara su graduación y
se ha de construir una familia.
Y al otro bombero y maestro, Rafael de
León, que se convirtió no para separarse,
sino para estar más unido en Cristo.
A mi hijo Jaime Vinicio, con el que
pasé momentos entrañables hablando
de su próxima boda...
A Rosmerys, la secretaria del p.
Miguel, que me ayudó con tanta
eficiencia... Gracias.
Se puede decir
que el viaje de
Frank Monción
fue como la
guinda del
pastel. Dice que
no me trajo
obsequio alguno,
como a Manolo,
porque el regalo
era él.
Juntos reimos
mucho, es lo
mejor que se
puede decir. Y ya
sabes que
formas parte de
mi familia.
¡Gracias por
preocuparte
siempre!
Recobrar a Reynés, cuando
deja de ser renacuajo para dar
el tirón, fue una auténtica
gozada... Pero demasiado
breve.
¡ Joven, usted vale mucho!
I love you very much!
Saludos a Mati (y a su
bella familia), a toda la
familia Durán y los
Apolinario, a la familia
de Tomasa Capellán...
que consiguieron
llevarme de nuevo a
celebrar en la antigua
comunidad del Corazón
de María, convertida hoy
en el Santuario de santa
Lucía.
Que ella les bendiga la
vista y les ayude a
superar los escollos del
camino.
Gracias al P. Abelardo y a tanta
buena gente que me recibió en
El Ejido, y fíjense como me
dejaron la camisa empapada
de tanto abrazo del oso...
Hicieron que me
sintiera en casa,
desayunando sopa
de vegetales. Les
deseo que continúen
en el mismo camino
de Jesús, aunque los
cantos y proyectos
hayan cambiado.
Gracias por los “jóvenes no tan
jóvenes” de la antigua Pastoral Juvenil
de Fátima que convocaron un nuevo
encuentro. Volvimos a cantar “la casa
de mi amigo”, que era nuestro
proyecto. Orlando habló de seguirse
encontrando para mantener el fuego
en tiempos de involución.
Gracias por el
testimonio cristiano
de Leo, por el libro
de Aya, por la alegría
de Juli, por la danza
vitalista de Penélope,
por el amor de Jaime
y Soraya, porque
Emmanuel nos sigue
acompañando.
La llegada de Delio
Taveras en el último
minuto fue el don
de Dios más
inesperado.
Junto con Javier,
los tres
mosqueteros
gozamos balsa en
el estudio de Hochi
escuchando la
recreación de las
salves de un pueblo
que sufre y canta.
Allá mismo
evaluamos y
empezaron a revivir
los huesos secos. A
la Altagracia se lo
encomendamos.
¿Quién ha dicho que abandonamos el
proyecto de una Iglesia acogedora, más
popular y liberadora? ¿Quién perderá la
esperanza, mientras siguen poniendo las
palomas...? ¡Unidos para siempre!
Descargar

Diapositiva 1