EXPOSICIÓN
Evangelio según san Lucas 19, 28-40
Y dicho esto, continuó adelante camino de Jerusalén.
Al llegar cerca de Betfagé y de Betania, junto al monte de los Olivos, envió a dos discípulos
diciéndoles: «Id a la aldea de enfrente y, a la entrada, encontraréis un pollino atado sobre el
que nadie ha montado aún; desatadlo y traedlo. Si alguien os pregunta: ¿Por qué lo
desatáis?, decidle: El Señor lo necesita». Los enviados fueron y lo encontraron como les
había dicho. Mientras ellos desataban el pollino, sus dueños les dijeron: «¿Por qué desatáis
el pollino?». Ellos replicaron: «El Señor lo necesita». Y se lo llevaron a Jesús. Echaron sus
mantos sobre el pollino y montaron a Jesús.
A medida que avanzaba, ellos extendían sus
mantos en el camino a modo de alfombra.
Al acercarse a la bajada del monte de los Olivos,
todos los que iban con él, llenos de alegría,
comenzaron a alabar a Dios a grandes voces por
todos los milagros que habían visto, diciendo:
¡Bendito el que viene, el rey, en nombre del
Señor! ¡Paz en el cielo! ¡Viva Dios altísimo!.
Algunos fariseos de entre la gente le dijeron:
«Maestro, reprende a tus discípulos». Él les dijo:
«Os digo que si éstos se callaran gritarían las
piedras».
ANÁLISIS
• ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! Muchas personas
empezaban a reconocer a Jesús como “el que viene en nombre del
Señor”, como el Hijo de Dios.
• Dice el pasaje del Evangelio que todos estaban llenos de alegría. Estar
cerca del Señor es motivo de alegría, es para estar feliz.
INTERIORIZACIÓN
¿Debemos sentirnos como los que estaban al lado de
Jesús el Evangelio que hemos leído?
¿Debemos ser personas que contagiemos alegría y
esperanza a los demás?
EXPRESIÓN Y COMPROMISO
El que me sigue en la vida
sal de la tierra será,
mas si la sal se adultera,
los hombres la pisarán.
Que sea mi vida la sal.
Que sea mi vida la luz.
Sal que sala, luz que brilla.
Sal y fuego es Jesús.
Sois como la luz del mundo,
que a la ciudad alumbra,
ésta se pone en la cima
donde el monte se encumbra.
Que brille así vuestra luz
ante los hombres del mundo,
que palpen las buenas obras
de lo externo a lo profundo.
Descargar

APRENDAMOS A VIVIR DESDE LA INTERIORIDAD CON …