EL CASO DE SOMALIA
El caso de Somalia, donde un elevado número de sus habitantes es
también analfabeto, a pesar del tiempo transcurrido desde que se
introdujo el alfabeto de la Europa occidental, es una espléndida
muestra de cómo la obra de un pésimo régimen político y religioso,
con independencia del método de escritura que se emplee, puede
retardar el progreso de una nación e incluso devolverla a la
prehistoria.
En Somalia no existen partidos políticos, como no los hay, aunque por distintas razones, en el Vaticano,
Kuwait, Libia, Omán, Qatar, Bahrain, Bután, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y, de momento,
aunque en proceso de constituirse, Irak (en Cuba, China, Vietnam, Laos y Corea del norte sólo se
permite un partido, el comunista). El sistema legal somalí se basa en la arcaica sharia, o ley islámica, que
se sigue practicando aquí como en Nigeria o Arabia Saudita, aunque en otros, por ejemplo Turquía, hace
mucho que fue prohibida y sustituida por reglamentos de carácter laico. Conviene recordar que la sharia
establece normas de conducta moral y civil que controlan los actos de los fieles seguidores del profeta
Mahoma, cuya vida y palabras, como reflejo de la voluntad de dios, gobiernan la actividad humana en
gran parte del mundo islámico: acciones prohibidas, acciones censurables pero no prohibidas, acciones
indiferentes, acciones recomendables, acciones deseables y acciones obligatorias. Estas categorías son
totalmente extrañas a la legislación y la idiosincrasia occidentales.
Escolares somalíes
Somalia, con apenas 8 millones de habitantes (el último censo se realizó en 1975) para un territorio de 630.000 kms2 (más grande que
España y Portugal juntas), es bastante homogénea desde un punto de vista religioso (mayoría musulmana), lingüístico (13 idiomas) y
étnico (somalíes al 85%, lo que inclina a muchos hacia la xenofobia), aunque la masa social está repartida en numerosos clanes. Según el
The Ethnologue (14th ed. 2000), poseen rango oficial a) el somalí, que se representa con el alfabeto neolatino desde su adopción en 1973,
más adaptable a la fonética somalí que otras opciones, con unos seis millones y medio de hablantes; b) el árabe clásico, aceptado por
razones religiosas, aunque hay muy pocas personas capaces de hablarlo o escribirlo; y c) el inglés, que se emplea más en el norte del
país. Debido a la larga permanencia en Somalia de la administración italiana, todavía quedan restos del idioma itálico, especialmente en
las escuelas y universidades. Durante y algunos años después de la independencia, la mayoría de los documentos legales estaban
escritos en inglés e italiano.
Pide Human Rights Watch indagar posibles crímenes de guerra
en Somalia
Las partes en conflicto en Somalia han lanzado desde mayo pasado ataques
indiscriminados contra la población civil en ese país, en una escala y severidad
tales que podrían ser considerados crímenes de guerra, denunció hoy Human Rights
Watch (HRW). El reporte HRW urgió a la comunidad internacional y a la
Organización de Naciones Unidas (ONU) en específico, a que indague las causas
por las que miles de somalíes han sido asesinados y heridos en los últimos ocho
meses y otros tantos que han huido de la capital, Mogadiscio. “El mundo ha
ignorado durante mucho tiempo el espantoso costo para los civiles de la violencia
en Mogadiscio. Una comisión internacional necesita investigar de manera urgente los
crímenes de guerra cometidos por todas las partes”, expresó Rona Peligal, directora
alterna de HRW en África. El informe difundido por HRW documenta varios casos
en que las partes en conflicto lanzan de maneralos dos hospitales que apoya en
Mogadiscio recibieron en 2010 un número históricamente alto de pacientes,
incluyendo dos mil 300 mujeres y niños, con heridas provocadas en conflicto.
indiscriminada bombas y misiles contra asentamientos civiles. El conflicto sucede
entre las fuerzas del gobierno de transición, apoyadas por la Unión Africana, contra
rebeldes del grupo islamista al-Shabaab, que es acusado además de reclutar niños
para el combate. La capital somalí ha sido el escenario de conflictos armados desde
finales de 2006.
Somalia
SITUACION DE LOS PIRATAS SOMALÍES
Piratas capturan velero con siete daneses a bordo
Piratas en el Océano Índico capturaron un velero con siete
ciudadanos daneses a bordo, incluidos tres niños.
El Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca dijo que
los asaltantes están navegando el barco hacia Somalia.
La semana pasada, el gobierno de EE.UU. anunció que piratas
somalíes mataron a cuatro rehenes estadounidenses en un
yate que habían tomado por la fuerza.
Los piratas han incrementado su teatro de operaciones a
áreas muy distantes de las costas de África Oriental para
evitar las crecientes patrullas navales en el Golfo de Adén.
Piratas somalíes secuestran barco griego con 23
tripulantes a bordo
Piratas somalíes secuestraron el lunes en el norte del mar Arábigo el buque de
carga griego MV Dover, que llevaba 23 miembros de la tripulación a bordo.
El portavoz de la Fuerza Naval de la Unión Europea en Somalia, Paddy O'Kennedy,
dijo que hasta el momento no se han determinado los detalles del ataque al barco
MV Dover, con bandera pañameña y que fue secuestrado durante la mañana del
lunes.
"La embarcación de carga MV Dover fue secuestrada a aproximadamente 260
millas náuticas (420 kilómetros) al noreste de Salalah, en el norte del mar
Arábigo", anotó O'Kennedy.
Ademas, indicó que, al momento de ser atacado, el barco viajaba del puerto de
Quasin, en Pakistán, a Saleef, en Yemen.
El MV Dover lleva a 3 rumanos, un ruso y 19 filipinos a bordo, indicó O'Kennedy, y
agregó que hasta el momento no ha habido comunicación con el barco ni
información sobre el estado en el que la tripulación se encuentra.
El MV Dover había sido registrado en el Centro de Seguridad Marítima - Cuerno de
Africa (MSCHOA, siglas en inglés) y se reportaba con las Operaciones Comerciales
Marítimas del Reino Unido (UKMTO).(Xinhua)
01/03/2011
Ofensiva contra extremistas islámicos en
Somalia deja 115 muertos
MOGADISCIO, Somalia (AP).— Una ofensiva militar del gobierno en
Somalia contra milicias extremistas vinculadas con al-Qaida ha dejado
al menos 115 muertos en cuatro días, dijeron las autoridades el
domingo.
Alí Muse, jefe del servicio de ambulancias de Mogadiscio, dijo que 49
civiles murieron y que 157 resultaron heridos desde el inicio de la
ofensiva gubernamental el miércoles.
Además, al menos 60
milicianos han muerto, junto con seis soldados de las fuerzas de
pacificación, dijo Biyereke Floribert, un portavoz de la fuerza de paz de
Burundi, que es parte de las tropas de la Unión Africana.
El débil gobierno de Somalia ha estado prometiendo una guerra total
contra las milicias desde hace años, pero la falta de coordinación entre
sus tropas ha impedido la tarea
Descargar

EL CASO DE SOMALIA