Derecho Romano
Derecho comercial
Contratos
Responsable: Eva del Pilar Plata
Derecho Romano
El derecho romano se dividía en Derecho Antiguo ó
Consuetudinario, y Derecho Clásico. Durante la
vigencia del primero, primó la Costumbre sobre la
ley escrita, y dentro del período clásico, ocurrió lo
contrario.
En lo referente al derecho Privado (a derecho Civil,
ius civile romanorum), de la cual Roma fue principal
cuna, se ha dicho que “el derecho civil de Roma era,
salvo excepciones individuales., patrimonio
exclusivo de los ciudadanos..
La Pubertad significaba para el romano su nacimiento a
la vida Jurídica y se acostumbró celebrarla con una
ceremonia especial, consistente en abandonar la toga
ordinaria (toga praetexta) para tomar la toga viril (toga
virilis). (Historia del derecho y el derecho en la historia, Rafael Suárez Pineda y Clara Cecilia Suárez
Vargas, Pág. 26)
Se tenia como sujeto de derechos o persona aquel que
reunía los siguientes requisitos:
1.Ser libre
2.Ciudadano
3.Sui Iuris
También se tiene como sujeto de derechos el ente
distinto del hombre al que la ley reconoce capacidad
jurídica. (Derecho Romano, Instituciones de Derecho Romano Juan Iglesias, Pag. 111)
En los Romanos la palabra persona tiene el
significado normal de “hombre”, sin que aquí se
haga alusión a su capacidad. Bajo tal aspecto, tanto
es persona el hombre libre como lo es el esclavo –
persona servi- al que no se considera sujeto de
derechos.
PERSONAS JURIDICAS: no sólo el hombre es
persona para el derecho, las personas jurídicas son
agrupaciones de hombres –asociaciones- y
ordenaciones de bienes –fundaciones- a las que la
ley reconoce, en la esfera patrimonial, la cualidad
de sujetos de derecho. (Derecho Romano, Instituciones de Derecho Romano
Juan Iglesias, Pag. 156)
HISTORIA COMERCIAL ROMANA
Los contratos y en general la actividad comercial en el
Derecho Romano pasó por varias etapas de
perfeccionamiento con el transcurrir del tiempo y la
expansión del imperio.
El Autor Ursicino Álvarez en su obra “Curso de Derecho
Romano”, identifica los períodos de la historia jurídica
de Roma y en el primer periodo, denominado del
Derecho Antiguo o Quiritario (Época Arcaica: s. VIII a.C.
a s. I a.C.) donde Roma es un estado- ciudad, se tiene
que la economía se encuentra direccionada por la
agricultura, la contratación cuenta con solemnidades y
formalismos sumamente estrictos generando duras
consecuencias al deudor y sus bienes por el
incumplimiento de las obligaciones contraídas. Como
negocios formales se tienen el nexum y stipulatio.
En el período Clásico (s. I a.C. a. s. III d. C.) con la
expansión territorial del imperio Romano, la
organización económica se transforma con el
desarrollo industrial y amplitud de las relaciones
comerciales, con la presencia del Ius civile como eje
del sistema jurídico y el desarrollo del Ius gentium
acompañado de sencillez, flexibilidad y ausencia de
formalismo a diferencia del ius civile.
En cuanto a la propiedad se tiene que subsisten
como modos de adquirir la mancipatio y la in iure
cessio2.doc en este momento nace otra modalidad de
adquirir la propiedad: traditio que hace referencia a
la simple entrega de la cosa por una justa causa que
legitime la entrega.
1.doc
En este periodo también nacen los contratos
consensuales originados del derecho de
gentes
tales
como:
Compraventa,
arrendamiento, sociedad y mandato. Según el
autor Ursicino Álvarez estos contratos se
encuentran exentos de formalidades teniendo
como único requisito la voluntad de las partes
que se entiende dotada de la buena fe
contractual.
En el período del derecho Postclásico (s. IV y V
d.C.) se atenúa la tipificación que de los
negocios
Jurídicos
se
había
hecho
anteriormente poniéndolos en categorías
genéricas e incluyendo para ellos la admisión
de documentos gracias al influjo extranjero
teniendo una nueva forma de constituir ellos
obligaciones.
COMERCIO ROMANO
El comercio romano fue el motor que condujo a la
economía de finales de la República y principios del
Imperio. Modas y tendencias de la historiografía y
cultura popular han tendido a no ocuparse de la
base económica del imperio en favor de lingua
franca que fue el latín y las hazañas de las legiones.
Tanto la lengua como las legiones fueron apoyadas
por el comercio, siendo al mismo tiempo parte de
su espina dorsal. Los romanos eran hombres de
negocios y la longevidad de su imperio se debió a su
comercio.
Aunque en teoría los miembros del Senado y sus
familias tenían prohibido dedicarse al comercio, los
miembros de la orden ecuestre sí lo estuvieron, a
pesar de sus aristocráticos valores que hacían
énfasis en pasatiempos militares y actividades
recreativos. Los plebeyos y libres tenían tiendas o
atendían puestos en los mercados mientras grandes
cantidades de esclavos hacían casi todo el trabajo
duro. Los propios esclavos eran además objeto de
transacciones comerciales, y dada su alta
proporción en la sociedad (comparada con la Grecia
Antigua) y la realidad de las fugas, las guerras
serviles y las sublevaciones menores, dieron un
toque distintivo al comercio romano.
La intrincada, compleja y extensa contabilidad del
comercio romano fue efectuada con la ayuda de
tableros contables y ábacos romanos. Éstos, que
usaban números romanos, estaban especialmente
ideados para las cuentas en monedas y unidades
romanas (Comercio en la Antigua Roma, http://es.wikipedia.org/wiki/).
Acto jurídico
Aunque los Romanos nunca dieron una
definición del “acto Jurídico”, se podría definir
asi: Es un hecho licito y voluntario del hombre,
que tiende a producir efectos jurídicos, crea,
modifica o extingue derechos y obligaciones.
(curso de derecho Romano, Eduardo Alvarez-Correa, Pag, 143)
ACTO JURIDICO
Acto jurídico unilateral : se forma por
una sola voluntad: Testamento
Contrato: tipo de convención
que crea obligaciones:
Compraventa, arrendamiento.
Acto jurídico bilateral : se forma por dos o
mas voluntades: Convenciones divididas así:
Pacto: modifica o
transmite obligaciones:
Cesión de crédito.
Pacto: Que extingue
obligaciones: Remisión
de deuda (cancelación)
Contrato Unilateral (En su ejecución
Contrato Bilateral: se forma por dos
)que se forma por dos voluntades, pero
voluntades, y las dos personas ejecutan sus
solo una persona ejecuta una obligación:
respectivas obligaciones: Compraventa,
Donacion.
arrendamiento, préstamo.
Reglas Generales
El individualismo jurídico romano encuentra su
más elocuente expresión en el principio
fundamental de los actos jurídicos a saber:
“Un acto jurídico entre dos personas no puede
ser ni desventajoso ni ventajoso para un tercero”
(Res inter alios acta aliis nec nocet, nec prodest.)
A partir de este principio los romanos dedujeron
tres reglas importantes:
1. Nadie puede transferir a otro más derechos de
los que tiene sobre una cosa (Nemo plus iuris ad
alium transfere potest quam ipse habet).
2. son nulas las estipulaciones para otro (Alteri
stipulari nemo postest)
3. La representacion directa no es jurídicamente
válida.
(curso de derecho Romano, Eduardo Alvarez-Correa, Pag, 148)
Obligaciones
En las “Instituciones de Justiniano” la obligación es
un vínculo de derecho formado según el derecho
civil, y que obliga a pagar alguna cosa.
Todas las obligaciones se reducen a una división
principal de dos clases, y son, o civiles o
pretorianas.
1.Civiles, las que han sido o establecidas por las leyes
o reconocidas por el derecho civil.
2. Pretorianas, las que el pretor ha constituido en
virtud de su jurisdicción: éstas se llaman tambien
honorarias.
Una división subsecuente las distingue en cuatro
especies, porque nacen o de un contrato, o de un
cuasicontrato, de un delito o de un cuasi delito.
De que manera las obligaciones se contraen por la
cosa:
La obligación se contrae por la cosa, re, por ejemplo,
por la dación de un mutuum. Esta dación solo se
aplica a las cosas que se pesan, se enumeran o se
miden, como el vino, el aceite, el trigo, la plata
acuñada, el metal, la plata y el oro: dando estas
cosas un número, medida o peso, es para que se
hagan propiedad de aquellos que las reciben; de tal
manera que deban devolver no las mismas cosas,
sino cosas de la misma naturaleza y de la misma
calidad. De donde se ha tomado el nombre de
mutuum, porque “lo que yo te doy, de mío se hace
tuyo”. De este contrato nace la acción llamada de
condictio.
De la obligación por palabras:
Esta se contrae por medio de una sola interrogación
y una respuesta. Produce dos acciones, la condictio,
si la estipulación es cierta, y si es incierta la acción
ex stipulatu cuyo nombre procede de stipulum, que
entre los antiguos significaba firme, y que
probablemente se derivaba de stips (estirpe)
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
En otro tiempo las palabras usadas en las
estipulaciones eran las siguientes:
SPONDES (respondes?)
SPONDEO (respondo)
PROMITTIS (prometes?)
PROMITTO (prometo)
FIDEPROMITTIS (prometes sobre tu fe?)
FIDEPROMITTO (prometo sobre mi fe)
FIDEJUBES (te haces fideyusor)
FIDEJUBEO (me hago fideyusor)
DABIS (darás?)
DABO (daré)
• FACIES (harás?)
• FACIAM (haré).
La estipulación se hace bajo condición, cuando la
obligación se halla subordinada a algun
acontecimiento incierto; por manera que la
estipulación debe tener efecto si tal cosa sucede o
no. De esta estipulacion condicional nace solo la
esperanza de la obligación, y el estipulante
transmite esta esperanza a sus herederos, si se
muere antes de cumplirse la condición.
La estipulación puede tener por objeto no sólo
cosas sino también hechos; de tal modo, que se
puede estipular que alguna cosa será hecha o
no.
En semejante estipulación será muy oportuno
añadir una cláusula penal, por temor de que la
cantidad de bienes del estipulante no quede
incierta, y que este no se vea obligado a
establecer esta cantidad de pruebas. Entonces
si alguno estipulara que se hará alguna cosa,
deberá añadir: ¿SI ESTO NO SE HACE,
RESPONDES TU DE DARME DIEZ SUELDOS DE
ORO A TITULO DE PENA?
De los coestipulantes y de los
copromitentes
Dos o muchas personas pueden ser parte
conjuntamente en la estipulación o en la promesa.
En la estipulación si después de la interrogación de
todos, responde el promitente: SPONDEO; por
ejemplo
cuando
habiendo
estipulado
separadamente dos personas, el prominente
responde: RESPONDO DE DAR A CADA UNO DE
VOSOTROS. Porque si responde primero a Ticio, y
en seguida, después de la interrogación del otro,
responde también, habrá dos obligaciones distintas,
y no dos coestipulaciones.
De tales obligaciones, la cosa estipulada se debe en
su totalidad a cada uno de los estipulantes, o en su
totalidad por cada uno de los promitentes.
Sin embargo, en una y en otra obligación no hay
mas que una cosa debida; y el pago, sea recibido
por uno solo o sea hecho por uno solo, destruye la
obligacion para todos lo acreedores y deja libres a
todos los deudores.
De los dos copromitentes, el uno puede ser obligado
pura y simplemente, y el otro por término o bajo
condición; y ni el término ni la condición opondrán
obstáculo a que se pida inmediatamente el pago a
aquel cuya obligación es pura y simple.
De las estipulaciones de los esclavos
El esclavo recibe de la persona de su señor el
derecho de estipular. Y a la manera que la herencia,
en la mayor parte de los casos, representa la
persona del difunto, del mismo modo la
estipulación hecha por el esclavo hereditario antes
de la adición de la herencia, la adquiere ésta, y por
lo mismo el que después se hace heredero.
Por lo demás, que estipule, ya para su señor, ya para
sí mismo, para su coesclavo, o sin designación de
nadie, el esclavo adquiere para su señor. Lo mismo
sucede con los hijos que se hallan bajo la potestad
de su padre, respecto de las causas porque pueden
adquirir para él.
Si se ha estipulado un hecho, la estipulación se halla
exclusivamente limitada a la persona del
estipulante: por ejemplo., si el esclavo estipula que
le será permitido pasar y conducir. A él solo y no al
señor no puede impedírsele que pase.
El esclavo común, cuando estipula, adquiere a
cada uno de los señores en proporción de su
dominio sobre él, a menos que no haya
estipulado por orden de uno solo de ellos, o
por uno de ellos nominalmente; porque
entonces este sólo adquiere.
La estipulacion hecha por el esclavo comun la
adquiere igualmente en su totalidad uno de
sus señores, si la cosa estipulada no es
susceptible de ser adquirida por otro; por
ejemplo si pertenece a uno de los señores.
Division de las estipulaciones
1.Judiciales: son las que exclusivamente se derivan
del oficio del juez; son la caucion de dlo, la promesa
de perseguir a un esclavo fugitivo o de restituirsu
precio.
2.Pretorianas: las que corresponden exclusivamente
al oficiol del pretor, son relativas al daño inminente
o a los legados.
3.Convencionales: toman sub origen en la sola
conformidad de las partes, sin la orden del juez ni
del pretor.
4.Comunes: La de que los intereses del pupilo
quedarán salvos, porque está ordenada por el
pretor, y a veces también por el juez, si no es
posible proceder de otro modo; o bien la
estipulación de que el promitente hará ratificar.
FUENTES DE OBLIGACIONES.
La fuente mas importante de obligaciones es el
Contrato.
Pedro Bonfante en su obra “Instituciones de
derecho romano” se refiere al contrato asi:
“El acuerdo de dos o mas personas con el fin de
constituir una relación obligatoria reconocida por
la ley” la palabra romana contractus más que al
acuerdo alude al negocio o a la relación.
Elementos:
1. Causa o hecho objetivo: negotium contractum
que justifica la obligación
2. Acuerdo de las partes: consensus o la conventio.
Contratos reales:
Mutuo, comodato, depósito, prenda, fianza.
Contratos consensuales:
Compraventa, arriendo-conducción, sociedad,
mandato
Contratos innominados:
Se llegaron a reconocer como contratos muchos
negocios constituidos por la transmisión de cosas
o de la prestación de obras.
Formalidades:
El negocio para constituirse en un contrato, debía
estar revestido de formas jurídicas, fuera de las
causas por si mismas reconocidas, eran típicas
para la obligación, y en la época romana
preferentemente verbales. Empleaban esta forma:
verbis contrahitur obligatio.
Y para las escritas: literis contrahitur obligatio.
Contratos Reales
Mutuo: Este es un contrato unilateral, por el cual el
deudor o mutuario que ha recibido del acreedor o
mutuante una cantidad de cosas fungibles (dinero)
se obliga a restituir otro tanto del mismo genero y
de la misma calidad.
Se requiere que el acreedor sea propietario y capaz
de enajenar. En fuerza de la adquisicion de la
posesion (y de la propiedad, en cuanto depende de
ella) por medio de representante, tambien se
insinúa la representacion y se admitió como
derecho excepcional que si el acreedor ordena a su
deudor o tambien a un tercero no deudor que le
reste dinero a Mengano,
El mutuo es constituido directamente a favor del
acreedor mismo que delega o manda; se ha llegado
hasta reconocer el mutuo si el tercero presta dinero
a nombre de otro aun cuando ese ultimo lo ignore.
el acuerdo de las partes debe tener por objeto la
constitucion del mutuo. Si una de ellas tiene
intencion de donar y la otra de recibir en mutuo, no
hay donacion ni mutuo y se puede tambien dudar si
hay una iusta causa que sea que sea suficiente para
el traspaso de la propiedad.
El riesgo de las cosas recibidas es a cargo del
mutuario en cualquiera hipótesis, ya que él no debe
restituir las mismas cosas, sino una cantidad
equivalente, y el género no se pierde.
La acción de mutuo en el Derecho Justinianeo es la
actio certae creditae pecuniae o condictio certae
pecuniae, en el lenguaje de los compiladores
tambien condictio certi o la conditio triticaria, según
que se trate de mutuos de dinero o de otras cosas
fungibles; es una acción de estricto juicio o de
estricto derecho, y por consiguiente para la
responsabilidad eventual del mutuante que hubiese
dado géneros deteriorados o monedas falsas, se
debía recurrir a la actio doli.
MUTUOS ESPECIALES:
PECUNIA TRAIECTICIA O FAENUS NAUTICUM: es el
mutuo marítimo o sea de sumas destinadas a
atravesar el mar o en dinero o en dinero o
transformadas
en
mercancias.
Ofrece
la
particularidad de que el riesgo es a cargo de
mutuante desde el dia de la salida, pero en
compensacion se pueden pactar intereses. La
cuantía de los intereses puede superar la tasa legal;
en el derecho Justinianeo esta cuantía es limitada al
máximum de 12 por 100, o sea las usurae
centesimae, que luego son el doble de la tasa legal
Comodato
Es un contrato real, bilateral imperfecto, por el cual el
deudor (comodatario) se obliga a restituir al
acreedor (comodante) una cosa no consumible
recibida gratuitamente para hacer uso de ella.
La cesión del objeto para un uso dado, la cual justifica
la obligación de restituirlo, no implica transferencia
de derechos ni tampoco de posesión; el
comodatario no tiene mas que la mera posesión
corporal, la posessio naturalis en el sentido de la
detentación.
Cualquiera puede ser comodatario menos el
propietario de la cosa
El objeto del comodato no debería ser nunca
mas que una cosa inconsumible; sin embargo
también los objetos consumibles pueden darse
a comodato, cuando se requiera su uso pura y
simplemente ad pompam.
El comodatario está obligado a hacer uso de la
cosa según lo pactado; si se hace uso de ella de
modo diverso, se hace culpable de hurto, a
menos que sepa, por lo menos que al
comodante le es indiferente el uso diverso. El
bjeto debe ser restituido al terminar el uso
convenido, o dentro del plazo fijado, con todas
las accesiones y frutos, si la cosa es fructífera.
la responsabilidad eventual del comodatario se
extiende, hasta la culpa leve; entre las
obligaciones figura también la de la custodia; por
lo tanto es responsable del hurto si le roban la
cosa , y tiene por la misma razon la actio furti
contra el ladrón, pero no es responsable si
demuestra que el hurto ha sido perpetrado sin su
culpa, por lo que siempre esta libre de toda
responsabilidad por el caso fortuito, o por lo
menos por el caso fortuito tipico y abosoluto,
como la vis maior o el damnum fatale.
Si la cosa es dada bajo estimación, el
comodatario es siempre responsable por su
valor, puesto que se reputa que la estimación
implica una agravación de la responsabilidad.
COMPRA Y VENTA
Existe este contrato desde que las partes han
convenido en el precio, aunque este precio no
haya sido pagado todavía y no se hayan dado
aun arras.
En cuanto a las ventas que se hacen por escrito,
se tiene que la venta no es perfecta sino en
cuanto el acto ha sido extendido o redactada ya
de la mano misma de los contratantes, ya
escrito por un tercero y suscrito por las partes.
Instituciones de Justiniano………
•FALTA CONTINUAR LOS
CONTRATOS CON LAS
COPIAS DE LAS
INSTITUCIONES DE
JUSTINIANOOOOO
Cesión de obligaciones
Los derechos de obligación o créditos pasaban
al igual que las deudas, al heredero pero no se
podían transmitir de otro modo de persona a
persona.
el acreedor que quisiera ceder a otro el propio
derecho, constituía al cesionario su
procurador para el juicio, autorizándolo a
ejercer el derecho en beneficio propio.
La cesión puede ser:
• Voluntaria: basta el acuerdo entre el cedente y
el cesionario, a base de una iusta causa: venta,
donación licita, permuta y semejantes.
• Necesaria o legal: tiene su base en una
disposición expresa de la ley, que obliga en
determinados casos al acreedor a transmitir su
derecho. Así el heredero tiene la obligación de
ceder las acciones al legatario, si el testador ha
dejado a éste un crédito. (instituciones de derecho romano,
Pedro Bonfante, pag. 420)
Extinción de las obligaciones
Se da por cualquier hecho jurídico que hace cesar la
relación obligatoria con los derechos y las
obligaciones que se derivan de ella. Las causas de
extinción son: ipso iure y ope exceptionis.
IPSO IURE: Anulan verdaderamente la obligación, de
una manera definitiva siempre, con todas las
relaciones accesorias que puedan depender de ella.
OPE EXCEPTIONIS: atribuyen un derecho impugnativo
para eliminar la relación obligatoria.
Este derecho que se hace valer solo en vía de
exceptio contra el acreedor que intenta su acción,
el sujeto a quien compete puede usar o no usar, y
también renunciar voluntariamente, como el
derecho mismo puede cesar por causa
independiente de su voluntad, o ser eliminado por
una replicatio.
La obligación no se extingue mientras no sea
opuesta la excepción, y aunque sea opuesta la
excepción, la obligación puede sobrevivir con
respecto a otros coobligados como también pueden
sobrevivir las obligaciones accesorias y las garantías.
se diferenciaban estas dos formas de extinguir las
obligaciones entre si por cuanto las causas de
extinción ipso iure se podían producir en cualquier
fase del juicio, mientras que la ex ceptio, cuyo
fundamento siempre está en la jurisdicción del
Pretor, debía ser propuesta ante el magistrado y
luego insertada en la fórmula.
SOLEMNIDADES para extinguir la obligación:
Paralelas a las formas con que habia sido
constituida: la nexi liberatio, la acceptilatio verbal;
bajo la influencia del ius gentium, dada la nueva
fase de la obligación y el nuevo carácter de la
solutio, se reconoció la plena eficacia extintiva de la
ejecución o pago.
EJECUCION O PAGO
Se constituye pago con el cumplimiento o ejecución de la
prestación. Los romanos lo llamaban solutio.
REQUISITOS PARA LA VALIDEZ DEL PAGO:
1. Que quien paga, sea el deudor o un tercero sea capaz de
cumplir la prestación y pague con la intención de liberar al
deudor. El tercero puede pagar aun sin el conocimiento y
consentimiento del deudor.
El tercero tiene acción contra el deudor para hacerse restituir
lo que ha pagado dependiendo de la relación existente entre
los dos. Si el tercero es mandatario del deudor, podrá
ejercitar la actio mandati; de lo contrario, la actio
negotiorum gestorum, cuando haya cumplido una válida
festion de negocios ajenos. E cualquiera otra hipótesis le
convendrá hacer que el acreedor le ceda su acción contra el
deudor, que él comprará. (Instituciones de Derecho Romano, 1965,Pag. 424)
A QUIEN SE DEBE PAGAR:
Se paga al acreedor o a su representante ya sea
representante general (procurator omnium
bonorum) o especial, o también una persona
agregada en el acto constitutivo de la obligación de
recibir el pago ( solutionis causa adiectus, o en las
estipulaciones el adstipulator)
Delegación: Se puede pagar también al acreedor del
acreedor con el consentimiento de éste lo que
constituye la Delegatio.
Cuando las dos obligaciones estén subodinadaqs al
deudor, puede prescindir del consentimiento de su
acreedor.
EL OBJETO DEL PAGO:
El deudor está obigado a satisfacer el objeto de la
obligación todo de una vez o por entero.
Solamente, si una parte de la deuda es litigiosa, está
admitido mientras tanto pagar la parte que no es
litigiosa. Justiniano concedió al deudor que sin su
culpa no pueda procurarse dinero, ofrecer en pago
bienes inmuebles mediante una estimación justa
(datioin solutum necesaria.).
Instituto Beneficuim competentiae
Por este el deudor tiene derecho a no ser condenado a
pagar sino en la medida de sus facultades (in di quod
facere potest).
Las personas a las cuales compete el beneficio son:
El marido con respecto a la mujer, y, por derecho
justinianeo, la mujer respecto al marido, los
ascendientes, el suegro, el patrono, el militar, el socio y
el donante.
El emancipado o el filiusfamilias desheredado o que se
ha abstenido de la herencia paterna.
El quebrado que cedió sus bienes o sufrió la Bonorum
Venditio.
El deudor de la dote o ex primissione dotis.
Este instituto tenia el objeto de evitar la
ejecución personal o la infamia jurídica de la
ejecución real o la ignonimia de la cessio
bonorum, eliminando la liquidación general
del patrimonio.
El beneficium competentiae esta encaminado a
reducir solo la condena mas no la obligación,
por lo que si nlas condiciones patrimoniales
del beneficiado vuelven a mejorar, está
obligado a pagar el resto. (Instituciones de Derecho
Romano,1965, Pag. 426)
Efectos del pago
El pago extingue del modo mas natural la obligación con
todos sus accesorios.
Si e deudor tiene varias deudas con el mismo acreedor
y no declara cual de ellas tiene intención de pagar, el
pago se entiendo efectuado por la más onerosa, si son
todas iguales de onerosas entonces por la más antigua
y si ese criterio no fuera útil, la imputación se hace
proporcionalmente para cada una de las deudas.
El pago se prueba con documentos o con testigos. Para
el derecho Justinianeo deben ser cinco testigos y el
recibo o apocha no lo prueba, sino después de 30 días;
antes de este plazo el acreedor puede impugnarlo con
la exceptio non numeratae pecuniae.
La mora
Es el no cumplimiento culpable de la obligación a su
debido tiempo, o la no aceptación de la prestación. Se
distingue por tanto la mora del deudor (in solvendo) y
la mora del acreedor (in accipiendo).
REQUISITOS IN SOLVENDO:
1.Que la obligación sea válida y esté provista de acción,
por lo que no hay mora en las obligaciones naturales
tantum.
2.Que la obligación sea exigible
3.Que el deudor esté en culpa (cessatio fraudulosa).
4. En el derecho Justinianeo se requiere que el deudor
sea invitado a pagar mediante un acto que se llama
interpellatio, ya que el no está obligado a ofrecerse
espontáneamente.
El deudor no incurre en mora si consigue
presentar a su debido tiempo un motivo que
justifique la falta de cumplimiento, ej.: una
salida repentina, o prisión, porque entonces la
demora está exenta de culpa.
REQUISITOS IN ACCIPIENDO:
1.Es preciso que el deudor haya ofrecido en
forma debida la exacta prestación y que el
acreedor la haya rehusado. El deudor no resulta
liberado por ella, pero el objeto de la obligación
queda a riesgo y peligro del acreedor, que
puede ser también responsable de los daños
por no haber aceptado la oferta a su debido
tiempo.
La mora cesa o se purga con la declaración del
deudor de que está dispuesto a satisfacer la
prestación, incluso los intereses, o bien con la del
acreedor, de que está dispuesto a recibir, y, además
por la extinción de la obligación, a excepción del
pago por un nuevo término aplicado, y por la mora
de la otra parte.
TRADICION
En el derecho Justinianeo esta es un modo
general para efectuarla traslación voluntaria
de la propiedad. Puede definirse como la
entrega o el poner a disposición de otro la
cosa con intención de renunciar y recibir el
señorío de la cosa.
Partes
El tradente debe ser propietario de la cosa.
Sin embargo esta facultad puede competir a
otra persona como en el caso del curador del
furioso.
El aceptante solo se requiere su capacidad jurídica.
La intención de transferir y adquirir debe ser referida
al señorío de hecho, es decir, según el lenguaje
romano a la possessio y no al dominio.
El acto material de la tradición es la pura y simple
realización de la possessio (Instituciones de derecho romano, Pedro
Bonfante , Madrid 1965).
Traditio simbólica: en la edad media se denominaba
así a la entrega de las llaves de un almacén, que
debería llevarse a cabo en el almacen mismo.
Longa manu: aquella tradicion en que el objeto no es
entregado propiamente, sino puesto a dsiposicion
del adquirente, ya que el objeto esta in conspectu in
praesentia.
Brevi manu: El nuevo adquirente retiene la cosa
por otra causa por ejemplo a titulo de locatario,
comodatario etc. solamente conservandolo .
Constitutio posesorio : Es casi lo contrario a la
traditio anterior, pues el enajenante en lugar de
ejecutar la tradicion efectiva, concierta con el
adquiriente una convención que le permite
conservar
la
cosa
bajo
otro
titulo,
arrendamiento, deposito, comodato, usufructo,
por lo que se constituye como representante de
la posesión ajena.
La relación entre las partes para justificar la
transmisión del dominio se lama iusta causa
traditionis es simultanea del acto de la tradición
aunque como momento causal pueda considerarse
anterior.
La solutio es el pago de la obligación .
Por una disposición especial que Justiniano quiso
atribuir a las XII tablas, la propiedad no se traspasa
sino después de haber pagado el precio o satisfecho
de otro modo al vendedor, o sea con prendas o
fianzas. El tradente puede renunciar a esta garantía
establecida en su favor, declarando que confía en el
comprador. (Instituciones de derecho romano, Pedro Bonfante
, Madrid 1965)
Descargar

Diapositiva 1 - neoconstitucionalismoyderecho