MÁXIMO POTENCIAL A.C.
MÉXICO, D.F. 2001
Cualquier persona que quiere tener un impacto
en su vida en el mundo, por más que sólo un
lapso de tiempo, tiene que aprender rápido a
que la gente que hay alrededor de usted, pueda
tomar parte en su éxito o en su derrota,
dependiendo los niveles de fuerza y carácter,
que ellos tienen. Como una persona inteligente
debe de tener una meta para fabricar gente con
fuerza en el reino espiritual, entrenando gente
como hacer guerra en el reino espiritual y formar
el carácter de Cristo en sus vidas, para vivir vidas
santas delante de Dios.
Gente con deseos de alcanzar cosas grandes
en el mundo, no en los ojos de los hombres
sino en los ojos de Dios, tiene que fabricar
gente con deseos iguales. Para calificar: Cosas
grandes no significa que tendrá un nombre
conocido en cada casa del mundo, o que
tendrá su imagen pintada en cada muro de su
ciudad, sino que tendrá una fuerza espiritual
en su vida y un carácter que habla fuerte
sobre su madurez en manejar las cosas del
Señor.
Cuatro puntos muy importantes para fabricar
hombres de fuerza y carácter:
1. Tiene que saber que cada individuo es
único.
2. Crea que ellos quiere hacer lo máximo
o lo posible.
3. Sea consciente y deles gracia por sus
éxitos.
4. Sea responsable personalmente para
guiarles fielmente.
Un entrenador de fútbol americano dijo una
vez “Yo creo que mi trabajo es para aprender
a cómo fabricar unidad, exhortando a unos,
tranquilizando a otros, hasta que todos
tienen el mismo ritmo del corazón” Nunca
olvidar esto “si las cosas están mal, yo lo hice,
si vas más o menos, lo hicimos juntos y si van
muy bien, ellos lo hicieron”
Una meta muy importante es que uno tiene que
entrenar y mantener gente fuerte. Un ministerio
no puede seguir produciendo, sino está
constantemente produciendo gente fuerte.
(Gente siempre va a crecer y mejorar, pero
tenemos que formar en ellos la habilidad para
ver la necesidad de seguir produciendo). Lo
básico de todo es que nadie puede cumplir algo
grande y profundo, solo Cristo escogió a 12. Si
usted quiere tener éxito, tiene que fabricar gente
fuerte y con carácter. Tiene que escoger una
manera para poner la misma visión en ellos y
ponerlos en el mismo camino. Mateo 28:19
Algunos líderes creen que tienen que formar
muchos congregantes, pero el líder sabio sabe
que tiene que fabricar otros líderes. Escoja a la
gente que mejor puede y empiece a fabricarles
de ser líderes fuertes. Verdad #1 “Los
trabajadores del líder determinarán el nivel de
éxito que tú tendrás”. Todo depende de cómo
voy a fabricarlos. Piénsalo por un momento,
¿Tiene como 5 o 6 personas cerca de si, cómo
puede fabricar con la visión que Dios le dio?
¿Tiene un plan por ellos? ¿Están creciendo?
¿Ellos están cargando bien el peso de la obra?
La obra principal en mi vida tiene que ser:
Tomando responsabilidad personal para
fabricar gente que pueda lograr sus metas en
la vida. Todo se levanta o se baja en liderazgo.
El hombre que tiene a sí mismo por maestro,
tiene un tanto por maestro.
Sea sólido: No hay nadie que pueda fabricar
al Espíritu de Dios en el hombre, sino Dios,
pero uno puede formar en el hombre una
mejor habilidad de escuchar y obedecer la
voz del Espíritu. Para obtener el carácter de
Cristo, uno tiene que tener un corazón
disponible para ser enseñado o discipulado, y
si uno tiene este tipo de corazón, no hay
ningún límite que esa persona pueda lograr
en la vida.
Una persona con fuerza y carácter es una
persona que recibe corrección y anda con una
convicción tremenda en su vida. Aquí está un
ejemplo de carácter en uno: En una junta, su jefe
le dijo que quiere poner un stand de camisas en
un lugar donde usted sabe que no es legal. Él
dice, “mira no me dieron autorización para
poner el stand allí, pero yo voy a hablar con
ellos, pero si algo pasa y te preguntan, ¿Qué
haces aquí? Diles pues no sabía” ¿cuál es la cosa
correcta para hacer? ¿Obedecer a su jefe,
porque si no será despedido del trabajo, o sea
honesto con su jefe y decirle que no lo hará?
Más veces, gente hace cosas conscientemente y
que son incorrectas y luego sufren las
consecuencias y no entienden porque no hay
bendiciones. Proverbios 19:3
Como un líder usted vivirá a veces bajo
circunstancias difíciles y que en esos tiempos le
mostrará mucho sobre su carácter. Una crisis no
puede formar el carácter, pero puede revelar el
carácter de uno. (Como actúa bajo circunstancias
difíciles, igual o diferente) Adversidad abrirá la
puerta de integridad o transgresión
¿Qué cosa hace usted cuando hay
problemas, trabaja más mientras duerme,
habla mal de otros, corre en temor, tira
cosas, pega a la gente, grita? ¿Qué?
Cada vez que elige integridad sobre
transgresión, su carácter crece más fuerte.
No piense que pruebas no vendrán. Santiago
1:1-5, sino piense cómo va a actuar cuando
venga.
Cuatro áreas de integridad para aprender:
I.
Integridad de carácter es más que palabras: muchos
dicen que tienen integridad, pero cuando hay
problemas o cambios fuertes en sus vidas ¿dónde
están? Sus acciones revelan su carácter. Su carácter
demostrará quien es usted (Mateo 8:23-27) en una
tormenta y fuera de una tormenta podemos actuar
diferentes, pero Cristo quiere que actuemos siendo
iguales.
1. Escoja ahora tres áreas de carácter débil que hay en
su vida en donde quiere ver cambios.
2. ¿Por qué tiene usted éstas áreas débiles?
3. ¿Qué tipo de carácter quiere tener en su vida?
La integridad de una persona es su carácter.
Hay gente que dice una cosa y hace otra. Esto
se llama mentira o inestabilidad de carácter.
Cristo nunca dijo mentiras porque escuchó
claramente del Padre y habló exactamente lo
que Él quiso. A veces por vergüenza, temor o
falta de fe, la gente vive con doble cara.
(Santiago 1:7-8)
Probablemente una de las áreas de más dificultad
en la vida de muchas personas, es la integridad.
Han crecido con Padres o influencias en sus vidas,
tales como sociedades, gobiernos, jefes, amigos
que dijeron una cosa e hicieron otra. Podemos
fabricar integridad, pero primeramente tenemos
que sacar la raíz de los problemas, el orgullo. Más
que nunca el hombre usará el orgullo de mala
manera. Para salvar su orgullo, la gente miente,
huye de la responsabilidad, mantiene cosas en
secreto, no pide permiso, habla mal de otros para
quedar bien delante de la gente y demás.
La segunda área de integridad que tenemos que
entender es:
II. Los talentos son regalos, pero el carácter es una
preferencia: Hay algunas cosas que no podemos
controlar en la vida. No escogemos a nuestros padres,
ni las circunstancias o el lugar en donde nacemos, ni
escogemos los dones que queremos, pero podemos
escoger el carácter y esto lo hacemos a diario.
Añadimos a nuestro carácter cada vez que tomamos
buenas decisiones.
1. ¿Cuándo es que hago malas decisiones?
2. ¿Por qué creo que las hago?
3. ¿Cómo voy a reaccionar cuando se presenten estas
situaciones otra vez?
Ejemplos para formar el carácter de integridad:
1) Decimos media verdad o hablamos honestamente
(conforme a las Escrituras).
2) Recibimos una mordida o pagamos el precio para
crecer (aunque no es tan rápido).
3) Andamos por comodidad o guardamos el camino del
Señor (aunque cueste un sacrificio).
4) Nos molestamos si nuestras autoridades nos
corrigen o recibimos la corrección.
5) Pensamos que estamos correctos o nos humillamos
y recibimos la falla.
6) Huimos cuando las cosas son difíciles o nos
quedamos aunque no nos guste.
El carácter de uno determinará el nivel de
madurez que uno logrará en la vida. Alguna
vez ha pensado:
“¡Quiero realizar más cosas en mi vida!”
“Quiero mejorar y tener un impacto en el
mundo” “Yo no quiero morir como los demás
y que nadie se dé cuenta de mi vida”.
Si se ha hecho a sí mismo éstas preguntas,
posiblemente Dios está motivándole para crecer
en su carácter. Su carácter determinará en gran
manera lo que cumplirá y logrará en la vida.
Queremos ver que usted sigua creciendo y que
nosotros sigamos fabricando un carácter fuerte
en su vida. ¿Por qué? Porque el carácter al igual
que el éxito, es un proceso en la vida. No se va a
levantar de la cama una mañana y decir, “Gloria
a Dios, tengo el carácter perfecto” El carácter de
uno puede ser formado diariamente hasta el fin.
Aquí está el tercero en lo tenemos que aprender
sobre integridad:
III. Su carácter será conocido a los demás: La gente
va a ver su carácter diario. Nadie puede esconder su
carácter. Un día, aunque usted sea un buen actor,
todo va a salir a la luz. “Dios no puede ser burlado,
lo que un hombre siembra, eso mismo cosechará”
1. ¿Cuáles fallas está escondiendo?
2. ¿Cuándo va a llevarlos a la luz?
3. ¿Qué será mejor? Ser libre ahora o cargarlo y
pagar un precio horrible después.
4. ¿Sabe por qué tantas personas hoy en día
están andando en pos de Cristo? Porque
es un hombre de integridad y buen
carácter. Hay gente que no conoce a Cristo
y que habla de Él como un hombre bueno
(la gente le sigue cuando hay una fuerza
de carácter en ellos).
5. ¿Qué es lo que la gente podría recibir de
mí que nunca ha recibido de otra persona?
6. ¿Cómo ve la gente nuestro carácter?
Recuerde esto: Su opinión después de que uno
falla, no tiene mucho valor. Mejor dígame
antes de que falle, para que pueda saber si
estoy andando bien o mal y el Espíritu Santo,
conforme a las Escrituras me confirmará la
verdad.
Ningún líder fuerte ha sufrido porque su gente
era fuerte, tampoco la gente sufrió, pero con
gente con carácter débil, los líderes siempre
parecen tontos. ¿Dígame lo que tengo que
escuchar para poder ser mejor?
Cada persona tiene limitaciones en su vida, pero cada
persona puede crecer, si mantiene un corazón fuerte por
Dios y sigue aprendiendo sobre la importancia del
carácter en su vida. Cada persona en el mundo tiene el
potencial para ser un líder fuerte y tener mucha
influencia en la vida. Lo que queremos ver es que por
causa de su deseo de ser una persona usada por Dios, hay
siempre en si la habilidad para reconocer las limitaciones
y hacer algo para quitarlas. (1 Samuel 10:17-24).
Saúl fue un hombre muy impresionante delante de los
ojos de la gente. Por causa de su altura, la gente puso
mucha atención en él. Por causa de su falta de fuerza por
las cosas de Dios y la falta de un carácter sólido, él cayó.
IV. Lo que tenemos que entender de integridad es: Cada
líder puede crecer sobre las limitaciones que hay en su
vida. A veces la gente con muchos talentos, no son los
mejores líderes, a veces sí, pero más que nunca la
persona tiene que luchar y vencer circunstancias
difíciles, en el fin será la persona más fuerte en carácter.
A veces cuando todo viene fácil para uno, no hay en uno
el valor del proceso, del crecimiento. Si alguien crece
rápido, sin pagar un precio, el carácter no es muy sólido.
Lo que vale más que el éxito en la vida es el éxito en su
carácter. El hombre que tiene el carácter de Dios, puede
ser usado por Dios en cualquier área de la vida, pero el
hombre con dones, pero sin carácter, será como una flor,
un día brilla y huele rico, pero por la mañana, ¿Dónde
estará?
Aquí tenemos cuatro fallas que podemos ver en la
gente que no ha tomado el tiempo para formar
carácter en sí mismo. Decimos esto porque si
reconoce las fallas, puede andar con los ojos abiertos
y reconocer las mentiras del enemigo y andar libre de
sus trampas. (Juan 8:44-45).
1. Orgullo – cuando usted piensa más alto de lo que
es. Romanos 12:3
2. Solitario – desarrolla sus dones a otros. Filipenses
2:3-4
3. Buscando Aventura – corriendo por cada cosa sin
saber. Efesios 4:14
4. Adulterio – satisfaciendo los deseos de la carne.
Efesios 5:1-3
Cada hombre en su vida será tentado en estas áreas, pero el
hombre sabio reconocerá estas áreas, cuando se presenten y
andará más por el Espíritu del Señor. Cuando se presenten,
tome tiempo para buscar al Señor. Cuando hay faltas en el
carácter de uno, no se irán solas, con el tiempo crecerán.
1. ¿Sus acciones y palabras siempre son iguales?
(¿Cuándo es que no lo son?).
2. ¿Cuándo dice que terminará un asunto, siempre lo
termina? (¿Cuándo es que no lo hace?).
3. ¿La gente puede confiar en su palabra? (¿Cuándo es
que no?).
Su carácter requiere que ande con una ética sin mancha.
Manténgase fuera de las áreas grises y manéjese siempre
pegado a lo correcto.
Cada persona puede mejorar. No piense por ningún
segundo que alguien tiene todo en orden. Lo que usted ve
en el exterior, no es lo que está pasando en el interior.
Una pata en el agua está bien tranquila sobre el agua,
pero sus dos patitas debajo del agua están trabajando
mucho.
En éste estudio, vamos a ver cuáles son los tipos de fallas,
que uno puede tener en la vida. (1 Corintios 4:2) Se refiere
a uno que es hallado fiel. Usted no puede ser fiel en un
área de su vida e infiel en otra. A veces los hombres no
quieren involucrarse en cosas por vergüenza a la derrota.
Pero una verdad es que el que falla más, es el que recibe
corrección y crece o el que está tratando de hacer mucho
más que los demás.
No es una vergüenza el fallar, es vergüenza el
no tratar y ser necio. Lo que queremos hacer
es buscar áreas en las que podamos reparar
el carácter.
* Busque las fallas en su propio carácter:
Pase tiempo checando las áreas mayores
en su vida, tales como:
1) Trabajo - Como es usted en su trabajo, conocido
como el mejor trabajador, llega a tiempo, puede ver
incremento, pone el trabajo antes que a Dios o su
familia está antes que Dios.
2) Matrimonio - Cual es su percepción del matrimonio:
es algo difícil, duro, divertido, fácil, como puede
mejorar su matrimonio o ser mejor en una relación.
3) Familia - Para usted vale tanto la familia que la
obedece en todo, aunque Dios dice otra cosa. Está la
opinión de ellos por sobre todo, cumple sus deseos o
los deseos del Señor.
4) Servicio - Como es conocido delante de la gente. Fiel,
justo, injusto, infiel, cumple su palabra o es
mentiroso. Constante o inestable.
* Vamos a buscar un modelo de carácter: En
todas estas áreas de las que hablamos,
¿cuáles áreas son más débiles que otras?
¿Dónde está su debilidad más fuerte?
¿Tiene un área problemática que siempre
sale a relucir? ¿Cuándo identifica éstas
áreas, usted puede ser más responsable
para corregir el problema?
* Sea honesto: La reparación de su carácter viene
tras su habilidad de ser honesto sobre sus
problemas y sin vergüenza de seguir adelante
pagando el precio de los resultados de éstas
fallas.
* Fabricando el carácter desde la base: Una cosa
es estar consciente de sus fallas, y otra es
confesar sus fallas, pero la clave es para hacer
de nuevo su carácter como el de Cristo. ¿Cuál
será su plan para vencer sobre sus fallas, y
cómo va a mejorar para no fallar más en éstas
áreas?
Un día un hombre llevó a su niña a la feria y
ella corrió hasta el puesto de los dulces. Ella
compró un montón de dulces y su papá le
dijo: ¿Te vas a comer todos esos dulces? Ella
respondió: No te preocupes papá, soy más
grande por dentro que por fuera. Esto es el
verdadero carácter, el ser más grande por
dentro que por fuera. Sea la persona que
tiene la fuerza espiritual para vencer sobre
los ataques del enemigo y el carácter para
rechazar lo malo sin dudar o ser tentado.
Carisma:
Cuando escucha esta palabra, ¿En qué piensa? Aunque
podamos pensar mal sobre una persona con carisma, el carisma
realmente es algo bueno. A veces hay gente que son Pastores o
Líderes que tienen nada o un poquito de carisma y esto no es
malo, pero la gente con carisma puede hallar gente con
carisma. El carisma es muy fácil de entender, un hombre dijo
que el carisma es “estar pendiente de que otras personas se
sientan bien de sí mismos, en lugar de explicarles que tan
bueno es usted”.
En una fiesta había dos hombres sentados en mesas diferentes.
En una mesa toda la gente estaba escuchando todas las
historias de uno. Sus éxitos en la Guerra, sus viajes a lugares
exóticos y todo lo que él hizo por la gente alrededor del mundo.
Cuando la gente se fue de la mesa de éste hombre, estaba muy
impresionada de lo que éste hombre realizó.
En la otra mesa, había un hombre escuchando a otros
diciendo sus historias de la vida y todo lo que cada
uno había realizado en su vida. Al final de que cada
persona había terminado su propia historia, el hombre
comentó “que inteligentes y listos eran estas
personas”. Cuando las personas se fueron de esa
mesa, salieron muy impresionados de lo que ellos
habían cumplido.
El segundo hombre tenía carisma. Estas personas
empezaron a pensar que eran alguien. Pensaron que
eran importantes y que tenían valor. Esto es
exactamente la clave del carisma. Si la gente sale de su
presencia y se sienten mejor, usted hizo algo bueno.
Carisma es algo que cualquier persona puede fabricar
en su propia vida. Nadie nace con carisma, es una
característica que uno tiene que aprender y poner en
práctica para ser una persona con fuerza. Vamos a
investigar cómo puede usted ser una persona con
carisma:
1) Una vida de Amor: A la gente le encanta la gente
que ama la vida. ¿Ha visto usted gente que es tan
seria en la vida, hablan de una forma tan formal y
nunca sonríen? Aunque es gente inteligente e
importante, no van a llamar la atención de mucha
gente. El líder que está enamorado de la vida,
siempre tendrá gente cerca de él que quiere lo
mismo.
Piense en la persona con la que usted quiere pasar
tiempo:
a) ¿Cómo es? (Triste, alegre, seria, divertida).
b) ¿Cómo habla? (negativo, positivo).
c) ¿Cómo es su pasión? (vacía, llena).
Usted puede ver que la persona que usted quiere que
tenga una influencia en su vida, esa es una persona con
carisma. Si usted quiere tener gente alrededor de usted
que sea así, ¿Cómo tiene que actuar usted?
Hace mucho tiempo un Señor grande en la fe, explicó el
carisma así, “cuando usted está en fuego, la gente
quiere acercarse a verlo quemarse”.
Puede ser muy fácil, en la carne, para uno encontrar
fallas en la vida de otros. No le cuesta trabajo encontrar
lo que a usted no le gusta en la vida de otras personas,
pero realmente le cuesta encontrar algo positivo. Una
persona con carisma tiene que tener una mentalidad
diferente a la del mundo. Recuerda a los dos hombres
en la mesa, el primero se puso un “10” sobre su propia
cabeza, pero el segundo puso un “10” sobre la cabeza
de los demás. Este es el siguiente punto: Ponga un “10”
sobre cada persona, porque cada persona está hecha a
la imagen perfecta de Dios. Aunque usted ve a una
persona a una imagen, Dios siempre ve a la persona
diferente. Por ejemplo: Jesús con Simón dijo: “Pedro”
roca, Samuel con David, Dios vio el corazón del hombre.
Usted debe de tener una expectación de lo
mejor de cada persona. A veces no vemos el
cambio en una persona porque pensamos
que nunca va a cambiar, y luego no cambian y
Cristo dice: Pues conforme a su fe será hecho.
Si usted tiene fe para realmente ver un gran
cambio, lo verá. Ayude a la gente a pensar
bien sobre sí misma. Hay mucha gente en el
mundo que no se siente importante o que
sienten que sus vidas no valen nada,
simplemente porque nadie le ha dicho lo
contrario.
Un estudio que se hizo a 100 millonarios en el mundo,
mostró una cosa en común, que cada uno dijo en una
palabra, “Los que tienen más éxito en la vida, son los que
ven lo bueno de la gente”. Una persona sin visión, es una
persona que quiere criticar a otros. Por causa de sus
propias fallas pone la culpa en los demás. “No puedo
porque mira como nací, ellos no pueden porque mira
cómo andan”.
Aunque Cristo habló muy directo a la gente religiosa y
habló fuerte sobre sus estilos de vida y sus costumbres, él
les dijo a sus discípulos “Ir por todo el mundo y
prediquen las buenas nuevas”. Posiblemente una buena
nueva es lo que alguien quiere escuchar, y es algo que va a
mejorar su vida si lo aplica.
Alguien dijo esto una vez, y tiene mucho sentido “Lo mejor
que uno puede hacer por otro, no es compartir sus
riquezas con él, sino mostrarle su propia riqueza”.
Posiblemente solo con buenas palabras usted pueda
cambiar la vida de la gente. Si usted pone valor en la vida
de las personas, siempre recibirá lo que sembró en ellos.
Sea usted siempre la persona que motive a la gente para
crecer e ir hacia delante. Ayúdelos con motivación para
lograr sus sueños y sus metas y usted ganará a esa
persona.
1. ¿A quién le puedo yo empezar a hablar bien?
2. ¿Quién es la persona con la que tengo más problemas?
3. ¿Qué hay en sus vidas, y cómo puedo yo empezar a
motivarlos a crecer?
La clave de éstos versículos, está en el v. 5
donde dice: “Y la esperanza no vergüenza…”
Cuando una persona tiene esperanza, hay
muchas cosas que puede lograr. El problema
con muchas personas es que no tienen
esperanza en sus vidas por causa de la
economía, su falta de herencia, una mala
situación en la familia o falta de apoyo.
Encontramos que la gente busca algo o a
alguien para que les de esperanza. Están
buscando en cosas o en personas, sin Cristo
nunca encontrarán una esperanza suficiente
para vencer sus problemas.
Mire lo que Cristo dijo en Juan 16:33 dijo que Él
tiene una paz más profunda que la que el
mundo puede ofrecer a una persona. Lo que el
hombre busca no se encuentra en una cosa ni
en una persona, sólo se encuentra en Cristo y lo
que podemos ofrecer con carisma es esperanza.
2) De esperanza a la gente: El gran General de los
Franceses, Napoleón dijo una vez, “Un líder es
un dador de esperanza”. Cuando realmente la
gente crea que puede hacer algo, o por lo
mínimo lo intenta. Con esperanza la gente tiene
algo de que agarrarse para el futuro. Sin
esperanza se quedan como con una nube llena
de problemas en su vida. Ya que cada líder
tiene que aprender, el regalo más grande que
podemos darle al hombre, fuera de una fe
fuerte en Cristo Jesús es, darle una sola razón
para que tenga esperanza.
Usted puede ser la persona que siembra
esperanza en la vida de la gente. Tiene que
hacerlo con carisma. A veces las circunstancias
en la vida de alguien dice lo opuesto de lo que
dice la esperanza. A veces vemos a una
persona y decimos, ya no hay esperanza para
esta persona. Si esto pasó con usted,
recuérdese a usted mismo. Alguien tomó el
tiempo con usted y le dio esperanza.
Vamos hacer esto:
1. ¿En qué personas puede usted sembrar
esperanza?
2. ¿Cómo puede la esperanza cambiar sus
vidas?
3. Para dar esperanza, usted tiene que
tener esperanza.
4. ¿Cómo va a sembrar esperanza en su
propia vida?
5. ¿Qué cosa puede ser cambiada en su
vida con más esperanza?
Una de las fallas que vemos en el carácter de algunos
hombres y mujeres de Dios, es que no quieren compartir sus
vidas. Lo triste de esto es que la gente que está debajo de
ellos, no pueden crecer ni tampoco pueden ayudar a sus
líderes a crecer, porque sus líderes pueden sentir que una
falla no es algo que quieren mostrar a la gente. Viéndolo por
el otro lado, es que cuando la gente sabe que sus líderes
tienen fallas, la gente tiene un gran respeto por sus líderes,
esto nada más les muestra que sus líderes necesitan de Dios,
y que no son perfectos como muchos quieren serlo.
No debemos sentir vergüenza de tener fallas. Vergüenza es
pensar que uno no tiene fallas. Como líder tiene que ser
transparente y abierto. A la gente le encanta los líderes que
pueden dejar a un lado su propio orgullo y ser abiertos y
reales, y que actúan normal.
3) Tiene que compartir su vida con otros: Lea la
vida de Cristo, sus discípulos estaban con él
en cada parte de su vida. Respetaron a Cristo
no solamente porque era el Hijo de Dios, sino
también porque era un hombre que era
accesible con la gente. Recuerde cuando los
niños corrieron a Cristo y los discípulos
dijeron: “¡Esperen niños!” Cristo dijo: “Dejen
que los niños vengan a mi”. A la gente le
encanta cuando sus líderes pueden compartir
sus vidas, sus fallas, sus logros y éxitos
también.
Mientras usted está guiando a gente a ser accesibles, de
sí mismos no les hará daño a su carácter, si su fuerza es
de Dios. Que no le dé vergüenza, si su carácter es sólido
en el Señor. Comparta con otros su sabiduría, sus
recursos y también en ocasiones especiales.
Un fin de semana puede cambiar la vida de una persona
por la eternidad. Una vez mis Pastores me llevaron a un
retiro y el tiempo que pasé con ellos cambió mi vida. En
ese tiempo puso un fuego nuevo en mí. Ellos me
llenaron de paz y eso me dio una frescura en la visión
que el Señor me dio. Recuerde que cuando hablamos
de carisma, estamos hablando de ser abierto y
consciente hacia otros.
Vea cómo Cristo oró por sus discípulos en Juan 17
¾ ¿Cuántas veces mencionó Cristo a sus
discípulos?
¾ ¿Cómo habló Él de ellos?
¾ ¿Buscaba Cristo para sí mismo o para ellos?
¾ ¿Qué puede hacer usted para estar más
consciente de otras personas?
¾ ¿Qué cosa puede hacer para mostrar una
vida transparente a otras personas?
¾ ¿Le molesta si usted le da oportunidad a
otro de decirle lo que no le gusta de usted?
¿Qué podemos decir de usted? En una escala del 1 al 10,
¿Cuál es la calificación de carisma? ¿Hay otras personas que
quieren acercarse a usted o cuando lo ven se dan la vuelta y
corren para la otra esquina? ¿Qué habla la gente de usted?
Cuando usted no está presente ¿qué dicen? Si la respuesta
del cualquiera de estas preguntas es algo negativo,
posiblemente tiene usted una barrera que no deja que fluya
un buen carisma.
Vamos a investigar algunas barreras del carisma que pueden
ser quitadas si quiere ser abierto y honesto sobre sus fallas y
áreas en donde tiene que cambiar. Recuerde que todas las
cosas que estamos haciendo, yo ya lo he hecho primero,
entonces esto no es un ataque hacia su vida, sino una
afinación para prepararlo para ser un mejor líder. Amén.
ORGULLO: Nadie quiere seguir a un líder que piensa:
“¡Yo soy el hombre!”, ninguno fuera de los que tienen
su propio orgullo. Las personas con orgullo se
acercan a personas orgullosas, y las personas
humildes se acercan a personas humildes. ¿Qué tipo
de persona tiene alrededor de usted?
INSEGURIDAD: Si no se siente cómodo de la manera
como es usted, posiblemente tiene que ver con la
realidad de quien es usted. Recuerde muy bien que
usted es una creación de Dios y una nueva creación
en Cristo. Todo lo pasado, ya pasó y todo lo que hay
ahora es nuevo. Si es inseguro de quien es usted, la
gente que le rodea también va a crecer insegura.
INESTABLE EMOCIONALMENTE: La gente no
quiere tener parte con personas que en un
minuto están felices y al otro minuto están
tristes, luego enojados y luego sonriendo.
Uno nunca sabe en qué estado de ánimo se
encontrará. Si la gente no recibe algo
bueno de usted, la gente no va a tener la
expectación de recibir nada. ¿Cómo es usted?
¿Tiene una buena cara? ¿La gente puede
acercarse a usted fácilmente o parece usted
como un limón que está dañado?
PERFECCIONISTA: La gente quiere hacer lo
mejor que puede, pero nadie es perfecto,
como un hombre dijo: “Yo pensé que me había
equivocado una vez, pero me equivoqué”. Este
tipo de persona (perfeccionista) no le da gracia
a la gente de crecer ni fallar. Si usted ve que la
gente tiene deseos de hacerlo, esto es bueno.
Usted debe tener una expectación de que ellos
hagan su parte, pero recuerde que las personas
no pueden hacer algo a su gusto si no
primeramente los entrena.
CÍNICO: ¿Ha visto gente con una nube en su
cabeza? Qué tristeza… quieren ser líderes, pero
ellos mismos no pueden levantarse de la cama,
ni motivar a un payaso para reír. Posiblemente
ha recibido mucho daño por causa de otras
personas, ¿Quién no? Posiblemente ha perdido
el motivo para seguir adelante, ¿Quién no? Todo
esto nos pasa a todos. La pregunta no es, ¿ha
visto un tiempo difícil en su vida? La pregunta es
¿cómo responde usted ahora después del
tiempo difícil?
Pedro negó a Cristo y corrió de vergüenza como un
perro castigado, pero fíjese que el mismo Pedro que
negó a Cristo, es el mismo Pedro que predicó con
ganas, frente a una multitud y ganó 3,000 almas en
un día para el Señor. Todos pasamos por tiempos
difíciles, pero lo más rápido que uno pueda
recuperarse, confiando en la gracia de Dios sobre su
vida, lo más rápido que esa persona logrará lo que
Cristo le ha prometido.
1. ¿Qué cosa me hizo daño y todavía no me he
recuperado bien de ese golpe?
2. ¿Cómo voy a motivar a la gente con mi
carisma para seguir adelante?
Compromiso:
El apóstol Pablo fue una persona que tenía un
compromiso fuerte, no solamente hacia Dios, sino
también hacia la gente a quienes ministraba la palabra.
¿La gente sabe cuando hay un verdadero amor por ellos
de parte de usted, o solamente es algo que usted hace
para mantener su papel o posición en el ministerio? Un
hombre dijo: “La gente no va a seguir a un líder que no
sea capaz de comprometer su vida por ellos” Una
persona puede mostrar su deseo de compromiso en
cómo trabaja, en las horas que trabaja, en el
mejoramiento e incremento de sus habilidades, los
sacrificios personales que uno hace por sus
compañeros, etc.
La historia de Miguel angeló es un ejemplo
tremendo de alguien que comprometió su
vida. Posiblemente el artista más conocido en
todo el mundo por sus trabajos en pintura, la
piedra y el techo del Vaticano. El Papa Julius II
pidió a Miguel angeló que pintara el techo del
Vaticano, y él no lo quería hacer, pero por
presión de sus amigos y para no perder el
favor con el Papa, después de que el Papa se
lo pidió muchas veces él aceptó el trabajo.
En el momento en el que él aceptó el trabajo,
empezó a trabajar con 100% de sus ganas. Pintó
más que el proyecto original de los 12 discípulos,
incluyó más de 400 figuras y 9 imágenes del libro
de Génesis. Cuatro años en total duró el trabajo,
y él pago un gran precio. La obra que él hizo,
dañó sus ojos y casi no podía ver cuando
terminó, y él dijo: “Después de 4 años, más de
400 imágenes, yo me sentí viejo y tan cansado
como el profeta Jeremías. Sólo tenía 37 años de
edad, mis amigos no me reconocieron porque
me hice tan viejo en tan poco tiempo”.
Él cambió la mentalidad de los artistas de Europa
en esa época. El Papa estaba muy a gusto con el
trabajo de Miguel angeló y obtuvo más
beneficios del Vaticano. Sin duda creó un camino
nuevo de éxito, pero si no hubiera tenido un
compromiso total a la obra de arte, su trabajo
hubiera sido una obra de arte cualquiera. Su
nivel de compromiso puede ser notado en cada
detalle que él hizo hasta en las esquinas donde
nadie podía ver. Alguien le preguntó: ¿por qué él
había puesto tanto empeño, y detalle hasta en
las esquinas donde nadie podía darse cuenta? Y
Miguel angeló respondió: “Dios se dará cuenta”.
Si tan sólo más gente tomara ésta misma actitud
al trabajar, pondrían más atención en los
detalles. A veces por falta de carácter, una
persona nada más quiere hacer un trabajo por
responsabilidad, y no toma en cuenta que
aunque nadie más los ve, el Señor ve todo, y más
que nada Dios ve la condición del corazón de la
persona.
¿Usted cree que el trabajo que está haciendo
ahora puede ser aceptable delante de los ojos de
Dios o sería una vergüenza delante de Él?
Recuerde que Dios se da cuenta de todo lo que
hacemos, nadie puede esconderse de la
poderosa mano de Dios. Aunque los hombres
ven que estamos bien, ¿qué dice su conciencia
sobre su trabajo?
1. ¿Cuál es su nivel de compromiso con el
Señor?
2. ¿Si usted se muriera hoy, puede morir
satisfecho de todo lo que hizo con 100% de
su corazón?
3. ¿Cómo cambiaría su trabajo, si Cristo en la
carne trabajara con usted?
Yo creo que Pablo entendió bien la importancia de
hacer un compromiso con Dios. Sabiendo que sin
una dedicación fuerte y un carácter que reflejara la
Gloria de Cristo en todo lo que hizo, nunca hubiera
visto los resultados que vio por causa de su
compromiso sin barreras. El mundo nunca ha visto
un líder grande con mucho éxito, (ya sea bueno o
malo) sin una ética de compromiso en su vida.
Un Señor dijo: “El compromiso nos da un nuevo
poder. No importa lo que venga, si es enfermedad o
pobreza o desastre, nunca quitemos nuestros ojos
de la meta”
Oh! Si más hijos de Dios tuvieran ese tipo de
mentalidad. Imagínese por un momento que
diferente sería la iglesia de Dios, si la gente
que se llama “cristiano” actuaran como
Cristo. No habría ninguna cosa imposible,
pero es una lástima que cuando alguien está
lastimado o recibe una mala noticia o siente
que alguien está enojado con ellos, empiezan
a echar basura con su boca o sus
pensamientos y destruyen más de lo que
están construyendo.
Una persona madura siempre tiene ésta
mentalidad, “¡Pues ahora que!”. Muchos
buscan pretextos para fallar, “Es que mi
mamá dijo” “pues lo que pasa es que mi jefe
dijo” “pues la verdad es que mi esposo me
dejó y ahora ¿qué hago?”. Sabemos que
estas cosas son difíciles y que pueden
lastimar a uno, pero la verdadera realidad es
que sin pretexto, el Señor quiere que
produzcamos fruto y fruto que permanezca.
¿Qué tipo de fruto está produciendo su vida?
™ El compromiso del boxeador es de levantarse en
el ring una vez más después de que lo han
golpeado fuertemente.
™ El compromiso del corredor es correr más
kilómetros cuando no hay más fuerzas.
™ El compromiso del soldado es subir la próxima
loma sin saber que hay más allá.
™ El compromiso del misionero es decir adiós a su
vida para mejorar las vidas de otros.
™ El compromiso del líder es todo esto y más,
porque todos dependen de usted.
Si usted quiere ser un líder, tiene que estar comprometido.
Un compromiso verdadero es lo que inspira y atrae la
atención de la gente. Ellos creerán lo que usted dice
solamente si usted lo cree. Lo que queremos hacer es ver
cómo ve usted su nivel de compromiso: Cuando le toca
hacer algo, ¿llega temprano o tarde?
• Cuando tiene una responsabilidad ¿la cumple con excelencia o nada
más la termina?
• Si alguien lo espera, ¿cumple su palabra o hace otras cosas antes y
no cumple lo que ha dicho?
• ¿Miente para evitar trabajar duro, o le echa todas las ganas sin que
nadie le diga nada?
• Si lo que le piden hacer no es su propio deseo, ¿lo hace o dice pues
alguien más puede hacerlo?
• Si ve que algo no está bien, ¿qué hace? ¿Lo corrige o deja que otro
lo haga?
¿Cuándo obramos, lo que hacemos es para el
Señor? Aunque estamos obedeciendo los
mandatos de un hombre, cuando alguien tiene
autoridad sobre nosotros espiritualmente, ésta
persona dará cuenta de todo lo que hizo con
nosotros. Esto significa que si alguien no nos
trató mal, no tenemos que hacerle daño, yo
puedo olvidar y seguir adelante porque yo sé
que el Señor me ama y que nada malo me va a
pasar mientras él esté conmigo, y yo ando libre
de ofensa o daño.
Un dicho común es, “Gente dañada, daña gente”. Como
líder usted no tiene que tener la expectación de que alguien
le va hacer daño, pero a veces la gente puede lastimarle,
pero con paciencia y un compromiso para verlos a ellos
crecer, usted verá buenos resultados si puede
comprometerse con la vida de la gente en lugar de su
propia vida.
Filipenses 1:7 Pablo entendió la importancia de poner a la
gente primero, éste es el mejor compromiso conocido por
el hombre. Michel Jordan ex – basketbolista dijo: “El
corazón es la diferencia entre la gente buena y la
excelente”. Si usted quiere tener un impacto en la vida de
otras personas, tiene que ver si el motivo del corazón de
usted es el compromiso hacia ellos o es para tener algo
mejor para usted mismo.
Decir palabras es muy fácil. Un dicho muy conocido dice:
“Estamos aquí para servirle”. Entonces, cuando hay una
necesidad en la vida de alguien, ¿dónde está usted? El dicho
no es suficiente para levantar gente fuerte para el Señor, usted
debe tener un compromiso hacia ellos. Un hombre dijo sobre
el compromiso: “No hay nada más fácil que decir palabras,
pero no hay nada más difícil que vivir lo que uno dice a diario”.
Filipenses 3:15-17
Como líder usted encontrará muchos obstáculos y tendrá
muchas pruebas. La verdad es que a veces solamente su
compromiso es el que va a ayudarle a seguir adelante. Aunque
la vida o el mismo enemigo vengan con un golpe fuerte, el
compromiso hacia su obra y a la gente determinará si logrará
grandes cosas. Una vez alguien dijo: “Levántate y sigue” no
importa cuántas veces usted va a fallar. Filipenses 3:12-14
Cuatro tipos de gente de compromiso
CIEGOS: Es la gente que no tiene el compromiso para
nada, porque no tiene una visión.
TEMEROSOS: Es la gente que piensa que no logrará
sus deseos, pero mientras lo intenta.
DÉBILES: Es gente que empieza muchas cosas pero
cuando se pone difícil, no termina lo que empezó.
FUERTES: Es gente que tiene metas, que son fieles
para terminar y pagan el precio para crecer
¿Qué tipo de persona es usted?
¿Normalmente alcanza sus metas y deseos?
¿Cree que todavía puede hacer algo más para
lograr cosas en la vida? ¿Cree que la gente
está lista para seguirle?
A veces pensamos que estamos comprometidos con
un cosa, pero cuando vemos nuestro horario, vemos
que pasamos mucho más tiempo en cosas que no nos
ayudan a crecer más fuertes y con más carácter. Tome
una semana y escriba en cuánto tiempo hace una cosa
a diario, durante una semana. Cuantas horas pasa
estudiando, trabajando, durmiendo, pasa tiempo con
los amigos, orando, sirviendo, en el transporte,
deportes, televisión, música, etc. Haga un registro de
todo lo que hace. Y también un registro de todo lo que
gasta de dinero en la misma semana. En cada cosa
hasta en chicles, ofrendas, todo. En la semana que
entra veremos donde están sus compromisos.
Comunicación:
Sabemos que Dios quiere comunicar su
mensaje a nosotros. Él usó, está usando y usará
gente para comunicar Su mensaje al mundo.
Su mensaje es un mensaje no tan difícil, pero
hay muchos que no saben qué tiene que hacer
para comunicar Su mensaje efectivamente.
Posiblemente una de las razones por las cuales
hay gente con duda sobre el mensaje de Dios,
es porque los que dan Su mensaje no lo
comunican claro.
Como líder, Dios nos ha dado la habilidad
para desarrollar Su mensaje a la humanidad.
Mateo 28:19
Cristo nos ha mandado a comunicar Su
mensaje a cada creación en el mundo. Éste
es un llamado de responsabilidad. Lo mejor
que podemos entrenar a la gente para
comunicar el mensaje de Dios, lo más
efectivamente podremos ver los resultados
que queremos ver.
Alguien dijo: “Una persona inteligente puede tomar un
tema fácil y confundir a muchos, pero una persona que
puede comunicar el mismo tema, puede dar
entendimiento a todos”. La comunicación puede
ayudarle en su crecimiento como líder. Si se da cuenta,
los que pueden llamar la atención de la gente, son las
personas que pueden explicar algo de una manera fácil
y sencilla. Una familia que llegó a A.M. dijo: “Esta iglesia
es tremenda, porque nuestro hijos nunca quisieron ir a
una iglesia cristiana, pero cuando escucharon como el
Pastor habló de una manera tan simple, ellos ahora
están listos para llegar temprano y alcanzar un buen
lugar cerca de la plataforma”
No es lo que uno dice lo que realmente
cambiará la vida de la gente, sino cómo lo dice
a la gente. El gran líder de los franceses,
Napoleón Bonaparte dijo una vez sobre la
comunicación “Sea claro, sea claro, sea claro”.
Olvide el tratar de impresionar a la gente con
todo lo que usted aprendió, platique con ellos
de una manera que ellos puedan entender.
Los que se pueden comunicar mejor que otros,
son los que ponen su enfoque en la gente.
Cuando usted esté comunicando algo a la gente
piense en éstas cuatro preguntas:
¿Quiénes son ellos?
¿Qué preguntas tienen?
¿Qué propósito tenemos que cumplir?
¿Cuánto tiempo tengo para hacerlo?
Hay gente que sabe muchas cosas. Los que tienen una
pasión por la vida y por causa de Cristo, hablan con un
fuego en su voz. El líder de un ejército dijo una vez
sobre la pasión “La cosa más poderosa en toda la
tierra, es el ser una persona con fuego”. Habla la
verdad y háblala con pasión y la gente va a entender,
no importa su educación.
Mientras que usted está comunicando algo,
nunca olvide que la meta de toda
comunicación es la acción. Si derrama mucha
información sobre la gente, usted no está
comunicando mucho, pero cada vez que
usted habla a la gente, deles algo para sentir,
algo para recordar, algo para cumplir o poner
en práctica. Si usted no tiene una meta de su
plática saldrán sin tarea, y un alumno sin
hacer tarea no saca buenas calificaciones.
Si usted tiene éxito dando tareas, y si la gente
empieza a cumplir las tareas, usted verá más
resultados con menos esfuerzo humano.
Alguien una vez dijo acerca de la
comunicación de un líder “Un líder tiene que
realizar cosas por medio de otras personas,
entonces el líder debe tener la habilidad para
exhortar, motivar, inspirar, guiar y escuchar.
Es solamente por medio de la comunicación
que un líder puede depositar la visión en
otras personas y que ellos la implementen”.
Aquí están algunos puntos que uno puede hacer para
mejorar la manera de comunicar cosas:
Recuerde que Cristo habló mucho en parábolas. La
razón por la cual Él hacia esto, es porque Él vio la
habilidad en la gente para captar cosas en forma de
historias. Él usó principios espirituales para ilustrar la
verdad de una cosa, de una manera que la gente lo
entendiera. Mateo 25 “La parábola de los talentos” es
un gran ejemplo de cómo un hombre tiene que
entender la parte de ser fiel en lo que el Señor le dio.
Cristo lo habló tan claro que hoy en día hay gente que
entiende el propósito de lo que Cristo habló hace
muchos años. ¿Es su comunicación así de clara?
#1 Sea claro: Porque no toma tiempo para revisar una
carta, lea una notita, escuche un casete que usted grabó
y pregúntese a sí mismo: ¿Lo que escribí va
directamente al punto o escribí muchas palabras para
decir algo? Si los que leen la carta o escuchan el casete
pueden captar la intención de la carta o del casete
rápidamente, posiblemente usted se comunicó bien.
Pero si leyeron toda la carta y escucharon todo el casete
y dicen ¿Qué quiso decir? Posiblemente hay un
problema de claridad y comunicación. Su mejor amigo
en la comunicación será cuando decimos o expresamos
algo en pocas palabras. La claridad es importante en lo
que hacemos, para no fallar en el futuro y escuchar que
la gente dice “Pues no entendí o no escuché esto”.
#2 Esté enfocado: Durante la semana, ponga atención en
la manera en que usted se comunica o se expresa. ¿Su
enfoque es en usted mismo, o en lo que tiene que
hacer, o en la gente? Si su enfoque no está en la gente,
usted tiene que cambiar, ¡ya! La comunicación no es
algo que usted estudia, sino en cómo impactas la vida
de las personas. Piense en sus necesidades, sus
preguntas y sus deseos. ¿Qué es lo que ellos quieren
realizar en la vida? ¿Qué es lo que yo puedo comunicar
para ayudarlos a realizar sus deseos y sueños? Sea
accesible con la gente. Toque realmente sus vidas y
será un mejor comunicador para ellos y como
resultado, ellos harán las tareas que se les haya
asignado y verán más éxito y resultados en sus vidas.
#3 Viva lo que dice: A veces hay una gran diferencia
entre lo que uno dice y lo que uno hace. Una de las
cosas en las que cada hombre de Dios debe de tener
mucho cuidado en predicar, es comunicar un
mensaje que no vive. La gente sabe y puede
reconocer fácilmente un mensaje falso. Una clave
importante para su vida, puede ser de preguntarle a
la gente de confianza, gente que está cerca de
usted: ¿Estoy viviendo mi mensaje? (También debe
tener cuidado con la gente a la que le pregunta, la
gente que no vive conforme lo que predica no le
ayudará). Si la gente dice que usted no está viviendo
su mensaje, entonces empiece a cambiar.
Las culturas en donde la gente no es muy honesta,
normalmente hay problemas en las vidas de la gente
de Dios. Por el temor a hacerle daño a una persona, no
hay nadie para corregir errores en las vidas de lo que
andan con el Señor. Usted tiene que aprender a hablar
la verdad en amor. Esto significa que, tiene que ser sin
lastimar a la persona, motivándola a crecer. Si su
corazón está dañado, tenga mucho cuidado en la
manera en la que se está comunicando, porque
aunque las palabras suenen bien, si su corazón está
dañado, el daño saldrá de su boca. Sea siempre
clarísimo con la gente. Que el motivo de su corazón no
sea el dominar, sino el ayudar a la persona acrecer.
Capaz y Competente:
La competencia es más que solamente palabras, es la
habilidad que un líder tiene para decir algo, planear y
hacer algo de una manera que otras personas confíen en
él. Para poder ser una persona capaz en las cosas de
Dios no es solamente terminar una cosa, es realmente
mirar hacia delante haciendo más de lo que se nos pide.
Una persona capaz, es una persona que busca siempre
mejorar en las cosas. Una persona competente dice:
¿Qué puedo hacer hoy para mejorar el ministerio? Dice
¿Es mi responsabilidad mejorar lo que hay para que haya
espacio para más? En lugar de esperar por los demás,
una persona capaz dice: “Tenemos que mejorar y tomar
pasos hacia delante, aunque otros no lo vean así”.
Hay un dicho que dice: “Cosas buenas vienen al que las
espera”. Una de las cosas que roba de a la gente
especialmente a los que están en el liderazgo, es que
esperan a que alguien más cumpla lo que es su
responsabilidad. Una persona capaz busca la manera de
guardar finanzas, utilizar sus recursos y proteger las
cosas, mientras los demás sólo llegan sin ideas y sin
sugerencias para mejorar el ministerio.
Un ejemplo perfecto puede ser un atleta. Cuando es
tiempo de jugar un partido importante, aunque hay
problemas en otras áreas de su vida, vea a los atletas con
más éxito, dejan los problemas para enfocarse en lo que
es importante ahora. Cuando es tiempo de cumplir su
responsabilidad lo hacen sin pretextos. 2 Corintios 5:4-10
Quiero motivarle a seguir creciendo. Todos
sabemos que a veces en nuestra vida se
presentan problemas y dificultades, pero no
hay nada que le pueda ayudar más que seguir
adelante, buscar más allá para mejorar cosas.
Siga, que sus ideas crezcan, sean mejores y
aprenda cosas nuevas. Una persona capaz
siempre pregunta, ¿Por qué? La persona que
sabe porque, siempre tendrá trabajo, porque
es la persona que nunca tiene respuesta a
¿Por qué no puedo seguir adelante?
No es suficiente el sólo empezar hacer una cosa,
sino también terminar con excelencia lo que
empezamos. La excelencia es lo mejor que uno
puede hacer con lo que tiene. Una persona dijo
acerca de la excelencia “La calidad no es por
casualidad, es siempre el resultado de intención
a un alto nivel con un esfuerzo personal,
inteligencia y dones en acción”. Hacer las cosas
con calidad es una decisión personal. Como
líderes debemos de tener una expectación de
que la gente termina las cosas en sus áreas de
responsabilidad, y ellos tienen una expectación
más alta de sus líderes.
La gente competente siempre da pasos atrás. Cuando
todavía están en la cama, la persona competente está
trabajando en ideas nuevas. Cuando todos se van a la
casa, la persona competente quiere hacer una cosa más.
Lo que Dios quiere formar en nosotros, es la mentalidad
de un ganador. Hay demasiada gente que hacen
solamente lo mínimo. Ven el reloj, y cuando dicen “ah las
5:00” se van de sus trabajos, aunque no han terminado.
Cuando uno es competente siempre motiva a la gente a
alcanzar más. Todos tenemos la capacidad para crecer,
aunque usted no lo crea. Todos tenemos un lugar para
ser más exitosos en la vida. El líder tiene la
responsabilidad para ver la capacidad en la gente y saber
cuándo es tiempo de crecer y seguir adelante.
Aquí están tres claves de la gente competente:
1) Ven lo que tiene que pasar.
2) Lo hacen.
3) Lo hacen cuando es importante.
¿Cómo es usted?
¿Usted espera por las ideas de otros o piensa
más allá y ve cambios necesarios?
¿Ve cualidades en las vidas de otras personas y
los motiva a crecer o los deja sin motivación?
A
veces
uno
puede
olvidar
sus
responsabilidades principales por causa de
otros intereses. La persona capaz tiene la
habilidad de mantenerse enfocado aunque
hay muchas cosas que hacer. Esto es clave
muy importante:
#1 Esté claro de sus responsabilidades.
#2 Usted tiene que saber porque no está
enfocado como antes.
#3 Discernir cuando es tiempo para crecer y
seguir adelante.
Tomar pasos hacia delante significa que ya ha
cumplido los requisitos de su trabajo principal y esto
significa que ya ha entrenado a alguien para tomar
su lugar en una capacidad a alto nivel.
Si usted no está trabajando en un nivel de
excelencia tiene que investigar por qué no. ¿Cómo
está su nivel de compromiso en ésta área? ¿Hay
otros intereses en su vida ahora? ¿Cómo es que
usted va hacer un cambio? Debe tener mucho
cuidado en estos tiempos, porque a veces uno
empieza hacer cosas con menos calidad en lugar de
esforzarse para hacer cosas mejores y de mayor
calidad.
Ninguna persona puede mejorar sino tiene
metas en la vida. Uno debe de tener metas
para ver hacia dónde va, sino sólo está
caminando sin dirección y nunca sabrá
cuando llegará a la meta. Porque no toma un
tiempo para preguntarse a si mismo ¿Cómo
voy a mejorar en mi área de responsabilidad?
¿Qué ideas tengo para ver que mi área
crezca? ¿Qué puedo hacer para asegurar que
ésta área siga creciendo aunque yo no esté
trabajando ahí?
Una de las cosas que podemos ver en la sociedad de este
mundo, en ésta época es, que la gente quiere las cosas rápidas.
Hay veces que ellos bajan su ética y su moral para alcanzar una
cosa. Cuando alguien está caminando de ésta manera aunque
va a obtener las cosas rápidamente, estas cosas no durarán.
Cristo nos dijo que Él quiere que produzcamos fruto que dure, y
esto demanda de nosotros paciencia y el deseo de hacer lo
correcto aunque a veces no sea cómodo para nosotros.
1) ¿Qué pasa conmigo cuando a mi no me gusta mi trabajo?
2) ¿Cómo ando o reacciono cuando tengo una responsabilidad
que a mí no me gusta?
3) ¿Cómo pienso de la gente que está a mi alrededor cuando
veo que ellos tienen incremento en sus vidas?
4) ¿Qué es lo que voy hacer para mantener la excelencia en mi
vida?
5) ¿Qué es lo que puedo yo hacer para mantener mi vida fuera
de la flojera?
Coraje:
El Señor Winston Churchill dijo sobre el coraje “El
coraje es una de las primeras características
humanas, porque encima del coraje fabricamos
lo demás”. Uno puede ver el nivel de coraje que
tiene cuando se encuentra en circunstancias
difíciles. Un héroe de la Guerra Mundial dijo
sobre el coraje “¿Coraje?, es hacer lo que uno
tiene miedo de hacer. Uno puede tener coraje
sino tiene miedo”. No necesitamos el coraje para
hacer algo a diario sin ningún desafío en la vida.
No podemos encontrar ningún hombre o
mujer de coraje en las Escrituras que
anduvieron como los demás. Por ejemplo,
Abraham salió de su tierra, sin saber a dónde
iba. Subió al monte para sacrificar a su hijo,
sin saber si el Señor le proveería un borrego.
Noé construyó el arca sin saber que pasaría
después del diluvio de aguas. Moisés entró a
Egipto sin saber que el Faraón iba a dar
libertad a su gente. Sansón pidió fuerza al
Señor una vez más, sin saber que pasaría
cuando empujó las columnas.
Una cosa es decir que alguien tiene fe, y otra cosa
completamente diferente es actuar en lo que uno
escucha del Señor. Su coraje para vivir por fe mostrará
al mundo su confianza en el Señor. Cuando usted ve un
progreso en una empresa o en un ministerio, tenga por
seguro que el líder o el liderazgo tomaron decisiones
con coraje. “Una posición de liderazgo no le va a dar a
usted coraje, sino su coraje le va a dar a usted una
posición de liderazgo”. Nadie puede decir que hay dos
líderes iguales, porque cada líder es un individuo. Lo
que queremos ver es que cada líder está tomando
pasos hacia delante con coraje y tomando pasos hacia
delante por fe, sin fijarse en los riesgos, sino fijándose
en el mejoramiento del ministerio.
Un líder fuerte dijo una vez sobre el coraje
“Lo mejor sobre el liderazgo es que cada líder
de alta calidad no tiene mucho en común con
otros líderes de alta calidad”. Lo que uno dice
es la clave de su éxito, hay otros que dicen,
pero nunca tratan, pero hay algo en lo que
uno se puede dar cuenta, en la habilidad de
tomar el riesgo. Cuando el Señor le empieza
hablar a usted sobre tomar riesgos en su vida
y en su ministerio, aquí están unas decisiones
para tomar en cuenta:
1) El coraje empieza con una lucha interior:
Cada lucha con la que usted se enfrenta en
la vida, empieza en su hombre espiritual.
(Efesios 3:16) Coraje no significa la
ausencia de temor, es hacer lo que es
imposible de hacer en sus propias fuerzas.
Uno debe de tener la habilidad para soltar
lo que es familiar y seguir adelante sin
temor de los riesgos. Hacer algo cuando
uno sabe que no tiene el dinero en la
bolsa, eso es coraje.
2) Coraje es hacer cosas correctas, no solamente hacer algo:
El Rev. Martín Lutero Jr. Dijo una cosa bien interesante
sobre el coraje, “La medida de un hombre no es cómo
anda en tiempos de comodidad y de conveniencia, sino
como es que anda en los tiempos de desafíos y
dificultades”. Los líderes grandes tienen el don de unir a
la gente, y pueden motivar a la gente a trabajar juntos,
pero también toman en serio la moralidad y lo que es
correcto. Coraje tiene que ver mucho con principios y no
con percepción. Para hacer una decisión de calidad,
aunque la gente piensa diferente es difícil, pero coraje es
andar siempre conforme a las Escrituras en sumisión de
sus autoridades. Su deseo para mantenerse fuerte en lo
que es correcto tiene que ser más grande que los deseos
de llenar los deseos de su carne o los deseos de los
demás.
Seguimos hablando del coraje. Cuando usted anda
con coraje, un gran porcentaje de la gente no va a
entender su andar. A veces la gente está muy en
contra de la gente que tiene una fuerte moralidad. La
gente que es floja en su moralidad se enoja con la
gente que mantiene un estándar alto de moralidad.
Queremos que usted vea que lo más rápido que usted
ande en lo que el Señor dice en lugar de que usted
ande por lo que la gente dice, lo más rápido que el
Señor puede confiar en usted para tomar pasos por
fe. El Señor no habla cosas fuertes a la gente que no
va a actuar en lo que Él dice, porque Él quiere que
haya alguien que cumpla Su palabra.
3)Coraje en la vida de un líder es una inspiración a la gente:
Es una lástima muy difícil encontrar hombres y mujeres
de Dios con coraje, pero la verdad es que usted puede ser
uno de ellos. Hicieron un estudio entre 100 ministros del
evangelio y les preguntaron ¿Usted cree que está bien
decir una cosa que no es completamente la verdad si
ayuda a alguien a estar motivado? Los resultados fueron
muy interesantes. Más del 85% de estos ministros
dijeron, “Si, es mejor decir una mentira para no herir los
sentimientos de alguien”. Esto no debe de ser así. Esto es
como andar en el mundo. Pero un ministro cuando recibe
algo del Señor es para motivar a la persona a cambiar la
imagen de Cristo. A veces el cambio no es agradable, pero
la verdad es, “Lo más profundo que es alguien
espiritualmente, lo más que esa persona quiere cambiar”.
4) Su coraje crece en proporción a su coraje: El temor
limita a cualquier líder. Un líder romano dijo una vez “El
deseo de seguridad es una barrea de cada paso hacia
delante”. El coraje abrirá la puerta de maravillosos
beneficios de la vida. Posiblemente por ésta razón el
Señor Juan Henry dijo, “No tema que su vida terminará,
sino que nunca tenga un principio”. Usted no tiene que
regresar y empezar de nuevo en la vida, pero puede
empezar a tomar pasos hacia delante hoy en día para
mejorar su vida. Coraje le dará un buen inicio, y le dará
un mejor futuro. Lo que es realmente interesante en los
que tienen y los que no tienen coraje es que puedan
experimentar el temor de igual manera en la vida. La
única diferencia en sus vidas es que los que no toman
riesgos tienen temor de cosas pequeñas.
Un ex – presidente de EE.UU. dijo hace muchos años, “Cada
persona gana fuerza, coraje y confianza en cada experiencia
cuando ve el temor cara a cara. Uno puede decir, yo
sobreviví el horror y puedo hacerlo cada vez que se
presente”. Cada persona en su crecimiento espiritual tiene
que hacer cosas que piensa que son imposibles a su carne.
¿Cómo reacciona al temor?
¿Qué hace cuando su circunstancia dice una cosa, pero la
palabra del Señor dice otra cosa?
¿Cuánto quiere usted cambiar su nivel de coraje?
¿Hay alguna cosa que usted ha querido hacer pero por
causa del temor no lo ha hecho?
¿Qué es lo que usted cree que va a romper ese espíritu de
temor en su vida?
El amor o para decir su confianza en el Señor
hecha fuera el temor. Un líder siempre puede
añadir más coraje a su vida. Lo que queremos
hacer es darle pasos fáciles para añadir coraje
a su vida.
1) ANDAR EN DESAFÍO: Salga y haga algo que nunca
haya hecho. Posiblemente no ha caminado
subiendo una loma, por temor de andar tanto,
hazlo. Posiblemente nunca ha sembrado una gran
cantidad de dinero al Señor, junte una cantidad y
dedíquela al Señor por medio de una ofrenda
especial. Posiblemente tenía miedo de tomar un
papel en un drama o predicar en el parque…
¡hazlo! Realmente no es importante lo que hace,
pero es importante que siempre ande con
desafíos. ¿Qué puedo hacer hoy para fabricar
coraje en mi vida? ¿Puedo reconocer donde fallé
por cuestión de temor?
2) HABLE HONESTAMENTE CON ALGUIEN: Tenga
cuidado con esa cosa, porque a veces hablamos
con alguien que nos lastimó y hablamos directo
pero sin amor. La manera para hablar algo difícil
a alguien es, hacer un sándwich con ellos.
Primeramente habla algo positivo y algo que les
motive en su propia vida (éste es el plan)
posteriormente hable de lo que hicieron o
dijeron para lastimarle (está en la carne) y luego
para terminar hable algo bueno para
bendecirles, como
olvidar el asunto, no
guardando ninguna ofensa, siendo buenos
amigos, etc. (éste es el plan).
3) TOME UN PASO ADELANTE: Posiblemente
ha tenido miedo de hacer un cambio de
trabajo o de responsabilidad en su
ministerio. Si sabe en su corazón que es
tiempo y el buen consejo de sus líderes
está en acuerdo, ahora es el tiempo para
hacer algo. Tome tiempo para fijarse en el
cambio, puede hacer una lista de cosas
positivas y negativas. Puede revisarlo con
sus líderes, puede someterlo en oración y
con todas estas cosas trabajando juntos
puede ayudarle a moverse adelante.
Antes de que empezara a predicar un
ministro, vino un hombre en su closet de
oración para avisarle que hoy en la
congregación estaría el presidente del país. El
ministro dijo “muy bien”. El hombre luego
comentó al ministro “por favor guarde sus
comentarios y no hable nada ofensivo sobre
éste hombre importante” y el ministro dijo
“¡UMMMM!”.
Mientras el ministro predicaba, llegó a un punto en el
mensaje en el que el Espíritu Santo le dijo algo para
decir. Hizo el comentario, “me avisaron que el
presidente está aquí presente con nosotros en ésta
mañana. También me dijeron que guarde mi comentario
y no hable nada ofensivo. Lo que tengo que decir al
presidente es que si no se arrepiente de sus pecados, irá
al infierno”.
Después del mensaje que dio el ministro, se acercó el
presidente y dijo al ministro “Si tuviera yo gente como
usted trabajando conmigo, podría hacer bastante más
de lo que hago ahora”. La verdad de ésta cuenta es que
un hecho de coraje normalmente trae resultados
positivos.
Discernimiento:
El discernimiento no puede ser engañado, es algo que cada
persona recibe del Señor cuando es responsable con las
primeras seis características de un líder. A veces, para algunas
personas es una lucha saber cómo hacer lo correcto. Pero un
líder tiene la habilidad, el don del Señor para discernir entre
lo bueno, lo malo y lo perfecto. Los líderes inteligentes
solamente creen en un pequeño porcentaje de lo que
escuchan, un líder con discernimiento sabe qué porcentaje
creer. En su vida como líder escuchará mucho, no importa si
es en su trabajo, ministerio, la escuela, entre sus amigos o en
donde sea; la verdad es que su habilidad para escuchar la
verdad de cierto asunto, determinará mucho acerca de su
habilidad para hacer decisiones de calidad.
Como líderes debemos aprender esto rápido: los
cristianos pueden mentir y decir cosas que son
falsas. Puede ser por ignorancia, repitiendo lo
que otra persona dijo, o puede ser con propósito
sólo para guardar su propio orgullo. Usted va a
aprender que aunque una persona tenga mucho
tiempo conociendo al Señor, todavía tiene la
habilidad para NO decir la verdad. Hay un dicho
que dice, “La regla #1 cuando usted está cayendo
en un hoyo, tiene que discernir cuando terminar”.
A veces la gente habla y habla y habla y habla y
cada vez que abre su boca, todo lo que esa
persona habla no es bueno.
El discernimiento puede ser entendido en este
sentido: Es descubrir la raíz de un asunto o
situación. Esto depende mucho de la intuición
de la persona, más sus pensamientos racionales.
Los líderes a cualquier nivel necesitan
discernimiento. A veces la gente dice una cosa,
pero con discernimiento la persona va a
entender lo que realmente está pasando.
Cuando uno no tiene discernimiento, puede
hacer daño, no solamente a su vida pero
también a los que le siguen.
Aquí están unos puntos de interés:
1) Napoleón Bonaparte comentó: “Yo creo que
Wellington no era un buen general, y los ingleses
tienen soldados débiles, creo que podemos
derrotarlos hoy antes del almuerzo”. * Dijo esto antes
de la guerra de Waterloo que duró años en 1815.
2) El hombre principal de IBM se llama Thomas Watson,
en 1943 dijo: “Yo creo que la demanda por las
computadoras será posiblemente 5 en todo el
mundo”.
3) Santiago Hoffa, un gran hombre en la mafia dijo:
“Necesito guardias que cuiden mi vida” * Un mes
después él desapareció.
Como líderes tenemos que entender que todos los días, hay
decisiones que tenemos que tomar y eso pone en nuestras
vidas un gran peso de responsabilidad. No es posible, el juntar
toda la información una sola vez para ver todo el panorama,
pero su habilidad para ver algo que nadie más ve, es clave
para el éxito del ministerio. El discernimiento le permite al
líder ver una pieza del panorama, ver las piezas que faltan y
entender el corazón del asunto o la situación. Lucas 22:31-34
Uno tiene que crecer en el discernimiento. Si uno puede ver la
raíz del problema, uno puede resolverlo. Entre más cerca un
líder, está en su área de dones, su discernimiento es más
fuerte para descubrir las áreas que faltan y las raíces del
problema. Si usted quiere o siente que debe crecer en el
discernimiento. (Todos tenemos que crecer) no rechace la
responsabilidad que sus líderes le han dado.
Un profesor dijo una vez “Nunca ignore un fuerte sentido,
pero tampoco se deje guiar por un sentido”. El
discernimiento no pone su dependencia de los sentidos,
ni tampoco en el razonamiento de la mente. El
discernimiento nos da la habilidad de escoger la mejor
opción, ya sea para la gente o para el ministerio.
La mayoría de la gente no tiene la habilidad para ver las
cosas como son, ellos normalmente descansan en la
habilidad de vivir o de ser guiados por las cosas que ven,
en lugar de vivir o ser guiados por las cosas que no ven.
Nosotros como gente espiritual, debemos de mejorar la
habilidad para discernir las cosas. A la gente que le falta
un buen sentido de discernimiento, normalmente es
porque ellos no están en el lugar, ni en el tiempo correcto.
A veces vemos a una persona y podemos
pensar que es una persona con mucha “suerte”,
pensamos que es debido al lugar donde nació,
o por los contactos que tiene, o el dinero que
tiene. Pero si nosotros hubiéramos conocido a
esa persona antes, podríamos encontrar una
cosa, que es sólo por estar en el lugar y en el
tiempo correcto, que las cosas para esa
persona empezaron a cambiar.
Nosotros como gente de Dios, no vivimos o
andamos por “suerte”, nosotros somos guiados
por la voz del Espíritu Santo. Cuando nosotros
estamos más sensibles y atentos al Espíritu de
Dios, es más común ver que las decisiones que
hacemos son de más alta calidad que las de los
demás. ¿Es usted un líder con mucho
discernimiento? Cuando alguien habla ¿Usted
puede escuchar el verdadero problema, o sólo
está escuchando lo que dicen? ¿Usted ve cosas
en las situaciones o problemas que los demás
no pueden ver?
Sea usted la persona que siempre está
pensando, en cómo mejorar las cosas. Piense
en maneras en cómo mejorar la apariencia, la
efectividad y la manera de hacer las cosas. El
discernimiento viene cuando hacemos y
pensamos. Fíjese bien: la gente con más
éxito, es gente que comete más errores que
los demás, pero aún así son las personas que
siguen tratando.
Veamos tres áreas de cómo podemos mejorar
el discernimiento:
• Haga un inventario de su pasado: Vea atrás
hacia algunos problemas que tenía. ¿Cuál
fue la raíz principal de esos problemas? ¿Por
qué está usted hoy aquí? ¿Cómo es que
usted venció el problema? Si podemos
captar y descubrir el corazón del asunto en
sólo pocas palabras, posiblemente usted
pueda hacerlo otra vez. (Pocas palabras, es
una clave muy importante).
•
Aprenda cómo piensan otras personas:
Muchas veces la gente no pone valor en los
líderes que viven una vida de éxito y
excelencia. Esto no sucede por casualidad, en
gran parte es porque ellos hicieron decisiones
de calidad. ¿Puede usted pensar en líderes a
los que respeta? ¿Ellos tienen dones similares
a los suyos? Aprenda de sus vidas. Escuche
los consejos de otras personas. Entienda
realmente lo que ellos dicen. Si usted puede
aprender cómo es que ellos andan en
discernimiento, usted puede hacerlo también.
• Escuche a la sabiduría: No hay nada más importante
que la sabiduría. La palabra de Dios está llena del
camino a las buenas decisiones. ¿Recuerda usted los
tiempos en los que habló y todo salió bien? Lo único
que usted escuchó para hacer la buena decisión fue la
sabiduría del Espíritu Santo hablándole.
• En 1940, Suiza fabricó el 80% de los relojes del
mundo. Un hombre llegó a cada empresa grande y les
presentó la idea para un reloj digital, cada una de las
personas que escucharon la propuesta dijeron que no;
éste mismo hombre se fue a Japón, los japoneses
tomaron su idea, y ahora “Seiko” fabrica el 80% de
todos los relojes en el mundo. ¡Discernimiento!
ENFOQUE:
Alguien dijo una vez “Si uno corre detrás de
dos conejos, ambos conejos escaparán”. A
veces esto es lo que pasa con mucha gente,
corren al mismo tiempo por muchas cosas,
pero realmente no saben hacia dónde van. Yo
me pregunto ¿Si ellos no saben hacia dónde
van, cómo van a saber cuando ya llegaron?
Hay un jugador de Baseball, que tiene su
enfoque tan claro, que cada día que pasa él
piensa en cómo puede mejorar sus
habilidades. Para él, jugar es un gran gozo, no
solamente por el hecho de que él es muy
bueno en ese deporte, sino porque él
encontró un enfoque en su vida. Ese jugador
dijo “Yo sé cuál es mi fuerza y también dónde
están mis limitaciones. En la ciudad donde yo
vivo, no hay muchas distracciones y eso me
ayuda a ser constante”.
Cuando uno tiene su enfoque bien definido, es más
fácil mantener constancia en la vida. El problema
de algunas personas es que no saben en donde
está su fuerza, y no logran muchas cosas en la vida,
porque no hay la habilidad para tener un enfoque
definido. ¿Qué tipo de enfoque necesita uno para
ser más efectivo? Dos claves muy importantes para
su vida no solamente ahora, pero también para el
futuro son: las prioridades y la concentración. Un
líder que conoce sus prioridades, pero no tiene
concentración, sabe lo que tiene que hacer pero
nunca lo cumple; y si tiene concentración, pero no
prioridades, tiene excelencia pero no hay progreso.
A veces vemos líderes que ponen su enfoque
en cosas pequeñas. Imagínese a un chef que
en lugar de preocuparse de preparar la
comida, está preocupado porque los vidrios
de la cocina estén limpios. Uno tiene que
poner más enfoque en su fuerza…
¡Prioridades! ¿Cómo podemos mejorar en
nuestro enfoque? ¿Cuánto tiempo más
podemos darle a nuestra fuerza para seguir
creciendo?
Aquí está la tabla de porcentaje que le ayudará a
enfocarse mejor:
70% de sus fuerzas naturales: Éstas son dones y
habilidades. Un buen corredor tiene que pasar la
mayoría del tiempo de su vida corriendo. Un
ama de casa tiene que pasar la mayoría de su
tiempo amando las labores de la casa. Alguien
dijo: “Un gran misterio en el mundo es que unos
hacen cosas malas y realmente pocos con
excelencia”. Para tener éxito en la vida, tenemos
que añadir a nuestras fuerzas.
25% de cosas nuevas: Para crecer, uno tiene
que cambiar. Si queremos ser mejores,
tenemos que mejorar. Esto significa que
tenemos que poner desafíos a nuestra vida
para hacer cosas nuevas. Una clave muy
importante es mantener el enfoque, al hacer
cosas nuevas, en las áreas de nuestra fuerza.
Si usted es un siervo en la iglesia y quiere
mejorar la calidad de los servicios, significa
que usted tiene que mejorar la calidad de
servicio… ideas… ideas… ideas.
5% en áreas de debilidad: No podemos dejar de
trabajar en las áreas de debilidad, pero la clave
es no pasar tanto tiempo en ellas, porque si nos
enfocamos en ellas, nuestras fuerzas bajan
también. Lo mejor que un líder puede hacer, es
delegar responsabilidades, hay gente que tiene
áreas fuertes que usted no tiene, y es por eso
que cuando usted trabaja en sus
responsabilidades, dentro de sus áreas fuertes,
usted puede enfocarse bien en lo que está
haciendo, y las otras personas en sus áreas
fuertes, y todo saldrá bastante bien.
Un enfoque bien cimentado en su vida, puede cambiarlo
completamente. Pablo entendió que una de sus fuerzas era
predicar y enseñar en el poder del Espíritu Santo. Pasó la
mayoría de su tiempo yendo a lugares y proclamando a
Cristo. Pablo logró mucho porque conocía sus áreas fuertes
y siempre trabajó en ellas.
Si alguien le pregunta a usted ¿Cuál es su enfoque en la
vida? ¿Qué responderá? Mmmm, pues ¿sabe qué? Déjeme
pensar, le respondo después. O ¿Tendrá la respuesta en su
boca? Cuando una persona no tiene la respuesta para
proclamar su enfoque, posiblemente es porque nadie ha
tomado el tiempo para ayudar a la persona a encontrar su
fuerza, o ésta persona a estado prometiendo su enfoque en
cosas pequeñas y no ha hecho lo realmente importante.
Vamos a ayudarle a regresar a su enfoque:
1. La clave más importante es trabajar en uno
mismo. Usted es la clave más importante para
su éxito o su derrota.
2. Invierta su tiempo en sus prioridades.
Tenemos que luchar por nuestras prioridades,
porque la gente siempre va a querer nuestro
tiempo. Con esto no quiero decir que la gente
no es importante, pero si somos más efectivos
con nuestras prioridades podremos ayudar
mejor a la gente.
3. Trabaje en sus fuerzas. Usted puede lograr
cosas más grandes en su vida. Empiece hacer
planes para mejorar en sus áreas fuertes, y
usted empezará a ver casi inmediatamente los
resultados y el progreso en su vida.
4. Trabaje con otras personas que tengan las
mismas áreas fuertes que usted, en lugar de
pasar tiempo con personas que viven en
tradiciones o maldiciones; empiece a pasar
tiempo con los que están mejorando. Un
cambio en el compañerismo, puede servir más
de lo que uno puede imaginar.
• Nombra tres cosas que usted considera que
hace bien en su trabajo.
• ¿Cuánto tiempo usted pasa haciendo estas
cosas?
• Nombra tres áreas de debilidad.
• ¿Hay alguna persona a la que usted pueda
entrenar, que tiene fuerza en sus áreas
débiles?
GENEROSIDAD:
El dar es el nivel más alto en la vida. Nadie
recibe ahora por lo que recibe. Uno recibe
honra por lo que da. Cuando usted piensa en la
gente generosa, ¿qué es lo que piensa?
Cuando pensamos en personas generosas,
pensamos lo mejor. Éste es el sentir que el
Señor quiere que el mundo y Su pueblo tenga
de nosotros. La generosidad de una persona no
depende en cuánto al dinero que da, sino en la
generosidad en general de su vida.
No hay nada que hable fuerte a la gente que la
generosidad de un líder. La generosidad no es un
evento, sino un estilo de vida, es cuando el motivo del
corazón es dar, pero ¿dar qué?, dinero, tiempo,
servicios, dones, talentos, posesiones y la vida. Un
líder efectivo es aquel al que la gente quiere apoyar
porque ve que su interés no es solamente en sí
mismo.
No hay cosa que le hable más fuerte a la gente que su
servicio y generosidad hacia ellos. Los líderes efectivos
entienden que la gente quiere seguir a líderes que
dan.
Éstas son unas áreas que nos ayudan a empezar a
construir generosidad en nuestra vida:
1. Tenga gratitud con lo que tiene. Todos estamos
en niveles diferentes, pero no debemos
quedarnos en donde estamos. La generosidad
abrirá puertas y producirá cosechas, que horas
de estudio y preparación nunca podrán hacer. No
caiga en la trama de pensar que porque tiene
poco… lo que tiene no vale. Recuerde la viuda
que dio en el templo, y luego los ricos. Si no
somos generosos con poco, no podremos ser
generosos con mucho.
1. Ponga a la gente primero. Aunque el trabajo es
importante, recuerde que la gente vale más de lo que
podemos lograr en la vida (con balance). La medida de
un líder no está en cuántas personas le sirven, sino a
cuántas personas él sirve.
2. Recuerde que el dinero es un recurso. Cuando el dinero
viene ¿Qué hace usted con él? Una persona dijo:
“Cuando el dinero viene, nadie puede ganar”. Si
ponemos nuestro enfoque en el dinero, viviremos
equivocados. Si ponemos todo nuestro esfuerzo para
ganarlo y no lo logramos, no es bueno. Si usted gana
mucho y sale y lo gasta en usted mismo, usted es codo.
Si usted gana mucho dinero, y nunca lo gasta, usted es
egoísta. Si queremos ver un cambio en nuestro corazón
referente al dinero, debemos dar a alguien, (recuerde al
joven rico).
¿Es usted un líder generoso? ¿Tiene usted el
hábito de buscar la manera de bendecir a la gente
con dinero? ¿Está usted derramando su vida en
otras personas (fuera de su familia)? Alguien
escribió “No has vivido hoy si no has hecho algo
por alguien que no pueda regresarte el favor”. Lo
que tenemos que averiguar en nosotros mismos
es si estamos dando en áreas pequeñas. Si no es
así, probablemente usted no es un líder generoso.
Comida, regalitos, invitaciones, visitas sorpresa,
un regalo de dinero, ropa, etc. Cosas que usted
está pensando regularmente en dar para bendecir
a la gente.
INICIATIVA:
El éxito es el resultado de una acción. La gente exitosa es
siempre gente activa. Aunque ellos fallan y ven muchas
faltas en su vida, la acción en su vida nunca se acaba. Una de
las cosas en las que los líderes deben tener mucho cuidado
en el área de la flojera. Un poquito de sueño, puede ser la
diferencia entre su éxito y su derrota.
Es claro que un líder siempre debe tener contacto con su
gente, pero esto no es todo. Los líderes siempre tienen que
estar listos para tomar acción. Uno puede ver cómo está el
nivel de iniciativa de un líder, simplemente con ver su estilo
de vida. ¿Cómo están sus acciones durante un día? Hay
cualidades que cada líder debe tener en su vida, cuando
hablamos de iniciativa.
Quiero que usted vea esto como una motivación para
tomar acción.
1. Saber lo que quiere: Usted tiene un sueño o un deseo
para cumplir y lograr cosas en la vida. Una persona dijo:
“Yo sé exactamente lo que quiero, no quiero hacer nada”
y es exactamente la manera en la que mucha gente
piensa y está en esa situación. En lugar de tomar una
oportunidad y fallar, se quedan estancados y no se
motivan a ellos mismos. Hace muchos años un gran líder
dijo “El principio de todo éxito es el deseo”. ¿Cuál es su
deseo? Para saber lo que uno quiere, uno tiene que
actuar en lo que está dentro de uno. El Espíritu Santo
dice “adelante”, pero a veces por falta de comodidad o
falta de experiencia, no actúa. Rompa con eso y sea una
persona de acción.
2) Empújese y motívese usted mismo: Los
iniciadores no esperan, ellos actúan. Los
líderes sabios saben que si ellos no actúan,
pierden. Cada uno de nosotros somos
responsables de empujarnos más allá de
nuestra zona de comodidad. Fíjese en esto
¿cuándo fue la última vez que usted puso un
desafió en su vida diaria para seguir adelante?
Hacer ejercicio, levantarse más temprano,
orar día y noche, ser más amable, ¿cuánto
tiempo duró el cambio? No es cómodo, pero
tenemos que empujarnos a nosotros mismos.
Uno tiene que cambiar de manera de pensar
para romper con la mentira de no tener
iniciativa. Si para usted el desafío es algo difícil o
fallar es algo difícil de aceptar. Busque fallar.
Nunca crecerá sin una buena falla.
No espere que la oportunidad toque a su puerta,
salga a buscarla con la confianza de que el Dios
Todopoderoso, Creador de todos los universos
vive en usted. Usted tiene dones y habilidades,
¡úselos! Las oportunidades están en cada
esquina esperando que alguien quiera tomarlos.
Una cosa es ver la oportunidad y otra muy
diferente tomarla. ¿Cuántas ideas entran en su
mente a diario? ¿Cuántas de esas ideas pone en
práctica? Un joven perdió su trabajo en una
agencia de periodismo. Al día siguiente él se fue a
trabajar como siempre, porque vio que lo que
aprendía, valía más que el salario. El jefe de ese
joven lo ignoró durante un mes, el joven sin fallar,
hacía más que los demás sin recibir pago alguno,
un día su jefe le dijo: “Está bien, tú ganas. Nunca
había visto a alguien que amara el trabajo más que
el dinero”. Éste joven creció y ha sido el hombre
más famoso del periodismo.
ESCUCHAR:
El líder tiene que soñar con las voces de la gente.
Un buen líder tiene que animar a la gente para
que ellos le digan lo que tiene que saber, no lo
que tiene que escuchar. Un líder debe de
entender que para poder pedir ayuda de la gente
primeramente, tiene que tocar su corazón. Antes
de que uno pueda saber lo que hay en el corazón
de la gente, uno tiene que escuchar lo que hay
en Él. Es muy conocido que el problema principal
en el mundo de los negocios es que los
empleados no escuchan a los empleados.
Con tantas voces que hay en el mundo, uno tiene que
aprender a escuchar las voces que realmente son
importantes en nuestra vida, la gente que hay en su
ministerio. Siempre mantenga su oído muy atento para
escuchar lo que dicen.
1. Escuche a los obreros: Los mejores líderes quieren
pasar tiempo con sus obreros, pero los obreros no
quieren tomar el mismo tiempo con los demás y el fluir
de gente no sigue. Muchas personas tienen el deseo de
que otras personas escuchen lo que ellos tienen que
decir, y no solamente les den soluciones. Si usted tiene
el hábito de sólo escuchar los hechos y no a la persona,
es tiempo de cambiar su enfoque. Debemos escuchar
lo que la gente dice, no lo que la gente habla.
2. Escuche a las visitas: Hay un proverbio de las pieles rojas
que dice: “Escucha la voz suave y no tienes que oír los
gritos”. A veces los líderes pueden estar tan enfocados en
sus propias vidas, que se olvidan de los demás. Las vistas en
su iglesia son muy importantes, y también pueden ser sus
oportunidades más grandes en el ministerio.
3. Escuche a sus líderes: No existe un líder excelente sin otro
líder excelente, que esté sobre él. Siempre debemos
escuchar a la gente con más experiencia que nosotros. Un
Pastor dijo: “Un hermano vino a la iglesia y me dijo: Yo
puedo pastorear ésta iglesia mejor que usted y yo le
respondí: ¿Cuántos años tiene usted como Pastor?
¿Cuántas iglesia ha pastoreado?, y él respondió: pues
ninguna”. A veces estudios, información, orgullo y otras
cosas pueden entrar en la vida de la gente, y en lugar de
escuchar a sus líderes, ellos quieren enseñar a sus líderes.
Si usted tiene el hábito de hablar y no escuchar,
cierre la boca y escuche. Es realmente
asombroso lo que uno puede aprender sólo
escuchando. Aquí están unas claves que le
pueden ayudar en ésta área:
1. Cambie su horario para pasar tiempo con la
gente que trabaja con usted.
2. Júntese con ellos en lugares cómodos para
ellos.
3. Escuche a ellos por lo que dicen, no por lo
que ellos hablan.
4. No ofrezca su opinión.
Descargar

Diapositiva 1