Palacio de los Luna (Daroca)
Constituye un hecho excepcional que se haya conservado hasta nuestros días una casa
de hace seiscientos años con los elementos principales de su estructura, su decoración
y su disposición interior.
La casa mudéjar, se adscribe por sus características formales al importante taller de
Mahoma Rami, maestro de obras moro al servicio del Papa Luna en los ábsides y el
cimborrio de la Seo de Zaragoza (1403-1409) y en la iglesia de San Pedro Mártir de
Calatayud (1412-1414)
El interior guarda los alfarjes o techos de madera de las estancias principales con
motivos heráldicos. En dos de los lados del patio interior se han conservado unas
hermosas yeserías talladas en sus ventanas. Se trata de unas obras en las que las
tracerías góticas aparecen junto a motivos islámicos de entrelazos
Originalmente el acceso al interior del
edificio se realizaba a través de un gran
arco de medio punto de ladrillo que daba
a la c/ Mayor.
La considerable altura de la planta baja
permitió que esta fuera dividida en dos,
adaptándola para vivienda.
La planta baja se halla dividida en tres
partes en sentido transversal a la fachada.
Esta división se lleva a cabo por medio de
arquerías góticas sobre pilares que han
llegado hasta nuestros días aunque
cegadas en sus luces
Las tres ventanas, una en el centro, y dos en el lado izquierdo, enmarcadas con
ornamentación de lazo y decoradas con yeserías góticas, son elementos claramente
asignables a la tradición mudéjar
La planta noble concentra una buena
parte de interés del palacio por estar
cubierta, casi en su totalidad, por
artesonado de madera. El palacio estuvo
habitado hasta fechas recientes y el gran
salón se dividió con tabiques para
obtener más habitaciones
Descargar

Diapositiva 1