Maria Troncatti
nace en Corteno Golgi,
en la provincia de
Brescia, el 16 de febrero
de 1883 en una
numerosa familia de
campesinos de montaña.
Crece alegre y
trabajadora en los
campos al cuidado de
los hermanos, en un
clima cálido de afecto
y de ejemplos de sus
padres.
En Corteno llega el Boletín Salesiano, rico en valores
cristianos, ella piensa en la vocación religiosa.
Al principio el papá no está de acuerdo, pero cuando
cumple la mayoría de edad, 21 años, le da el permiso.
María pide la admisión en el Instituto de las FMA y hace
la primera profesión en 1908 en Nizza Monferrato.
Durante la primera guerra mundial hace en Varesse
cursos de asistencia sanitaria y trabaja como
enfermera de la cruz roja en el hospital militar.
Istit. S. Caterina - Varazze
Después de un violento tornado Maria prometió
a la Virgen que por haberle salvado la vida
pediría ir a las misiones.
La Virgen la escuchó y Sor Maria pidió a la Madre
General de ir a vivir donde los leprosos. Siete años
después la Madre Caterina Daghero la mandó al
Ecuador
En 1925 desembarcò en la bahía de Guayaquil y fue a
Chunchi donde fue enfermera y farmaceuta por poco
tiempo.
Acompañadas por el obispo Mons. Comin y de una
pequeña expedición, Suor Maria y otras de sus
Hermanas se adentraron en la selva amazónica
Su campo de misión es la tierra de los indios Shuar en el
sur-oriente ecuatoriano.
Apenas llegaron a Mendez Sor Maria se ganó la
estima de una tribu Shuar operando con un
cortaplumas la la hija de un jefe herida por una
bala
Acompañadas del Obispo misionero Mons. Comin y
de una pequeña expedición Sor Maria y otras dos
Hermanas se adentraron en la selva amazónica.
Se establecieron definitivamente en Macas, un territorio
de colonos circundado de habitaciones comunes de los
Shuar, en una casita sobre una colina. Como don Bosco
fué padre y maestro Sor Maria fué madre, y por 44 años
será llamada por todos Madrecita.
Inicia un difícil trabajo de evangelización en medio de
riesgos de toda clase. Es enfermera, cirujana,
ortopediista, dentista e anestesióloga, pero sobre todo
catquista rica de maravillosos recursos de fe, de
paciencia y de amorevolezza salesiana.
Su obra por la promoción de la mujer shuar florece en
centenares de familias cristianas, formadas por primera
vez sobre la libre esperiecia personal de los esposos.
Desarrolló su actividad sobre todo en el campo de la
formación a la santidad, en el hospital Pio XII de Sucúa
y en numerosos dispensarios. Es Madre del Vicariato
apostólico de Méndez: Mácas, Méndez, Sevilla don
Bosco e Sucúa, con bastantes viajes por la selva.
El 25 de agosto de 1969 Sor Maria viaja en avión a
Sucúa para los ejercicios espirituales, pero el avión se
cae después de decolar. El radio de la Federación
Shuar dio el triste anuncio: “Nuestra Madre, Sor Maria
Troncatti murió”. Su cuerpo repsa en Macas.
Descargar

Diapositiva 1