Estudiar Ciencias
duras…
¿Por qué no?
Nuestro entorno tal como lo
conocemos
está
compuesto
en su
totalidad
por química.
Los remedios son compuestos
químicos.
La aspirina, es una combinación
atómica de
Carbono, Oxígeno
y Nitrógeno.
Los alimentos también son compuestos.
La sal, por ejemplo,
se compone de
átomos de Cloro,
Hidrógeno y
Sodio.
La velocidad de los movimientos que
realizamos a cada
momento,
así como los
movimientos
vehiculares,
son explicados por la física.
Por último, a la matemática se la
puede encontrar hasta cuando se
cuentan las
monedas del
vuelto que nos
dan en el
supermercado.
A la hora de estudiar el
ambiente actual del ser
humano, es necesario entender
que las Ciencias nos rodean.
Son una elección de vida y no
hay puntos medios en lo que a
ellas respecta.
Sin embargo, las ciencias no son
aptas para todo público.
Para estudiarlas es necesario
cruzar la “muralla” que muchas
veces se nos impone.
Si yo pude cruzarlas, vos también.
Estudiar
Ciencias
duras…
¿Por qué
no?
Créditos
Alumna: Cynthia Elizabeth Argibay.
Profesores a cargo: Ethel Parietti de
Angelini.
Claudio Sprejer.
Gabriela Álvarez.
Colegio Guido Spano.
Descargar

Diapositiva 1