• El nopal es un cacto verde
con flores rojas. Hay
muchas en México. Esta
leyenda explica el origen
de esta planta y la razón
porque está en la bandera
mexicana.
Hace muchos siglos los aztecas vivieron en
el norte de México. Cerca del año 800 d.
de J.C. los dioses les dijeron «Viajan al sur
donde hay una tierra muy rica. Cuando ven
un águila con una serpiente en su pico
encima de una planta, construyen una
ciudad nueva.» Los aztecas obedecieron a
los dioses pero el viaje fue largo y difícil y
duró por muchos siglos. Finalmente en el
año 1300 llegaron al gran valle de México.
«
• «Aquí vamos a vivir,» dijo
el sacerdote supremo, «y
vamos a esperar un señal
de nuestros dioses.» Y
construyeron su ciudad en
una isla en el centro de un
lago.
• El dios de la guerra de los aztecas,
Huitzilopochitli, demande sacrificios humanos.
Por eso, los aztecas hicieron guerra sin cesar
contra sus vecinos.
• En el norte vivió un buen hermano de
Huitzilopochtli con su esposa y hijo, Copil.
• Copil dijo, «Cuando yo soy mayor, voy a hacer
prisionero a mi tío para que él no pueda matar
a tantos.»
• Muchos años pasaron. Copil creció en un
joven valiente e inteligente. Todavía quería
vencer a su tío y proteger a los personas
pacíficas.
• Copil empezó su viaje al sur
con mil hombres valientes.
Pero su tío tuvo espías y él
supo las intenciones de su
sobrino. Huitzilopochitli les dijo
a sus sacerdotes, «Matan a
Copil y me traen su corazón
como ofrenda.»
Los sacerdotes lo
hicieron. Enterraron
el corazón de Copil
entre rocas y mala
hierba en una isla en
el centro del lago.
• La mañana siguiente, todos
vieron una bella planta verde
con magníficas flores rojas en
el mismo lugar donde enterró
Copil. Encima de esta planta
hubo un águila con una
serpiente en su pico.
• De repente,
Huitzilopochili declaró,
«La profecía de los
dioses está cumplida.
Aquí nosotros vamos a
construir una gran
ciudad. Se llama
Tenochitlán.»
• Tenochitlán creció y ahora
es la Ciudad de México y
esa bella planta verde con
flores rojas sigue
recordándonos de joven y
valiente Copil.
Descargar

UNA LEYENDA MEXICANA