SEMANA SANTA
Meditemos
escuchando “He
comido Tu Cuerpo” (7’)
de la Pasión de Bach
Tarraco
s.XIII
En el evangelio de S. Juan, en lugar de la Eucaristía, hay el
lavatorio de los pies, que resume la entrega de Jesús
Jesús no quiere dominar sino SERVIR
Jn 13,1-15 Antes de la fiesta de la
Pascua, sabiendo Jesús que había
llegado la hora de pasar de este
mundo al Padre, habiendo amado a
los suyos que estaban en el mundo,
los amó hasta el extremo.
Sala alta del Cenáculo
Ahora Jesús
nos demuestra
hasta qué punto
nos AMA
No clic
Lavándonos los
pies, anticipa su
SERVICIO, hasta
dárnoslo TODO en la
Muerte en Cruz
Estaban cenando, cuando ya el
diablo le había metido en la cabeza
a Judas Iscariote, el de Simón, que
lo entregara, y Jesús, sabiendo que
el Padre había puesto todo en sus
manos, que venía de Dios y a Dios
volvía,
No
clic
Cercano a Dios,
muriendo, Jesús une
el cielo y la tierra
Une el de arriba con
los de abajo, lo
transitorio con lo
eterno, el pecado con
la gracia, el mundo
con el mismo Dios
se levanta de la cena, se quita el
manto y, tomando una toalla, se la
ciñe; luego echa agua en la jofaina
y se pone a lavarles los pies a los
discípulos, secándoselos con la
toalla que se había ceñido.
Nos lava los
pies a los
pobres, a los
infieles, a los
incoherentes, a los
violentos
Servidor incansable, hasta el último momento
Llegó a Simón Pedro, y éste le dijo: "Señor,
¿lavarme los pies tú a mí?" Jesús le replicó: "Lo
que yo hago tú no lo entiendes ahora, pero lo
comprenderás más tarde." Pedro le dijo: "No me
lavarás los pies jamás." Jesús le contestó: "Si no
te lavo, no tienes nada que ver conmigo." Simón
Pedro le dijo: "Señor, no sólo los pies, sino
también las manos y la cabeza." Jesús le dijo:
"Uno que se ha bañado no necesita lavarse más
que los pies, porque todo él está limpio.
“Él robustecía las manos
caídas, era los ojos del
ciego, los pies del cojo, el
gozo de la viuda, el padre de
los pobres...” (Job 29:13-16)
Él que siempre
se puso a
nuestro lado,
ahora se pone a
nuestros pies
También vosotros estáis
limpios, aunque no todos."
Porque sabía quién lo iba a
entregar, por eso dijo: "No
todos estáis limpios."
Incluso se pone a los pies
de los que quieren traicionar,
de los que quieren matar
“Él no fue desobediente, ni se
volvió atrás. Sino que dio las
espaldas a los que le herían, y
sus mejillas a los que le
pegaban; no escondió su
rostro delante las injurias y los
esputos. ” (Is 50)
Avión siniestrado, salido de
Barcelona, con 150 personas
Cuando acabó de lavarles los
pies, tomó el manto, se lo puso
otra vez y les dijo: "¿Comprendéis
lo que he hecho con vosotros?
Vosotros me llamáis "el Maestro" y
"el Señor", y decís bien, porque lo
soy.
Siendo Maestro y
Señor, Jesús se
ha puesto al nivel
de los esclavos
No se ha apegado a su
condición divina, ni tan
sólo ha querido
mantener la dignidad de
la condición humana.
Pues si yo, el Maestro y el Señor,
os he lavado los pies, también
vosotros debéis lavaros los pies
unos a otros;
os he dado ejemplo para que lo
que yo he hecho con vosotros,
vosotros también lo hagáis."
Nos ha dado el máximo ejemplo de humillación
No clic
Jesús, Cordero inmolado, ofrece su Cuerpo como Alimento
Tú, Jesús, has hecho del
AMOR el GESTO de tu Vida.
Nosotros, a tu lado, queremos
repetir tu gesto, formando una
familia que SE AMA
Monjas de St. Benet de Montserrat
www.benedictinescat.com/montserrat
Descargar

evangelio