« La hora »
Le Miracle
Fíjate bien en la foto
siguiente:
Le Miracle
El conductor rompió la valla
de protección justo donde
se ve gente en la carretera.
Le Miracle
La furgoneta llegaba desde la
derecha, cuando rompió la valla de
seguridad; dio dos vueltas “de
campana”, y se detuvo sobre sus
cuatro ruedas, en el sentido opuesto
a la dirección de donde venía.
Le Miracle
Terrible, ¿no?
¡Míralo de nuevo!
Le Miracle
Pues ahora mira la
foto completa:
Cuando no es ‘la hora’,
¡NO ES LA HORA!
Ése es el dato.
Todos conocemos casos
parecidos, donde no hay
explicación lógica de lo
que pasa.
Cada uno le da la
explicación que está de
acuerdo con sus creencias.
Casualidad. Destino.
Voluntad de Dios. Azar.
Guión vital. Suerte.
Energía incosciente.
Milagro. Fatalidad.
Quizá, más importante
que el saber por qué
pasan las cosas, es
saborearlas a fondo: con
admiración, calma,
respeto, aceptación y
agradecimiento.
Y, más importante que
cómo nos vayan las cosas,
es saborear a las
personas: compartir,
disfrutar, sintonizar,
comprender, sonreír; en
definitiva, amar.
Y, lo mejor de todo,
es que todo eso sólo
depende
de
ti.
¡AHORA!
“¡LA HORA!”
¡AHORA!
Descargar

Diapositive 1