Mi naturaleza es envejecer.
No hay ningún modo de evadir el
envejecimento.
Mi naturaleza es tener dolencias y salud.
No hay ninguna forma de escapar de tener
dolencias y salud.
Mi naturaleza es morir.
Y no existe manera de huir de la muerte.
Todo lo que deseo y todo lo que amo
tiene la naturaleza del cambio.
No hay posibilidad de
eludir el cambio.
Mis acciones son mis únicas
pertenencias verdaderas.
Yo no puedo esquivar
las consecuencias de mis acciones.
TODAS mis acciones, son el suelo
donde estoy.
BUDA
No se...
Si la vida es corta
o demasiado larga
para nosotros;
mas se que
nada de lo que vivimos
tiene sentido,
si no tocamos
el corazón de las personas.
No se si es corta
o demasiado larga...
Mas se que ella es intensa,
verdadera, pura.
mientras dura.
Cora Coralina
LA BELLEZA DE LA VEJEZ
Una niña pequeña con la curiosidad
de quien oye una nueva palabra,
pero que no entiende su significado,
preguntó a su madre:
- “Mamá, que es vejez? "
En fracción de segundos, antes de responder, ella hace un viaje al
pasado. Recuerda sus momentos de lucha, las dificultades, las
decepciones. Sintió el peso de la edad y la responsabilidad en sus
hombros.
Tornó a mirar a su hijita, que sonriendo aguardaba la respuesta
- "Mira hacia mi rosto, hija" , dice ella.
- "Esto es la vejez".
La madre imaginó a la pequeña viendo las arrugas y la tristeza en
sus ojos.
Después de algunos instantes la niña responde:
- "Mamá! La vejez es bonita!"
Paulo Coelho
Asi como los picos
cubiertos de nieve son
hermosos,
los cabellos blancos de la
vejez también tienen su
belleza.
No solo belleza....
mas sabiduria,
también sensatez,
experiencia,
de la que ningún joven se
puede vanagloriar”.
OSHO
Retrato
Yo no tenia este rostro de hoy...
Asi, calmado, asi triste,
asi pensativo,
ni estos ojos vacios
ni mis labios delgados.
Yo no tenia estas manos sin fuerza
tan quietas, frias y muertas...
y no tenia este corazón
que ni siente..
Y no entiendo este cambio
tan simple, tan cierto, tan fácil..
¿En qué espejo quedó perdido mi
otro yo?
Cecília Meireles
“Los conocimientos
vuelven el alma joven y
disminuyen la amargura
de la vejez.
Atesore, pues, mucha sabiduria.
Ella almacena suavidad
y gusto
para el mañana”.
Leonardo da Vinci
Bienaventurados
aquellos que
comprenden mis
pasos vacilantes y
mis manos
trémulas.
Bienaventurados los
que no tienen en
cuenta mis olvidos,
que saben que capto
las palabras con
dificuldad, por eso
procuran hablarme
mas alto y
pausadamente.
Bienaventurados los que perciben que
mis ojos ya están nublados y mis
reacciones son lentas.
Bienaventurados los
que desvian su
mirada, simulando
no haber visto el café
que, sin querer,
derramo sobre la
mesa.
Bienaventurados los que sonrien,
me prestan atención y conversan
comigo.
Bienaventurados
los que nunca me dicen:
“Tu ya me contaste eso varias veces”
Bienaventurados
los que me ayudan, con cariño,
a atravesar la calle.
Bienaventurados
los que me
hacen sentir
que soy amado
y no estoy
abandonado,
tratandome con
respeto.
Bienaventurados
los que
comprenden
cuanto me cuesta
encontrar fuerzas
para aguantar mi
edad y mi cruz.
Bienaventurados
los que me
amenizan los
últimos años
sobre la Tierra.
Bienaventurados
todos aquellos
que me dedican
afecto y cariño,
haciéndome asi,
pensar en Dios.
Cuando entre en
la Eternidad, me
acordaré de ellos
junto al Señor!
Amén!
(Autor desconocido)
Música:
Otoño en Rosa
Cortazar
Descargar

Document