Estimado Asociado:
Como siempre, es un gusto y un placer saludarte.
Y como siempre te reitero el agrado de poder estar
contigo.
En este momento me ubico en la idea de estar
platicando y disfrutando un rico y humectante
cafecito en el escenario de un lugar agradable y
tranquilo de charla de amigos.
Y en ese entorno, charlar y ahondar…, sobre la idea de lo
que siempre he pensado; en que cada momento es bueno
para comentar y recordar eventos y situaciones que hemos
pasado en nuestra vida, provocarnos, hacer remembranzas
de esas anécdotas que han formado nuestra experiencia,
nuestra historia y lo que les platicaremos a nuestros nietos,
en la quietud de nuestra paz y tranquilidad de viejos…,
recordar cada vez que hemos interactuado en momentos
de decisión, de vida, de poder comentar y compartir con
personas de confianza, como lo eres tu, que nos hacen
sentir empatía hacia una forma de ser y de pensar sobre
nuestros tiempos, nuestro entorno social así como de los
tiempos que nos han tocado vivir, ser personas de bien,
bien intencionadas, con principios y valores fundamentales
del bien ser, el bien hacer, y en bien vivir.
Retraigo aquí y en esta amena platica, nuestro sentido de
grandes seres humanos, con principios y valores, con una
muy bien intencionada idea de desear lo más bonito y
agradable que se nos ocurra dar, a personajes tan
reconocidos y apreciados como lo eres tu, pues has logrado
que se te considere todo lo que eres y vales, por tus actos y
tus acciones, tu forma de ser y de pensar, la forma como
tratas a los demás, para mi eres una persona de bien.
Y como vez…, los ciclos se cumplen y se repiten, claro en
diferentes momentos, pues como te he dicho, cada vez es
mayor la experiencia, cada vez es diferente nuestro aspecto
físico y mental y cada vez es en algo diferente nuestra
realidad, a veces mejor y otras veces algo diferente a otros
años, vienen y llegan las canas, los achaques, el desgaste…,
en fin, que te platico, que tu no sepas.
Y así, como en años pasados… otra vez llegan
momentos de sensibilidad y de reflexión y por nuestra
costumbre y nuestra idiosincrasia pretendemos pensar
que el fin de año y los festejos de la navidad, son la
oportunidad que nos damos para manifestar nuestros
mejores deseos y volcar agradables y positivos
comentarios de motivación e impulso hacia un cambio
de actitud bien intencionado, para gentes de bien y
grandes seres humanos, como te veo a ti y toda tu
familia, seres que de alguna manera son parte de tu
esencia de ser humano y habitante de este tiempo y de
este mundo y que ya son parte de tu historia.
Por eso no quiero dejar de pasar estas épocas y estos
momentos para de igual manera desearte lo mejor y
que todos tus sueños y metas sean cumplidos y que te
sientas muy agradecido por tanto y tanto que hemos
recibido, que puedas sentirte feliz y realizado por ver
coronados tus esfuerzos y todo tu trabajo en cosas
agradables que la vida te ha regalado y que llegara y
será dado a manos llenas.
Quizá no nos hemos dado tiempo y no hemos logrado
tener la oportunidad para convivir y tener la
oportunidad de acumular riqueza espiritual, pero que
sabemos que en el fondo nuestra amistad, está y estará
ahí, como me lo has demostrado cuando ha sido
oportuno y necesario, muchas gracias por ello, de
cualquier manera el espíritu de amistad existe.
No puedo omitir, como siempre, el momento y la
oportunidad de agradecer otra vez el apoyo y la
deferencia que has tenido conmigo y por que no decirlo,
la ayuda que me has proporcionado en mas de una
ocasión y como pienso y digo, que el mejor amigo que
tengas y tendrás es el que esta ahí, cuando los demás se
han ido y tu has estado ahí…
Espero y deseo de todo corazón que te sea compensado
y restaurado en muchas veces mas, en beneficios de
todo tipo tus buenas intenciones, espero que siempre
tengas una paz espiritual, riqueza, amor, salud, que
exista armonía y mucha convivencia con todos tus seres
queridos y contigo mismo.
Se que lograrás más y mayores cosas que las que has
tenido, porque te lo mereces.
Pásatela súper, brinda por eso y abraza a los tuyos, haz
propósitos medibles y reales y proyecta el camino
placentero con el sentido real de nuestro momento y
nuestras capacidades.
¡Muchas Felicidades!
Te saluda respetuosamente y con gran afecto
Oscar Lugardo Pérez
Invierno del 2010
Descargar

Diapositiva 1