Refugio de pecadores
Sola a Solo
bajo la cruz
Maria, quien te
podrá separar.
Virgen sola
Madre, torre
atravesada.
Columna de Amor
Tú sujetas el cielo
de nuestra débil fe.
Sola a Solo
Madre, llena de
Dios
ruega por nosotros
que somos
pecadores.
La preciosa estatua situada en el presbiterio de nuestro templo
parroquial y que representa a Santa Maria bajo la advocación de
“Refugio de pecadores” es ante todo una “Virgen de
peregrinación, acogedora de peregrinos”.
El artista quiso darle este realce para que nosotros, peregrinos
en este mundo, podamos acogernos a su abrazo maternal.
El acogernos recibiendo nuestra cabeza entre sus manos y su
costado, el mismo que acoge a Cristo muerto por nuestros
pecados, molido por nuestras dolencias (Is 53,4) y bajado de la
cruz en la representación de
La Piedad realizada
por Miguel Angel,
nos recuerda a la
Iglesia que como
Maria es Madre nuestra.
Representada sola
pero con la experiencia
y la garantía de
la resurrección de Cristo.
Descargar

Diapositiva 1