El proceso de prevención y combate de incendios forestales:
7.4. Combate.
• Despacho de las brigadas de combate: orden
para movilizar brigadas a un incendio, asignación
de tareas e instrucciones.
• Traslado del personal al área del incendio.
• Exploración y evaluación de las condiciones del
incendio (causas, punto de origen, condiciones
del terreno, estado del tiempo y combustibles,
comportamiento del fuego) y de las posibilidades
de controlarlo y las necesidades (personal,
herramienta, equipo) para hacerlo.
• Diseño de un plan de acción para controlar el
incendio.
• Reporte a la base para informar las condiciones
del incendio y el plan de acción y, en su caso,
solicitar los apoyos necesarios.
Fotos: EJP
55
El proceso de prevención y combate de incendios forestales:
7.4. Combate (continuación)
• Asignación de tareas e instrucciones al
personal.
• Inicio del combate: ataque inicial del
incendio.
• Seguimiento a las operaciones de
combate y reporte periódico a la base del
avance en las operaciones.
• Control del incendio (el incendio está
confinado, pero se mantiene la vigilancia).
• Labores de liquidación (acciones para
extinguir totalmente el incendio).
• Inspección y evaluación del área del
incendio y reporte de incendio extinguido.
Foto: RRV
56
Combate de incendios forestales
El control de un incendio implica “romper el tríangulo del fuego”:
Enfriando la
temperatura
Fuego
Sofocando el fuego,
quitando o
desplazando el
oxígeno
Eliminando, reduciendo o
rompiendo la continuidad
del combustible
Fotos: SGR
57
Métodos de control de incendios forestales:
• Ataque directo: extinción de la combustión
en el frente del fuego; se aplica en frentes de
fuego de baja intensidad, que avanzan
lentamente, cuando hay llamas bajas (menos
de 1 m de altura), y el calor y el humo permiten
trabajar cerca de la línea de fuego, apagándola
con abatefuegos, tierra y agua.
• Ataque paralelo: se construyen guardarrayas
o brechas cortafuego cercanas y paralelas a la
línea de fuego, en incendios con frente
irregular, que avanza lentamente.
• Ataque indirecto: las guardarrayas o
brechas cortafuego se construyen a distancia
de la línea de fuego, cuando este es muy
intenso, avanza rápido o el terreno es muy
peligroso para hacer combate directo. El
combustible puede removerse aplicando
contrafuegos.
Fotos: SGR
58
Control del fuego:
• Es indispensable evaluar las condiciones de un
incendio o de un sitio adonde se va a hacer una
quema, para planificar las acciones dirigidas al
control del fuego y escoger el método adecuado.
• Los esfuerzos deben concentrarse en el
controlar el avance del frente del incendio; los
dedos y focos secundarios son los puntos clave
de ataque del fuego.
• Debe mantenerse continuamente la vigilancia
de las guardarrayas y contrafuegos.
• Los sitios donde hay mucho combustible (pilas
de madera muerta, breñales y matorrales,
acumulaciones de hojarasca), los árboles
muertos en pie y tocones, y las raíces, sobre
todo cerca de las guardarrayas, son puntos
críticos donde el fuego puede salirse de control.
Foto: EJP
59
Control del fuego: Remoción de combustibles
Los incendios forestales se combaten
generalmente deteniendo su avance,
aislándolos y vigilándolos hasta que se
extinguen solos.
Una de las maneras más comunes de
controlar el avance del fuego en un
incendio forestal es remover o eliminar el
combustible en algunos sitios, modificando
su continuidad.
Esto se hace mediante guardarrayas o
brechas cortafuego, que pueden
construirse a mano con herramientas o
con maquinaria.
También se pueden aplicar quemas
controladas para consumir los
combustibles ligeros antes de la llegada
del frente del incendio o ensanchar las
guardarrayas.
guardarraya
secundaria
guardarraya
principal
incendio
contrafuego
Foto: RRV
60
Control del fuego: Remoción de combustibles
Técnicas para remover el combustible,
romper su continuidad o modificar sus
propiedades:
• Cajeteo o guardarrayado alrededor de
árboles y tocones
• Podas para romper la continuidad
vertical
• Brechas cortafuego o guardarrayas
para romper la continuidad horizontal
• Aplicación de quemas controladas,
contrafuegos y líneas negras para
romper continuidad horizontal.
• Humedecimiento del combustible con
agua y retardantes químicos.
Fotos: EJP
61
Control del fuego: Construcción de guardarrayas
Una guardarraya o brecha cortafuego es una línea donde el
combustible ha sido removido, rastrillando la hojarasca (güinumo u
ocochal), las ramas, y el topure, y raspando hasta exponer el suelo
mineral.
guardarraya
secundaria
guardarraya
principal
Frente
del
incendio
guardarraya
incendio
contrafuego
Brecha cortafuego construida en una ladera
para proteger un área de regeneración.
Foto: EJP
62
Control del fuego: Construcción de guardarrayas
La anchura de la guardarraya es variable y depende de la topografía,
el tipo de combustible, y la intensidad de la línea de fuego.
En un incendio superficial, el
tamaño mínimo puede ser el doble Altura de la llama
Guardarraya
de la altura de la llama o el doble de
2
la altura de la cama de
1
combustibles superficiales.
Preferentemente la guardarraya
debe de estar ladera arriba del
incendio, aprovechando los filos o
parteaguas.
Si queda pendiente abajo, hay que
construir zanjas para detener el
material encendido que puede
rodar.
Altura del
combustible
Guardarraya
2
1
guardarraya
zanja
63
Control del fuego: Construcción de guardarrayas
La construcción de guardarrayas debe aprovechar barreras naturales
que impiden la propagación del fuego: afloramientos rocosos, suelo
desnudo, arroyos y cañadas con vegetación siempre verde
(“verduras”).
Árboles huecos, árboles muertos en
pie, tocones y troncos gruesos caídos,
que no se pueden remover y que están
cerca de la guardarraya, se deben
cajetear o guardarrayar para evitar que
se enciendan.
Hay que tener cuidado de cortar raíces
superficiales que cruzan la
guardarraya y que pueden pasar el
fuego, así como limpiar el topure.
Los palos caídos deben alinearse
paralelos a la pendiente para evitar
que rueden.
Guardarraya
Guardarraya
No
Sí
64
(A) Ensanche de una guardarraya, removiendo
el combustible (ramas, hojas y topure) para que
no exista riesgo de que el fuego la cruce.
(B) Limpia del combustible alrededor de un
tronco cercano a la guardarraya para evitar que
se encienda y las chispas o pavesas puedan
brincar fuera del área de control.
(C) Enfriamiento con agua de un tronco
encendido en el borde de una guardarraya,
utilizando una bomba de mochila.
(A)
(B)
Fotos: SGR
(C)
65
(A) Ataque paralelo: construcción de una
guardarraya.
(B) Derribo de un árbol hueco encendido, próximo a
una guaradrraya. Estos árboles pueden mantenerse
encendidos por muchos días y ocasionar el rebrote
de un incendio.
(C) Combate directo de una línea de fuego de baja
intensidad.
(D) Es importante en todo momento mantener la
comunicación entre los combatientes y el jefe del
incendio.
Fotos: SGR
66
Control del fuego: Aplicación de contrafuegos
El fuego puede combatirse con fuego: la quema controlada desde
una guardarraya establecida como línea de control, reduce la carga
de combustibles quemándola de manera controlada, deteniendo el
avance del incendio.
viento
contrafuego
guardarraya
secundaria
guardarraya
principal
incendio
contrafuego
Frente
del
incendio
guardarraya
Al aplicarse un contrafuego deben
tomarse en cuenta las condiciones
topográficas, la carga de combustible
y el estado del tiempo (velocidad y
dirección del viento, temperatura,
humedad).
Es mejor quemar con el viento a favor
y pendiente abajo.
67
Recomendaciones para aplicar contrafuegos:
• Solo el Jefe del Incendio debe decidir cuando y donde
se aplica un contrafuego.
• El contrafuego se aplica cuando no se puede hacer
combate directo.
• La guardarraya debe ser lo suficientemente ancha
(según la topografía y los combustibles) y estar bien
limpia antes de iniciar el contrafuego.
• El contrafuego debe aplicarse lentamente para
mantener el control y siempre debe estar vigilado.
• Se debe de quemar parejo, sin dejar lugares sin
incinerar.
• El contrafuego debe iniciarse por los puntos altos
(trabajar ladera abajo), pero no debe encenderse
directamente en cimas o filos donde la turbulencia del
aire puede crear focos secundarios.
• El contrafuego se debe juntar con el frente del incendio
lejos de la línea de control (guardarraya), ya que pueden
ocasionarse estallidos.
• Debe haber personal suficiente con herramienta
apropiada (rastrillos, bombas aspersoras, abatefuegos),
cuidando que el fuego no retroceda o salte guardarraya.
Fotos: SGR
68
Herramientas básicas para el combate de incendios forestales:
Funciones
Herramienta
Cortar
Raspar
Cavar
Encender
fuego
Sofocar
el fuego
1. Machete
2. Casanga
3. Hacha
4. Motosierra
5. Pala
6. Azadón
7. Rastrillo-azadón
(McLeod)
8. Hacha-azadón
(Pulaski)
9. Rastrillo forestal
10. Antorcha de
goteo
11. Abatefuegos
12. Bomba de
aspersión
69
20 instrucciones básicas para el combate de incendios
1. Los combatientes deben seguir las instrucciones de su jefe inmediato,
respetando la línea de mando y manteniendo siempre la disciplina.
2. El Jefe de Incendio y los jefes de brigada y líderes de cuadrilla deben
tener cuidado en dar y transmitir instrucciones claras, asegurándose de
que sean entendidas. Todos deben conocer los planes de combate del
incendio.
3. Todo el personal debe saber claramente cual es la tarea que le ha sido
asignada.
4. Estar siempre alerta, mantener la calma, pensar con claridad y actuar con
decisión.
5. No tomar riesgos innecesarios; el fuego debe combatirse agresivamente,
pero siempre bajo condiciones de seguridad.
6. Cuidar a los compañeros para que estos lo cuiden a uno. El
compañerismo y la ayuda mutua son el principio para la seguridad y las
acciones adecuadas.
7. Establecer zonas de seguridad, identificar rutas de escape y asegurarse
que todos las conozcan.
70
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
Mantener siempre el contacto y la comunicación entre los
combatientes, jefes y puestos de control.
No separarse del grupo sin avisar ni internarse en terreno
desconocido.
No colocarse en sitios peligrosos: entre el frente de fuego y sitios
donde la salida este bloqueada paredones, riscos, barrancos,
vegetación densa o acumulaciones de combustible, cualquier lugar
donde uno no puede desplazarse con rapidez, o ladera abajo del
fuego, donde pueden rodar rocas y material encendido.
Tener cuidado con las herramientas filosas para evitar accidentes, no
dejarlas tiradas, y mantener una distancia prudente entre los
compañeros para no estorbarse o lastimarse al estar trabajando o al
dirigirse al incendio.
Usar el equipo de seguridad y protección. No usar ropa de material
sintético inflamable.
No detenerse a descansar o pernoctar junto a la línea de fuego, sino
en sitios seguros y siempre con vigilancia.
Mantenerse en buena condición física.
71
15. No trabajar más allá de la capacidad física; la fatiga excesiva puede
amenazar la vida de los combatientes.
16. Debe asegurarse que el personal combatiente este adecuadamente
abastecido de agua, alimento, herramienta y equipo.
17. Hay que mantenerse siempre informado de los factores del estado del
tiempo que controlan el comportamiento del fuego (velocidad y
dirección del viento, humedad, temperatura) y saber como están
cambiando.
18. Observar continuamente el comportamiento del fuego y estar alerta a
sus cambios. El combate debe basarse en el comportamiento
observado (actual) y esperado (previsto) del fuego.
19. Mantener siempre vigilada las guardarrayas y los contrafuegos, para
evitar que el fuego se salga de control y actuar oportunamente si
surgen focos secundarios.
20. El fuego controlado no está apagado. Hay que vigilar el incendio
hasta su extinción y realizar las labores de liquidación del fuego y de
inspección del área del incendio antes de retirarse.
72
¡Cuidado! 13 situaciones que indican riesgo:
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
Cuando se construye una guardarraya cuesta abajo, hacia el incendio.
Cuando se combate el fuego en una ladera donde pueden caer piedras y se
pueden rodar palos encendidos encendiendo focos secundarios cuesta abajo.
Cuando el viento empieza a soplar con fuerza o cambia de dirección.
Cuando el tiempo se pone más caluroso y seco.
Al encontrarse en la guardarraya con mucho combustible seco entre uno y el frente
del incendio.
Al hallarse donde la topografía o el monte dificultan el paso.
Al encontrarse en terreno desconocido.
Al encontrarse en un lugar donde no se conocen los factores locales que afectan el
comportamiento del fuego.
Al intentar un ataque directo al frente del incendio.
Cuando se encienden focos secundarios junto a la guardarraya.
Cuando no se puede ver el incendio y no hay comunicación con personas que
pueden verlo.
Sí no se han entendido bien las instrucciones ni la tarea que tiene uno que hacer.
Sí uno está muy cansado, con ganas de dormir, cerca de la línea de fuego.
73
El proceso de prevención y combate de incendios forestales:
7.5. Post-supresión.
• Determinación del perímetro y superficie
del incendio.
• Evaluación de los efectos del incendio
sobre la vegetación (severidad del daño) y la
carga de combustibles. Esto debe hacerse
inmediatamente después del incendio y
preferentemente después de la temporada
de lluvias para determinar el impacto sobre
la vegetación.
• Elaboración del reporte de evaluación.
• En función de la evaluación, definir sí se
requiere la aplicación de medidas de
restauración del área afectada.
Fotos: EJP
74
El reporte del incendio es muy importante para poder contar con
información sobre las causas del fuego, el desarrollo de las
operaciones de combate y los efectos sobre el bosque.
Esta información sirve para poder evaluar el trabajo realizado y
poder mejorarlo en el futuro, conocer los daños sobre el bosque y
tomar decisiones sobre si es necesario realizar labores de
restauración de los sitios quemados.
Información básica de un reporte de incendio:
• Tiempos (fecha y hora) de inicio del incendio (estimada),
de detección, de inicio y de término del combate.
• Localización del incendio: coordenadas, paraje, predio,
municipio. En que punto se inició el fuego.
• Causa del incendio (conocida o probable).
• Superficie afectada: área donde pasó el fuego.
• Mapa del área afectada.
• Tipo de vegetación que fue afectada.
• Personal que participó en el combate y de que
dependencia o comunidad.
• Apoyos utilizados en el combate.
• Actividades realizadas y problemas enfrentados durante
el combate del incendio.
• Quién elaboró el reporte.
75
Mapa de un incendio, indicando el
desplazamiento del fuego y las
guardarrayas.
No toda el área de un
incendio se quema
parejo. Es importante
diferenciar el nivel de
daño a la vegetación,
que puede ser bajo,
moderado o alto;
algunas partes del área
del incendio no llegan a
quemarse.
N
N
W
E
S
Escala Grá fica
0
600
1200 m.
Mapa de los incendios de 2002 en la
Reserva de la Biosfera Sierra de
Reserva
de la Biosfera Sierra de Manantlán
Manantlán.
218 2
INCENDIOS
2002
218 0
#
#
S IG N O S
Lím ite RB SM
Lím ite z ona núc le o
Quema prescrita
#
217 0
Incendios delimitados
Límite m unic ipal
Límite es tatal
Retic ula
In c end ios no del im itad os
0- 1
2 - 30
31 - 150
151 - 250
251 - 530
#
#
#
#
216 0
#
#
#
#
#
#
#
215 0
N
0
2
4
escala gráfica
2 13 8 Km N
2002
555 Km E ( UT M)
560
570
6
Los mapas de los incendios de varios años
sirven para identificar las áreas críticas de
alta incidencia de fuego y ayudan a
planificar las futuras operaciones de
prevención y combate.
76
8
Km
1:350 000
Mapa elaborado en el SIIR-SM del
Instituto Manantlán de Ecología y
Conservación de la Biodiversidad.
Universidad de Guadalajara - CUCSur.
Equidistancia entre curvas de nivel: 200 m.
Fuente: DRBSM. Septiembre de 2002.
580
590
600
610
620
627
El monitoreo de las áreas
quemadas y los estudios
ecológicos, nos ayudan a
entender mejor los efectos de
los incendios forestales y a
tomar decisiones sobre el
manejo de sitios quemados,
las acciones de restauración
(protección del renuevo,
control de la erosión,
reforestación), y el uso y
manejo del fuego.
Monitoreo de áreas quemadas:
Arriba: medición de combustibles.
Abajo: medición de renuevos.
(Fotos: EJP)
77
Bibliografía
Los siguientes trabajos fueron consultados para la elaboración de este manual y se recomienda su lectura
para los interesados en adquirir mayores conocimientos sobre la prevención y combate de incendios
forestales, el manejo del fuego y la ecología del fuego.
• Chandler, C., P. Cheney, P. Thomas, L. Trabaud y D. Williams. 1983. Fire in forestry. John Wiley. Nueva York,
Estados Unidos de América.
• Jardel, E.J. y R. Ramírez V. (Coord.) 2005. Programa de Manejo del Fuego y Restauración de Bosques de la
Reserva de la Biosfera Sierra de Manantlán, Jalisco-Colima. Universidad de Guadalajara-CONANP. Autlán,
Jal., México.
• Martínez R., E. 2001. Manual de quemas controladas. El manejo del fuego en la prevención de incendios
forestales. Mundi-Prensa, Madrid, España.
• Pyne, S.J., P.L. Andrews y R.D. Laven. 1996. Introduction to Wildland Fire. John Wiley. Nueva York, Estados
Unidos de América.
• SEMARNAT. 2002. Curso Internacional de Protección contra incendios forestales. SEMARNAT/CONAFOR,
US Forest Service, USAID y FMCN. Jiutepec, Mor., México.
• SEMARNAT. 2005. Curso intermedio de comportamiento del fuego (S-290 y S-390).
SEMARNAT/CONAFOR, US Forest Service y USAID. Ciudad Guzmán, Jal., México.
• Verduzco G., J. y Gaytán M.,G. 1983. Combate de Incendios Forestales. SARH, Subsecretaría Forestal.
México, D.F., México.
78
Descargar

Diapositiva 1 - Comunidad de Aprendizaje de Manejo del …