Transición y democracia en España
1. La transición democrática
2. El nuevo Estado constitucional y autonómico
3. La alternancia en el poder
4. España en el esfera internacional
5.Desarrollo económico y Estado del bienestar
6. Evolución de la sociedad española
1. La transición democrática
1.1 Desmantelamiento del franquismo
Después de jurar su cargo ante las Cortes, el Rey decidió mantener a Arias Navarro en la
presidencia del gobierno. Sin embargo, las reformas no iban por donde el pueblo español y la
oposición querían, así que el Rey forzó la dimisión de Arias Navarro.
Mientras la calle era un hervidero (manifestaciones, huelgas, etc.), en Julio de 1976 Adolfo Suárez
era elegido presidente del gobierno.
Este, con el beneplácito del Rey, inició un diálogo con la oposición, que permitió una reforma
pactada mediante el compromiso de instaurar un régimen democrático.
Así en 1976 se aprobó la Ley de Reforma Política, por las Cortes franquistas que se hacía el
harakiri dando paso a unas cortes formadas por diputados y senadores, y mediante referéndum.
Al año siguiente se legalizaban los partidos políticos y los sindicatos y se suprimía el Movimiento
Nacional.
El 15 de junio de 1977 se convocaron elecciones generales por sufragio universal, las primeras
democráticas desde las elecciones de febrero de 1936, abriéndose el camino a la democracia.
1.2 Primeras elecciones democráticas
El 15 de junio de 1977, las elecciones generales dieron el triunfo al Unión de Centro Democrático
de Suárez, que se aprestó a formar gobierno en minoría.
1.3 Política de consenso: primer gobierno de UCD
Este primer gobierno en minoría llevó a una política de consenso entre las principales fuerzas
políticas representadas en las Cortes. Así se hizo y además se aprobaron una serie de medidas
urgentes:
- Una comisión para la elaboración de una constitución, en la participaron casi todas las fuerzas.
- La crisis económica hizo necesario un acuerdo de todos (Gobierno, oposición, patronal y
sindicatos) los Pactos de la Moncloa, cuyo objetivo era la modernización de la economía española
a través de la inversión pública (reforma fiscal). También se acordó elevar la participación estatal
en la Seguridad Social para atender la creciente demanda de la población española.
- Una reducción de los salarios para frenar una inflación galopante.
- Una reforma tributaria en la que los ciudadanos pagarían en función de sus ingresos y
propiedades.
- Una amnistía para los presos políticos.
1.4 Enemigos de la democracia
La nueva democracia tuvo que hacer frente a los movimientos extremos (izquierda y derecha) que
decidieron actuar mediante el uso de la violencia.
ETA, que defendía la independencia del País Vasco, GRAPO y FRAP que no aceptaban la
Constitución ni el sistema democrático, y eran partidarios de un estado anticapitalista y comunista.
Pero también desde la extrema derecha se produjeron algunos atentados mortales (asesinato de
los abogados laboralistas de Atocha) por grupos como el Batallón Vasco-Español, Guerrilleros de
Cristo Rey, etc.
El número de atentados se incremento dando la sensación de inseguridad e incapacidad del
gobierno para hacer frente a la violencia.
2. Nuevo Estado constitucional y autonómico
2.1 La Constitución de 1978
La comisión presentó a las Cortes un proyecto constitucional que fue aprobado por las mismas y
refrendado por los españoles el 6 de diciembre de 1978. Sus rasgos esenciales:
- Estado social y democrático, cuyo sistema político es una monarquía parlamentaria
- Reconocimiento de las nacionalidades y regiones para el autogobierno (CCAA)
- La soberanía reside en el pueblo, garantiza las libertades y derechos fundamentales, así como la
igualdad de los españoles ante la ley.
- Existe división de poderes: Legislativo (Diputados y Senadores), ejecutivo (Gobierno) y Judicial
(tribunales).
Se creo el Tribunal Constitucional, interprete de la Constitución en caso de conflicto.
2.2 El Estado de las Autonomías
La represión franquista no evitó que a la muerte del dictador se produjeran manifestaciones
reclamando la autonomía (Galicia, Cataluña y País Vasco), a la que se unieron otras regiones, que
defendían la implantación de un régimen democrático y manifestaban su propia identidad y el
derecho a la autonomía.
En consecuencia, se produjo una reordenación territorial del Estado mediante la generalización de
las autonomías.
En 1977 Suárez negoció el restablecimiento de la Generalitat y la vuelta de su presidente, Josep
Tarradellas.
En el País Vasco, la situación era más tensa por el problema del terrorismo de ETA. Sin embargo,
el gobierno aprobó la ikurriña, tres amnistías y la formación de un Consejo General Vasco.
A continuación se aprobaron los Estatutos de Autonomía que fueron refrendados en 1979. En
Cataluña Jordi Pujol se convirtió en el primer presidente de la Generalitat; mientras Carlos
Garaikoetxea se convertía en el primer Lendakari del País Vasco.
En Galicia se formó la primera Xunta y se aprobó un Estatuto de Autonomía en 1981.
La Constitución reconocía las diferentes nacionalidades y regiones y permitía el autogobierno, con
la creación de Estatutos de Autonomía, a través del artículo 143 y 151 recogido en el título VIII
(Café para todos).
Se constituyeron 17 comunidades autónomas, con sus respectivos estatutos de autonomía donde
venía recogido las competencias, que se han ido traspasando por el Estado desde la aprobación
de los estatutos, así como su denominación y sus instituciones.
2.3 Golpe de Estado y consolidación democrática
Tras la aprobación de la Constitución, se convocaron elecciones generales y municipales que gano
nuevamente UCD.
El nuevo gobierno de Suárez, nuevamente en minoría, se encontró con la persistencia de los
problemas económicos y el aumento de la conflictividad obrera; por otro, los problemas políticos se
agudizaron (división, oposición socialista, terrorismo, etc.).
El declive del Gobierno de Suárez provocó que el PSOE promoviera una moción de censura, que
supuso la dimisión de Suárez.
Cuando en el Congreso se debatía el discurso de investidura de Calvo Sotelo (UCD), el Teniente
Coronel de la Guardia Civil Tejero entró en el parlamento con un grupo de guardias civiles y
mantuvo secuestrados a los miembros del Congreso y personal durante un día. Mientras en
Valencia, Jaime Milans del Bosch se unía al intento de golpe de Estado sacando la división
acorazada “Maestrazgo”. Fue el único Capitán General que se unió al levantamiento.
El objetivo de los golpistas era la formación de un gobierno que contuviera el proceso
democratizador, frenase el proceso autonómico y revisase la Constitución.
El golpe de Estado acabó en fracaso por la decidida actuación del Rey en defensa de la
Constitución y del sistema democrático, la decisión de algunos mandos militares de permanecer
fieles a la Corona, y la unidad de las fuerzas políticas.
Si el intento de golpe de Estado quería acabar con el proceso democratizador sirvió como acicate y
el Gobierno de Calvo Sotelo profundizó en las reformas, con apoyo del PSOE:
- Ley del Divorcio.
- Ley de Orgánica de Armonización del Proceso Autonómico.
- Petición de Adhesión de España a la OTAN.
Sin embargo la debilidad parlamentaria por la minoría y la oposición de los partidos de izquierda
provocó que Calvo Sotelo disolviera el Parlamento y convocase elecciones para octubre de 1982.
3. La alternancia en el poder
3.1 La etapa socialista (1982-1996)
Los socialistas dirigidos por Felipe González, gobernaron España en
cuatro legislaturas. El nuevo gobierno se caracterizó por: profundas
reformas estructurales, violencia terrorista, la entrada en la CEE y una
crisis económica galopante, a lo que hay que añadir dosis elevadas de
corrupción que terminaron por hundir a Felipe González y al PSOE
3.2 Los gobiernos del Partido Popular (1996-2004)
En las elecciones de 1996 el Partido Popular de José Mª Aznar logró la
victoria e inició una política encaminada a atajar la crisis económica,
acabar con la corrupción y alcanzar los criterios de convergencia
económica para que España pudiera integrarse en la moneda única.
Sin embargo la política exterior, con la alineación con USA y Gran
Bretaña, una serie de circunstancias (Prestige, atentado del 11-M)
provocaron que en las elecciones de marzo de 2004, el PSOE con José
Luis Rodríguez Zapatero recuperase el poder en España.
3.3 El retorno de los socialistas (2004-2011)
El nuevo presidente retiró las tropas de Irak e inicio una política
legislativa de corte social, además de un proceso de revisión de los
estatutos, que comportó tensiones con los nacionalismos.
La segunda etapa se vio afectada por la crisis mundial, traducida en
aumento de paro, crisis en los sectores productivos y fuerte deuda
pública. La necesidad de corregir el desequilibrio llevó a una política de
recortes que tuvo una fuerte contestación social, lo que provocó el
adelanto electoral y la victoria del Partido Popular, convirtiendo a
Mariano Rajoy en el sexto presidente de la nueva etapa democrática.
4. España en la esfera internacional
4.1 España en la CEE
Con la democracia se pidió la adhesión a la CEE. Esta pedía una reestructuración económica y
legislativa para acercarla al marco comunitario. Estas reformas fueron:
- Reconversión industrial, que llevó aparejado un cierre progresivo de industrias poco competitivas,
concentración de empresas y privatización de otras.
- Ajustes en la producción agropecuaria.
- Disminución del déficit y control de la inflación
- Trasposición a derecho interno de la legislación europea y adecuación fiscal (impuestos directos
como IRPF, e indirectos como el IVA).
- Inversión en el sector público (políticas sociales) e infraestructuras.
4.2 Adhesión a la Europa comunitaria
En 1985 España firmaba el acuerdo de adhesión y en enero de 1986 pasaba a convertirse en
miembro de pleno derecho. Desde entonces España ha participado en la consolidación de la
unidad europea, jugando un papel activo en algunos casos.
Su entrada ha significado la integración en un mercado y lo que ha sido más importante para
España, ha recibido a través de los fondos de cohesión, destinados al desarrollo de los países
menos prósperos, y de los fondos estructurales, destinados al desarrollo de políticas de apoyo a la
mundo rural y al desarrollo de infraestructuras, miles de millones de euros que le han permitido
conjugar la diferencia que tenía con respecto a los países más desarrollados de Europa.
4.3 Papel de España en el mundo
La entrada de España en la CEE supuso un impulso de su imagen en el exterior, siendo uno de los
nexos más importantes de la UE con Iberoamérica.
Desde su integración en la OTAN, España ha tenido un papel cada vez más activo en misiones
organizadas por esta institución.
También en otros organismos de carácter militar como el EUROFOR o en los Cascos Azules,
principalmente como fuerza de interposición y en misiones humanitarias y de pacificación.
5. Desarrollo económico y Estado del bienestar
5.1 Modernización y crecimiento económico
Los primeros gobiernos democráticos pusieron en marcha medidas económicas para sentar las
bases de la modernización del sector productivo.
A partir de 1986, España experimentó un crecimiento económico del 8%, que incrementó de
manera espectacular su PIB, acercándose a los estándares de los países más desarrollados:
llegada de inmigrantes y terciarización de su economía.
Sin embargo, algunos problemas estructurales no se habían solucionado: déficit comercial,
productividad industrial baja, poca innovación y crecimiento apoyado en el sector inmobiliario
(especulación).
5.2 Estado del bienestar
A la vez que el desarrollo económico, la sociedad ha conocido un crecimiento y consolidación del
Estado del bienestar.
El aumento del gasto público ha permitido la generalización de servicios y políticas sociales
centradas en: aumento de coberturas sociales (desempleo, pensiones), atención sanitaria,
enseñanza obligatoria y gratuita, incremento de las ayudas familiares.
5.3 Estallido de una crisis global
En el año 2008 se inicio una crisis financiera provocada por las hipotecas “basuras”. Iniciada en
USA, se extendió por el resto del mundo, siendo España una de las más afectadas.
El sector de la construcción y la industria se vieron afectadas de manera significativa, lo que
provocó un incremento del número de parados.
El sector financiero, también afectada, tuvo que recurrir a la ayudas del Estado para salvarlo de la
quiebra. La consecuencia ha sido una concentración del sector y una caída de los préstamos.
Las instituciones han visto como sus presupuestos, destinados a políticas sociales,
infraestructuras, provocaban un endeudamiento que no podían conjugar debido a la disminución
de la financiación. El aumento del déficit ha provocado política de recorte en el gasto y una
reducción de la inversión por parte del Estado.
6. Evolución de la sociedad española
6.1 Cambios demográficos
Se ha producido una caída de la natalidad y un incremento de la esperanza de vida que ha llevado
a un envejecimiento de la población, aliviado por la llegada de inmigrantes.
6.2 Inmigración
España, tradicionalmente país de emigrantes, se ha convertido en un foco receptor de inmigrantes,
procedentes de Iberoamérica, norte de África y Este de Europa. Muchos realizan trabajos que los
españoles no quieren realizar, con malos salarios y, en ocasiones, en condiciones de
sobreexplotación.
La llegada de personas de otras culturas ha provocado la aparición de movimientos de carácter
xenófobo, incrementado por la actual situación de crisis.
6.3 Nuevas pautas de conducta
El incremento en la renta bruta de los españoles ha supuesto cambios en distintos ámbitos:
- En primer lugar, el cambio dentro de la estructura de consumo.
- En segundo lugar, el cambio dentro de la estructura familiar y la secularización de la sociedad
española
- En tercer lugar, el predominio de las clases medias urbanas.
Descargar

Diapositiva 1