Código 23 / 2010
Enero 2010
La temperatura interna de cuerpo humano es de aproximadamente 37°C.
Temperatura de los locales donde se realicen trabajos sedentarios
propios de oficinas o similares: 17 a 27° C.
Temperatura de los locales donde se realicen trabajos ligeros: 14 a
25° C.
Humedad relativa: Entre el 30 y el 70%, excepto en locales donde exista
riesgo de acumulación de electricidad estática, en los que el límite inferior
será el 50%.
Efecto mas frecuente:
Estrés térmico: Estado de malestar físico producido por una acumulación
excesiva de calor en el cuerpo humano. Cuanto más alta es la temperatura
ambiente, más rápido trabaja el corazón, se produce una aceleración del
pulso, calambres, fatiga y agotamiento.
Por otra parte, la transpiración excesiva puede producir deshidratación. Es
necesario reponer la pérdida de agua mediante la ingestión frecuente de
líquidos no alcohólicos (agua o refrescos).
Carga Calórica Ambiental:
Temperatura + Humedad + Velocidad del Aire + Calor Radiante = TGBH.
TGBH: Temperatura Globo y Bulbo Húmedo
Tabla de Valores de Límites Permisibles del Índice TGBH: Se aplicarán
a trabajadores aclimatados, completamente vestidos y con provisión adecuada
de agua y sal, con el objeto de que su temperatura corporal profunda no exceda
los 38°C.
Valores Limites Permisibles dependes de 2 Parámetros:
-Continuidad del Trabajo
-Carga de Trabajo según costo energético (Kcal/h)
También se tabula la carga energética según el tipo de trabajo:
Entre los efectos de la exposición a ambientes muy fríos destacan como más
importantes la hipotermia, o bajada excesiva de la temperatura corporal y la
congelación.
Exposición al Frío: Temperatura + Velocidad del aire
Si se logra bajar la temperatura profunda del cuerpo del trabajador a 36°C
o menos, siendo 35°C admitida para una sola exposición ocasional.
Temperatura ambiental crítica: Al aire libre, aquella igual o menor de
10°C, que se agrava por la lluvia y/o corrientes de aire.
Combinación de temperatura y velocidad de aire representada por un valor
que indica el peligro a que está expuesto el trabajador.
A los trabajadores expuestos al frío deberá proporcionárseles ropa
adecuada, la cual será no muy ajustada y fácilmente desabrochable y
sacable. La ropa exterior en contacto con el medio ambiente deber ser de
material aislante.
Se requiere de un clima adecuado para realizar un trabajo de forma
eficiente. La temperatura ambiente de confort en verano es entre los 20
y 22 ºC (68 y 72 °F), ya que temperaturas mayores pueden provocar
cansancio y somnolencia.
La condición de humedad relativa ambiental más cómoda para el ser humano
es cercana al 50%; cuando es muy elevada, es difícil la evaporación del sudor
y la resistencia del ser humano a altas temperaturas se reduce. Para evitar
esta situación es conveniente mejorar la ventilación del lugar de trabajo.
Así mismo, cuando la humedad relativa es muy baja, hay una excesiva
evaporación del sudor y se resecan las membranas mucosas, como las de
nariz y boca; en esta situación es conveniente incrementar artificialmente la
humedad del lugar.
El propósito principal de la ventilación es proveer aire fresco, remover los
gases contaminantes y mantener una temperatura adecuada en el sitio de
trabajo. Para que la velocidad del aire sea confortable en las áreas de trabajo
debe ser entre 0.2 y 0.5 metros por segundo, aunque depende de la
temperatura y humedad del ambiente.
La temperatura ambiental adecuada para el sitio de trabajo depende del tipo e
intensidad de la tarea que se desarrolle en él; para un tipo de trabajo como el
de oficinas, donde la demanda física es ligera, la teperatura ambiente debe
estar entre los 19 y 21 °C, pero para un trabajo industrial de gran demanda
física se recomienda una temperatura ambiente entre los 12 y 16 °C.
Descargar

Document