El Sepulcro
de la Victoria
Mateo 27:55-66
Objetivo:
Seguir constatando el cumplimiento perfecto
de las Escrituras acerca del Mesías
prometido a través de los acontecimientos en
torno a la sepultura de nuestro Señor
Jesucristo.
Vers 55-56
27:55-56 Las Mujeres que le seguian y le servian
55Estaban
allí muchas mujeres mirando de
lejos, las cuales habían seguido a Jesús desde
Galilea, sirviéndole, 56 entre las cuales
estaban María Magdalena, María la madre
de Jacobo y de José, y la madre de los hijos
de Zebedeo.
¿Cuál era la característica de las mujeres que
estaban allí en el momento de la muerte de
Jesús?
Anota las tres mujeres que se mencionan en
estos versículos
La presencia de estas mujeres en estos
momentos muestran que el servir al Señor
implica seguirle y permanecer expectantes a
las promesas del Maestro. Jn. 12:26.
Si alguno me sirve, sígame; y donde yo
estuviere, allí también estará mi servidor. Si
alguno me sirviere, mi Padre le honrará.
Jn.12:26
Estas mujeres a diferencia de las mencionadas en
Lc. 23:27-31, no hacían lamentación por lo que
le estaba sucediendo, sino que Mateo resalta su
papel de servicio mientras le seguían. Jesús no
quiere que nos lamentemos de El, sino que le
sirvamos. Nuestro lamento debe ser por nuestra
condición y por el terrible futuro de nuestras
generaciones sino son encaminadas al
conocimiento del Salvador.
Lc.23:27-31 27Y
le seguía gran multitud del pueblo, y de
mujeres que lloraban y hacían lamentación por él.28
Pero Jesús, vuelto hacia ellas, les dijo: Hijas de
Jerusalén, no lloréis por mí, sino llorad por vosotras
mismas y por vuestros hijos.29 Porque he aquí
vendrán días en que dirán: Bienaventuradas las
estériles, y los vientres que no concibieron, y los
pechos que no criaron.30 Entonces comenzarán a
decir a los montes: Caed sobre nosotros; y a los
collados:Cubridnos.31 Porque si en el árbol verde
hacen estas cosas, ¿en el seco, qué no se hará?
Vers 57-61
Mt.27:57-61 La sepultura de Jesús cumpliendo la escritura
Cuando llegó la noche, vino un hombre rico de
Arimatea, llamado José, que también había sido discípulo
de Jesús.58 Este fue a Pilato y pidió el cuerpo de Jesús.
Entonces Pilato mandó que se le diese el cuerpo.59 Y
tomando José el cuerpo, lo envolvió en una sábana
limpia,60 y lo puso en su sepulcro nuevo, que había
labrado en la peña; y después de hacer rodar una gran
piedra a la entrada del sepulcro, se fue.61 Y estaban allí
María Magdalena, y la otra María, sentadas delante del
sepulcro.
57
Escribe la profecía mencionada en (Is. 53:9a)
Y se dispuso con los impíos su
sepultura, mas con los ricos fue en su
muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo
engaño en su boca.
Is.53:9a
9
¿Quién fue a pedir el cuerpo de Jesús para su
sepultura?
¿Quién dispuso que se le diese el cuerpo?
¿Dónde puso José de Arimatea el cuerpo de
Jesús?
Aun después de Su muerte en la cruz, Jesús en Su
sepultura sigue cumpliendo lo que estaba escrito de El.
Pilato, un impío quien se había negado a reconocer la
Verdad en Jesucristo fue quien dispuso se entregase el
cuerpo de Jesús a José de Arimatea, hombre rico que
había sido discípulo de Jesús.
En Jn.19:40-41 se
menciona también la presencia de Nicodemo como
compañero de José de Arimatea en el proceso de
sepultura de Jesús trayendo un compuesto costoso de
mirra y aloes para ungir Su cuerpo.
¿A quiénes encontramos sentadas delante del sepulcro en
el v. 61?
Vers 62-66
Mt.27:62-66 Los religiosos usados para asegurar la victoria de Jesucristo en el sepulcro.
Al día siguiente, que es después de la preparación, se
reunieron los principales sacerdotes y los fariseos ante Pilato,63
diciendo: Señor, nos acordamos que aquel engañador dijo,
viviendo aún: Después de tres días resucitaré.64 Manda, pues,
que se asegure el sepulcro hasta el tercer día, no sea que vengan
sus discípulos de noche, y lo hurten, y digan al pueblo: Resucitó
de entre los muertos. Y será el postrer error peor que el
primero.65 Y Pilato les dijo: Ahí tenéis una guardia; id,
aseguradlo como sabéis.66 Entonces ellos fueron y aseguraron el
sepulcro, sellando la piedra y poniendo la guardia.
62
¿De qué se acordaron los sacerdotes y
fariseos que hizo que acudan al gobernador?
¿Cuál fue el pedido de los religiosos a Pilato.
V. 64?
¿Qué les dijo Pilato? V. 65
¿Y qué hicieron entonces los religiosos?
Los religiosos acuden al gobernador para que ordene que se
asegure el sepulcro hasta el tercer día y evitar que los
discípulos roben el cuerpo y digan al pueblo que Jesús
resucitó; Pilato les concede que lleven a la guardia de
soldados para que vigilen el sepulcro y concede a los
religiosos que aseguren el sepulcro de la manera que ellos
saben.
Este hecho es la antesala perfecta para el glorioso evento de
la resurrección de Jesucristo. No cabria duda de esta manera
que solo por el poder de Dios se habría producido Su
resurrección, sellándose así nuestra salvación.
Descargar

Los Designios de la carne