TEMA 18
TALLER: FORMAR PARA LA VIDA
CRISTIANA, INTEGRANDO CRITERIOS Y
OBJETIVOS
El facilitador toma en cuenta
que su cometido principal es formar
para hacer vida el mensaje cristiano.
ENLACE
•
•
Iniciamos este Manual
presentado las bases
doctrinales y pastorales
de la formación básica.
Después continuamos
con la parte
metodológica en donde
ejercitamos algunas
herramientas didácticas
para el uso de los
Manuales.
ENLACE
Ahora vamos a dar una
visión
de
conjunto,
reuniendo los elementos,
criterios y ejes de la
formación. Los elementos
que hasta ahora hemos
trabajado en la parte
metodológica habrán de
integrarse y trabajarse en
una dirección común:
formar para vivir como
cristianos.
OBJETIVOS
•
•
•
Integrar los elementos vistos
hasta el momento en un solo
objetivo: formar para la vida
cristiana.
Descubrir una visión de
conjunto, a partir de las
bases
doctrinales
y
pastorales, apoyadas en una
metodología
didáctica
adecuada a la formación de
adultos.
Ejercitar un camino para
formar para la vida cristiana
creciendo en espíritu de
conversión,
comunión
y
apostolado.
TEXTOS
Orientaciones pastorales
2008, n. 4
TEXTOS
Como Iglesia que se evangeliza para poder
evangelizar, debemos hacernos más capaces de
transmitir la fe, privilegiando los medios del
testimonio, diálogo y cercanía con las personas de
cada ambiente urbano. Esta opción, nos exige
aprender a acompañar a quienes se inician en la fe
para que puedan recorrer el itinerario que los
madure, como discípulos y como misioneros de
Cristo. Es decir, debemos aprender a ser una
comunidad capaz de formar para la vida cristiana,
para vivir como cristianos.
Orientaciones pastorales 2008, n. 4
EJES
DIMENSIONES
FORMACIÓN
CONVERSIÓN
INTELECTUAL
DE LAICOS
PERSONAL
COMUNITARIA
ESPIRITUAL
Ser humano-comunitario-espiritual-intelectual
Cristianos que se santifican en el mundo
PARA LA VIDA
CRISTIANA
COMUNIÓN
SER
APOSTÓLICA
DISCÍPULOS
Y
MISIONEROS
SABER
APOSTOLADO
SABER HACER
Evangelio
El Misterio de Cristo
y de la Iglesia
Vivir personal y
comunitariamente.
Celebrar y
comunicar la fe
A) DESCUBRIR CÓMO LOS CONTENIDOS LE HABLAN AL FACILITADOR
Dado que el cristianismo es una experiencia de fe que se transmite mucho más por testimonio y
contagio, los contenidos habrán de interpelar, en primer lugar, al facilitador. El formador habrá de
descubrir en los contenidos su propio crecimiento en conversión, comunión y apostolado.
En seguida, habrá de preguntarse, cómo estos contenidos le hablan a las personas concretas a
quienes está formando y considerar: ¿quiénes son?, ¿a qué se dedican?, ¿a qué grupo
pertenecen?, ¿cuáles son sus problemas y expectativas?, ¿cuál es su actividad pastoral? ...
A partir de las respuestas:
a) Estudiar los contenidos.
b) Buscar frases que hablen de conversión. Anotarlas.
c) Preguntarse: ¿qué aporta para nuestra vida personal?, ¿qué aporta para las personas
concretas a las que formamos?
d) Buscar frases que hablen de comunión. Anotarlas.
e) Preguntarse, ¿en qué contribuyen a hacer mejor nuestra propia vida comunitaria?, ¿qué puede
aportar para la vivencia comunitaria del grupo al que formamos y a (los) grupos a los que
pertenecemos?
f) Buscar frases que motiven el apostolado. Anotarlas.
g) Preguntarse, ¿de qué manera colaboran a la misión apostólica, qué aporta para la comunidad
a la que formamos?
B) TRABAJO COMUNITARIO
Compartir las respuestas en el grupo
¿Cuál fue la experiencia de haber realizado este ejercicio?
C) FRENTE AL GRUPO AL QUE FORMAS
El ejercicio que acabamos de realizar es parte de tu preparación a la sesión que aportará ideas y
pistas para ejemplificar, actualizar y mantener presentes los ejes de la formación. El trabajo con el
grupo se realiza durante la sesión con los aportes que vayas haciendo para mantener el hilo
conductor y el enfoque. Para completar los criterios, al final se pueden realizar las siguientes
actividades:
• Establece compromisos personales y grupales con Dios.
• Alaba, agradece, ora con el grupo.
Descargar

Diapositiva 1