ORACION de INICIO
ENCUENTRO de la
Comisión Testigos de la FE
«Por todo aquel que
se declare por mí
ante los hombres,
Yo también me
declararé por él ante
mi Padre que está en
los cielos;
pero a quien me
niegue ante los
hombres,
le negaré Yo también
ante mi Padre que
está en los cielos»
(Mt 10,32-33).
“El martirio es considerado por la Iglesia como un
supremo don y la prueba mayor de la caridad. Y si ese
don se da a pocos, conviene que todos vivan preparados
para confesar a Cristo delante de los hombres y a
seguirle por el camino de la cruz en medio de las
persecuciones que nunca faltan a la Iglesia” (L. G, 42).
Señor Jesús, te
presentamos nuestra
vida y nuestro trabajo. A
veces somos débiles y
necesitamos la firmeza
de la Fe de los mártires .
Ellos en momentos de
dificultad vivieron y
recordaron TU PALABRA
hasta dar la vida
confesando su Fe con
Fortaleza. Ayúdanos a
fiarnos siempre de Ti.
“Os echarán mano y os perseguirán,
entregándoos a las sinagogas y cárceles y
llevándoos ante reyes y gobernadores por mi
nombre” (Lc 21, 12)
“Acordaos de la palabra que os he dicho: El
siervo no es más que su señor. Si a mí me han
perseguido, también os perseguirán a vosotros”
(Jn 15,20)
Porque con los
cristianos mártires
de todos los
tiempos, queremos
hacer vida tu
Evangelio y
confesar nuestra fe
en Ti como Hijas de
la Caridad,
Recordamos las enseñanzas
de Benedicto XVI
sobre el martirio:
El martirio
es el
supremo
testimonio
de la
verdad de
la fe
El mártir da
testimonio de
Cristo, muerto y
resucitado
(CIC. 2473)
La vida cristiana exige el ‘martirio’ de la
fidelidad cotidiana al Evangelio, es decir, el
valor de dejar que Cristo crezca en nosotros y
sea Él quien oriente nuestro pensamiento y
nuestras acciones…
“
Celebrar el martirio nos recuerda a nosotros,
cristianos de nuestro tiempo, que no se puede
descender a negociar con el amor a Cristo, a su
Palabra, a la Verdad. La Verdad es verdad y no
hay componendas” (Benedicto XVI; 27.XII.2012).
Con los santos y mártires que caminan entre
nosotros, Señor, te pedimos:
aumenta, Señor, nuestra fe. Amén
Nuestras mártires confesaron
su fe y dieron testimonio de
caridad como Jesús de Nazaret
Descargar

Diapositiva 1