Una mañana de verano mamá pez puso unos huevos y se marchó.
Al cabo de unos días los huevos se convirtieron en pececillos de colores.
Y se les ocurrió salir en grupo a explorar el océano.
Se encontraron con una tortuga muy amable.
La tortuga los guió hasta su casa.
Descargar

Diapositiva 1