Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Mateo 12:14-16
Y salidos los fariseos, tuvieron consejo contra Jesús para
destruirle. Sabiendo esto Jesús, se apartó de allí; y le siguió
mucha gente, y sanaba a todos, y les encargaba rigurosamente
que no le descubriesen;
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Mateo 12:14-16
Y salidos los fariseos, tuvieron consejo contra Jesús para
destruirle. Sabiendo esto Jesús, se apartó de allí; y le siguió
mucha gente, y sanaba a todos, y les encargaba rigurosamente
que no le descubriesen;
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Mateo 12:14-16
Y salidos los fariseos, tuvieron consejo contra Jesús para
destruirle. Sabiendo esto Jesús, se apartó de allí; y le siguió
mucha gente, y sanaba a todos, y les encargaba rigurosamente
que no le descubriesen;
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Mateo 12:14-16
Y salidos los fariseos, tuvieron consejo contra Jesús para
destruirle. Sabiendo esto Jesús, se apartó de allí; y le siguió
mucha gente, y sanaba a todos, y les encargaba rigurosamente
que no le descubriesen;
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Mateo 12:14-16
Y salidos los fariseos, tuvieron consejo contra Jesús para
destruirle. Sabiendo esto Jesús, se apartó de allí; y le siguió
mucha gente, y sanaba a todos, y les encargaba rigurosamente
que no le descubriesen;
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Mateo 12:17
Para que se cumpliese lo
dicho por el profeta Isaías,
cuando dijo:
Mateo 12:14-16
Y salidos los fariseos, tuvieron consejo contra Jesús para
destruirle. Sabiendo esto Jesús, se apartó de allí; y le siguió
mucha gente, y sanaba a todos, y les encargaba rigurosamente
que no le descubriesen;
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Juan 4:6, 7
Las misiones interculturales
Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del
camino, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta.
Vino una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame
de beber.
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Juan 4:6, 7
Las misiones interculturales
Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del
camino, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta.
Vino una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame
de beber.
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Juan 4:6, 7
Las misiones interculturales
Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del
camino, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta.
Vino una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame
de beber.
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Juan 4:6, 7
Las misiones interculturales
Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del
camino, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta.
Vino una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame
de beber.
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Juan 4:9
Juan 4:27
La mujer samaritana le dijo:
¿Cómo tú, siendo Judío, me
pides a mí de beber, que soy
mujer samaritana? Porque
judíos y samaritanos no se
tratan entre sí.
En esto vinieron sus
discípulos, y se maravillaron
de que hablaba con una
mujer; sin embargo, ninguno
dijo: ¿Qué preguntas? o,
¿Qué hablas con ella?
Juan 4:6, 7
Las misiones interculturales
Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del
camino, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta.
Vino una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame
de beber.
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Juan 4:9
Juan 4:27
La mujer samaritana le dijo:
¿Cómo tú, siendo Judío, me
pides a mí de beber, que soy
mujer samaritana? Porque
judíos y samaritanos no se
tratan entre sí.
En esto vinieron sus
discípulos, y se maravillaron
de que hablaba con una
mujer; sin embargo, ninguno
dijo: ¿Qué preguntas? o,
¿Qué hablas con ella?
Juan 4:6, 7
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del
camino, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta.
Vino una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame
de beber.
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Juan 4:9
La mujer samaritana le dijo:
¿Cómo tú, siendo Judío, me
pides a mí de beber, que soy
mujer samaritana? Porque
judíos y samaritanos no se
tratan entre sí.
Juan 4:6, 7
Juan 4:10
Respondió Jesús y le dijo: Si
conocieras el don de Dios, y
quién es el que te dice: Dame
de beber; tú le pedirías, y él te
daría agua viva.
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del
camino, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta.
Vino una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame
de beber.
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Juan 4:9
La mujer samaritana le dijo:
¿Cómo tú, siendo Judío, me
pides a mí de beber, que soy
mujer samaritana? Porque
judíos y samaritanos no se
tratan entre sí.
Juan 4:6, 7
Juan 4:10
Respondió Jesús y le dijo: Si
conocieras el don de Dios, y
quién es el que te dice: Dame
de beber; tú le pedirías, y él te
daría agua viva.
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del
camino, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta.
Vino una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame
de beber.
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Juan 4:9
La mujer samaritana le dijo:
¿Cómo tú, siendo Judío, me
pides a mí de beber, que soy
mujer samaritana? Porque
judíos y samaritanos no se
tratan entre sí.
Juan 4:6, 7
Juan 4:10
Respondió Jesús y le dijo: Si
conocieras el don de Dios, y
quién es el que te dice: Dame
de beber; tú le pedirías, y él te
daría agua viva.
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del
camino, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta.
Vino una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame
de beber.
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Juan 4:9
La mujer samaritana le dijo:
¿Cómo tú, siendo Judío, me
pides a mí de beber, que soy
mujer samaritana? Porque
judíos y samaritanos no se
tratan entre sí.
Juan 4:6, 7
Juan 4:10
Respondió Jesús y le dijo: Si
conocieras el don de Dios, y
quién es el que te dice: Dame
de beber; tú le pedirías, y él te
daría agua viva.
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del
camino, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta.
Vino una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame
de beber.
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Juan 4:9
La mujer samaritana le dijo:
¿Cómo tú, siendo Judío, me
pides a mí de beber, que soy
mujer samaritana? Porque
judíos y samaritanos no se
tratan entre sí.
Juan 4:6, 7
Juan 4:10
Respondió Jesús y le dijo: Si
conocieras el don de Dios, y
quién es el que te dice: Dame
de beber; tú le pedirías, y él te
daría agua viva.
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del
camino, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta.
Vino una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame
de beber.
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Juan 4:9
La mujer samaritana le dijo:
¿Cómo tú, siendo Judío, me
pides a mí de beber, que soy
mujer samaritana? Porque
judíos y samaritanos no se
tratan entre sí.
Juan 4:6, 7
Juan 4:10
Respondió Jesús y le dijo: Si
conocieras el don de Dios, y
quién es el que te dice: Dame
de beber; tú le pedirías, y él te
daría agua viva.
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del
camino, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta.
Vino una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame
de beber.
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Juan 4:11, 12
La mujer le dijo: Señor, no
tienes con qué sacarla, y el
pozo es hondo. ¿De dónde,
pues, tienes el agua viva?
¿Acaso eres tú mayor que
nuestro padre Jacob, que nos
dio este pozo, del cual bebieron
él, sus hijos y sus ganados?
Juan 4:10
Respondió Jesús y le dijo: Si
conocieras el don de Dios, y
quién es el que te dice: Dame
de beber; tú le pedirías, y él te
daría agua viva.
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Juan 4:11, 12
La mujer le dijo: Señor, no
tienes con qué sacarla, y el
pozo es hondo. ¿De dónde,
pues, tienes el agua viva?
¿Acaso eres tú mayor que
nuestro padre Jacob, que nos
dio este pozo, del cual bebieron
él, sus hijos y sus ganados?
Juan 4:10
Respondió Jesús y le dijo: Si
conocieras el don de Dios, y
quién es el que te dice: Dame
de beber; tú le pedirías, y él te
daría agua viva.
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Juan 4:11, 12
La mujer le dijo: Señor, no
tienes con qué sacarla, y el
pozo es hondo. ¿De dónde,
pues, tienes el agua viva?
¿Acaso eres tú mayor que
nuestro padre Jacob, que nos
dio este pozo, del cual bebieron
él, sus hijos y sus ganados?
Juan 4:10
Respondió Jesús y le dijo: Si
conocieras el don de Dios, y
quién es el que te dice: Dame
de beber; tú le pedirías, y él te
daría agua viva.
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Juan 4:11, 12
La mujer le dijo: Señor, no
tienes con qué sacarla, y el
pozo es hondo. ¿De dónde,
pues, tienes el agua viva?
¿Acaso eres tú mayor que
nuestro padre Jacob, que nos
dio este pozo, del cual bebieron
él, sus hijos y sus ganados?
Juan 4:13, 14
Juan 4:10
Respondió Jesús y le dijo: Si
conocieras el don de Dios, y
quién es el que te dice: Dame
de beber; tú le pedirías, y él te
daría agua viva.
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua,
volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré,
no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él
una fuente de agua que salte para vida eterna.
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Juan 4:11, 12
La mujer le dijo: Señor, no
tienes con qué sacarla, y el
pozo es hondo. ¿De dónde,
pues, tienes el agua viva?
¿Acaso eres tú mayor que
nuestro padre Jacob, que nos
dio este pozo, del cual bebieron
él, sus hijos y sus ganados?
Juan 4:13, 14
Juan 4:10
Respondió Jesús y le dijo: Si
conocieras el don de Dios, y
quién es el que te dice: Dame
de beber; tú le pedirías, y él te
daría agua viva.
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua,
volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré,
no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él
una fuente de agua que salte para vida eterna.
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Juan 4:11, 12
La mujer le dijo: Señor, no
tienes con qué sacarla, y el
pozo es hondo. ¿De dónde,
pues, tienes el agua viva?
¿Acaso eres tú mayor que
nuestro padre Jacob, que nos
dio este pozo, del cual bebieron
él, sus hijos y sus ganados?
Juan 4:13, 14
Juan 4:10
Respondió Jesús y le dijo: Si
conocieras el don de Dios, y
quién es el que te dice: Dame
de beber; tú le pedirías, y él te
daría agua viva.
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua,
volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré,
no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él
una fuente de agua que salte para vida eterna.
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Juan 4:11, 12
La mujer le dijo: Señor, no
tienes con qué sacarla, y el
pozo es hondo. ¿De dónde,
pues, tienes el agua viva?
¿Acaso eres tú mayor que
nuestro padre Jacob, que nos
dio este pozo, del cual bebieron
él, sus hijos y sus ganados?
Juan 4:13, 14
Juan 4:10
Respondió Jesús y le dijo: Si
conocieras el don de Dios, y
quién es el que te dice: Dame
de beber; tú le pedirías, y él te
daría agua viva.
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua,
volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré,
no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él
una fuente de agua que salte para vida eterna.
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Juan 4:11, 12
La mujer le dijo: Señor, no
tienes con qué sacarla, y el
pozo es hondo. ¿De dónde,
pues, tienes el agua viva?
¿Acaso eres tú mayor que
nuestro padre Jacob, que nos
dio este pozo, del cual bebieron
él, sus hijos y sus ganados?
Juan 4:13, 14
Juan 4:10
Respondió Jesús y le dijo: Si
conocieras el don de Dios, y
quién es el que te dice: Dame
de beber; tú le pedirías, y él te
daría agua viva.
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua,
volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré,
no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él
una fuente de agua que salte para vida eterna.
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Juan 4:11, 12
La mujer le dijo: Señor, no
tienes con qué sacarla, y el
pozo es hondo. ¿De dónde,
pues, tienes el agua viva?
¿Acaso eres tú mayor que
nuestro padre Jacob, que nos
dio este pozo, del cual bebieron
él, sus hijos y sus ganados?
Juan 4:13, 14
Juan 4:10
Respondió Jesús y le dijo: Si
conocieras el don de Dios, y
quién es el que te dice: Dame
de beber; tú le pedirías, y él te
daría agua viva.
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua,
volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré,
no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él
una fuente de agua que salte para vida eterna.
Mateo 12:18
He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se
agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles
anunciará juicio.
Juan 4:11, 12
La mujer le dijo: Señor, no
tienes con qué sacarla, y el
pozo es hondo. ¿De dónde,
pues, tienes el agua viva?
¿Acaso eres tú mayor que
nuestro padre Jacob, que nos
dio este pozo, del cual bebieron
él, sus hijos y sus ganados?
Juan 4:13, 14
Juan 4:10
Respondió Jesús y le dijo: Si
conocieras el don de Dios, y
quién es el que te dice: Dame
de beber; tú le pedirías, y él te
daría
aguaelviva.
Inducir
a desear
agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua,
volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré,
no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él
una fuente de agua que salte para vida eterna.
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:11, 12
La mujer le dijo: Señor, no
tienes con qué sacarla, y el
pozo es hondo. ¿De dónde,
pues, tienes el agua viva?
¿Acaso eres tú mayor que
nuestro padre Jacob, que nos
dio este pozo, del cual bebieron
él, sus hijos y sus ganados?
Juan 4:13, 14
Juan 4:10
Respondió Jesús y le dijo: Si
conocieras el don de Dios, y
quién es el que te dice: Dame
de beber; tú le pedirías, y él te
daría
aguaelviva.
Inducir
a desear
agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua,
volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré,
no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él
una fuente de agua que salte para vida eterna.
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:11, 12
La mujer le dijo: Señor, no
tienes con qué sacarla, y el
pozo es hondo. ¿De dónde,
pues, tienes el agua viva?
¿Acaso eres tú mayor que
nuestro padre Jacob, que nos
dio este pozo, del cual bebieron
él, sus hijos y sus ganados?
Juan 4:13, 14
Juan 4:10
Respondió Jesús y le dijo: Si
conocieras el don de Dios, y
quién es el que te dice: Dame
de beber; tú le pedirías, y él te
daría
aguaelviva.
Inducir
a desear
agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua,
volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré,
no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él
una fuente de agua que salte para vida eterna.
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:11, 12
La mujer le dijo: Señor, no
tienes con qué sacarla, y el
pozo es hondo. ¿De dónde,
pues, tienes el agua viva?
¿Acaso eres tú mayor que
nuestro padre Jacob, que nos
dio este pozo, del cual bebieron
él, sus hijos y sus ganados?
Juan 4:13, 14
Juan 4:10
Respondió Jesús y le dijo: Si
conocieras el don de Dios, y
quién es el que te dice: Dame
de beber; tú le pedirías, y él te
daría
aguaelviva.
Inducir
a desear
agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua,
volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré,
no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él
una fuente de agua que salte para vida eterna.
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:11, 12
La mujer le dijo: Señor, no
tienes con qué sacarla, y el
pozo es hondo. ¿De dónde,
pues, tienes el agua viva?
¿Acaso eres tú mayor que
nuestro padre Jacob, que nos
dio este pozo, del cual bebieron
él, sus hijos y sus ganados?
Juan 4:13, 14
Juan 4:10
Respondió Jesús y le dijo: Si
conocieras el don de Dios, y
quién es el que te dice: Dame
de beber; tú le pedirías, y él te
daría
aguaelviva.
Inducir
a desear
agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua,
volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré,
no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él
una fuente de agua que salte para vida eterna.
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:11, 12
La mujer le dijo: Señor, no
tienes con qué sacarla, y el
pozo es hondo. ¿De dónde,
pues, tienes el agua viva?
¿Acaso eres tú mayor que
nuestro padre Jacob, que nos
dio este pozo, del cual bebieron
él, sus hijos y sus ganados?
Juan 4:13, 14
Juan 4:10
Respondió Jesús y le dijo: Si
conocieras el don de Dios, y
quién es el que te dice: Dame
deEsperar
beber;una
tú le
pedirías,
y él te
respuesta
positiva
daría
aguaelviva.
Inducir
a desear
agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua,
volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré,
no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él
una fuente de agua que salte para vida eterna.
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:16
Jesús le dijo: Ve, llama a tu
marido, y ven acá.
Juan 4:13, 14
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua,
volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré,
no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él
una fuente de agua que salte para vida eterna.
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:16
Jesús le dijo: Ve, llama a tu
marido, y ven acá.
Juan 4:13, 14
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua,
volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré,
no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él
una fuente de agua que salte para vida eterna.
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:16
Jesús le dijo: Ve, llama a tu
marido, y ven acá.
Juan 4:13, 14
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua,
volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré,
no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él
una fuente de agua que salte para vida eterna.
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:17, 18
Juan 4:16
Respondió la mujer y dijo: No
tengo marido. Jesús le dijo:
Bien has dicho: No tengo
marido; porque cinco maridos
has tenido, y el que ahora
tienes no es tu marido; esto
has dicho con verdad
Jesús le dijo: Ve, llama a tu
marido, y ven acá.
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:17, 18
Juan 4:16
Respondió la mujer y dijo: No
tengo marido. Jesús le dijo:
Bien has dicho: No tengo
marido; porque cinco maridos
has tenido, y el que ahora
tienes no es tu marido; esto
has dicho con verdad
Jesús le dijo: Ve, llama a tu
marido, y ven acá.
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:17, 18
Juan 4:16
Respondió la mujer y dijo: No
tengo marido. Jesús le dijo:
Bien has dicho: No tengo
marido; porque cinco maridos
has tenido, y el que ahora
tienes no es tu marido; esto
has dicho con verdad
Jesús le dijo: Ve, llama a tu
marido, y ven acá.
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:17, 18
Juan 4:16
Respondió la mujer y dijo: No
tengo marido. Jesús le dijo:
Bien has dicho: No tengo
marido; porque cinco maridos
has tenido, y el que ahora
tienes no es tu marido; esto
has dicho con verdad
Jesús le dijo: Ve, llama a tu
marido, y ven acá.
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:17, 18
Juan 4:16
Respondió la mujer y dijo: No
tengo marido. Jesús le dijo:
Bien has dicho: No tengo
marido; porque cinco maridos
has tenido, y el que ahora
tienes no es tu marido; esto
has dicho con verdad
Jesús le dijo: Ve, llama a tu
marido, y ven acá.
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:17, 18
Juan 4:16
Respondió la mujer y dijo: No
tengo marido. Jesús le dijo:
Bien has dicho: No tengo
marido; porque cinco maridos
has tenido, y el que ahora
tienes no es tu marido; esto
has dicho con verdad
Jesús le dijo: Ve, llama a tu
marido, y ven acá.
Juan 4:19, 20
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Le dijo la mujer: Señor, me parece que tú eres profeta. Nuestros
padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en
Jerusalén es el lugar donde se debe adorar.
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:17, 18
Juan 4:16
Respondió la mujer y dijo: No
tengo marido. Jesús le dijo:
Bien has dicho: No tengo
marido; porque cinco maridos
has tenido, y el que ahora
tienes no es tu marido; esto
has dicho con verdad
Jesús le dijo: Ve, llama a tu
marido, y ven acá.
Juan 4:19, 20
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Le dijo la mujer: Señor, me parece que tú eres profeta. Nuestros
padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en
Jerusalén es el lugar donde se debe adorar.
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:17, 18
Juan 4:16
Respondió la mujer y dijo: No
tengo marido. Jesús le dijo:
Bien has dicho: No tengo
marido; porque cinco maridos
has tenido, y el que ahora
tienes no es tu marido; esto
has dicho con verdad
Jesús le dijo: Ve, llama a tu
marido, y ven acá.
Juan 4:19, 20
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Le dijo la mujer: Señor, me parece que tú eres profeta. Nuestros
padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en
Jerusalén es el lugar donde se debe adorar.
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:17, 18
Juan 4:16
Respondió la mujer y dijo: No
tengo marido. Jesús le dijo:
Bien has dicho: No tengo
marido; porque cinco maridos
has tenido, y el que ahora
tienes no es tu marido; esto
has dicho con verdad
Jesús le dijo: Ve, llama a tu
marido, y ven acá.
Juan 4:19, 20
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Le dijo la mujer: Señor, me parece que tú eres profeta. Nuestros
padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en
Jerusalén es el lugar donde se debe adorar.
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:23
Juan 4:16
Mas la hora viene, y ahora es,
cuando los verdaderos
adoradores adorarán al Padre
en espíritu y en verdad; porque
también el Padre tales
adoradores busca que le
adoren.
Jesús le dijo: Ve, llama a tu
marido, y ven acá.
Juan 4:19, 20
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Le dijo la mujer: Señor, me parece que tú eres profeta. Nuestros
padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en
Jerusalén es el lugar donde se debe adorar.
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:23
Juan 4:16
Mas la hora viene, y ahora es,
cuando los verdaderos
adoradores adorarán al Padre
en espíritu y en verdad; porque
también el Padre tales
adoradores busca que le
adoren.
Jesús le dijo: Ve, llama a tu
marido, y ven acá.
Juan 4:19, 20
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Le dijo la mujer: Señor, me parece que tú eres profeta. Nuestros
padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en
Jerusalén es el lugar donde se debe adorar.
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:23
Juan 4:16
Mas la hora viene, y ahora es,
cuando los verdaderos
adoradores adorarán al Padre
en espíritu y en verdad; porque
también el Padre tales
adoradores busca que le
adoren.
Jesús le dijo: Ve, llama a tu
marido, y ven acá.
Juan 4:19, 20
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Le dijo la mujer: Señor, me parece que tú eres profeta. Nuestros
padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en
Jerusalén es el lugar donde se debe adorar.
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:23
Juan 4:16
Mas la hora viene, y ahora es,
cuando los verdaderos
adoradores adorarán al Padre
en espíritu y en verdad; porque
también el Padre tales
adoradores busca que le
adoren.
Jesús le dijo: Ve, llama a tu
marido, y ven acá.
Juan 4:19, 20
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Le dijo la mujer: Señor, me parece que tú eres profeta. Nuestros
padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en
Jerusalén es el lugar donde se debe adorar.
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:23
Juan 4:16
Mas la hora viene, y ahora es,
cuando los verdaderos
adoradores adorarán al Padre
en espíritu y en verdad; porque
también el Padre tales
adoradores busca que le
adoren.
Jesús le dijo: Ve, llama a tu
marido, y ven acá.
Juan 4:19, 20
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Le dijo la mujer: Señor, me parece que tú eres profeta. Nuestros
padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en
Jerusalén es el lugar donde se debe adorar.
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:23
Juan 4:16
Mas la hora viene, y ahora es,
cuando los verdaderos
adoradores adorarán al Padre
en espíritu y en verdad; porque
también el Padre tales
adoradores busca que le
adoren.
Jesús le dijo: Ve, llama a tu
marido, y ven acá.
Juan 4:25, 26
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Le dijo la mujer: Sé que ha de venir el Mesías, llamado el Cristo;
cuando él venga nos declarará todas las cosas. Jesús le dijo: Yo
soy, el que habla contigo.
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:23
Juan 4:16
Mas la hora viene, y ahora es,
cuando los verdaderos
adoradores adorarán al Padre
en espíritu y en verdad; porque
también el Padre tales
adoradores busca que le
adoren.
Jesús le dijo: Ve, llama a tu
marido, y ven acá.
Juan 4:25, 26
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Le dijo la mujer: Sé que ha de venir el Mesías, llamado el Cristo;
cuando él venga nos declarará todas las cosas. Jesús le dijo: Yo
soy, el que habla contigo.
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:23
Juan 4:16
Mas la hora viene, y ahora es,
cuando los verdaderos
adoradores adorarán al Padre
en espíritu y en verdad; porque
también el Padre tales
adoradores busca que le
adoren.
Jesús le dijo: Ve, llama a tu
marido, y ven acá.
Juan 4:25, 26
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Le dijo la mujer: Sé que ha de venir el Mesías, llamado el Cristo;
cuando él venga nos declarará todas las cosas. Jesús le dijo: Yo
soy, el que habla contigo.
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:23
Juan 4:16
Mas la hora viene, y ahora es,
cuando los verdaderos
adoradores adorarán al Padre
en espíritu y en verdad; porque
también el Padre tales
adoradores busca que le
adoren.
Jesús le dijo: Ve, llama a tu
marido, y ven acá.
Juan 4:25, 26
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Le dijo la mujer: Sé que ha de venir el Mesías, llamado el Cristo;
cuando él venga nos declarará todas las cosas. Jesús le dijo: Yo
soy, el que habla contigo.
Juan 4:15
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo
sed, ni venga aquí a sacarla.
Juan 4:23
Juan 416
Mas la hora viene, y ahora es,
cuando los verdaderos
adoradores adorarán al Padre
en espíritu y en verdad; porque
también el Padre tales
adoradores busca que le
adoren.
Jesús le dijo: Ve, llama a tu
Resaltar a Cristo como la fuente
y ven
acá.
demarido,
la verdadera
adoración
Juan 4:25, 26
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Le dijo la mujer: Sé que ha de venir el Mesías, llamado el Cristo;
cuando él venga nos declarará todas las cosas. Jesús le dijo: Yo
soy, el que habla contigo.
Mateo 8:5, 6
Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole,
y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico,
gravemente atormentado.
Mateo 15:21, 22
Saliendo Jesús de allí, se fue
a la región de Tiro y de Sidón.
Y he aquí una mujer cananea
que había salido de aquella
región clamaba, diciéndole:
¡Señor, Hijo de David, ten
misericordia de mí! Mi hija es
gravemente atormentada por
un demonio.
Lucas 17:11-13
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Yendo Jesús a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. Y al
entrar en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres
leprosos, los cuales se pararon de lejos y alzaron la voz, diciendo:
¡Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros!
Mateo 8:5, 6
Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole,
y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico,
gravemente atormentado.
Mateo 15:21, 22
Saliendo Jesús de allí, se fue
a la región de Tiro y de Sidón.
Y he aquí una mujer cananea
que había salido de aquella
región clamaba, diciéndole:
¡Señor, Hijo de David, ten
misericordia de mí! Mi hija es
gravemente atormentada por
un demonio.
Lucas 17:11-13
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Yendo Jesús a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. Y al
entrar en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres
leprosos, los cuales se pararon de lejos y alzaron la voz, diciendo:
¡Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros!
Mateo 8:5, 6
Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole,
y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico,
gravemente atormentado.
Mateo 15:21, 22
Saliendo Jesús de allí, se fue
a la región de Tiro y de Sidón.
Y he aquí una mujer cananea
que había salido de aquella
región clamaba, diciéndole:
¡Señor, Hijo de David, ten
misericordia de mí! Mi hija es
gravemente atormentada por
un demonio.
Lucas 17:11-13
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Yendo Jesús a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. Y al
entrar en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres
leprosos, los cuales se pararon de lejos y alzaron la voz, diciendo:
¡Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros!
Mateo 8:5, 6
Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole,
y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico,
gravemente atormentado.
Mateo 15:21, 22
Saliendo Jesús de allí, se fue
a la región de Tiro y de Sidón.
Y he aquí una mujer cananea
que había salido de aquella
región clamaba, diciéndole:
¡Señor, Hijo de David, ten
misericordia de mí! Mi hija es
gravemente atormentada por
un demonio.
Lucas 17:11-13
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Yendo Jesús a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. Y al
entrar en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres
leprosos, los cuales se pararon de lejos y alzaron la voz, diciendo:
¡Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros!
Mateo 8:5, 6
Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole,
y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico,
gravemente atormentado.
Mateo 8:7, 8
Y Jesús le dijo: Yo iré y le
sanaré. Respondió el
centurión y dijo: Señor, no
soy digno de que entres bajo
mi techo; solamente dí la
palabra, y mi criado sanará
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Mateo 8:5, 6
Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole,
y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico,
gravemente atormentado.
Mateo 8:7, 8
Y Jesús le dijo: Yo iré y le
sanaré. Respondió el
centurión y dijo: Señor, no
soy digno de que entres bajo
mi techo; solamente dí la
palabra, y mi criado sanará
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Mateo 8:5, 6
Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole,
y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico,
gravemente atormentado.
Mateo 8:7, 8
Y Jesús le dijo: Yo iré y le
sanaré. Respondió el
centurión y dijo: Señor, no
soy digno de que entres bajo
mi techo; solamente dí la
palabra, y mi criado sanará
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Mateo 8:5, 6
Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole,
y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico,
gravemente atormentado.
Mateo 8:7, 8
Y Jesús le dijo: Yo iré y le
sanaré. Respondió el
centurión y dijo: Señor, no
soy digno de que entres bajo
mi techo; solamente dí la
palabra, y mi criado sanará
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Mateo 8:5, 6
Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole,
y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico,
gravemente atormentado.
Mateo 8:7, 8
Y Jesús le dijo: Yo iré y le
sanaré. Respondió el
centurión y dijo: Señor, no
soy digno de que entres bajo
mi techo; solamente dí la
palabra, y mi criado sanará
Mateo 8:9
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis
órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene;
y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.
Mateo 8:5, 6
Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole,
y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico,
gravemente atormentado.
Mateo 8:7, 8
Y Jesús le dijo: Yo iré y le
sanaré. Respondió el
centurión y dijo: Señor, no
soy digno de que entres bajo
mi techo; solamente dí la
palabra, y mi criado sanará
Mateo 8:9
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis
órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene;
y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.
Mateo 8:5, 6
Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole,
y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico,
gravemente atormentado.
Mateo 8:7, 8
Y Jesús le dijo: Yo iré y le
sanaré. Respondió el
centurión y dijo: Señor, no
soy digno de que entres bajo
mi techo; solamente dí la
palabra, y mi criado sanará
Mateo 8:9
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis
órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene;
y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.
Mateo 8:5, 6
Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole,
y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico,
gravemente atormentado.
Mateo 8:7, 8
Y Jesús le dijo: Yo iré y le
sanaré. Respondió el
centurión y dijo: Señor, no
soy digno de que entres bajo
mi techo; solamente dí la
palabra, y mi criado sanará
Mateo 8:9
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis
órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene;
y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.
Mateo 8:5, 6
Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole,
y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico,
gravemente atormentado.
Mateo 8:7, 8
Y Jesús le dijo: Yo iré y le
sanaré. Respondió el
centurión y dijo: Señor, no
soy digno de que entres bajo
mi techo; solamente dí la
palabra, y mi criado sanará
Mateo 8:9
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis
órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene;
y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.
Mateo 8:5, 6
Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole,
y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico,
gravemente atormentado.
Mateo 8:7, 8
Y Jesús le dijo: Yo iré y le
sanaré. Respondió el
centurión y dijo: Señor, no
soy digno de que entres bajo
mi techo; solamente dí la
palabra, y mi criado sanará
Mateo 8:9
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis
órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene;
y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.
Mateo 8:5, 6
Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole,
y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico,
gravemente atormentado.
Mateo 8:7, 8
Y Jesús le dijo: Yo iré y le
sanaré. Respondió el
centurión y dijo: Señor, no
soy digno de que entres bajo
mi techo; solamente dí la
palabra, y mi criado sanará
Mateo 8:9
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis
órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene;
y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.
Mateo 8:10, 11
Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto
os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que
vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Mateo 8:7, 8
Y Jesús le dijo: Yo iré y le
sanaré. Respondió el
centurión y dijo: Señor, no
soy digno de que entres bajo
mi techo; solamente dí la
palabra, y mi criado sanará
Mateo 8:9
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis
órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene;
y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.
Mateo 8:10, 11
Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto
os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que
vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Mateo 8:7, 8
Y Jesús le dijo: Yo iré y le
sanaré. Respondió el
centurión y dijo: Señor, no
soy digno de que entres bajo
mi techo; solamente dí la
palabra, y mi criado sanará
Mateo 8:9
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis
órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene;
y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.
Mateo 8:10, 11
Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto
os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que
vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Mateo 8:7, 8
Y Jesús le dijo: Yo iré y le
sanaré. Respondió el
centurión y dijo: Señor, no
soy digno de que entres bajo
mi techo; solamente dí la
palabra, y mi criado sanará
Mateo 8:9
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis
órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene;
y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.
Mateo 8:10, 11
Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto
os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que
vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Mateo 8:7, 8
Y Jesús le dijo: Yo iré y le
sanaré. Respondió el
centurión y dijo: Señor, no
soy digno de que entres bajo
mi techo; solamente dí la
palabra, y mi criado sanará
Mateo 8:9
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis
órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene;
y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.
Mateo 8:10, 11
Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto
os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que
vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Mateo 8:7, 8
Y Jesús le dijo: Yo iré y le
sanaré. Respondió el
centurión y dijo: Señor, no
soy digno de que entres bajo
mi techo; solamente dí la
palabra, y mi criado sanará
Mateo 8:9
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis
órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene;
y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.
Mateo 8:10, 11
Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto
os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que
vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Mateo 8:7, 8
Y Jesús le dijo: Yo iré y le
sanaré. Respondió el
centurión y dijo: Señor, no
soy digno de que entres bajo
mi techo; solamente dí la
palabra, y mi criado sanará
Mateo 8:9
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis
órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene;
y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.
Mateo 8:10, 11
Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto
os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que
vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Juan 10:16
También tengo otras ovejas
que no son de este redil;
aquéllas también debo traer,
y oirán mi voz; y habrá un
rebaño, y un pastor.
Mateo 8:9
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis
órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene;
y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.
Mateo 8:10, 11
Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto
os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que
vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Juan 10:16
También tengo otras ovejas
que no son de este redil;
aquéllas también debo traer,
y oirán mi voz; y habrá un
rebaño, y un pastor.
Mateo 8:9
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis
órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene;
y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.
Mateo 8:10, 11
Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto
os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que
vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Juan 10:16
También tengo otras ovejas
que no son de este redil;
aquéllas también debo traer,
y oirán mi voz; y habrá un
rebaño, y un pastor.
Mateo 8:9
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis
órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene;
y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.
Mateo 8:10, 11
Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto
os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que
vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Juan 10:16
También tengo otras ovejas
que no son de este redil;
aquéllas también debo traer,
y oirán mi voz; y habrá un
rebaño, y un pastor.
Mateo 8:9
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis
órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene;
y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.
Mateo 8:10, 11
Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto
os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que
vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Juan 10:16
También tengo otras ovejas
que no son de este redil;
aquéllas también debo traer,
y oirán mi voz; y habrá un
rebaño, y un pastor.
Mateo 8:9
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis
órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene;
y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.
Mateo 8:10, 11
Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto
os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que
vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Juan 10:16
También tengo otras ovejas
que no son de este redil;
aquéllas también debo traer,
y oirán mi voz; y habrá un
rebaño, y un pastor.
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Mateo 15:22
Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región
clamaba, diciéndole: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de
mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio.
Mateo 8:10, 11
Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto
os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que
vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Mateo 15:28
Entonces respondiendo
Jesús, dijo: Oh mujer, grande
es tu fe; hágase contigo
como quieres. Y su hija fue
sanada desde aquella hora.
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Mateo 15:22
Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región
clamaba, diciéndole: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de
mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio.
Mateo 8:10, 11
Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto
os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que
vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Mateo 15:28
Entonces respondiendo
Jesús, dijo: Oh mujer, grande
es tu fe; hágase contigo
como quieres. Y su hija fue
sanada desde aquella hora.
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Mateo 15:22
Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región
clamaba, diciéndole: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de
mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio.
Mateo 8:10, 11
Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto
os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que
vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Mateo 15:28
Entonces respondiendo
Jesús, dijo: Oh mujer, grande
es tu fe; hágase contigo
como quieres. Y su hija fue
sanada desde aquella hora.
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Mateo 15:22
Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región
clamaba, diciéndole: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de
mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio.
Mateo 8:10, 11
Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto
os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que
vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Mateo 15:28
Entonces respondiendo
Jesús, dijo: Oh mujer, grande
es tu fe; hágase contigo
como quieres. Y su hija fue
sanada desde aquella hora.
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Mateo 15:22
Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región
clamaba, diciéndole: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de
mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio.
Mateo 8:10, 11
Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto
os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que
vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Mateo 15:28
Entonces respondiendo
Jesús, dijo: Oh mujer, grande
es tu fe; hágase contigo
como quieres. Y su hija fue
sanada desde aquella hora.
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Mateo 15:22
Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región
clamaba, diciéndole: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de
mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio.
Mateo 8:10, 11
Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto
os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que
vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Mateo 15:28
Entonces respondiendo
Jesús, dijo: Oh mujer, grande
es tu fe; hágase contigo
como quieres. Y su hija fue
sanada desde aquella hora.
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Mateo 15:22
Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región
clamaba, diciéndole: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de
mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio.
Mateo 8:10, 11
Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto
os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que
vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Mateo 15:28
Entonces respondiendo
Jesús, dijo: Oh mujer, grande
es tu fe; hágase contigo
como quieres. Y su hija fue
sanada desde aquella hora.
Lucas 17:17-19
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron
limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese
y diese gloria a Dios sino este extranjero? Y le dijo: Levántate,
vete; tu fe te ha salvado.
Mateo 8:10, 11
Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto
os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que
vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Mateo 15:28
Entonces respondiendo
Jesús, dijo: Oh mujer, grande
es tu fe; hágase contigo
como quieres. Y su hija fue
sanada desde aquella hora.
Lucas 17:17-19
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron
limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese
y diese gloria a Dios sino este extranjero? Y le dijo: Levántate,
vete; tu fe te ha salvado.
Mateo 8:10, 11
Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto
os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que
vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Mateo 15:28
Entonces respondiendo
Jesús, dijo: Oh mujer, grande
es tu fe; hágase contigo
como quieres. Y su hija fue
sanada desde aquella hora.
Lucas 17:17-19
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron
limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese
y diese gloria a Dios sino este extranjero? Y le dijo: Levántate,
vete; tu fe te ha salvado.
Mateo 8:10, 11
Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto
os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que
vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Mateo 15:28
Entonces respondiendo
Jesús, dijo: Oh mujer, grande
es tu fe; hágase contigo
como quieres. Y su hija fue
sanada desde aquella hora.
Lucas 17:17-19
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron
limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese
y diese gloria a Dios sino este extranjero? Y le dijo: Levántate,
vete; tu fe te ha salvado.
Mateo 8:10, 11
Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto
os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que
vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Mateo 15:28
Entonces respondiendo
Jesús, dijo: Oh mujer, grande
es tu fe; hágase contigo
como quieres. Y su hija fue
sanada desde aquella hora.
Lucas 17:17-19
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron
limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese
y diese gloria a Dios sino este extranjero? Y le dijo: Levántate,
vete; tu fe te ha salvado.
Mateo 8:10, 11
Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto
os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que
vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con
Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Mateo 15:28
Entonces respondiendo
Jesús, dijo: Oh mujer, grande
es tu fe; hágase contigo
como quieres. Y su hija fue
sanada desde aquella hora.
Lucas 17:17-19
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron
limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese
y diese gloria a Dios sino este extranjero? Y le dijo: Levántate,
vete; tu fe te ha salvado.
Juan 12:20-22
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Había ciertos griegos entre los que habían subido a adorar en la
fiesta. Estos, pues, se acercaron a Felipe, que era de Betsaida de
Galilea, y le rogaron, diciendo: Señor, quisiéramos ver a
Jesús. Felipe fue y se lo dijo a Andrés; entonces Andrés y Felipe
se lo dijeron a Jesús.
Juan 12:20-22
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Había ciertos griegos entre los que habían subido a adorar en la
fiesta. Estos, pues, se acercaron a Felipe, que era de Betsaida de
Galilea, y le rogaron, diciendo: Señor, quisiéramos ver a
Jesús. Felipe fue y se lo dijo a Andrés; entonces Andrés y Felipe
se lo dijeron a Jesús.
Juan 12:20-22
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Había ciertos griegos entre los que habían subido a adorar en la
fiesta. Estos, pues, se acercaron a Felipe, que era de Betsaida de
Galilea, y le rogaron, diciendo: Señor, quisiéramos ver a
Jesús. Felipe fue y se lo dijo a Andrés; entonces Andrés y Felipe
se lo dijeron a Jesús.
Juan 12:23
Jesús les respondió diciendo: Ha llegado la hora para que el Hijo
del Hombre sea glorificado.
Juan 12:20-22
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Había ciertos griegos entre los que habían subido a adorar en la
fiesta. Estos, pues, se acercaron a Felipe, que era de Betsaida de
Galilea, y le rogaron, diciendo: Señor, quisiéramos ver a
Jesús. Felipe fue y se lo dijo a Andrés; entonces Andrés y Felipe
se lo dijeron a Jesús.
Juan 12:23
Jesús les respondió diciendo: Ha llegado la hora para que el Hijo
del Hombre sea glorificado.
Juan 12:24
De cierto, de cierto os digo,
que si el grano de trigo no
cae en la tierra y muere,
queda solo; pero si muere,
lleva mucho fruto.
Juan 12:20-22
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Había ciertos griegos entre los que habían subido a adorar en la
fiesta. Estos, pues, se acercaron a Felipe, que era de Betsaida de
Galilea, y le rogaron, diciendo: Señor, quisiéramos ver a
Jesús. Felipe fue y se lo dijo a Andrés; entonces Andrés y Felipe
se lo dijeron a Jesús.
Juan 12:23
Jesús les respondió diciendo: Ha llegado la hora para que el Hijo
del Hombre sea glorificado.
Juan 12:24
De cierto, de cierto os digo,
que si el grano de trigo no
cae en la tierra y muere,
queda solo; pero si muere,
lleva mucho fruto.
Juan 12:20-22
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Había ciertos griegos entre los que habían subido a adorar en la
fiesta. Estos, pues, se acercaron a Felipe, que era de Betsaida de
Galilea, y le rogaron, diciendo: Señor, quisiéramos ver a
Jesús. Felipe fue y se lo dijo a Andrés; entonces Andrés y Felipe
se lo dijeron a Jesús.
Juan 12:23
Jesús les respondió diciendo: Ha llegado la hora para que el Hijo
del Hombre sea glorificado.
Juan 12:24
De cierto, de cierto os digo,
que si el grano de trigo no
cae en la tierra y muere,
queda solo; pero si muere,
lleva mucho fruto.
Juan 12:20-22
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Había ciertos griegos entre los que habían subido a adorar en la
fiesta. Estos, pues, se acercaron a Felipe, que era de Betsaida de
Galilea, y le rogaron, diciendo: Señor, quisiéramos ver a
Jesús. Felipe fue y se lo dijo a Andrés; entonces Andrés y Felipe
se lo dijeron a Jesús.
Juan 12:23
Jesús les respondió diciendo: Ha llegado la hora para que el Hijo
del Hombre sea glorificado.
Juan 12:24
De cierto, de cierto os digo,
que si el grano de trigo no
cae en la tierra y muere,
queda solo; pero si muere,
lleva mucho fruto.
Juan 12:20-22
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Había ciertos griegos entre los que habían subido a adorar en la
fiesta. Estos, pues, se acercaron a Felipe, que era de Betsaida de
Galilea, y le rogaron, diciendo: Señor, quisiéramos ver a
Jesús. Felipe fue y se lo dijo a Andrés; entonces Andrés y Felipe
se lo dijeron a Jesús.
Juan 12:23
Jesús les respondió diciendo: Ha llegado la hora para que el Hijo
del Hombre sea glorificado.
Juan 12:24
De cierto, de cierto os digo,
que si el grano de trigo no
cae en la tierra y muere,
queda solo; pero si muere,
lleva mucho fruto.
Juan 12:20-22
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Había ciertos griegos entre los que habían subido a adorar en la
fiesta. Estos, pues, se acercaron a Felipe, que era de Betsaida de
Galilea, y le rogaron, diciendo: Señor, quisiéramos ver a
Jesús. Felipe fue y se lo dijo a Andrés; entonces Andrés y Felipe
se lo dijeron a Jesús.
Juan 12:23
Jesús les respondió diciendo: Ha llegado la hora para que el Hijo
del Hombre sea glorificado.
Juan 12:24
De cierto, de cierto os digo,
que si el grano de trigo no
cae en la tierra y muere,
queda solo; pero si muere,
lleva mucho fruto.
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Juan 12:26
Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también
estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.
Juan 12:23
Jesús les respondió diciendo: Ha llegado la hora para que el Hijo
del Hombre sea glorificado.
Juan 12:24
De cierto, de cierto os digo,
que si el grano de trigo no
cae en la tierra y muere,
queda solo; pero si muere,
lleva mucho fruto.
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Juan 12:26
Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también
estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.
Juan 12:23
Jesús les respondió diciendo: Ha llegado la hora para que el Hijo
del Hombre sea glorificado.
Juan 12:24
De cierto, de cierto os digo,
que si el grano de trigo no
cae en la tierra y muere,
queda solo; pero si muere,
lleva mucho fruto.
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Juan 12:26
Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también
estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.
Juan 12:23
Jesús les respondió diciendo: Ha llegado la hora para que el Hijo
del Hombre sea glorificado.
Juan 12:24
De cierto, de cierto os digo,
que si el grano de trigo no
cae en la tierra y muere,
queda solo; pero si muere,
lleva mucho fruto.
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Juan 12:26
Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también
estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.
Juan 12:23
Jesús les respondió diciendo: Ha llegado la hora para que el Hijo
del Hombre sea glorificado.
Juan 12:24
De cierto, de cierto os digo,
que si el grano de trigo no
cae en la tierra y muere,
queda solo; pero si muere,
lleva mucho fruto.
Recordar que hay personas que
están listas y necesitan ayuda
Resaltar a Cristo como la fuente
de la verdadera adoración
Motivar un cambio de vida
Esperar una respuesta positiva
Inducir a desear el agua viva
Despertar el interés
Llamar la atención de la persona
Salir de la zona de confort
Las misiones interculturales
Juan 12:26
Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también
estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.