EJERCICIOS DE RELAJAMIENTO
Entrega al Padre Celestial todas tus
cargas,
preocupaciones y tristezas.
“Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo
os aliviaré, porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera”.
(Mateo. 11:28,30)
EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN
Respira una atmósfera de Paz, Amor y
Felicidad.
“Buscad la paz con todos, y la santificación, sin la
cual nadie verá al Señor”.
(Hebreos 12:14)
EJERCICIO OCULAR
Busca sólo hacer el bien a tus semejantes.
“El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo
malo y apegáos a lo bueno”. (Romanos
12:9)
EJERCICIOS AUDITIVOS
Escucha la voz de Dios.
“Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las
conozco, y ellas me siguen”.
(Juan 10:27)
EJERCICIOS PARA LA MENTE
Ejercita exclusivamente ideas
constructivas.
“Todo lo que es verdadero, noble, justo, puro,
amable, laudable; todo lo que es virtud o mérito,
tenedlo en cuenta”.
(Filipenses 4:8)
EJERCICIOS PARA LA LENGUA
Pronuncia sólo palabras edificantes y amorosas.
“ Desechando la mentira, hablad la verdad cada uno con su prójimo,
porque somos miembros los unos de los otros”. “ No salga de vuestra boca
palabra dañosa, sino la que sea buena para la necesaria edificación, y para
hacer el bien a los que os escuchen”.
(Efesios 4:25, 29)
EJERCICIOS FACIALES
Sonríe… sonríe… sonríe… sonríe siempre…
“¡Estad siempre alegres!”
(I Tesalonicenses 5:16)
EJERCICIOS PARA LOS PIES
Anda siempre por los caminos que Dios te
indique.
“No tengas miedo ni te acobardes, porque el
Señor, tu Dios, estará contigo donde quiera que
vayas”.
(Josué: 1:9)
EJERCICIOS PARA LAS MANOS
Únelas diariamente para una oración especial.
“Os encargo que oréis en cualquier lugar alzando
las manos, límpias de ira y divisiones”.
(I Timoteo 2:8)
EJERCICIOS PARA EL CORAZÓN
Irradia sentimentos de Amor.
“Queridos hermanos y hermanas: Amémonos unos a
otros, porque el amor es de Dios, y todo el que ama ha
nacido de Dios y conoce a Dios. ¡DIOS ES AMOR!”.
(I Juan 4:7,8 )
EJERCICIOS PARA EL ALMA
Mantén contacto con Dios... todos los días.
“Dios te ha declarado lo que es bueno, y lo que Él desea
de ti : Solamente que seas justo, que ames la misericordia
y que te portes humildemente con tu Dios”.
(Miquéas 6:8)
“Él da esfuerzo al cansado, y multiplica las
fuerzas al que no tiene ninguna.”.
Isaías 40:29
Descargar

Document